Carnes uruguayas en la Expo de Hainan, en China.

Carnes uruguayas en la Expo de Hainan, en China.

La televisión china tituló: “¡Destacada presencia de la carne bovina uruguaya en la Expo de Hainan!”

Montevideo | Todo El Campo | Se está llevando a cabo en China la Expo de Hainan, donde Uruguay participa con un stand ofreciendo degustación de carnes al paso.

La feria se realiza hasta el jueves 18 de abril.

La televisión local china, CGTN, realizó un reporte sobre la presencia uruguaya, que tituló: “¡Destacada presencia de la carne bovina uruguaya en la Expo de Hainan!”

“En el mercado chino hay carne vacuna de todas las categorías y países del mundo, y los consumidores chinos tienen un gusto variado y refinado. Sin embargo, la carne uruguaya por su alta calidad, natural y verde, ya ha conquistado ampliamente el mercado nacional. ¿Prefieres comprar carne uruguaya? ¡Creo que merece la pena probar esta vez!”, afirma la crónica de CGTN.

¿QUÉ ES EXPO DE HAINAN?

La Exposición Internacional de Productos de Consumo de China (conocida como Expo de Hainan), tiene lugar en Haikou, capital de la provincia de Hainan. Esta es la provincia más pequeña de China, formada por varias islas del mar de China. Posee más de 11 millones de habitantes.

Se lleva a cabo en abril de cada año, es una de las exposiciones más destacadas y dinámicas del sector de productos de consumo en China. Exhibe categorías de lujo, cosméticos, belleza y alimentos y bebidas de alta gama.

Informe Rosgan. Aún con buenos valores en dólares, los precios internos siguen contenidos por falta de competitividad.

Informe Rosgan. Aún con buenos valores en dólares, los precios internos siguen contenidos por falta de competitividad.

En Argentina se “ha generado en el último período una fuerte inflación en dólares que genero una suba de costos muy adversa para la producción”.

Rosario, Argentina | Rosgan | Todo El Campo | Los precios de la hacienda, medidos en dólares, se encuentran en niveles históricamente altos. Sin embargo, internamente, los valores comienzan a quedar retrasados respecto de una inflación en pesos que, aunque contenida, sigue siendo elevada.

Si analizamos una serie de precios de los últimos 20 años, tomando como referencia el Índice General de precios de la hacienda que elabora el MAG (antiguamente Mercado de Liniers) vemos que los valores de referencia para la hacienda con destino faena -expresado en dólares oficiales- se ubican holgadamente por arriba del promedio de la serie.

Si bien en dólares los valores también vienen cayendo respecto de los máximos alcanzados en diciembre del año pasado, actualmente la referencia se ubica en torno a US$ 1,70 como promedio ponderado de las distintas categorías, lo que equivale a más de un 30% por sobre el promedio de los últimos 20 años.

Analizado desde los fundamentos del mercado ganadero propiamente dicho, esta ‘foto’ se condice claramente con un escenario de escasez estructural de hacienda que viene arrastrando el mercado desde aquel proceso de liquidación histórico que se dio entre los años 2008 y 2010, donde se perdieron casi 10 millones de cabezas del stock nacional, de las cuales apenas se ha logrado recuperar la mitad.

Sin embargo, también se mezclan aspectos de política económica, puesto que, históricamente los sucesivos gobiernos en Argentina han utilizado el tipo de cambio como una especie de ancla inflacionaria, a través de la cual han intentado controlar con mayor o menor grado de éxito el traslado de los movimientos del dólar a precios.

Es así como las diferentes políticas cambiarias implementadas hasta el momento fueron derivando en excesivos controles y restricciones para operar libremente con esta moneda que llevaron a un fuerte retraso cambiario sumamente perjudicial para cualquier industria exportadora, entre ellas, para la industria frigorífica.

Este desacople entre el tipo de cambio oficial controlado y el tipo de cambio libre que es en definitiva el que ha estado tomando la economía real para ajustar precios, ha generado en el último período una fuerte inflación en dólares que genero una suba de costos muy adversa para la producción.

