“Las conversaciones con China siguen”, dijo Carolina Ache.

“Las conversaciones con China siguen”, dijo Carolina Ache.

En cuanto al Mercosur, Uruguay asumirá la presidencia pro témpore en julio. Uruguay insistiría en la flexibilización del bloque para poder negociar de forma individual con terceros.

La subsecretaria del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carolina Ache dijo que las negociaciones con China por un tratado de libre comercio (TLC) siguen con interés por parte de ambos países y que se ha avanzado en el asunto.

Aunque las negociaciones salieron de la agenda diaria de la información, explicó que se enviaron los estudios de prefactibilidad anunciados en 2021 y ahora se espera una respuesta de China para dar el siguiente paso.

En declaraciones a Desayunos Informales (Canal 12) Ache dijo que “las conversaciones siguen, no se han parado y lo que podemos leer de los equipos técnicos que siguen en contacto y el canciller Francisco Bustillo habló en ese sentido con el canciller chino. No vemos un enfriamiento”, subrayó.

Agregó que cuando termine el estudio de factibilidad “veremos lo que arroja” pero “se comenzaría con las negociaciones propiamente dichas”.

Ante las preguntas de los periodistas sobre los detalles de la etapa en que se está ahora, Ache dijo que en el proceso “se acordó confidencialidad” y que está obligada a respetarla.

MERCOSUR.

En cuanto al Mercosur, Uruguay asumirá la presidencia pro témpore en julio. Uruguay insistiría en la flexibilización del bloque para poder negociar de forma individual con terceros.

La viceministra dijo que el tema de la flexibilización ya está consagrado en el acuerdo, era uno de los pilares fundamentales de la política exterior. “Entendemos que el Mercosur es necesario, pero no se ha avanzado a la velocidad que se hubiese querido o con las concreciones que hubiésemos necesitado. Hace falta una flexibilización y en ese sentido Uruguay ha dado pasos concretos, siempre en diálogo con los socios. La negociación de un acuerdo de factibilidad con China se había conversado”.

TURQUÍA.

Consultada sobre las negociaciones con Turquía, dijo que los técnicos están “en contacto con los técnicos”.

Agregó que “Las negociaciones del TLC siguen en su carril” con Uruguay en una “posición clara” respecto “a la causa armenia”, habiendo dado una “respuesta también clara” por lo que no se perjudicó la imagen de nuestro país.

Cancillería participó de reunión con la Cámara comercial de China.

Cancillería participó de reunión con la Cámara comercial de China.

Ambos países trabajan en forma continua para incrementar aún más el comercio, siendo el intercambio con el sector empresarial una herramienta imprescindible. Además, el ministro uruguayo se reunió con su par argentino.

La Dirección General para Asuntos Económicos Internacionales de la Cancillería participó el jueves 16 de junio de la reunión con la Cámara de Comercio de Importación y Exportación de Alimentos y Productos Animales (CFNA) de China, la Embajada de Uruguay en China, Uruguay XXI, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), y el sector exportador, informó Cancillería ayer.

Es una “poderosa Cámara” que “integra más de 5.000 empresas y concentra el 70% de las importaciones agrícolas del país”, agregó.

En el encuentro hubo un intercambio “sobre la promoción de productos y empresas y diversificación del comercio, así como la preparación de la Feria Internacional de Importaciones de China”.

Cabe señalar que China es el principal socio comercial de Uruguay desde 2013, y han sobresalido, entre otros rubros, las exportaciones de carne, soja, lácteos, productos forestales y lana, así como la creciente gravitación de arroz, vino y cítricos, subrayó Cancillería de Uruguay.

En el marco de la estrategia económica internacional de Uruguay a través de Cancillería, “se trabaja en forma continua para incrementar aún más el comercio, siendo el intercambio con el sector empresarial una herramienta imprescindible”.

MEJORA.

Por otra parte, según datos actualizados de la Oficina Nacional de Estadísticas de China, la producción industrial de ese país durante mayo tuvo un crecimiento del 0,7% interanual; y un reporte de Reuters destaca los signos de recuperación en mayo 2022, luego de la caída en abril a medida que aumentó la producción industrial.

BUSTILLO CON CAFIERO INTERCAMBIARON SOBRE EL MERCOSUR.

El canciller Bustillo se reunió con su par argentino Santiago Cafiero para analizar la actualidad del Mercosur. En el encuentro intercambiaron opiniones sobre la evaluación de la economía y el comercio internacional a la luz del nuevo contexto global y el impacto en América Latina en materia de valores de los alimentos y energía principalmente.

En ese sentido, se discutió en detalle la agenda de relacionamiento externo del bloque, repasando el estado de situación de cada negociación y sus perspectivas inmediatas.

