Desde el 14/12 Paraguay podrá ingresar con carne a Estados Unidos.

Desde el 14/12 Paraguay podrá ingresar con carne a Estados Unidos.

EE.UU. determinó que la carne vacuna fresca puede importarse en condiciones inocuas desde Paraguay.

Asunción, Paraguay | Todo El Campo | A partir del jueves 14 de diciembre Paraguay puede exportar carne vacuna a Estados Unidos, de acuerdo a lo resuelto por el Departamento de Agricultura, Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal de Estados Unidos (Aphis).

Todo El Campo accedió a la resolución estadounidense en la que se informa que hubo modificaciones de “los reglamentos que rigen la importación de determinados animales, carne y otros productos de origen animal permitiendo, bajo ciertas condiciones, la importación de carne vacuna fresca (refrigerada o congelada) procedente del Paraguay”.

La medida, además de ser positiva para las exportaciones son un reconocimiento de la calidad e inocuidad de las carnes paraguayas, ampliándose las posibilidades de que mercados cada vez más exigentes se abran para el país.

Paraguay es uno de los pocos países que no tiene vínculo comercial con China, dado que sí los tiene con Taiwán, y China pone como condición de cualquier acuerdo, que se rompa relaciones con la isla.

Volviendo a la autorización estadounidense, en el texto oficial Aphis argumenta que “sobre la base de las pruebas de un análisis del riesgo, hemos determinado que la carne vacuna fresca puede importarse en condiciones inocuas desde Paraguay, siempre que se cumplan determinadas condiciones”.

Ahora se “permitirá la importación de carne de bovino fresca del Paraguay a los Estados Unidos, al tiempo que seguirá protegiendo a los Estados Unidos contra la introducción de la fiebre aftosa”.

Y señala como fecha de apertura del mercado “a partir del 14 de diciembre de 2023”.

Más adelante la resolución expresa: “Históricamente, no se ha permitido el comercio de carne de res fresca (refrigerada o congelada) procedente de Paraguay porque Aphis ha considerado que Paraguay es un país que vacuna contra la fiebre aftosa. Sin embargo, en respuesta a una solicitud del Gobierno del Paraguay de que permitiéramos la importación de carne vacuna fresca (refrigerada o congelada) a Estados Unidos desde ese país, realizamos un análisis de riesgos”.

Así fue que “Aphis recopiló datos para respaldar este análisis a partir de registros del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), de información disponible públicamente y de literatura científica publicada”.

El estudio de la producción paraguaya lleva varios años. El documento recuerda que equipos sanitarios estadounidenses realizaron “visitas a Paraguay en diciembre del 2008 y julio del 2014 para verificar la información presentada por el Senacsa y recopilar datos adicionales” y en 2018 se “redactó el análisis de riesgo”, a la vez que se realizaron revisaciones periódicas sobre “el perfil de riesgo de Paraguay para determinar si las conclusiones seguían siendo válidas”.

“La última revisión de este tipo se realizó en el 2022”; la aprobación para la exportación a Estados Unidos fue el noviembre de 2023 y desde este jueves 14 de diciembre se abrió el mercado.

Imagen de portada: Contexto Ganadero.

Argelia, uno de los principales importadores de leche, busca modernizar y expandir el sector lácteo

Argelia, uno de los principales importadores de leche, busca modernizar y expandir el sector lácteo

Un informe de USDA-FAS subraya la importancia de Uruguay en las exportaciones a ese país africano.

Montevideo | Todo El Campo | Argelia continúa con el objetivo de modernizar y expandir el sector lácteo. “Sigue siendo una prioridad del Gobierno”, señala el último reporte USDA FAST de octubre. Asimismo, “Argelia sigue siendo uno de los principales consumidores de leche del norte de África y gran importador mundial de productos lácteos en polvo. Las importaciones de leche en polvo de aumentaron en el año 2022 y se prevé que mantengan la tendencia ascendente”.

Cabe precisar que en los últimos 12 meses Argelia ocupa el segundo lugar como destino de las exportaciones de Uruguay, con el 16% de los envíos, por detrás de Brasil (47%) y por encima de Rusia y México.

