Franchi: La decisión de transformar Un Solo Uruguay en partido político está lejos.

Franchi: La decisión de transformar Un Solo Uruguay en partido político está lejos.

El debate si ser un partido político o un movimiento social acompaña a Un Solo Uruguay desde su nacimiento y cada tanto se retoma, pero “tiene que correr muchísima agua y a veces cuesta imaginar cómo puede darse un hecho así”.

La eventualidad de que Un Solo Uruguay (USU) se transforme en un partido político vuelve a estar sobre la mesa. Guillermo Franchi, referente y vocero del movimiento -además de productor- dijo que esa propuesta no es nueva sino que nació junto con los primeros pasos de aquella instancia de autoconvocados, solo que esta vez parece tener un mayor impacto en los medios de comunicación, pero en realidad es una propuesta a la que le falta madurar y evolucionar en caso de que se decida ir por ese camino.

Hace un mes y medio, en una reunión realizada en Paso de los Toros (Tacuarembó) se decidió volver a realizar reuniones presenciales de la Mesa Nacional en forma mensual, con carácter rotativo, y reeditar los cabildos para conocer e intercambiar con las personas de cada lugar. “Eso ya está definido y la próxima reunión será el 18 de junio en San José”, expresó Franchi.

En ese marco causó “expectativa la reedición de la propuesta de algunos integrantes del movimiento, sobre si Un Solo Uruguay debe dar el paso para la formación de un partido político”. Esta “es una discusión que se ha dado en el movimiento desde 2018, desde su creación hay gente que es partidaria de pelearla desde adentro y no desde afuera” de la política partidaria. “No se cuántas veces se ha dado esta discusión y siempre se zanjó por el camino de seguir como movimiento social”, comentó.

La diferencia de la propuesta presentada ahora con las que se plantearon años anteriores, es que “ahora ha tenido argumentos más sólidos y con más adeptos a esa transformación, pero no deja de ser una discusión interna que llevará el tiempo que sea necesario para laudar luego cómo seguimos”.

Franchi cuestionó “algún medio de prensa” que publicó que “ya estábamos haciendo las gestiones para conformar un partido político, y eso por ahora no es así”, sino que solamente “la discusión se puso arriba de la mesa una vez más”.

Sobre los argumentos “con peso” de quienes impulsan la idea de ingresar en el terreno político, dijo que “si el sistema político nunca evaluó lo que el movimiento ha propuesto, esas propuestas se pondrían a consideración de la gente”, porque tanto el Gobierno anterior como el actual “ni siquiera contestan” los temas sobre los que se hacen planteos.

No es que tengan obligación de contestarnos, “pero generan eso”, la interrogante de “hasta donde vamos a seguir y si vamos a continuar elaborando propuestas que no se llegan a discutir”.

Sin embargo, desde ese argumento hasta determinar dar el paso de convertirnos en partido político “tiene que correr muchísima agua y a veces cuesta imaginar cómo puede darse un hecho así”.

Franchi consideró que “como movimiento social hemos funcionado bien, más allá del magro resultado” de las críticas y preocupaciones planteadas, las que “muchas veces se podrían solucionar con voluntad política, siempre y cuando se deje la calculadora de votos” y se actúe de forma “más honesta y sensata” al “hablar de la producción, la productividad y el desarrollo del país”.

Por ahora USU es “un movimiento social de libre participación, pero lleva cuatro años y medio” y eso es “bastante inédito a nivel mundial”.

ESCUCHAR Y EVALUAR LO QUE LA GENTE OPINA.

Consultado sobre qué pasos concretos hay que dar pensando en las próximas elecciones que serán en 2024 en caso de que se decida tomar el camino político partidario, dijo que “lo primero son las rondas de contacto con la gente, porque el movimiento es horizontal y tiene que escuchar y evaluar lo que gente opina y piensa sobre esto”.

Se deberá desarrollar una discusión a nivel de base, con las Mesas Departamentales y que luego los delegados lleven a la Mesa Nacional, por lo cual “va a tener que pasar tiempo”, pero “me llama la atención de que todas las veces que esto se discutió, nunca causó tanto revuelo como ahora”.

El vocero señaló que parte del cuestionamiento que se realiza por quienes levantan esta bandera es: “¿El sistema político no está dispuesto a hacer lo que dijo que iba a hacer y hacer lo que tiene que hacer?; ¿parte del sector productivo tiene que dejar de producir para ir a pujar por cargos políticos para hacer la reforma que se han comprometido a hacer y nunca se han hecho?”.

En una clara crítica a los políticos dijo que hay una “necesidad de cuidar el puesto, de no hacer demasiada ola, de hablar siempre donde está la mayor cantidad de gente para estar a la pesca de los votos. Es como una campaña electoral permanente gobierno tras gobierno”, pero cuando llega el período electoral “empiezan a hablar de las grandes transformaciones del Uruguay, la eficiencia y estructura del Estado, bajar el gasto”, sin embargo cuando asumen unos y se van otros “los lineamientos mucho no varían”.

La pregunta es si “aquel que se dedica a producir tiene que dejar de hacer lo que hace para intentar hacer lo que los políticos permanentemente hablan en las campañas pero luego no hacen”.

ENTREVISTA COMPLETA.

Marcelo Nogué, la coherencia y la valentía.

Marcelo Nogué, la coherencia y la valentía.

