Bajó Fonterra, pero sin perder la estabilidad.

Bajó Fonterra, pero sin perder la estabilidad.

La leche en polvo entera se ubicó en los US$ 4.125 la tonelada.

Este martes 21 de junio Fonterra celebró el evento 310, una subasta de ajuste de precios, con el promedio cayendo 1,3% hasta los US$ 4.600 la tonelada. La leche en polvo entera tuvo una baja marginal, sobre la cual el presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ing. Juan Daniel Vago, comentó que “se mantiene la estabilidad”.

VALORES.

Grasa de leche anhidra: US$ 5.913 (-4,7%) la tonelada.

Manteca: US$ 6.213 (+2,4%).

Cheddar: US$ 4.875 (-9,0%).

Leche en polvo descremada: US$ 4.276 (+1,0%).

Leche en polvo entera: US$ 4.125 (-0,6%).

Fonterra subió a US$ 4.656.

Fonterra subió a US$ 4.656.

La leche en polvo descremada subió 3,0%; en tanto que la entera bajó levemente 0,3%.

Este martes 7 de junio se realizó el evento 309 de Fonterra que marcó una suba después de cinco bajas consecutivas. El valor promedio fue de US$ 4.656 la tonelada, 1,5% más que la segunda quincena de mayo.

LOS VALORES DE FONTERRA.

Grasa butírica anhidra US$ 6.201 (+2,7%).

Manteca US$ 6.068 (+5.6%).

Suero de manteca en polvo US$ 4.398 (4,5%).

Queso Cheddar US$ 5.365 (-3,6%).

Leche en polvo descremada US$ 4.240 (+3,0%).

Leche en polvo entera US$ 4.158 (-0,3%).

En 5 eventos de Fonterra la leche en polvo entera bajó US$ 823 la tonelada.

En 5 eventos de Fonterra la leche en polvo entera bajó US$ 823 la tonelada.

En el evento 303 del 1° de marzo la LPE tenía un valor de US$ 4.757, cinco subastas después (308 del 17 de mayo) el precio cayó US$ 823 y cerró a US$ 3.934.

Hébert Dell’Onte | El martes 17 de mayo se realizó el evento 308 de Fonterra cuyo promedio acumuló una nueva baja, esta vez del 2,9%, la quinta caída consecutiva.

Antes, en el evento 307 (3 de mayo) la baja había sido del 8,5%, un guarismo que llamó la atención por su magnitud. En el evento 306 (19 de abril) bajó 3,6%; en el 305 (5 de abril) la baja fue del 1%; y en el 304 (15 de marzo) cayó 0,5%.

En definitiva, el precio promedio descendió de US$ 5.065 (evento 303 del 1° de marzo) a US$ 4.432 ayer (diferencia es de -US$ 633 en sólo 5 eventos).

En esas 5 fechas también hubo un importante ajuste en la leche en polvo entera que el 1° de marzo llegó a su mayor precio en el año (US$ 4.757), iniciando luego un proceso a la baja cerrando este martes 17 a US$ 3.934 (diferencia de -US$ 823).

Cabe señalar que el valor promedio de la tonelada en enero era de US$ 4.247, como fue dicho el 1° de marzo llegó al techo de US$ 5.067 y ahora se asemeja al precio de comienzo de año, US$ 4.432.

La misma observación vale para la leche en polvo entera que en enero cotizó en US$ 3.866, el 1° de marzo subió a US$ 4.757, y el martes 17 de mayo se ubicó en US$ 3.934.

La leche en polvo descremada cotizó en US$ 4.116 (-0,6%).

El queso, US$ 5.635 (-0,1%).

La manteca, US$ 5.750 (-1,0%).

Grasa butírica anhidra, US$ 6.043 (+0,6%).

Desde Nueva Zelanda, analistas lácteos consideran que el comportamiento del mercado tiene que ver con factores globales como el enfriamiento parcial de la demanda en el norte de Asia, los brotes de Covid en China, la crisis Sri Lanka y la guerra entre Rusia y Ucrania.

