Precios de envíos a China caen entre 10 y 15%.

Precios de envíos a China caen entre 10 y 15%.

Los precios están cayendo, hay que ver si esto se revierte y el período ventana entre la caída y la remontada qué tan grande o chico es, pero hoy los negocios a junio o julio se pactan a menores valores.

Daniel Castiglioni, bróker de carnes, se refirió a la situación que vive China con un nuevo confinamiento de la población en Shanghái y las nuevas perspectivas de Europa y advirtió que los precios de envío para los negocios pactados a junio o julio muestran una caída de entre 200 o 400 dólares (entre 10% y 15%) por tonelada según el corte. Aclaró que los valores siguen siendo buenos y con fuerte demanda.

Sobre Shanghái el bróker uruguayo dijo que el encierro por los brotes de Covid ha generado complicaciones en el tema de consumo y abastecimiento, la ciudad de encuentra aislada, con las personas en las casas, sin realizar consumo y con problemas de abastecimiento de alimentos en los comercios porque nada puede entrar o salir de esa ciudad.

Esa situación se ha visto reflejada en una caída de precios, “que no ha sido muy grande” pero lo son hasta 400 dólares por tonelada, “primero porque se ha enlentecido el consumo principalmente en Shanghái, y segundo por el susto en otros lugares de China, temen que los contagios puedan seguir avanzando y salpicar a otras ciudades”, explicó.

En China es diferente a lo que se ve que sucede en otras partes del mundo, pero eso se debe a las características del país asiático. China tiene un “Estado paternalista y protector” que como tal busca cuidar a la población con actos de “prevención y precauciones”, y “a la gente le asusta mucho el tema Covid por lo que no hay gran cantidad de muertes pero sí el miedo a que se pueda transformar en otra cosa, entonces todo el mundo acata lo que dice el Gobierno, y éste toma medidas de protección”.

Ese miedo esta “en otras ciudades” próximas que ven que eso que está pasando en Shanghái pueda suceder allí, y se generan cambios en el mercado con “restaurantes cerrados, acceso limitado a los alimentos y las industrias sin producir para los restaurantes. Al estar cerrados los restaurantes hay una bajada fuerte”, aseguró.

Asimismo, “los mercados de carne están cerrados, los puertos están cerrados, no están entrando nuevos contenedores, la mercadería está parada en depósitos, no entra ni sale nada y eso es un congelamiento”, con la circulación de personas y alimentos restringidas, “y para poner un ejemplo tonto, DHL no hace entrega de documentos de los contenedores que están en puerto. Todo está frenado”.

Otra consecuencia es el “retraso financiero, no hay dinero para comprar nuevamente, necesitan que se venda lo que tienen para salir a comprar más, eso es sobre el Covid, pero enganchado a eso va la especulación con el mercado cayendo en las últimas semanas”.

Consultado si Uruguay va a sentir esa menor demanda, Castiglioni dijo que el ganado que las plantas compran ahora en Uruguay es para cumplir contratos que se cerraron hace un mes y medio hacia atrás, las plantas frigoríficas tienen cerrados contratos de aquí a mayo, hay como un retraso sobre lo que pasa en China en este momento y lo que se está produciendo y embarcando en Uruguay.

“La realidad es que los precios están cayendo, hay que ver si esto se revierte y el período ventana entre la caída y la remontada qué tan grande o chico es para ver cómo pega”, pero los negocios a junio o julio se pactan a menores valores, “estamos entre 200 y 400 dólares menos por tonelada, dependiendo del corte, entre un 10% o 15% menos”, enfatizó.

De todas maneras, “comparado con el histórico, los precios son excelentes, la demanda es brutal cada vez se llevan más productos. Si uno ve la foto del trimestre los precios están siendo más altos y con demanda sostenida, un mes más y otro mes menos. No se trata de generar preocupación”, subrayó.

EUROPA.

En cuanto a Europa, Castiglioni dijo que se realizó en Barcelona la feria alimentaria que “es importante”, y “se ve muy buena actividad, teniendo en cuenta que el Covid es cosa del pasado, con la eliminación de tapabocas a excepción del transporte público y hospitales”.

Además “hay gran movimiento del turismo y de consumo con los precios del cerdo y el vacuno que han remontado, esperando la víspera del verano”.

ENTREVISTA COMPLETA.

EMBOTELLAMIENTO LOGÍSTICO MARÍTIMO.

