Río Grande sufrió importantes pérdidas en todos los rubros agropecuarios, con fuerte impacto en la avicultura.

Río Grande sufrió importantes pérdidas en todos los rubros agropecuarios, con fuerte impacto en la avicultura.

Por inundaciones Río Grande perdió 2,7 millones de toneladas de soja; también hubo pérdidas en productores ganaderas. En el sector animal el más perjudicado es la avicultura.

São Paulo, Brasil | Todo El Campo | las inundaciones en Río Grande do Sul causaron pérdidas de soja estimadas en 2,7 millones de toneladas, según informó la agencia de cultivos Emater

La cosecha podría llegar a los 19,53 millones de toneladas, una caída de 2,71 millones de los 22,24 millones de toneladas pronosticado en marzo cuando las inundaciones aún no se habían registrado.

En ese estado, el rendimiento esperado es de 2,9 kilos por hectárea.

PRODUCCIÓN ANIMAL.

Según Emater son más de 3.700 los productores ganaderos afectados, principalmente del rubro avicultor, con 1,198 millones de aves perdidas tras las inundaciones y los corrimientos de tierras que se registraron en algunas zonas del estado.

También hubo pérdidas de vacunos de carne y leche, cerdos, peces y abejas.

Más de 206.000 propiedades rurales fueron afectadas, con pérdidas de diferentes maneras incluyendo infraestructuras lo que incluye instalaciones de almacenamiento, carreteras e instalaciones de todo tipo.

En cuanto a las aves, la Asociación Gaucha de Avicultura señaló que del 5 al 20 de mayo, al menos 20 establecimientos fueron afectados, a lo que se suma el paro de operaciones en el sector industrial por daños en la infraestructura.

Poultry World reportó que las afectaciones causadas por los desastres naturales de las últimas semanas causaron la pérdida de más de 980.000 huevos fértiles.

José Eduardo dos Santos, gremialista avícola de la región, puntualizó que se están siendo afectados los consumidores como las comercializaciones finales, ya que los últimos no cuentan con un suministro suficiente de los diferentes bienes derivados para solventar la demanda. La Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) señaló que Río Grande do Sul es el tercer estado exportador, luego de Paraná y Santa Catarina, habiendo dispuesto de casi 70.000 toneladas de carne de pollo en abril.

Foto portada de MAPA.

Pérdidas de cerdos y aves de corral por inundaciones en el sur de Brasil.

Pérdidas de cerdos y aves de corral por inundaciones en el sur de Brasil.

Murieron 279.000 cabezas de aves de corral destinadas al sacrificio, así como 150.000 gallinas ponedoras

Río Grande do Sul, Brasil | Todo El Campo | El estado brasileño de Rio Grande do Sul sufrió grandes pérdidas de ganado y aves de corral debido a las recientes inundaciones. Los criadores de cerdos perdieron unas 12.600 cabezas después de que las inundaciones sumergieran pueblos enteros en el estado, sostuvo Valdecir Folador, jefe del lobby local de productores de cerdos Acsurs.

Unas 30 granjas fueron afectadas, incluidas las de proveedores de BRF y JBS, dijo.

Asgav, un grupo que representa a los procesadores y criadores de aves de corral locales, estimó que murieron 279.000 cabezas de aves de corral destinadas al sacrificio, así como 150.000 gallinas ponedoras.

Además, cuatro plantas procesadoras de carne fueron paralizadas.

RÍO GRANDE DO SUL.

Río Grande do Sul representa el 24,2% de las exportaciones totales de carne de cerdo y el 16,2% de las exportaciones de pollo de Brasil, según el lobby de la industria nacional ABPA (Asociación Brasileña de Proteína Animal).

Así mismo, el puerto de Río Grande se vio afectado por inundaciones y deslizamientos de tierra que bloquearon carreteras y afectó un enlace ferroviario a sus terminales.

El puerto envía casi el 9% de las exportaciones totales de carne de cerdo de Brasil y el 6,3% de las exportaciones de pollo, según datos de ABPA.

Artículo de Jim Wyckoff del equipo de redacción de El Sitio Avícola.

Mattos confirmó la emergencia agropecuaria y advirtió que Uruguay no está preparado para el cambio climático.

Mattos confirmó la emergencia agropecuaria y advirtió que Uruguay no está preparado para el cambio climático.

Es la quinta emergencia en lo que va del período de Gobierno. En esa zona se pasó de la peor sequía a una de las mayores inundaciones de la historia.

Montevideo | Todo El Campo | En conferencia de prensa de 16 minutos, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, dijo que la emergencia agropecuaria es para una zona de 1,2 millones de hectáreas, seis seccionales de Treinta y Tres y seis de Rocha, incluyendo los rubros afectados: “Ganadería, agricultura y algo de lechería”.

Agregó que el arroz lleva una cosecha “avanzada” y que también está la cosecha de soja. Los excesos de agua afectan “la calidad del grano y la productividad”, explicó, y sobre la ganadería dijo que “los productores tienen que retirar el ganado a las zonas más altas para salvarlo y darle alimento”.

También hizo referencia a la caminería rural, tema que escapa al Ministerio de Ganadería, pero al cual éste no puede ser ajeno. La emergencia vial declarada permitirá “sacar la cosecha”, y advirtió sobre “la falta de disponibilidad de camiones y la suba de los fletes” que se suma a las precipitaciones y crecidas de ríos y arroyos.

La declaración activa el uso del Fondo Agropecuario de Emergencia (FAE) permitiendo facilidades a los productores que comprende, como “apoyo financiero con alguna ayuda no reembolsable, además se plantearán contingencias forrajeras para compensar las pérdidas de peso de los ganados por la falta de disponibilidad de alimentos”; y los que están por fuera “cuentan con la banca privada y el BROU que dispondrán de sus propias líneas”.