Cafiero resaltó el “intercambio comercial récord del bloque con el resto del mundo, que alcanzó los US$ 598.000 millones durante el año 2021. Las exportaciones del Mercosur extrazona también alcanzaron una cifra récord de US$ 339.000 millones para dicho año, creciendo un 35 % respecto a 2020 y 26 % respecto a 2019”.

El 20 de julio, en Asunción, Paraguay, la Presidencia Pro Tempore de Paraguay pasará a Uruguay.

Brasil vuelve a reducir aranceles externos del Mercosur.

Brasil vuelve a reducir aranceles externos del Mercosur.

A su vez, el gobierno de Brasil sigue negociando con los socios del Mercosur, Argentina, Uruguay y Paraguay, para que la medida sea permanente.

Brasil | Con el objetivo de contener la inflación, la Cámara de Comercio Exterior de Brasil decidió recortar el Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur en un 10% carnes, pastas, galletas, arroz y materiales de construcción, anunció el Ministerio de Economía.

Esos artículos ya habían tenido una reducción del 10% en noviembre del año pasado, según y con la nueva medida se recortaron más del 87% de los códigos arancelarios. Sin embargo, el secretario de Comercio Exterior, Lucas Ferraz, advirtió que esta medida es “temporal” y “de carácter excepcional”.

Brasil tuvo su mayor inflación desde 1994 en los meses de abril y marzo y una proyección interanual del 12,3%, tres veces el objetivo del Banco Central (BCB). El BCB ya había subido el tipo de interés en un intento de contener la demanda interna.

Según el comunicado del Ministerio en el que se anuncia la medida, “el objetivo es paliar las consecuencias económicas negativas de la pandemia y de la guerra en Ucrania, principalmente el alto coste de la vida de la población de menor renta y el aumento del coste de las empresas que consumen estos insumos en la producción y comercialización de bienes”.

El secretario Ferraz destacó que desde 1994 “la revisión” del Arancel Externo Común que rige en el Mercosur “no ha sido tan amplia”.

Mientras tanto, el gobierno de Brasil sigue negociando con los socios del Mercosur, Argentina, Uruguay y Paraguay, “para hacer permanente esta medida”, se explicó.

Esta decisión va más allá de los tiempos electorales, ya que el próximo gobierno asumirá el 1 de enero de 2023, las elecciones son en octubre de 2022.

El candidato de la oposición y ex presidente en dos ocasiones, Luiz Inácio Lula Da Silva, tiene el 40% de la intención de voto, frente al 32% de Bolsonaro, según un sondeo de CNN publicado el miércoles. Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT, centro-izquierda), aparece en tercer lugar con un 9%, mientras que otro 9% dijo que anularía su voto.

La encuesta de CNN/Real Time Big Data se realizó por teléfono a 3.000 votantes entre el 23 y el 24 de mayo, con un margen de error del 2%. La CNN también anunció que tenía previsto celebrar el primer debate presidencial el 6 de agosto. (Merco Press).

Argentina tiende puentes a Brasil, ¿y el Mercosur?

Argentina tiende puentes a Brasil, ¿y el Mercosur?

El embajador argentino Daniel Scioli (foto) lanzó un fuerte mensaje a Brasil, dejando fuera a los otros socios del bloque comercial.

Hébert Dell’Onte | En varios asuntos Argentina y Brasil están en las antípodas. El modelo de país, las posiciones políticas y económicas asumidas por los presidentes Alberto Fernández y Jair Bolsonaro no tienen punto de encuentro, pero la diplomacia y los intereses económicos son capaces de unir lo que parece irreconciliable.  En ese sentido el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, hizo hincapié en el acercamiento que ambos países están teniendo.

El miércoles 25 de mayo el embajador argentino dijo en Brasil que esos dos países son una garantía en la producción de alimentos y energía. También reconoció el apoyo que Brasil dio a Argentina en las negociaciones con el FMI.

Es evidente que los dos países más importantes del Mercosur y del continente están en un proceso de acercamiento. Las significativas palabras del embajador argentino fueron en el marco de la celebración del 25 de mayo por la Revolución de Mayo que constituye el nacimiento de ese país.

Argentina y Brasil “juntos podremos garantizar la seguridad alimentaria y energética de la región y de gran parte del mundo, para responder a las nuevas demandas y desafíos globales como los procesos inflacionarios que afectan a los sectores más vulnerables”, dijo Scioli.

Además, en un gesto para muchos inesperado -sobre todo cuando la celebración era por la principal fecha de su república- se refirió a Brasil como el “hermano mayor” de Argentina e instó a avanzar en una “integración total”. “No tengo dudas de que debemos ir a una integración total con nuestro hermano mayor, Brasil, y extender esa integración a toda la región”, dijo.

Préstese atención a los conceptos expresados por quien ejerce una función diplomática: Dijo “hermano mayor”, “integración total” y “la región”.

