El laberinto europeo: las protestas del campo, la espera del Mercosur, y China que observa.

El laberinto europeo: las protestas del campo, la espera del Mercosur, y China que observa.

Además de económica, la UE y China deberían mirar un posible TLC con el Mercosur como una estrategia geográfica y política. Seguro que los chinos lo entienden así, los europeos parece que no.  

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | La agropecuaria europea está atravesando momentos definitorios. Mientras las protestas no cesan y las autoridades comienzan a rever algunas medidas que las causan, sigue debatiéndose el acuerdo Mercosur-Unión Europea que, además de ser un acuerdo comercial como todo tratado de libre comercio, está en juego la estrategia del bloque  europeo respecto al sudamericano y la posibilidad -el error fatal, debo decir- de dejar esta parte del mundo libre a una China ambiciosa que no deja de extender sus redes y que además tiene los objetivos más claros, unificados, y que  se comporta de forma más pragmática.

Vayamos por partes.

Las manifestaciones del campo europeo llevan ya varios días pero no son contra ningún Gobierno en particular. Más bien contra Bruselas que es donde nacen las políticas agropecuarias de la UE. Eso es bueno precisarlo para que la protesta no se politice ni ideologice, algo que algunos interesados e inescrupulosos militantes políticos han querido hacer para arrimar agua a su molino.

GLOBALISTAS EN RETROCESO.

Como alguna vez lo supo hacer Un Solo Uruguay en nuestro país, los agricultores y ganaderos de toda Europa se han convocado de forma espontánea y apolítica, para manifestarse respecto a la situación que están atravesando, y aunque cada país presenta sus particularidades, el foco de las protestas está puesto en las políticas europeas que desde hace algunos años se encaminan a la reducción (¿hasta su desaparición?) de la agropecuaria, en pro de una agenda verde que busca establecer emisiones cero. O al menos esas son las explicaciones que dan.

Ya en 2023, los productores de Países Bajos realizaron concentraciones que resultaron en que Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, abandonara los planes para exigir al sector agrícola que reduzca las emisiones de metano y nitrógeno en un tercio para 2040.

Ahora, la Comisión Europa se enfrenta a otra derrota, al tener que abandonar sus planes de reducir del uso de pesticidas a la mitad durante el mismo período de tiempo. Los productores advierten que de sostenerse esa medida se expone al sector y lo debilita frente a otros países competidores y que ingresan al continente con mejores precios y sin tener que cumplir con la normativa ambiental europea.

Otro paso atrás de las autoridades fue el abandono de las políticas que buscan reducir el consumo de carne.

Otro renglón para subrayar es el poco sustento científico que tienen muchas de las medidas anticampo que toma la UE.

De todas maneras es interesante la afirmación del Von der Leyen: “Nuestros agricultores merecen ser escuchados”, dijo, pero el periodismo europeo dice ignorar si las concesiones hechas por Bruselas son suficientes para retomar la calma.

Lo que ya es evidente y nadie niega, es el poder de movilización y presión que tienen los agricultores. Si antes no emplearon ese potencial fue porque no quisieron, aunque las manifestaciones del campo contra la agenda verde europea comenzaron hace algunos años en Países Bajos, y desde entonces no han dejado de acumular potencial hasta llegar a la actualidad, causando verdaderos estragos en el normal funcionamiento de importantes ciudades.

Así y todo, los agricultores han logrado una muy buena base de apoyo ciudadano que considera justificadas las manifestaciones. No podría ser de otra forma en cuanto los productores son responsables directos de la seguridad alimentaria de cada país, y de todo el continente.

TLC CON EL MERCOSUR.

Por otra parte y como trasfondo, los gobiernos europeos y los propios productores debaten si deben avanzar o no en un tratado de libre comercio con el Mercosur. Un tema que en Uruguay nos tiene aburridos y desanimados, pero que enardece a los europeos en un debate que no logra ponerlos de acuerdo.

Asimismo, un TLC entre ambos bloques representa una importancia estratégica para la UE que no quiere -y no es conveniente para sus intereses- dejar a América Latina en manos de China.