En 2020 el tipo de cambio oficial prácticamente se movió a la par la inflación, cerrando con tasas por debajo del 40% anual.  En 2021, ya se empezó a observar un retraso importante; la inflación de ese año resultó en 51% interanual mientras que la moneda se devaluó en un 23%, es decir que se registró una inflación en dólares del 27%. En 2022, este comportamiento se repitió cerrando el período con una inflación en pesos del 95% y una devaluación del 70%.

El año pasado, en 2023, la corrección oficializada por el Gobierno entrante en diciembre, logró revertir esta tendencia cerrando el año con una devaluación del tipo de cambio del 271% anual frente a una inflación en pesos trepando a niveles récord de 212% anual.

Sin embargo, en lo que va del año, esta política de devaluación programada que se sigue sosteniendo vuelve a generar un importante retraso en relación a una inflación que, aun con signos de incipiente moderación, sigue siendo muy elevada. La estimación de inflación para el primer trimestre ronda los 50 puntos porcentuales contra un tipo de cambio oficial que de diciembre a la fecha solo ha avanzado en 4,5%. Incluso, tomando el llamado ‘dólar exportador’ el cual pondera en un 20% la cotización libre (CCL), su performance solo se ve mejorada hasta un 6%.

Este desacople hace que la industria exportadora siga perdiendo competitividad frente al resto de los mercados, limitando su capacidad de compra en el mercado local, lo que en definitiva termina redundando en menores precios recibidos por el productor, en un contexto en el que el resto de los insumos productivos continúa corriendo a la par de la inflación.

Análisis Rosgan. En Argentina, con más terneros de lo esperado y un clima favorable, la salida de los campos se perfila más lenta.

Análisis Rosgan. En Argentina, con más terneros de lo esperado y un clima favorable, la salida de los campos se perfila más lenta.

Entre enero y marzo, la cantidad de terneros y terneras que salieron de los campos con destino cría o invernada, ha tenido un ritmo creciente y una salida total cercana a los 2,3 millones.

Rosario, Argentina | Todo El Campo | En un contexto muy diferente al del año pasado, en especial desde el punto de vista climático, se ha dado inicio a la zafra de terneros. Una zafra que se espera algo más lenta y con menor oferta total, aunque mayor a la esperada inicialmente, conforme a los datos revelados en el último cálculo de stock ganadero.

De acuerdo a los datos aportados por el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria de Argentina) a través de los DTe (documento de tránsito electrónico), sabemos que la cantidad de terneros y terneras que salieron de los campos con destino cría o invernada en enero ascendieron a 509.357, en febrero 795.159 y en marzo 980.174 animales. Esto marca un ritmo creciente y una salida total cercana a los 2,3 millones de terneros y terneras en los primeros tres meses del año.

En relación al año pasado, los datos muestran una oferta más reducida en número de animales, pero a su vez más lenta. La cantidad de animales traslados en los primeros tres meses de 2023 fue de casi 2,8 millones terneros, esto es un 18% superior en números absolutos mientras que, en relación a la disponibilidad inicial, la salida de este primer trimestre representa un 15,6% de los 14.684.791 terneros/as en stock al 31 de diciembre de 2023 contra un 18,4% a igual fecha del año pasado, lo que denota claramente una salida más lenta.

Sucede que la oferta forrajera este año es muy buena, no solo comparado con el año pasado donde naturalmente la situación resulta diametralmente opuesta, sino que también lo es en términos históricos.

De acuerdo a los mapas del monitor forrajero que elabora la Sagpya (Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca), la medición del Índice Verde Normalizado (INV) resulta para gran parte del territorio nacional entre un 20% y un 40% superior al promedio que arroja el período 2001-2023 para esta misma fecha.

Esto sin duda mejora las perspectivas para la recría en un escenario donde, además, el precio del ternero no ofrece un valor tan atractivo como el que se proyectaba para esta época del año, dada la fuerte restricción de oferta que se esperaba tras el impacto de la seca.

Luego de la importante suba que marcó el precio del ternero a fin de año -previo a la devaluación- los valores corrientes no lograron acompañar el ritmo inflacionario de los primeros meses de 2024, llegando a marcar actualmente un retraso del 10% contra los valores de marzo de año pasado -medidos a moneda de hoy- y posicionándose como el marzo más bajo de los últimos 10 años. En efecto, comparado contra el valor promedio de dicha serie ($ 2.433), los $ 1.980 que acaba de marcar el Ternero Rosgan para marzo resultan casi un 20% inferiores a la mencionada referencia.