La expresión “hermano mayor” no merece explicación, todos entendemos que los hermanos mayores son los que guían y protegen a los hermanos menores. Curiosamente, con esos términos, Argentina se pone por debajo de Brasil en una suerte de sumisión.

Y se refiere a una “integración total”, léase en todos los ámbitos de acción de los países, y a su vez es extensiva a “toda la región”, o sea no es el Mercosur en el que también están Uruguay y Paraguay unidos a través de un compromiso específico, sino un concepto más amplio que diluye el bloque que Argentina tanto dice defender.

RELACIÓN BILATERAL: ARGENTINA – BRASIL.

Por supuesto que en el discurso de Scioli en Brasil no aparecen Uruguay y Paraguay, sin embardo en sus redes sociales Scioli escribió sobre “la importancia de la unión y el desarrollo estratégico de la relación bilateral entre Argentina y Brasil”.

No todo está perdido en el Mercosur.

No todo está perdido en el Mercosur.

En los últimos días Argentina, Brasil y Uruguay dan señales positivas, también desde la Unión Europea respecto a un TLC con el Mercosur. Igualmente hay desafíos que persisten y los avances son lentos.

Hébert Dell’Onte | Algo está sucediendo a nivel del Mercosur. A fines de abril el embajador de la Unión Europea (UE) en Argentina, Amador Sánchez Rico, dijo sobre el acuerdo entre ambos bloques que “si no lo impulsamos ahora, no lo vamos a hacer nunca”. Esa postura surge como consecuencia de la invasión de Rusia a Ucrania que además del impacto bélico que es atroz por sí mismo, generó cambios en los intereses y necesidades geopolíticos y comerciales de todos los países del mundo.

El martes 3 de mayo el canciller argentino Santiago Cafiero comentó que hubo una mejora en el diálogo entre los países del Mercosur: “Hace un año o menos se decía que el Mercosur, tal como era, estaba destinado a desaparecer. A partir de negociaciones, de darles espacio a las negociaciones, hemos logrado avanzar con nuestros socios, con herramientas y mecanismos que salvaron al Mercosur”, afirmó ante el senado de su país.

Una prueba de ese mejor vínculo es el acuerdo alcanzado para rebajar el arancel externo común de la unión aduanera, una medida que ha avanzado pero aún depende de la aprobación, explicó.

El Mercosur es el primer destino de las exportaciones argentinas de manufacturas de origen industrial.

Sumado a lo anterior, esta semana el ministro Francisco Bustillo recibió a su par brasileño Carlos França, ambos dijeron compartir la idea de modernizar el bloque, esa modernización pasa también por reducir el arancel externo común, lo que es coincidente con lo previamente mencionado por Cafiero en un ámbito diferente.

Igualmente, Uruguay sigue afirmando que es necesario profundizar las negociaciones y la apertura del Mercosur: “Falta un poco más de trabajo, un poco más de coincidencias. Las hemos tenido y han sido buenas, pero creo que tenemos que dejar pasar unas horas, aterrizar algunos de los tantos temas que conversamos y ver de qué forma podemos darnos ese encuentro definitivo”.

LOS TEMAS AMBIENTALES CON BRASIL.

En cuanto al acuerdo con la UE son significativos los comentarios del comisario europeo, Virginijus Sinkevicius, quien dijo que a finales de año se podrían resolver los temas ambientales que están retrasando un acuerdo de libre comercio. Esos problemas ambientales tienen que ver con la selva amazónica, Europa quiere que Brasil tome medidas más firmes para evitar la deforestación.

Desde el Mercosur, las autoridades políticas de Brasil han señalado que los opositores del acuerdo se amparan en discursos ambientales pero en realidad no quieren perder el proteccionismo comercial.

Ese tire y afloje puede llegar a su fin. Sinkevicius, el comisionado para el medio ambiente, dijo a Reuters que la UE está trabajando en el acuerdo en una carta paralela que desea se concrete este año.

Hasta aquí las buenas noticias que han circulado en los últimos días, pero sigue habiendo preocupaciones.

Sinkevicius manifestó su inquietud por un proyecto de ley a estudio en del Parlamento brasileño y que cuenta con el apoyo del presidente Jair Bolsonaro. El texto autoriza la explotación minera en territorios indígenas. Sobre eso el funcionario europeo conversó al respecto con el ministro de Medio Ambiente de Brasil y otros legisladores, esperando que la aprobación no avance.

Sinkevicius dijo que si el Parlamento brasileño aprueba la ley se podría afectar negativamente el acuerdo de libre comercio Mercosur-UE, y también la solicitud de Brasil para ser miembro del grupo de naciones ricas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). “Eso definitivamente no ayudaría”, aseguró.

Consideró demasiado pronto para decir si Brasil cambió o no la política ambiental o si ahora se la está tomando en serio. “Solo lo creeré cuando lo vea”, finalizó el comisionado en sus declaraciones. En base a EFE, Reuters e información propia.

Pin It on Pinterest