Marie Krpata, investigadora del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI), advirtió que si el acuerdo UE-Mercosur fracasa, se incrementará el peso económico de China en menoscabo de la UE que se alejaría de esta parte del mundo que es clave en la producción de alimentos para el mundo.

Además de económica, la UE y China deberían mirar un posible TLC con el Mercosur como una estrategia geográfica y política. Seguro que los chinos lo entienden así, los europeos parece que no.  

Foto de portada: movilización de productores en España | Foto de Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla y León.

Organizaciones agrarias españolas exigen protección ante importaciones, entre ellas desde el Mercosur.

Organizaciones agrarias españolas exigen protección ante importaciones, entre ellas desde el Mercosur.

Aducen “competencia desleal”, pero advierten que ésta se genera a partir de la normativa interna que impone su propio país o desde la Unión Europea.

Montevideo | Todo El Campo | Organizaciones agrarias españolas exigieron detener las importaciones procedentes de varios países latinoamericanos, entre ellos los del Mercosur, además de otras naciones de diferentes continentes. Sustentan su planteo en lo que denominan “competencia desleal” generada por las regulaciones “asfixiantes” a las que se ven sometidos producto de las normativas de la Unión Europea (UE), informó Portal Portuario en base a la agencia EFE.

Se trata de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag) y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) que han anunciado un calendario de movilizaciones en toda España para pedir cambios en las políticas de la UE. Un escenario que también está sucediendo en otras naciones europeas.

Las tres organizaciones agrarias mayoritarias españolas difundieron en un comunicado el acuerdo para iniciar las protestas “ante la frustración y malestar creciente debido a las difíciles condiciones y asfixiante burocracia que generan las normativas”.

El campo español se suma así a las acciones conjuntas de los agricultores de países como Francia, Italia, Bélgica, Alemania, Polonia y Rumanía. Los primeros actos de protesta se desarrollarán a escala regional en las “próximas semanas”, según los organizadores, los que no precisaron fechas.

Los representantes agrícolas y ganaderos solicitarán al Gobierno de España “soluciones inmediatas” para abordar los problemas derivados de la sequía, la guerra de Ucrania, la Política Agraria Común (PAC) y cuestiones laborales.

En relación con la UE, las organizaciones agrarias Asaja, Coag y UPA resaltaron la “competencia desleal” y la lucha de los agricultores frente a un mercado “desregulado” que importa de terceros países “a bajo precio” y con normativas desiguales, “una contradicción e hipocresía” que pone en jaque la viabilidad de miles de explotaciones”.

Por ello, reclamarán que se paralicen la ratificación de los acuerdos con el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia) y Nueva Zelanda, al igual que las negociaciones con Chile, Kenia, México, India y Australia, así como que aumenten los controles a la importación de Marruecos.

Las organizaciones también protestarán por la actual PAC, cuya campaña 2024 empezó precisamente el 1 de febrero, y pedirán que se “flexibilice” y “simplifique”, ya que el los actores del campo español consideran “inasumibles” su burocracia y sus costes ambientales.

En lo que refiere netamente a España, las entidades reclamarán la modificación y ampliación de la Ley de la Cadena Agroalimentaria para prohibir las prácticas desleales, con el fin de que los precios de los agricultores cubran los costes de producción.

Asimismo, se exigirán a la cartera de Agricultura un observatorio sobre las importaciones y que se refuerce la batalla en Bruselas para exigir reciprocidad, en todos los productos agrícolas y ganaderos que entren al territorio de la UE.

Los agricultores también pedirán a las comunidades autónomas “reformas urgentes en cuanto a la simplificación de los trámites burocráticos que ahogan a los profesionales del campo”.

Otra demanda será un presupuesto “reforzado para los seguros agrarios, para adaptarlo a la situación estructural que suponen las sequías” y fenómenos meteorológicos adversos, al igual que medidas para favorecer la incorporación de jóvenes a la profesión.

Crisis en el Mercosur. Brasil amenazó con romper acuerdo con Paraguay por suministro energético de Itaipú.

Crisis en el Mercosur. Brasil amenazó con romper acuerdo con Paraguay por suministro energético de Itaipú.