Si bien esto determina tempranamente una relación compra-venta favorable para el engorde, (actualmente en torno a 1,08 ternero/novillito) y con perspectivas a la baja de acuerdo a su estacionalidad habitual que tiende a marcar un piso para esa relación llegando a junio, la disponibilidad de una mejor oferta forrajera en los campos sumado al bajo precio del ternero, incentiva a muchos criadores a extender las recrías pastoriles a fin de incorporar mayores kilos previo a su venta.

A su vez, el maíz está barato en términos históricos por lo que, si bien en principio esto debería favorecer al engorde a corral, también está generando una suerte de competencia con el recriador o invernador que, en este contexto, se permite suplementar con algo de grano terminando de agregar esos kilos adicionales dentro del mismo sistema.

Los últimos datos que acaba de publicar el Senasa muestran que al 1° de abril, los feedlots registran en sus corrales un total de 1,712 millones de cabezas, cifra que si bien marca unos 100.000 animales más en stock respecto de lo reportado hace un mes, no responde precisamente a un mayor ingreso de animales durante el último mes. De acuerdo a esta misma estadística publicada por el Senasa, durante marzo ingresaron a los feedlots unos 431.500 animales prácticamente sin cambios respeto de la cantidad de animales ingresados el mes previo (427.600) e incluso un 4% menos si lo ajustamos por días hábiles.

En lo que respecta a terneros, mientas que la salida total de los campos de cría registró en marzo un crecimiento del 23% mensual alcanzando los 980.000 teneros/as trasladados con destino cría e invernada, el ingreso a los feedlots solo se vio incrementado en un 9%, alcanzando un total de 215.000 cabezas contra 198.000 en febrero y 326.000 en marzo de 2023.

Argentina. Empresa entrerriana logra la primera Declaración Ambiental en la producción ganadera.

Argentina. Empresa entrerriana logra la primera Declaración Ambiental en la producción ganadera.

El Ing. Agr. Paolo Fontana es el director del establecimiento San Esteban, empresa que trabaja exclusivamente con Angus debido a la rusticidad y adaptabilidad al entorno que posee.

Entre Ríos, Argentina | Todo El Campo | Una empresa ganadera familiar del departamento Federal, provincia de Entre Ríos, demostró la viabilidad de combinar la innovación eficiente con la sostenibilidad ambiental reduciendo sus emisiones de gases de efecto invernadero.

La empresa obtuvo la Declaración Ambiental por cada kilogramo de animal en peso vivo, tras analizarse exhaustivamente las emisiones y capturas de carbono en su producción silvopastoril, informó el canal de noticias Todo Noticias (TN).

El Ing. Agr. Paolo Fontana -de origen italo-argentino- es el director del establecimiento San Esteban, empresa que trabaja exclusivamente con Angus debido a la rusticidad y adaptabilidad al entorno que posee.

Con una carga animal aumentada y una producción más eficiente, lograron mejorar tanto la calidad de la carne como sus márgenes brutos a pesar de ser un terreno con sus propios problemas: suelos arcillosos y drenaje deficiente.

Ahora San Esteban se destaca por su enfoque en el carbono negativo y el manejo sostenible del monte.

Preocupado por garantizar la transparencia y la calidad de su producción, Fontana implementó rigurosos sistemas de trazabilidad, como el uso de caravanas y balanzas electrónicas, así como el empleo de chips para recopilar información detallada desde el nacimiento hasta la faena de los animales. Esta dedicación a la trazabilidad se complementó con un firme compromiso con la calidad, lo que llevó a iniciar el proceso de certificación ambiental para analizar el impacto de carbono de su campo.

El resultado: la obtención de la Declaración Ambiental de Producto (EPD) por cada kilogramo de animal en peso vivo. Este logro, resultado de un estudio realizado por un equipo multidisciplinario del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Universidad de Río Cuarto, marca un avance significativo en la medición y comprensión del impacto ambiental en la producción ganadera. El análisis se llevó a cabo utilizando el método de Análisis de Ciclo de Vida, de acuerdo con la norma ISO 14025 de Ecoetiquetado, publicó TN.

