Frente a una nueva zafra.

Frente a una nueva zafra.

Las razas carniceras tienen una variada oferta para elegir, mientras que las lanas finas ya eligieron el camino que quieren recorrer.

Horacio Jaume | Montevideo | Todo El Campo | Con un marco complicado el calendario agropecuario comienza a moverse. Más allá de los remates por pantalla que arrancaron con sus primeras jornadas de este año 2023, están los otros acontecimientos que empiezan a mostrar sus inquietudes.

Así se perfila la zafra ovina, la Expo Durazno, la Expo Activa, la Expo Melilla, etc. Todas ellas van a despejar las dudas que uno siempre tiene cuando comienza una nueva zafra. En lo que tiene que ver con la ovina, con un panorama interno mucho más claro.

El mercado de la lana fina cotiza a nivel internacional de acuerdo a su micronaje entre 7, 8 10 y hasta 11 dólares el kilo.

En lo que tiene que ver con las lanas medias y gruesas, el panorama es totalmente distinto, siendo difícil su comercialización.

Sabemos que China está volviendo al mercado y eso estaría abriendo nuevas posibilidades; esto no quiere decir que China se hubiese retirado totalmente, sino que había bajado sus compras y las focalizada principalmente en las lanas finas.

En lo que tiene que ver con la carne ovina, Uruguay pelea hacerse un lugar en las carnes de calidad, y no somos un país con presencia permanente, lo cual nos juega en contra, tanto en el mercado interno como en el externo.

Hay buenas razas carniceras y una interesante oferta de carneros, en lo que tiene que ver con vientres no son muchos y la evolución está basada en los cruzamientos.

Hay dificultad en determinada época del año para colocar los corderos ya que compite con el vacuno.

El ovino ha encontrado un campo fértil en el pequeño productor y es por eso que se nota la presencia de este, por ejemplo, en Canelones.

No dudamos que ese perfil de productor, luego de esta primera etapa de conocer a la especie, ahora vaya a incursionar en otro campo, que son los sistemas de producción que puede significar un nuevo empuje para el ovino de carne.

Quedan también puntos para aclarar, por ejemplo el abasto de Artitgas que tuvo en algún momento las habilitaciones para exportar y ahora las perdió. No sabemos si está en la etapa del trámite burocrático o si necesita más inversión para operar; lo que sí sabemos es que Brasil es un firme comprador de esta mercadería.

En definitiva, las razas carniceras tienen una variada oferta para elegir, mientras que las lanas finas ya eligieron el camino que quieren recorrer.

Para completar este panorama, a la oveja le gusta la seca.

Foto: Merino Australiano | Valdez y Cía.

¿Ganadería sin ovinos?

¿Ganadería sin ovinos?

El pastoreo conjunto de ovinos y vacunos, además de ser una herramienta de manejo parasitario, conduce a una utilización más eficiente de los recursos forrajeros y así elevar la rentabilidad de la producción ganadera

José Francisco Ramos | Montevideo | SUL | Todo El Campo | En Uruguay, al igual que en los principales países productores de ovinos como Australia y Nueva Zelanda, ha habido una marcada reducción en el stock. Los datos oficiales más recientes reportan que el stock ovino ha alcanzado mínimos históricos con 6,1 millones de animales (Dicose, 2022).

Entre los múltiples factores que contribuyeron a la caída en la población ovina uruguaya pueden citarse: 1) La existencia de otros rubros de producción que se perciben como más rentables y de menor riesgo para los productores, que desplazaron al ovino hacia los suelos más superficiales del país. 2) Desinterés por parte de los productores agropecuarios en general hacia el rubro, aduciendo falta de mano de obra especializada y altos costos, problemas de abigeato y predadores, dificultades sanitarias con parásitos internos y externos, problemas de manejo e infraestructura en esquemas de pastoreo “racional”, volatilidad en el precio de la lana y más recientemente valores muy bajos o imposibilidad de concretar negocios en lanas medias y gruesas e incertidumbre y/o dificultades en la colocación de la carne ovina, entre otros.