Importante caída de Fonterra y la leche en polvo entera.

Importante caída de Fonterra y la leche en polvo entera.

La leche en polvo entera sumó una nueva baja, la cuarta consecutiva, y perforó los US$ 4.000 la tonelada por primera vez luego de superar ese valor en la segunda quincena de enero.

El martes 3 de mayo se realizó la primer subasta de Fonterra que tuvo una caída pronunciada del 8,5%, y el promedio se ubicó en US$ 4.419 la tonelada.

Todos los productos bajaron, los precios quedaron de la siguiente forma:

Grasa butírica anhidra US$ 6.008 (-12,1%).

Manteca US$ 5.807 (-12,5%).

Suero de manteca en polvo US$ 4.203 (-6,1%).

Queso cheddar US$ 5.652 (-8,6%).

Leche en polvo descremada US$ 4.130 (-6,5%).

Leche en polvo entera US$ 3.916 (-6,5%).

La leche en polvo entera sumó una nueva baja, la cuarta consecutiva, y perforó los US$ 4.000 la tonelada por primera vez luego de superar ese valor en la segunda quincena de enero.

El presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ing. Agr. Juan Daniel Vago escribió en su cuenta de Twitter que la baja se debe por efectos combinados de la pandemia que afecta la logística en China, además de la guerra entre Rusia y Ucrania. Esos factores generan incertidumbre en la geopolítica global e instó a la cautela al momento de tomar decisiones.

Fonterra estudia algas marinas para reducir la emisión de metano en tambos.

Fonterra estudia algas marinas para reducir la emisión de metano en tambos.

Investigaciones realizadas por una agencia australiana demostraron que es posible reducir las emisiones más del 80% en ensayos de laboratorio. Ahora hay que trasladar ese logro a los tambos y que sea comercial y productivamente beneficioso.

Sea forest, una compañía australiana, y la cooperativa láctea Fonterra están estudiando el potencial de las algas Asparagopsis (foto) para reducir el metano en un sistema de cultivo alimentado con pasto. Csiro, una agencia australiana de investigación demostró que las emisiones se reducen considerablemente (más del 80%) en ensayos de laboratorio.

Jack Holden, gerente general de sostenibilidad de Fonterra, dijo a Dairy Reporter que el uso de las algas debe probarse fuera del laboratorio: “Necesitamos averiguar si podemos usar este suplemento de una manera que sea segura para las vacas, segura para los consumidores y para garantizar que no haya impacto en el sabor o la calidad de la leche”.

Los estudios llevan ya dos años y se ha trabajado con 900 vacas lecheras en Australia, las que “han sido alimentadas con pequeñas cantidades del suplemento de algas marinas y los resultados han sido prometedores en cada etapa. Ahora estamos expandiendo la prueba a través de tres tambos adicionales, para probar la aplicación del suplemento a escala comercial”, explicó sobre el avance de la investigación.

Además de lo expresado en el párrafo anterior, es importante que el uso de las algas sea “fácil de implementar y beneficioso para los agricultores” porque de lo contrario los productores no podrán adoptar su uso. “Si el ensayo resulta exitoso, hemos acordado con Sea Forest que los agricultores de Fonterra tendrán primero acceso a la solución comercial de Asparagopsis”.

El CEO y fundador de Sea Forest, Sam Elsom, comentó que “Asparagopsis es un alga común nativa de las aguas de Tasmania y Nueva Zelanda” y que esa empresa es “la primera en el mundo en cultivarla a escala comercial a través de la acuicultura marina y terrestre”.

OTRAS TECNOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS EN LA FASE INVESTIGATIVA.

Asimismo, desde Fonterra se es consciente que la lucha contra el metano no será sólo a través de una herramienta, sino que deberán ser varias tecnologías, y el uso de las algas es una de ellas.

Asparagopsis sería una de las varias soluciones que se están investigando, publicó Dairy Reporter. (En base a artículo de Jim Cornall. Foto de Fonterra).

Pin It on Pinterest