Los resultados del estudio revelaron un impacto ambiental sorprendente: logró un balance de carbono negativo, con -1,77 kg CO2eq por cada kilogramo de peso vivo en la tranquera del campo. Para Fontana, este logro refuerza su convicción de que el monte es una valiosa oportunidad cuando se maneja de manera inteligente, con prácticas de limpieza, siembra y rotación de animales.

Por otra parte, considerando los cambios y las exigencias de la Unión Europea al momento de importar, en una serie de modificaciones que se implementarán en 2025, Fontana reconoció el valor estratégico de la certificación como empresa carbono neutral. Consideró que esta distinción no solo proporciona una ventaja competitiva en el mercado internacional, sino que también abre nuevas oportunidades de negocio.

Pero la creciente demanda de productos con certificación ambiental no se limita únicamente a Europa, sino que también se observa en otros mercados importantes como Estados Unidos, Alemania, Suiza y China. Fontana reconoció este cambio en los hábitos de consumo y está comprometido en expandir su negocio para satisfacer esta demanda creciente. En la foto el Ing. Paolo Fontana en San Esteban. Foto Expoagro.

Esteban Montes analiza la exportación pie y su vigencia en el negocio ganadero.

Esteban Montes analiza la exportación pie y su vigencia en el negocio ganadero.

Con la exportación en pie se complementa la salida de animales para faena llevando el porcentaje de extracción (las cabezas salidas del sistema sobre el stock inicial) a valores interesantes.

Montevideo | Todo El Campo | El Ing. Agr. Esteban Montes del Plan Agropecuario analizó y comentó la exportación de ganado en pie, una herramienta comercial vigente que da estabilidad a la ganadería.

En su análisis semanal en el programa Diario Rural (CX4 Rural), el técnico del Plan Agropecuario dijo que en la última semana (del 17 al 23 de marzo) se faenaron 45.169 vacunos, el promedio de la faena semanal es de 44.800 y obviamente uno quisiera un poco más, pero evidentemente hay algo de retención de ganado por parte de los productores, a pesar de que se está faenando a buen ritmo.

EXPORTACIÓN EN PIE.

Respecto a la exportación de pie, dijo que si miramos para atrás, tenemos los ciclos ganaderos: cuando el ganado aumentaba mucho, cualquier problema a cualquier nivel provocaba una caída de precios con alzas y caídas que favorecían mucho la especulación, con gente que hizo mucha plata comprando ganado barato y vendiéndolo caro.

Además, en ese momento los campos eran una suerte de lugar de reserva del ganado para después vender y ganar cuando el precio subía. Eso se daba porque el mercado era exclusivamente interno, precisó.

Cuando se abre la exportación en pie esa situación comienza a cambiar, se revierte totalmente, y la exportación en pie pasa a ser un precio piso a los valores ganaderos internos. Eso es lo que está pasando en los últimos años.

Observó que si se analiza la situación, en 2023 la exportación en pie fue de casi 300.000 reses, un nivel bastante interesante si pensamos que el año con mayor cantidad de exportación en pie fue en 2018 con más de 400.000 reses.

El año pasado tuvimos la particularidad que Turquía volvió a tomar los valores anteriores y el 93% del ganado en pie fue a ese destino, a diferencia de 2021 y 2022 que fue China un agente importante con compras de casi la mitad del ganado. Años anteriores también estuvo Egipto y algo compró el Líbano. Pero lo más importante es que China que representaba el 90% y 80% pasó a ser apenas el 40% y 30% en los años 2021 y 2022, respectivamente.

Turquía, además de operar el 93%, lo hace con valores que en la perspectiva del tiempo se mantienen constantes. Si bien respecto a 2022 el precio por kilo cayó en forma importante, los precios por cabeza están en el entorno de los US$ 280 o US$ 290. En definitiva, la exportación en pie ha sido una válvula de salida del ganado cuando la demanda supera la oferta y eso le ha dado permanencia al precio del ternero que desde el 2011 hasta ahora tiene una variabilidad del 10% lo que señala la estabilidad al negocio y ha permitido que se implementen tecnologías que eran conocidas por los productores pero no se aplicaban porque no se daban las condiciones para hacerlo.