No es solo un problema económico financiero, la situación puede derivar en conflictos diplomáticos.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Brasil y Paraguay están enfrentados por el costo del suministro de energía eléctrica que comparten a través de la central hidroeléctrica de Itaipú, ubicada en el río Paraná entre las ciudades de Hernandarias (Paraguay) y Foz do Iguaçu (Brasil).

La represa, inaugurada en 1984, es considerada la mayor generadora de energía del mundo.

El conflicto que se ha tensado en las últimas horas refiere al valor de la tarifa.

Según el Tratado de Itaipú, cada país tiene derecho al 50% de la energía generada por la hidroeléctrica, pero Paraguay nunca llegó a esa cuota. Actualmente apenas consume el 17% del total producido, por lo que Brasil compra el 83% restante. Ese menor consumo paraguayo lleva décadas, desde su puesta en marcha, y Brasil se comprometió entonces a comprar el excedente.

El problema hoy está en que los gobiernos no se ponen de acuerdo en cuánto debe ser el valor de la energía, y como no se ve una solución posible Brasil dijo que podría romper el acuerdo.

En números, Brasil quiere que la tarifa se mantenga en US$ 16,71 el kilovatio, Paraguay propone que el precio suba a US$ 22,23. La diferencia es de US$ 5,52.

Desde Paraguay -que no tiene la capacidad de consumir ese 80%- hay dos versiones sobre el impacto que tendría la no venta a Brasil. Por un lado advierten que el sufriría graves consecuencias financieras ya que se dejaría de percibir un moto millonario (en 2023 fue de US$ 233 millones) que se deriva al Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide).

Pero por otro lado hay quienes destacan ventajas porque ese 80% de energía producida y no consumida podría venderse a precios de mercado a empresas extranjeras, con ganancias mayores a las que paga Brasil.

Pero no es solo un problema económico financiero, la situación puede derivar en conflictos diplomáticos: “La rescisión se considera una medida drástica, al borde de un incidente diplomático”, publicó ayer el influyente diario paulista Folha de Sao Paulo.

El paraguayo Fabián Cáceres, exgerente técnico de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), entiende que se estaría ante la violación del acuerdo binacional, porque las notas reversales forman parte del Tratado de Itaipú.

“La violación del Tratado (de Itaipú) dejará graves consecuencias financieras para el Paraguay, y reabrirá heridas ya cicatrizadas con nuestro poderoso vecino”, concluyó Cáceres en declaraciones que publicó el diario El Independiente ayer.

Por otra parte, Mercedes Canese, exviceministra de Minas y Energía de Paraguay no cree que Brasil llegue al extremo insinuado por el mandatario brasileño. Reconoce sí que Luiz I Lula da Silva defenderá los intereses de su país, pero cree que la renuncia a los excedentes no es el camino que seguirá: “Ellos son los que no pueden prescindir de nuestra energía”, apuntó, y agregó que para Brasil es inconveniente depender de los derivados del petróleo, dado que éstos tienen un costo más elevado.

DIÁLOGOS AL MAYOR NIVEL.

Sobre el tema han dialogado los presidentes de Paraguay, Santiago Peña, y de Brasil, Luiz Lula da Silva. Ambos mandatarios consignaron el encuentro en sus cuentas de X.

En el acto de recibimiento de Lula a Peña el 16 de enero, el anfitrión abordó el tema Itaipú desde el inicio de su discurso, lo que muestra la preocupación e importancia del tema. “Tenemos divergencias en las tarifas de Itaipú”, pero vamos a “encontrar una solución definitiva”, agregó.

10 días después esa “solución definitiva no llega” y las divergencias se agravan.

Uruguay y Argentina se comprometen en el dragado del canal de acceso a Montevideo.

Uruguay y Argentina se comprometen en el dragado del canal de acceso a Montevideo.

Los cancilleres de ambos países también expresaron una voluntad permanente de avanzar en la dinamización del Mercosur.

Montevideo | Todo El Campo | Los ministros de Relaciones Exteriores de Uruguay y Argentina, Omar Paganini y Diana Mondino, respectivamente, mantuvieron una audiencia, en la que acordaron avanzar en el dragado del canal de acceso a Montevideo, a 14 metros. También intercambiaron sobre los principales temas de las agendas regional y bilateral.