Más allá de todos estos problemas y restricciones, hay productores muy entusiasmados, que han obtenido excelentes resultados productivos y económicos en 2022, fundamentalmente a partir de la venta de lana fina de alto valor y/o capitalizando los excelentes precios para la carne ovina que se registraron entre julio, agosto y septiembre (con máximos de US$ 5,059 y US$ 4,395 para corderos y ovejas, respectivamente). Sin embargo, no son pocos los sistemas ganaderos que actualmente no tienen a los ovinos entre sus alternativas productivas. Resulta llamativo, en muchos casos, la ausencia de ovinos en esquemas de ganadería extensiva o semiextensiva, con importante participación del campo natural. En la mayoría de estos esquemas, el consecuente aumento en la carga vacuna, no paga el costo de oportunidad de prescindir de los ovinos.

El campo natural es el principal patrimonio nutricional y fuente de estabilidad para la ganadería de cría y la producción de lana en Uruguay. La oferta de alimento y la capacidad para recuperarse de periodos climáticos adversos convierten al campo natural en un recurso forrajero estratégico. Las principales variables que afectan tanto el desempeño de los animales, así como la producción de forraje sobre el campo natural en orden de importancia son: el número de animales por unidad de superficie (carga animal), la relación lanar/vacuno y los sistemas de pastoreo.

El pastoreo conjunto de ovinos y vacunos, además de ser una herramienta de manejo parasitario, conduce a una utilización más eficiente de los recursos forrajeros y así elevar la rentabilidad de la producción ganadera. Una ventaja adicional de los sistemas mixtos es que al incrementarse la diversidad se reduce la magnitud del riesgo. En tiempos en que la sequía golpea, con mayor o menor severidad, distintas zonas del país, este es un elemento central. En situaciones de déficit hídrico es indudable que los ovinos tienen, frente a los vacunos, una mayor capacidad de sobrevivir y de sostener su productividad ante condiciones limitantes de disponibilidad y valor nutritivo de forraje y de disponibilidad de agua.

Por otra parte, el ovino en pastoreo simple no puede controlar ciertas especies de la comunidad del campo natural, por lo que se produce un endurecimiento progresivo de la pastura. Por su parte, el vacuno en pastoreo simple no puede controlar arbustos, subarbustos y malezas de campo sucio (carqueja, senecios, etc.), por lo que la pastura se ensucia en forma progresiva y presionan a las especies mejores del tapiz por espacio, luz, agua y nutrientes. Las modificaciones ocurridas en la vegetación según la relación lanar/vacuno tienen una incidencia en el desempeño animal tanto desde el punto de vista productivo como sanitario, donde una especie se ve favorecida a expensas de otra en determinada situación, o ambas se complementan en estratos de pastoreo que permiten amortiguar los efectos del clima.

Si alcanzar un registro de 1 ovino por hectárea de campo natural fuera un objetivo para un plan de aumento del stock ovino, en el entendido que mejora el aprovechamiento del recurso y contribuye a aumentar la rentabilidad de las empresas ganaderas, pueden identificarse diferentes zonas del país con distintos potenciales para el crecimiento del rubro ovino.

En el siguiente cuadro, se presenta la superficie total, superficie de campo natural, población ovina y vacuna, carga ovina por hectárea de campo natural, y relación ovinos/vacunos para cada uno de los departamentos del país.

Salto, sin considerar Montevideo, es el único departamento que alcanza el registro de 1 ovino por hectárea de campo natural. Los departamentos que están más próximos son Artigas y Paysandú, que constituyen junto a Salto, la zona más ovejera del país.