Desde 2011 para atrás la variabilidad del precio del ternero era del 35%, entonces la pregunta es quién puede invertir fuertemente en un negocio que tiene esa variabilidad.

A partir de 2011 hasta ahora se están dando condiciones más propicias para que se invierta y se apliquen las tecnologías.

Además, con la exportación en pie se complementa la salida de animales para faena llevando el porcentaje de extracción (o sea las cabezas salidas del sistema sobre el stock inicial) a valores interesantes. Lo mejor que le puede pasar a cualquier negocio es que el producto se venda en buena forma.

En el ejercicio 2021/2022 la faena fue de 2,75 millones de cabeza, la exportación en pie prácticamente no operó porque no podía competir con los precios internos. Quiere decir que cuando la situación funciona, cuando hay una faena importante a valores buenos, la exportación en pie no tiene posibilidades de prosperar, apuntó.

Este año la relación flaco-gordo es de 1,30, con la cual los invernadores se empiezan a sentir bastante incómodos y con mucha cautela en las compras, sin embargo la exportación en pie está operando. O sea que tiene condiciones de lograr mejores precios, con la relación dicha (1,30) que es complicada para el negocio del invernador.

Hoy la salida en pie está operando a buenos niveles de precios y eso es saludable sobre todo para el sector criador, en un año de baja oferta de terneros porque la producción es de unos 2,5 millones, y además se está viendo alguna retención.

Creemos que para el invernador la situación va a ser algo complicada, lo que pasa es que el negocio del invernador está en la comercialización del ganado y en la ganancia diaria. Sin embargo llega un momento en que el invernador cuando tiene el animal pronto especula un poco entre la compra y la venta, hasta que ve que está perdiendo la otra pata que es la ganancia diaria, por lo que sale a comprar y empieza con ganancias más importantes que tener el gordo aguantándolo.

AUDIO COMPLETO.

Esteban Montes | CX 4 Rural.
Angus Brasil continúa exportando a destinos exóticos con fuerte actividad turística.

Angus Brasil continúa exportando a destinos exóticos con fuerte actividad turística.

La raza ingresó a un selecto grupo de productos premium para la preparación de platos en los restaurantes más exquisitos visitados por turistas de todo el mundo.

Bagé, Río Grande del Sur, Brasil | Todo El Campo | Durante 2023 las exportaciones de carne Angus en Brasil fueron por 2.800 toneladas, un crecimiento del 68%; la novedad de este año fue que se realizó el primer envío de carne Angus certificada a las islas Maldivas, un paraíso geográfico ubicado en el océano Índico con solo 580.000 habitantes, el país con menor cantidad de habitantes de Asia, pero de importante actividad turística.

Las exportaciones fueron hechas por la compañía Zimmer y corresponde a cortes especiales faenados bajo el método Halal por tratarse de un país musulmán. Los cortes tienen como destino seis hoteles, según informó Asociación Brasilera de Angus (ABA).

André Zimmer, director de Zimmer, dijo que la raza ingresó “a un selecto grupo de productos premium para la preparación de platos en los restaurantes más exquisitos visitados por turistas de todo el mundo”.

El portal DBO señaló que con esta apertura de un nuevo mercado continúan los esfuerzos de ABA para diversificar los destinos de la carne Angus certificada.

En 2023 el Angus certificado llegó a 18 países, con China como principal destino con el 43% en la participación del volumen exportado (1.200 toneladas).

Ana Doralina Menezes, gerente nacional de carne Angus, dijo en un comunicado divulgado a los medios: “Hemos ampliado los destinos y, el año pasado, abrimos mercados diferenciados”.

Esos “mercados diferenciados son países como España o el Congo en África, pero también destinos exóticos con gran nivel turístico como Curazao (país perteneciente al reinado Países Bajos con 193.000 habitantes, ubicado en el mar Caribe) o la República de Dijibout (ubicado en el Cuerno de África con 980.000 habitantes e importante proyección turística).

Al grupo se suma ahora islas Maldivas.

En 2023 las exportaciones brasileñas de carne Angus certificada crecieron un 68% en volumen, totalizando 2.800 toneladas. Entre los cortes más vendidos se encuentran el entrecot, el solomillo y cortes frontales.

Foto de portada de ABA.

Pin It on Pinterest