Cancillería publicó en su web que en el encuentro se llevó a cabo el miércoles 24, y que los jerarcas destacaron que hay amplias posibilidades de cooperación en diferentes ámbitos e impulsaron la concreción de nuevos proyectos que beneficien el desarrollo de complementariedades y sinergias entre ambas economías.

Paganini y Mondino reafirmaron la voluntad permanente de avanzar en la dinamización del Mercosur, en el entendido de que profundizar la integración regional es una herramienta necesaria para alcanzar mayores niveles de desarrollo y mejorar la competitividad y la inserción internacional de los países que integran el bloque.

Además, repasaron distintos temas de la agenda común en lo referente a navegación, en particular, la profundización del canal de acceso al puerto de Montevideo, y a la situación de los ríos limítrofes. Al respecto, encomendaron a sus respectivas delegaciones ante las comisiones binacionales a avanzar en sus ámbitos, a fin de concluir cuanto antes los temas pendientes para concretar los proyectos planteados y los desarrollos futuros con el objetivo de mejorar la navegación y la logística, elementos clave para la competitividad regional.  

También hubo acuerdo en continuar con el abordaje de los diferentes temas de la agenda bilateral y se comprometieron a coordinar un nuevo encuentro de la comisión correspondiente, en el contexto del diálogo abierto que caracteriza la relación entre las dos naciones.

Análisis Rosgan. Mercosur: El 2023 cierra con un nuevo récord para los embarques de carne vacuna, pero con valores en baja.

Análisis Rosgan. Mercosur: El 2023 cierra con un nuevo récord para los embarques de carne vacuna, pero con valores en baja.

En 2023 Argentina fue el país que más creció en exportaciones de carne (8% anual) respecto a 2022, seguido de Brasil (1%). Uruguay y Paraguay cayeron en volumen. Uruguay lidera en precios, con los valores más altos de la región.

Rosario, Santa Fe, Argentina | Rosgan | Todo El Campo | Las exportaciones de carne vacuna del Mercosur alcanzaron en 2023 un nuevo récord histórico de 3,38 millones de toneladas peso producto, tras superar ligeramente la marca del año anterior de 3,35 millones de toneladas. La cifra considera el total exportado por los cuatro principales socios del bloque:  Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay sin incluir aun a Bolivia, recientemente incorporado como quinto socio pleno del bloque, tras haber actuado como miembro asociado desde 2015.

 Pues bien, considerando los cuatro socios originales, Argentina fue el origen que mayor crecimiento registró en volumen durante el último año, al aportar 683.092 toneladas peso producto, es decir unas 50.000 más que en 2022. Esto convierte a nuestro país en el único origen del Mercosur en aumentar su participación en los embarques regionales al crecer cerca de un 8% anual, seguido por Brasil que muestra un crecimiento mucho más moderado (1%) a diferencia de Uruguay y Paraguay que en el último año cayeron en volumen embarcado en torno al 5% anual.

En 2023, Argentina con 683.092 toneladas embarcadas -o 966.123 equivalente res con hueso- aportó el 20% de las exportaciones totales del bloque, 1 punto más que en 2022. Por su parte, Brasil se mantuvo prácticamente sin cambios integrando el 59% de las exportaciones totales con algo más de 2 millones de toneladas exportadas que se convierten en unos 3 millones, llevadas a igual equivalencia de res con hueso. En tanto que Uruguay y Paraguay, con 371.303 y 320.476 toneladas peso producto exportadas, respectivamente, pierden menos de un punto de participación.

Como contracara de este desempeño exportador, el valor promedio obtenido por cada tonelada embarcada desde el Mercosur, resultó casi un 20% inferior al registrado en 2022, generando una facturación total de US$ 15.900 millones, unos US$ 3.730 millones menos que los obtenidos un año atrás a pesar de haber logrado ventas por cantidades récord.

En efecto, Argentina es el que mayor dicotomía presenta en esta performance exportadora. Siendo el origen que más creció en volumen exportado dentro del bloque, es al tiempo el que mayor caída experimentó en materia de precios. De enero a diciembre de 2023, el valor promedio de las exportaciones de carne vacuna argentina arrojó US$ 4.066 por tonelada, esto es un 25,6% inferior al obtenido en 2022, y el registro más bajo dentro del bloque.