De la investigación nacional, sobre campo natural, en distintas regiones del país, surge que relaciones lanar-vacuno de 2-3 a 1, conducen a tapices con un mejor balance de gramíneas estivales y gramíneas invernales perennes. Un adecuado balance entre ovinos y vacunos resultará en una coexistencia productiva y no en una exclusión competitiva. Las ventajas del pastoreo mixto para controlar las especies duras y obtener un tapiz saludable han sido extensamente documentadas. En general, hay acuerdo en señalar que cargas ovinas moderadas conducen a un mejor aprovechamiento del recurso campo natural y constituyen un excelente complemento productivo y económico para la ganadería vacuna.

Por su versatilidad, capacidad de diversificar ingresos, complementariedad con el vacuno y otros rubros, competitividad en diversas zonas agroecológicas y desempeño en épocas de déficit hídrico, hay espacio para que crezcan en número y cantidad los sistemas ovinos dentro de las áreas ganaderas del país. Más ovinos, mejor aprovechamiento de los recursos, más ingresos para los sistemas ganaderos.

EL AUTOR. José Francisco Ramos es ingeniero agrónomo, técnico del SUL.

Merino Dohne. En esta zafra, los productores ofrecerán 1.200 carneros y 800 en remate.

Merino Dohne. En esta zafra, los productores ofrecerán 1.200 carneros y 800 en remate.

La Sociedad de Criadores recomienda que el productor que quiera adquirir carneros, que estos sean de pedigrí o tatuados MO para garantizar la pureza racial.

Montevideo | Todo El Campo | La Sociedad de Criadores Merino Dohne ya está trabajando en la venta de genética de la raza y los remates, dijo el presidente de la institución, Ing. Agr. Marcelo Grattarola, al ser entrevistado este viernes en el programa Diario Rural de radio Rural.

“La mayoría de los remates comienzas en febrero pero ya hay demanda de carneros a nivel de establecimientos” en un verano donde “la sequía ha golpeado fuerte”, pero “en estas circunstancias el ovino come mejor por el hábito de pastoreo que tiene, en cambio los vacunos están un poco más complicados, estamos en época de preñar las vacas”, comentó.

Respecto a los ovinos, la Sociedad de Criadores armó una cartelera nacional. La oferta es en todo el país menos en el litoral oeste que es más agrícola, tal como se ve en el mapa más abajo.

“A venta saldrán unos 1.200 carneros que ofrecen los productores y 800 a remate, pero hay planteles que no aparecen (en el mapa) aunque venden carneros. En ese sentido la Sociedad recomienda que el productor que quiera adquirir carneros, que estos sean de pedigrí o tatuados MO para garantizar la pureza racial y tener la característica de la raza”. Los remates del mapa “cumplen con esas condiciones”, destacó.

OFERTA Y DEMANDA, INCIDENCIA DEL TEMA CLIMÁTICO.

En cuanto a la demanda Grattarola dijo que “hay consultas” pero se debe esperar el inicio de la zafra; la oferta “es similar al año pasado”. La capacidad de demanda dependerá de como evolucione la situación climática que incide en lo forrajero, y los productores tiene a los ovejas “apretadas para favorecen a los vacunos”, pero “están sanas y en muy buen estado, lo que augura una buena preñez si las condiciones adversas cambian”.

ENTREVISTA COMPLETA.

Preguntas incómodas para el sector ovino.

Preguntas incómodas para el sector ovino.

Dr. Gabriel García Pintos: “La historia juzgará a los responsables. Los hechos están marcando que alguien, que algunas personas o instituciones se equivocaron”.

Montevideo | Todo El Campo | El Dr. Gabriel García Pintos se refirió, a raíz de un artículo publicado en Todo El Campo, al debate sobre la lana fina y las señales que no se dieron por parte de alunas instituciones.

Dijo que “hay mucha gente hablando sobre el tema” por lo que creyó oportuno aportar su visión y planteó “algunas preguntas que solo la historia podrá responder”.