Se declara así “la quinta emergencia en lo que va del período de Gobierno con 18 postergaciones de plazo”, en años con permanentes desafíos climáticos: “Primero por sequía y ahora por exceso de agua”.

El año pasado la ayuda fue de unos US$ 40 millones para productores “en créditos subsidiados, tenemos que seguir porque es la forma en que el productor puede acceder a dinero de rápida y libre disponibilidad y que tiene un retorno con plazos acordados e intereses subsidiados”.

Uruguay no tiene preparación para enfrentar los eventos climáticos.

Mattos comentó que “no estamos preparados para enfrentar situaciones que alternan episodios cada vez más frecuentes y de mayor intensidad”, y enfatizó en que “esta misma zona que está inundada, hace 4 o 5 meses estaba en sequía.

Mencionó la Estrategia Nacional para el Desarrollo Agropecuario (Senda) donde “hay un componente de desarrollo de riego como política de Estado que nos permita enfrentar de la mejor manera la situación”. De cualquier manera, “las inundaciones son muy difíciles de arreglar, las medidas que podemos tomar son fundamentalmente por falta de agua”.

Lo que pasó en Río Grande do Sul, a pocos kilómetros de Uruguay, pudo haber pasado acá y puede pasar en algún momento, por lo que “tenemos que cuestionarnos si tenemos la capacidad y si estamos preparados para afrontar esta emergencia”, planteó el ministro.

“Eso nos puede pasar”, reiteró, “y es un tema que hablamos en todos los foros. La causa del cambio climático es la acción humana, especialmente en los países desarrollados, que se comprometieron a derivar recursos a los países en desarrollo que cada vez son más vulnerables”.

URUGUAY SIGUE CRECIENDO.

A pesar de esa vulnerabilidad y que “el año pasado Uruguay tuvo la peor sequía de la historia, en todo el territorio nacional y con todos los rubros afectados, tuvimos un crecimiento económico de 0,4%, y este año proyectamos tener del 3,5% al 4%”.

“La suerte de nuestra economía tiene que ver con el clima, con el cambio climático y la adaptación que tengamos”, enfatizó.

Por último, Mattos dijo que “las pérdidas están evaluándose” y que el problema es en una zona puntual, porque en la zona núcleo “vamos a tener muy buenos rindes y la calidad no está afectada”.

Fernando Mattos | Rueda de prensa 22/05/2024
En Río Grande do Sul, las inundaciones también amenazan la producción de miel.

En Río Grande do Sul, las inundaciones también amenazan la producción de miel.

El sector estaba en proceso de recuperación de las lluvias de 2023, recibiendo este año un nuevo y más duro golpe. Productores estiman que este año no habrá producción.

Montevideo | Todo El Campo | Según Globo Rural y el sitio informativo Terra, el estado de Rio Grande do Sul representa el 15% de la producción de miel de todo Brasil, ahora se espera que a causa de las inundaciones cambien los parámetros productivos de las abejas para este y los próximos años ya que además de afectarse la vegetación se han perdido colmenas.

Las abejas están entre las especies que tardarán más años en volver a la normalidad en cuanto al número como la productividad.

Según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IGBE), en 2022 el estado produjo el 15% de la miel de Brasil, con 9.000 toneladas y cuenta con 37.000 de las 100.000 propiedades dedicadas a la apicultura en el país.

Patric Luderitz, vicepresidente de la Federación de Apicultura y Meliponicultura de Rio Grande do Sul, dijo a Globo Rural que la realidad para el sector es “catastrófica”, y que a las inundaciones de 2023 se agregan ahora las de mayo de 2024.

Se perdió el 10% de la población de abejas, agregó, y explicó que la apicultura de Rio Grande do Sul tardará al menos dos años en recuperarse, “dependiendo del clima y de los recursos” que tengan para invertir en el sector.

También financieramente el daño es bastante impactante. Se estima que el valor de la producción brasileña de miel alcanza los mil millones de reales.

Asimismo, preocupa la llegada del invierno, porque sin alimentación las abejas afrontarán la temporada muy debilitada, lo que puede incrementar las pérdidas.

Abner Furtado, presidente de la Asociación Gaucha de Apicultores, dijo a Globo Rural que los trabajadores ya están “pensando que este año no habrá producción”.

Mattos firmó la emergencia agropecuaria para parte de Rocha y Treinta y Tres.

Mattos firmó la emergencia agropecuaria para parte de Rocha y Treinta y Tres.

Se extenderá por 120 días y abarca 12 seccionales policiales en los departamentos más afectados por el exceso hídrico.

Treinta y Tres | Todo El Campo | El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, firmó la declaración de emergencia agropecuaria por 120 días para las zonas afectadas por exceso hídrico, comprendiendo parte de los departamentos de Rocha y Treinta y Tres.

De acuerdo a la resolución, teniendo en cuenta las actuales condiciones y pronósticos y las evaluaciones realizadas por los técnicos y el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet), que actúan como órgano asesor del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) en la Comisión de Emergencia Agropecuaria, el ministro Mattos firmó la resolución.

El texto declara en emergencia algunas seccionales policiales de los departamentos de Rocha y Treinta y Tres.

Las seccionarles de Rocha son 2a, 3a, 4a, 5a, 6a y 9ª; y las de Treinta y Tres 1a, 2a, 3a, 7a, 9a y 10a.

Los productores comprendidos en esas seccionales podrán acceder al Fondo de Emergencia Agropecuaria que queda activo una vez declarada la emergencia.

Foto de portada X @SerranoAbella.

DOCUMENTO COMPLETO.

Pin It on Pinterest