Aun en un contexto de precios internacionales en baja, Paraguay fue el origen de la región que menos cayó consiguiendo US$ 4.773 por tonelada, apenas un 7,1% menos que en 2022, situándose así ligeramente por arriba de los valores medios conseguidos por Brasil (US$ 4.734) quien, al igual que Argentina, termina cayendo más de 20 puntos porcentuales.

Liderando el bloque, sigue estando Uruguay, quien a pesar de registrar una caída del 15,7% anual, consigue sostener un valor medio por tonelada exportada de US$ 5.656, casi US$ 1.000 por encima del promedio de la región y casi 40 puntos porcentuales por sobre los valores conseguidos por Argentina.

En este punto, un ítem no menor que afecta significativamente el valor medio de la tonelada exportada por Argentina es la inclusión a partir de 2020 de los “huesos con carne”, partidas que representan aproximadamente el 12% de los embarques totales de Argentina y que, por su bajo valor comercial, deprimen considerablemente los precios respecto de los promedios generales de la región.

CHINA DEPRIMIÓ LOS VALORES DURANTE 2023 EN UN 21% ANUAL.

Sin embargo, si acotamos el análisis al último año, observamos claramente que los tres orígenes que mayor caída de valores presentan en 2023, son precisamente los que mayor participación registran en el mercado chino. Mercado que más allá de sostener una sólida demanda de importación de carne vacuna, durante el último ciclo llegó a deprimir los valores de compra en un 21% anual.

 En efecto, la exposición que presenta el bloque al mercado chino es muy elevada, especialmente en el caso de Argentina, donde el 79% de los embarques del último año tuvieron ese destino, contra un 60% y 55% en el caso de Brasil y Uruguay, respectivamente.

Asimismo, analizado desde el destino, para China es igualmente elevada su exposición o dependencia de compras al Mercosur. En 2023, la región en su conjunto abasteció el 72% de los 2,7 millones de toneladas importadas. De ese total, de acuerdo a los datos extraídos de la misma Administración de Aduanas china, Brasil aportó el 43%, Argentina el 19% y Uruguay el 10%. Distinto es el caso de Paraguay que, debido a sus relaciones diplomáticas con Taiwán, sigue sin establecer acuerdos comerciales con el gigante asiático.

LO QUE SE VIENE EN 2024.

Mirando ya hacia el presente ciclo, a pesar del menor crecimiento económico esperado para el país, las últimas proyecciones publicadas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) muestran para 2024 una leve mejora en la necesidad de abastecimiento externo de China. En números, el organismo proyecta importaciones de carne vacuna por 3,55 millones de toneladas, prácticamente sin cambios respecto del pico histórico registrado en 2023.

Sin embargo, aun proyectando un incremento considerable en producción, que según el organismo llegaría a 7,7 millones de toneladas -200.000 más que en 2023- China se encuentra limitada para abastecer tanto en cantidad como en calidad de carne un consumo creciente, actualmente proyectado en más de 11.200 millones de toneladas anuales.

Pero más allá de los volúmenes que siga llevando China, en adelante el mayor desafío pasará por comenzar a introducir a este mercado cortes de mayor valor comercial, especialmente en el caso de nuestro país que vuelca a este mercado cortes de bajo valor dejando de lado el enorme potencial que ofrece este mercado para productos de mayor calidad.

Hasta entonces, a pesar del fenomenal crecimiento que experimentó China en volumen de importación, supo consolidar una estrategia muy fuerte en su política de precios, al ampliar rápidamente su nómina de proveedores, con mayor cantidad de plantas habilitadas, lo que le permite moverse cada vez con mayor holgura al momento de negociar valores de compra.

Sin embargo, tratándose de un mercado de 1,4 billones de consumidores, donde en los últimos 10 años más de la mitad de la población pasó a vivir en los grandes centros urbanos, a medida que el ingreso medio siga creciendo, la posibilidad de desarrollar nichos de mercado de mayor valor agregado sigue posicionando a China como un mercado sumamente atractivo que ningún proveedor mundial de carne desea soslayar.

Pin It on Pinterest