¿Qué hubiese pasado si no hubieran matado la Mesa de presidentes de las gremiales ovinas en la ARU, que estaba integrada por todos los presidentes de las razas ovinas presentes en el país, todos opinaban, todos tenían voto por igual y era la única manera de enterarse de todo lo que pasaba y discutía, por ejemplo la elección del presidente del SUL?”, planteó, y agregó: “Ahora si hay que nombrar un presidente del SUL nadie sabe y con las últimas no todas las gremiales ovinas han podido participar”.

Además, “¿qué hubiera pasado si no hubiesen matado la Comisión de mejoramiento ovino de SUL que integraban todas las razas ovinas y donde todo se trataba en igualdad de votos e igualdad de posiciones?”.

También se preguntó “¿qué hubiera pasado si no se tapaba el sol con la mano en el tema de la carne ovina y sus resultados económicos?, ¿cuánto hace que se hizo la Expoactiva en Anchorena (en 1998)? Ahí no se permitió publicar resultados económicos del cruzamiento de razas carniceras, ¿qué hubiese pasado de haberlos publicado?”

Y ¿qué hubiera pasado “si los integrantes del Consorcio Ovino de la Carne hubieran entendido que la verdadera estrella era la carne y no las razas, y menos los integrantes del Consorcio?”

“¿Qué hubiese pasado si el SUL no se hubiera bajado del Crilu?”

Ante todas interrogantes sin respuesta, “la pregunta es, ¿somos verdaderamente capaces de formar una cadena de carne ovina, podemos entender que todas las razas tienen su lugar en nuestro país y que todas están especializadas en algo? Parecería que no”, conjeturó.

Y parece que no porque si vamos al concurso de cordero pesado vemos las categorías razas carniceras y sus cruzas y las categorías doble propósito. Sin embargo, “si vas al Ramírez o Maroñas hay un solo premio y no uno por cada raza que se cría en el país”.

García Pintos hizo un llamado a trabajar por la oveja, porque “nos quedan 6 millones y tenemos que ser conscientes de qué vamos a dejar a nuestros hijos y nietos. Si en estos años no hemos sido capaces de solucionar el problema del ovino cuando había más ovejas, ahora que quedan 6 millones, ¿no somos capaces de lograr solucionar la problemática que tenemos?”

Recordó que en 1998, en Anchorena, “se iban a publicar datos de cruzamientos de razas ovinas pero no se dejó hacerlo, pasaron 25 años y seguimos sin solucionar los problemas de los cruzamientos, de la carne con la rentabilidad que da. Y hoy la verdadera rentabilidad del rubor ovino es la carne, pero discutimos y seguimos con los mismos problemas”.

“No soy yo quien va a juzgar, la historia lo hará, pero los hechos están marcando que alguien, que algunas personas o instituciones se equivocaron”.

AUDIO COMPLETO DEL DR. GABRIEL GARCÍA PINTOS.

Gabriel García Pintos | Radio Rural | Programa Diario Rural.
Disculpas.

Disculpas.

Referente a la nota editorial publicada en Todo El Campo el jueves 18 de enero.

Horacio Jaume | Montevideo | Todo El Campo | En mi último editorial en el programa Diario Rural correspondiente al martes 17 de enero y que Todo El Campo difundió el miércoles 18, cometí un error al incluir al Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) el no organizar el trabajo de investigación sobre el Merino Dohne, lo cual no es correcto.

Mis disculpas al Ing. Agr. Fabio Montossi y a todo su equipo.

Nota de Redacción – El siguiente es el artículo en cuestión: Horacio Jaume: ¿Por qué las instituciones no informaron con claridad la tendencia del mercado de lanas? – Todo El Campo

Sube la contribución rural en Salto

Sube la contribución rural en Salto

Salto/TodoElCampo-Sorpresa y preocupación ha generado la decisión de la Intendencia de Salto, de retirar los beneficios por buen pagador y descuento contado a los productores, por el pago de la Contribución inmobiliaria rural. Esto ha llevado a que este impuesto subiera casi un 30% respecto al año pasado.