El reporte USDA-FAS analiza la leche fluida, la leche en polvo descremada y entera, la manteca y el queso. El siguiente es un extractado del informe traducido por el OCLA en base a GAIN Report USDA-FAS.

LECHE FLUIDA.

La estrategia general de Argelia de desarrollar y mejorar la producción nacional y reducir las importaciones en varios sectores, incluido el lácteo, sigue siendo prioritaria. Sin embargo, a pesar del éxito de algunos programas de desarrollo, todavía depende de las importaciones.

En 2022, se estimó la producción local de leche fluida en 2.500 millones de litros al año, equivalente a 2,5 millones de toneladas métricas (MTM), mientras que las necesidades del mercado interno de leche se estimaron en 4,5 MTM.

La leche de vaca representa el 70% de la producción nacional, el resto proviene de ovejas y cabras. La producción lechera de camellos es marginal. Pero el gobierno está fomentando la cría de camellos y cabras en las zonas del Sahara. Argelia no produce leche en polvo.

En los últimos veinte años, el Gobierno ha incentivado para aumentar la producción nacional de leche. Hay varios programas disponibles para ampliar el tamaño y la productividad del rodeo, incluido el aumento del acceso a la inseminación artificial, la transferencia de embriones y la importación de vaquillonas. También se apoya la producción de forraje y el riego.

A pesar de los programas, aún persisten limitaciones en la gestión de la crianza, la alimentación y la nutrición de los animales. Además, se necesita una genética mejorada.

También hay interés de inversores extranjeros en la producción láctea argelina. En 2022, dos grandes productores de lácteos del golfo, Baladna de Qatar y Almarai de Arabia Saudita, anunciaron que estaban considerando lanzar operaciones lácteas en Argelia.

Respecto al consumo, los productos lácteos se consideran productos básicos y siempre ocupan el segundo lugar detrás de los cereales en la lista de productos importados de Argelia. El Gobierno estima que las necesidades de consumo interno de lácteos son de 4,5 millones de toneladas anuales, de las cuales el 55% proviene de la producción nacional. La falta se cubre con leche en polvo importada.

Históricamente, la leche reconstituida ha sido la leche más consumida, elaborada con mezclas de leche en polvo descremada (LPD) importada y grasa láctea anhidra. La leche se vende en el mercado local como dos productos principales; leche pasteurizada reconstituida en bolsas pequeñas de un litro con una vida útil de 24 horas a un precio fijo del Gobierno de 0,185 dólares; y UHT en cajas tetra pack con precio de mercado. También se importa leche en polvo entera (LPE) en pequeñas cajas de 500 gramos para su venta directa a los consumidores a precio de mercado.

La industria está compuesta por procesadores públicos y privados. Giplait, la empresa estatal, es líder.

Dado que el sector lácteo está saturado y no hay nuevos acuerdos ni ampliaciones, y están restringidas las importaciones, las previsiones para 2023 y 2024 del consumo de LPD y LPE se mantendrá estable en los niveles de 2022, en 170.000 TM y 260.000 TM respectivamente.

COMERCIO. Las importaciones en 2023 y 2024 seguirán elevadas. Las estimaciones indican que las importaciones totales de leche en polvo de Argelia aumentarán a 440.000 toneladas, un 5% más que 2022. En el año 2024, se pronostica que las importaciones seguirán siendo elevadas.

Los productos lácteos siguen ocupando el segundo lugar entre las importaciones de alimentos de Argelia, detrás de los cereales.

A mediados de octubre, se anunció que este año se prevé que el Producto Interno Bruto (PBI) de Argelia crezca un 5,3%. También se señaló que a pesar de la caída de los precios mundiales del petróleo (una fuente importante de ingresos para ese país), las reservas de divisas del país siguieron aumentando.

LECHE EN POLVO DESCREMADA.

ONIL, el importador estatal de leche de Argelia, es un comprador clave de la LPD. En 2022, las importaciones aumentaron casi un 23% interanual. En los primeros ocho meses de 2023, las importaciones se han incrementado un 24% hasta el momento. Esta tendencia llevará a que las importaciones totales de LPD en 2023 sean las mayores de los últimos cinco años. Se cree se debe a los precios globales más bajos; al menos una parte del aumento de las compras se destinará a aumentar las existencias.