El Dr. Nicolás Albertoni difundió ayer la imagen del mayor embotellamiento logístico marítimo de la historia ante el cierre del puerto de Shanghái. “Es posible que estemos ante un colapso de cadena de logística global si no se plantea una solución urgente”, opinó.

Albertoni es profesor de alta dedicación del Departamento de Administración y Negocios de la Universidad Católica del Uruguay.

¿Cómo ha impactado el Covid-19 en el sector hortofrutícola europeo?

¿Cómo ha impactado el Covid-19 en el sector hortofrutícola europeo?

Se analizaron las 500 principales empresas hortofrutícolas de Europa occidental, su crecimiento, beneficios y facturación. El impulso más importante para el sector hortofrutícola resultó del mayor interés por parte de los consumidores en llevar un estilo de vida saludable.

Perú | Agraria.pe | Han pasado dos años desde el comienzo del Covid-19 y las consecuencias de la epidemia son cada vez más evidentes; también en el sector de las frutas y hortalizas, donde las empresas se han visto obligadas a adaptarse. Los confinamientos o el acaparamiento por parte de los consumidores, pero también la escasez de materias primas, ejercieron presión sobre el mercado.

A-Insights ha analizado los datos de las 500 principales empresas hortofrutícolas de Europa occidental y ha estudiado, entre otras cosas, su crecimiento, beneficios y facturación. «La intuición y la experiencia no bastan para tomar las decisiones estratégicas correctas, se necesitan datos fiables. Con cifras de 2015 a 2020, se analizó el mercado y se registraron los avances más importantes en un nuevo informe de tendencias. Compartimos aquí algunas de las conclusiones más llamativas».

CRECIMIENTO IMPULSADO POR LOS CONSUMIDORES.

La pandemia ha hecho que tendencias que ya existían se magnifiquen. El impulso más importante para el sector hortofrutícola resultó del mayor interés por parte de los consumidores en llevar un estilo de vida saludable. Los confinamientos, en particular, han hecho que este interés crezca, y en los hogares las existencias se reponen sin escatimar, lo cual ha conllevado un crecimiento de la venta de frutas y verduras congeladas y en conserva.

LA CADENA BAJO PRESIÓN.

No se observa solo crecimiento. La creciente complejidad de la legislación y la normativa en la cadena está aumentando la presión sobre los márgenes para casi todos los actores. Los agricultores, en particular, se están llevando la peor parte. Si a ello se añade la actual escasez de materias primas y el aumento de la inflación, cada vez les resulta más difícil salir adelante.

NUEVOS ACTORES EN EL MERCADO.

Sin embargo, son precisamente los nuevos actores del mercado quienes se han beneficiado. Las empresas que han invertido en un enfoque minorista han podido crecer a pesar de la pandemia. También ha quedado claro que es importante que las empresas sigan innovando. Ejemplos de esto son los aguacates extramaduros, o los kits para preparar determinados platos que ahora se pueden encontrar en los supermercados. El valor añadido de un producto y disponer de oferta más exclusiva o diversa son cada vez más importantes.

El informe profundiza en este aspecto:

Qué empresas obtuvieron los mejores resultados en el año 2020, y por qué.

En qué eslabón de la cadena se generaron más ingresos, pero por qué los márgenes también están bajo presión ahí.

Cómo puede usted, como empresa, afrontar tácticamente los rápidos cambios del mercado.

Si desea descargar el informe de tendencias completo (en inglés): | de la Industria Hortofrutícola | de Tendencias y Desarrollos A-INSIGHTS

Los supermercados de Australia afrontan problemas de abastecimiento por la COVID

Los supermercados de Australia afrontan problemas de abastecimiento por la COVID

Los supermercados de Australia afrontan problemas de abastecimiento, principalmente de productos frescos y cárnicos, a raíz de la rápida propagación de la COVID-19 en el país.

La falta de estos productos se debe a problemas logísticos vinculados a la gran cantidad de infecciones por coronavirus de los camioneros y trabajadores del sector logístico, pero también a las compras masivas motivadas por el miedo a que se agoten los productos.

«Tenemos suministros disponibles en nuestra red y nuestros equipos y proveedores están haciendo todo lo posible para reponer nuestras tiendas lo antes posible», ha asegurado un portavoz de la cadena de supermercados Woolworths.

Australia atraviesa uno de sus peores repuntes de casos en la pandemia. Ayer registraba la cifra récord de casos con casi 40.000 contagios. Sin embargo, el Gobierno del país reitera que no tiene previsto decretar confinamientos porque el país afronta una etapa donde hay que convivir con el virus.

Con información de EFE.

Pin It on Pinterest