El contador Walter Texeira Núñez, directivo de la Asociación Agropecuaria de Salto y consejero de la Federación Rural, explicó a diario Cambio que esta decisión surge de una observación realizada por el Tribunal de Cuentas sobre el tema. “Descubrimos con sorpresa que eso estaba pasando, investigamos un poco el tema y aparentemente la Intendencia de Salto se basa en una resolución con observaciones del Tribunal de Cuentas que correspondería a la Rendición de Cuentas del ejercicio 2021, que viene observando este hecho de las bonificaciones por entender que la Contribución Inmobiliaria Rural (CIR) es un impuesto nacional y que a la Intendencia solo le corresponde su recaudación y no estaría facultada para efectuar bonificaciones”.

 El productor indicó que esta observación se conoce “desde que existe este descuento”, así como también otras observaciones, como por ejemplo le cuestiona a la comuna salteña “los 100 litros de combustible mensual que se le dan a los ediles y los pasajes también; sin embargo, esto no mueve a la Intendencia a modificarlo ni a la Junta”. Al mismo tiempo dijo que “me parece que le ha venido bien a la Intendencia este hecho para intentar aumentar lo que recauda por este impuesto”. Texeira Núñez manifestó que “con hacer una consulta al área tributaria del Ministerio Economía y Finanzas se podría tratar de resolver el tema”, y volvió a remarcar que “da la impresión de que es conveniente para los intereses de la Intendencia para recaudar más, tomar simplemente la observación y acatarla en esta oportunidad”. En este sentido, indicó que las intendencias de los departamentos vecinos “que también reciben la misma observación, no la han tomado en cuenta y van seguir manteniendo los descuentos”. El productor se mostró preocupado, más allá de esta decisión de la Intendencia salteña, por el momento particular en la que se lleva adelante. “Estamos en una situación de sequía extremamente grave en esta parte norte del país, así que es totalmente inoportuna la medida” sostuvo.

CÓMO SE CALCULA

El profesional indicó que este impuesto nacional, “se basa en el valor real de los bienes inmuebles rurales, valor que se reajusta mediante decreto del Poder Ejecutivo todos los años”. En esta oportunidad, explicó que se realizó un corte del índice de precios en el mes de setiembre y se estableció el parámetro de la inflación para ajustar los valores de los inmuebles, que en este caso fue del 9,95%. Esa fue la base para el cálculo de la Contribución Inmobiliaria, “cuya tasa es del 1,25%”.

Texeira Núñez recordó que esta tasa fue reducida mediante un decreto del 2002, por parte del ex presidente Jorge Batlle, en tanto que en 2015, el Poder Ejecutivo eliminó esta reducción y retornó a la tasa actual. “Tomado en dólares, que es la moneda en la cual el productor recibe sus ingresos, este impuesto ha tenido una evolución ascendente realmente muy preocupante, pasando en el año 2002 de aproximadamente dos dólares por hectárea a cercanos los ocho dólares por hectárea hoy en día. Realmente es un impuesto que tiene un peso fijo muy importante y que nos preocupa muchísimo” dijo Texeira Núñez. El profesional expresó que “la gente que paga habitualmente al contado va a encontrarse con un aumento cercano al 35% en pesos, debido a que le sacaron este descuento de pago contado y el de buen pagador”, en tanto que quienes pagaban en cuotas el incremento será del 20 a 25%”.

PREOCUPACION GENERAL

El productor indicó que ya se ha comenzado a trabajar en este tema, con la Federación Rural y la Asociación Rural del Uruguay, para realizar un planteo formal al Poder Ejecutivo, debido a que esta situación puede ser adoptada en el futuro por las demás comunas departamentales, lo que sería un golpe muy importante en lo económico. Al mismo tiempo se va a solicitar nuevamente una rebaja del mismo.

Pin It on Pinterest