Argentina y Uruguay, del bloque comercial Mercosur del hemisferio sur, lograron avances significativos en las exportaciones de LPD a Argelia en 2022. En 2022, las importaciones de Nueva Zelanda también aumentaron, mientras que la UE siguió siendo líder (seguido de Turquía) y los Estados Unidos vieron sus exportaciones disminuir sustancialmente (de tercer a octavo puesto).

LECHE EN POLVO ENTERA.

En general, las importaciones de LPE de Argelia representan alrededor del 60% de las importaciones totales de leche en polvo.

En 2022, las importaciones aumentaron casi un 13% interanual. En los primeros ocho meses de 2023, han aumentado un 5,6% hasta el momento.

En el año 2022, detrás de Nueva Zelanda (45,5% de participación) el bloque Mercosur (Argentina, Uruguay y Brasil) representó el 50,58% de las importaciones de LPE a Argelia.

MANTECA Y QUESO.

Las importaciones de Argelia tanto de manteca como de queso han seguido una tendencia a la baja en los últimos cinco años debido principalmente a las medidas implementadas para controlar las importaciones, así como a los precios internacionales que están en tendencia alcista.

Nueva Zelanda siguió siendo líder en exportaciones de manteca (56,2%) en el año 2022, a pesar de ver caer sus exportaciones totales en un 40%.

Argentina obtuvo el 27,44% de la participación de la manteca y se convirtió en el segundo exportador. Sin embargo, en 2023, los envíos de ese país cayeron, en respuesta tanto a la disponibilidad de oferta como a los precios más altos.

La UE mantuvo el tercer puesto con (9%).

Durante el año 2022, casi el 95% de las importaciones de queso de Argelia provinieron de la UE, y Nueva Zelanda suministró poco más del 3,5%. Sin embargo, las importaciones de ambos productos disminuyeron en 2022 y 2023, por la presión de los aranceles y los precios más altos en la UE.

STOCK.

El Gobierno de Argelia se centra en mantener existencias de leche en polvo para garantizar la disponibilidad y evitar interrupciones o escasez en la cadena de suministro, durante situaciones críticas como los altos precios mundiales o perturbaciones comerciales debido a acontecimientos imprevistos como la pandemia de Covid-19 que ocurrió en 2020-2022. Se cree que el comprador gubernamental ONIL acumulará algunas existencias en un entorno de precios globales más bajos.

Comenzó noviembre, mes clave para el acercamiento comercial entre Estados Unidos y China.

Comenzó noviembre, mes clave para el acercamiento comercial entre Estados Unidos y China.

Luego de la guerra comercial de Trump ambos países ensayan un acercamiento. Además, la semana próxima, USDA participará en la Exposición Internacional de Importaciones de China y el mandatario chino se reunirá con el estadounidense en San Francisco.

Beijín, China | Todo El Campo | El jueves 2 de noviembre, decenas de representantes de la industria agrícola estadounidenses viajaron a la capital china para reunirse con sus pares chinos.

El viaje se da en medio de los crecientes esfuerzos que está haciendo Estados Unidos para impulsar el comercio agrícola, a pesar de las tensiones entre ambos países, informó la agencia Reuters.

Son 11 los grupos estadounidenses que viajaron. La crónica destaca que entre ellos está el Consejo de Exportación de Soja de Estados Unidos, el Consejo de Granos de Estados Unidos y U.S. Wheat Associates.

El viaje se concretó luego de que vendedores de Estados Unidos y compradores chinos firmaran acuerdos de granos no vinculantes en Iowa. Es la primera firma de esa naturaleza desde 2017. El encuentro se da, además, como instancia previa a la cumbre entre los mandatarios Xi Jinping de China, y Joe Biden, de Estados Unidos, tendrán este mes en San Francisco.

En China, los funcionarios del Consejo de Granos de Estados Unidos visitaron el Ministerio de Comercio de China y allí plantearon las medidas antidumping y antisubsidios de China contra las importaciones estadounidenses de granos secos de destilería (DDGS), un subproducto rico en proteínas de la producción de etanol que se alimenta a los animales.

BRASIL Y CHINA.