Su partida, ahora dolorosa para sus más cercanos, se convertirá en un nuevo empuje para el movimiento que integró desde el primer día y cuya bandera ayudó a izar bien alto.

Hébert Dell’Onte | El sábado 12 de marzo falleció a los 50 años una de las caras más visibles de Un Solo Uruguay, Marcelo Nogué. Ingeniero agrónomo, productor, nacido en Montevideo pero radicado en Paysandú, la noticia de su deceso impactó a nivel nacional.

En 2018 se convirtió en una permanente fuente de información de la prensa dada su absoluta claridad al explicar las posiciones de Un Solo Uruguay sobre los más variados temas.

Podrá compartirse o no las diferentes posturas del movimiento y las intervenciones de Nogué, pero su atención a la prensa cada vez que era convocado no tiene punto de discusión.

Fue un hombre coherente: decía lo que pensaba y actuaba como hablaba, lógico y riguroso en el razonamiento, siempre dispuesto ante la convocatoria de todos los medios, y en lo que corresponde a Todo El Campo siempre nos atendió para aclarar o aportar su opinión sobre tantos temas, incluso aquellos en los que otros actores de la economía, política o sociedad, preferían no opinar.

Era lógico, valiente y directo. No esquivaba las preguntas difíciles, mucho menos omitía las respuestas.

Un hombre siempre comprometido con el interior, ese interior que lo adoptó y lo hizo suyo, convencido de que Uruguay no es sólo la capital y que la fuerza del país no está en las proximidades de la Ciudad Vieja, sino en las manos y los brazos que producen, en las espaldas de los hombres y las mujeres que se doblan para tocar la tierra y cosechar de ella lo mejor.

USU le reclamo a las actuales autoridades que sea un “Gobierno campero”

USU le reclamo a las actuales autoridades que sea un “Gobierno campero”

El movimiento Un Solo Uruguay se reunión ayer en Durazno como lo vienen haciendo desde hace 5 años  en Santa Bernardina haciendo saber las preocupaciones del movimiento relacionados al sector agropecuario.

En este caso la declaración final hizo énfasis en los beneficios que algunas multinacionales obtiene y no lo hace el productor “genuino” del país preguntándose si el trato fuera un poco mas preferencial como a las grandes empresas no hubiera sido posible salvar esos 12 mil productores que dejaron la producción.

Otro de los puntos destacados en la misiva hace énfasis en la necesidad de promover de la forma que sea el riego en el entendido de que lo que se gasta hoy ene emergencias por sequia se podrían evitar si primero de invierte en riego.

Compartimos la declaracion final de Un solo Uruguay

Ancap: El paro sindical causó “una falla grave” en refinería de La Teja.

Ancap: El paro sindical causó “una falla grave” en refinería de La Teja.

El ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, dijo que por la rotura la refinería no pudo volver a las condiciones normales y responsabilizó a la medida sindical. Según la Constitución (artículo 25), cuando los funcionarios causen daños, “el órgano público correspondiente podrá repetir contra ellos lo que hubiere pagado en reparación”.

El jueves 9 de diciembre, el ministro Paganini dijo en rueda de prensa que Ancap constató “una falla grave” en la refinería de La Teja como consecuencia de la inactividad debida al paro de 24 horas que llevaron adelante los funcionarios de Ancap nucleados en Fancap el martes 7.

“Se constató una rotura grave y la refinería no pudo volver a las condiciones normales por la medida sindical”, su reparación tardará entre “7 y 10 días”. Mientras tanto, el trabajo de la refinería será inferior a lo que debería y para amortiguar daños se dispuso que el ente comprara combustibles en el exterior, de esa forma se podrá garantizar” el abastecimiento a la población, estimó.

CRUCE VERRI – NOUGUÉ.

El subsecretario de Industria, Walter Verri, escribió en su cuenta de Twitter que lamentaba lo sucedido y que “ahora pagamos todos. Lamentable radicalización sindical”, enfatizó.

Marcelo Nougué, uno de los referentes de Un solo Uruguay, contestó: “Asumir que pagamos todos tan rápido, implica que no se intentará al menos que paguen los responsables. Esto último es lo que esperamos que ocurra, de lo contrario además se les abre el camino para que sigan haciendo cualquier cosa de forma irresponsable. ¡Que se hagan cargo!”, concluyó.

USU: “LO MÁS RANCIO DEL SINDICALISMO”.

Por otra parte, en las últimas horas Un Solo Uruguay consideró que “los paros en puertos, frigoríficos, y Ancap, muestran lo más rancio del sindicalismo” uruguayo.

Ante la ola de movilizaciones que ha afectado la sociedad en los últimos días, el movimiento Un Solo Uruguay apuntó contra el sindicalismo cuya actitud “se parece más a una estrategia de oposición irresponsable que a reclamos en defensa de derechos nunca perdidos”.

“Los paros en puertos, frigoríficos y en Ancap, muestran lo más rancio del sindicalismo”, expresa el movimiento.

Esos tres sectores “sin duda no han padecido los golpes de la pandemia”, pero se dedican “un día sí y otro también a trancar todo lo que pueden el desarrollo del país”.

Agrega que cuando “vastos sectores de la economía y por ende todos sus trabajadores esperan que la rueda gire para todos, los que tienen la vaca ataca hacen lo posible para que eso no ocurra”.

Pin It on Pinterest