Las semillas oleaginosas y los granos son las principales exportaciones de Estados Unidos a China, que en 2022 fueron por US$ 25.400 millones, muy por delante de otros bienes como los semiconductores, sin embargo, Brasil se ha estado comiendo la participación de Estados Unidos en el mercado chino después las abundantes cosechas de soja y maíz.

Es que luego de la guerra comercial de Donald Trump, China ha buscado la diversificación.

Las importaciones de soja brasileña aumentaron un 18% en los primeros nueve meses de 2023 en comparación con el mismo período del año pasado, en comparación con un aumento del 8% en las llegadas a Estados Unidos. Casi 4 millones de toneladas de maíz brasileño han llegado a China, y hay más en camino.

USDA EN FERIA CHINA.

Reuters finaliza anunciando que una delegación estadounidense, la más grande desde 2016, viajará a Shanghái para participar de la Exposición Internacional de Importaciones de China, un evento anual que se realizará la próxima semana (5 al 10 de noviembre). Allí USDA tendrá un pabellón por primera vez desde que comenzó el evento en 2018.

En base a reporte de Dominique Patton – Reuters | Foto de Político.

Joe Biden acelera con US$ 3.100 millones la agricultura “climáticamente inteligente”.

Joe Biden acelera con US$ 3.100 millones la agricultura “climáticamente inteligente”.

Estiman que los 141 proyectos financiados eliminarán o secuestrarán el equivalente a 60 millones de toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono.

Montevideo | Todo El Campo | El gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprieta el acelerador a su ruta verde y aprobó US$ 3.100 millones para impulsar la agricultura “climáticamente inteligente”. Estos recursos se están asignando a un programa incipiente del Departamento de Agricultura de EE UU (USDA) que espera dar frutos a mediano plazo.

El objetivo del plan, denominado Asociaciones para Productos Básicos Climáticamente Inteligentes, busca mantener el gigante agrícola estadounidense a toda marcha mientras se reduce la inmensa huella de gases de efecto invernadero del sector.

Los voluminosos recursos se están asignando gradualmente a cientos de entidades agrícolas, corporaciones, universidades y organizaciones sin fines de lucro para proyectos que encajen con ese propósito. Estas entidades transferirán la mayor parte del dinero a decenas de miles de agricultores, ganaderos y propietarios de bosques. Incluidos los productores que administran miles de hectáreas y agricultores desatendidos y desfavorecidos que a menudo tienen operaciones mucho más pequeñas. Ya se han firmado los primeros acuerdos. El dinero está empezando a fluir.

El Departamento de Agricultura estima que los 141 proyectos agrícolas financiados colectivamente durante los 5 años de vida del proyecto, eliminarán o secuestrarán el equivalente a 60 millones de toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono. A la par con la eliminación de más de 2,4 millones de automóviles a gasolina de la carretera en el mismo período.

Esperan lograrlo pagando a los productores para que adopten prácticas que reduzcan las emisiones o capturen el dióxido de carbono del aire, recoge Yale Environment 360, una publicación de la Escuela de Medio Ambiente de Yale. Estas prácticas incluyen reducir o eliminar la labranza del suelo, plantar cultivos de cobertura que crecen fuera de temporada y no se cosechan. Así como mejorar la forma en que los agricultores usan fertilizantes y estiércol, y plantar árboles.

BIDEN APUESTA POR LA AGRICULTURA “CLIMÁTICAMENTE INTELIGENTE”.

La agencia de Biden para la agricultura tiene como objetivo catalizar nuevos mercados premium para productos como el maíz, la soja y la carne de res climáticamente inteligentes. Por tanto, se espera impulse a los agricultores a continuar con estas prácticas en el futuro.

“La gente quiere saber que cuando gastan su dólar en la tienda de comestibles no dañan el medio ambiente. Quieren ayudar”, señaló el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, en diciembre al anunciar los proyectos que recibieron financiamiento. El mercado emergente de productos amigables con el clima, agregó, representa “una oportunidad de transformación para la agricultura estadounidense”.

La idea tiene seguidores entusiastas. El mercado que prevé Vilsack “es potencialmente masivo. Mucho más grande de lo que podría ser cualquier programa federal”, comentó Ben Thomas, director principal de políticas para la agricultura en el Environmental Defense Fund. “Y durará mientras existan las condiciones que crean el mercado”.

Pero el esfuerzo de alto perfil también ha sido criticado. Algunos investigadores temen que la agencia carezca de un plan viable para medir y verificar los impactos de las prácticas que pagarán los dólares federales. Otros sostienen que la ciencia aún tiene que demostrar que las prácticas climáticamente inteligentes para la agricultura realmente reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Todavía no tenemos esa comprensión para la mayoría de las prácticas de gestión climáticamente inteligente en la agricultura”, afirmó Kim Novick, científica ambiental de la Universidad de Indiana.

Los críticos más duros del programa lo asaltan como un obsequio a las corporaciones ricas que harán poco para frenar el cambio climático, e incluso podrían exacerbarlo. “Este programa es solo cerdo para los grandes contaminadores”, confió Sylvia Secchi, economista de la Universidad de Iowa. “Es un esquema de lavado verde. No va a permitir que se haga nada”.

INTELIGENCIA CLIMÁTICA ¿QUÉ ES?

Durante décadas, los esfuerzos para reducir las emisiones de combustibles fósiles se han centrado en las centrales eléctricas, las fábricas y los automóviles, no en las tierras de cultivo. “La agricultura simplemente no ha estado en la mesa de manera significativa”, aseguró Ben Thomas.

Pero debería serlo. A pesar de todo el éxito de la agricultura industrial en la alimentación de personas y ganado, y la producción de biocombustibles, el sector también es un gran contaminador. Representa alrededor del 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero de EE.UU. y aproximadamente una cuarta parte de las emisiones a nivel mundial.

Los principales gases de efecto invernadero emitidos por la agricultura de EE.UU. son el óxido nitroso, que proviene principalmente de los microbios del suelo que digieren el fertilizante nitrogenado. Y el metano, eructados por los aproximadamente 92 millones de vacas del país. Ambos calientan la atmósfera mucho más, por molécula, que el dióxido de carbono.

Las tierras agrícolas en sí también fueron una vez una fuente importante de dióxido de carbono atmosférico cuando los agricultores talaron bosques ricos en carbono y araron los suelos de las praderas. Liberando carbono de los árboles y el suelo. Ahora, la agricultura climáticamente inteligente que impulsa Biden tiene como objetivo recuperar parte de ese carbono.

A diferencia de la agricultura orgánica, la agricultura climáticamente inteligente no tiene una lista de prácticas permitidas o prohibidas. “No existe una definición única de inteligencia climática”, refirió Omanjana Goswami, científica interdisciplinaria de la Unión de Científicos Preocupados. En cambio, comprende una mezcla de prácticas que, según muestran los estudios, pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de las granjas. O aumentar la cantidad de carbono almacenado en sus suelos.

AYUDA A LOS AGRICULTORES MARGINADOS.

Los proyectos financiados por el Gobierno de Biden a la agricultura están recibiendo hasta US$ 95 millones durante cinco años para ayudar a los granjeros a adoptar estas prácticas verdes. Y a la vez, crear programas de monitoreo y mercadeo que, se espera, mantendrán a los agricultores en el camino climáticamente inteligente una vez que finalice el programa.

Esa estrategia de cero zanahorias y antiadherentes es intencional y necesaria para reducir el impacto climático de la agricultura, advierte Robert Bonnie. Subsecretario de producción agrícola y conservación del USDA y uno de los principales arquitectos y campeones del programa.

“Un enfoque voluntario y colaborativo es el único enfoque que funciona aquí”, añade Bonnie. “La regulación no es muy buena para pedirle a la gente que adopte nuevas prácticas”.

El departamento asienta que el programa brindará beneficios a los agricultores desatendidos y desfavorecidos. Un grupo que incluye agricultores de color, mujeres, veteranos y agricultores pequeños. También a principiantes que, en el pasado, han tenido problemas para acceder a los flujos de financiación del USDA. Y, a veces, han sido excluidos intencionalmente. Muchos de los proyectos cuyos acuerdos firmados se han hecho públicos, por ejemplo, destinarán al menos el 20% de los fondos a agricultores desatendidos.

Los defensores del programa también señalan que los beneficios esperados van más allá de aumentar la captura de carbono y reducir los gases de efecto invernadero de los campos agrícolas. Al alentar a los agricultores a reducir la labranza, plantar cultivos de cobertura y tomar otras medidas, “estamos mejorando la calidad del agua. Estamos reduciendo la erosión”, manifiesta Adam Kiel, vicepresidente ejecutivo de AgOutcomes, que administra una asociación climáticamente inteligente dirigida por la Iowa Soybean Association.

PROBLEMAS METODOLÓGICOS.

Pero a medida que se pone en marcha el programa de productos básicos climáticamente inteligentes, muchos expertos insisten que sus prácticas más promocionadas a menudo se quedan cortas.

Por ejemplo, algunos estudios de cultivos de cobertura han encontrado que la práctica no secuestró cantidades significativas de carbono en los suelos. Mientras que otros estudios que encontraron ganancias también tenían lagunas o problemas metodológicos que disminuían la confianza en los resultados. Y un análisis publicado en mayo en Nature Sustainability encontró que las pérdidas de rendimiento resultantes de los cultivos de cobertura en EE.UU. podrían borrar hasta el 70% de sus beneficios climáticos. Si los agricultores talan árboles en otros lugares o aran pastizales para compensar esas pérdidas.

“No diría que deberíamos pausar todo, porque hay algunos beneficios reales para cubrir los cultivos”, argumenta David Lobell, investigador de seguridad alimentaria en la Universidad de Stanford y coautor del artículo de Nature Sustainability. “Pero creo que deberíamos estar mucho más atentos a mantener la productividad” a medida que más agricultores comienzan a usar cultivos de cobertura.

Artículo de Mariela León, Cambio 16. Los artículos de Mariela León se pueden seguir en Mariela León (cambio16.com)

Sequía podría desplomar la producción de soja en Argentina.

Sequía podría desplomar la producción de soja en Argentina.

En el año 2022-2023 la soja argentina podría caerá al nivel más bajo en 15 años debido a la prolongada sequía.

Montevideo | Todo El Campo | En setiembre del año pasado, un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que en Argentina la producción de soja en la campaña comercial 2022-2023, podría tener un salto positivo en volumen del 15%, logrando volúmenes de 48 millones de toneladas. Era la primera estimación de esta zafra, y se sustentaba en un área sembrada mayor, y una perspectiva climática mejor que la registrada hasta ese momento.

Pero un reciente informe de la Red Global de Información Agrícola del Servicio Agrícola Exterior del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) señaló que la producción de soja en Argentina, en el año comercial 2022-2023, caerá al nivel más bajo en 15 años debido a la prolongada sequía.

El USDA redujo su pronóstico de producción de soja a 36 millones de toneladas, 9,5 millones de toneladas menos que su estimación anterior. Si se concreta ese pronóstico estaríamos en la producción de soja más baja en Argentina desde 2008-2009, cuando se cosecharon 32 millones de toneladas, publicó World Grain.

El USDA señaló que las lluvias recientes comprarán tiempo para la soja de segunda, pero se necesita un clima mejor que el promedio hasta febrero para una recuperación sustancial.

“Todavía existe una amplia gama de posibilidades para la cosecha de soja 2022-2023”, dijo la agencia.

“Con condiciones de crecimiento perfectas para el resto de la temporada, todavía es lo suficientemente temprano como para que la segunda cosecha de soja plantada tardía pueda compensar las pérdidas de la soja de primera para producir un total que supere la desastrosa sequía durante el año de cosecha 2017-2018 (que produjo 37 millones de toneladas)”.

“Sin embargo, el retorno de las altas temperaturas y las condiciones secas podría reducir la producción por debajo de nuestra estimación actual”.

FUERTE SEQUÍA EN ARGENTINA.

Algunas de las tierras de cultivo más productivas del país se han visto afectadas por la sequía, según el informe, particularmente el centro-sur de Santa Fe, el norte de Buenos Aires y gran parte de la provincia de Entre Ríos.

En una reciente gira por los cultivos, el USDA observó “niveles sin precedentes de abandono en esta región normalmente verde”.

Argentina es uno de los mayores productores de soja del mundo.

Pin It on Pinterest