El petróleo desordena y desequilibra el mercado.

El petróleo desordena y desequilibra el mercado.

El valor del crudo está teniendo consecuencias en los países que se enfrentan a un costo no esperado y difícil de manejar.

Hébert Dell’Onte | Una de las consecuencias de la guerra fue la suba del petróleo crudo que empujó al alza el combustible en todo el mundo, ayudando con eso a la escala inflacionaria y el encarecimiento de la producción y la vida de las personas. A partir del petróleo caro se encarece todo lo demás, el mundo lo sabe bien.

El precio del crudo es tan desestabilizador que algunos países han comenzado a buscar soluciones que no afecten al consumidor. No es sostenible en el tiempo acompañar el alza del combustible con mayores precios en el surtidor.

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden elevará una propuesta al parlamento en la cual propone que por un tiempo limitado se suspenda un impuesto federal que agrava el valor del combustible.

Se trata de un impuesto federal que grava en US$ 0,18 cada galón que ya llegó a un máximo de US$ 5, hace un año estaba a US$ 3, pero hay estados en que supera los US$ 6. Un galón equivale a más de litros y medio. Según medios de prensa estadounidenses, Biden busca “aliviar directamente a los consumidores”.

El Gobierno estadounidense sabe -y es obvio dado la escala de precios- que con la rebaja propuesta no se logra mucho, pero es una ayuda.

PETRÓLEO RUSO EN EUROPA.

En Europa los flujos de petróleo ruso han comenzado a subir silenciosamente, según publicó Bloomberg el lunes 20 en un detallo artículo (i). Lo que puede estar sucediendo es que la determinación de Europa de dejar de comprar crudo ruso esté decayendo, sugiere la nota

La afirmación se sustenta en el hecho de que la semana pasada las refinerías europeas recibieron 1,84 millones de barriles diarios de crudo ruso, dándose así el tercer aumento semanal consecutivo, llegando a los envíos de Rusia a Europa, incluida Turquía, a su nivel más alto en casi dos meses.

Las sanciones impuestas a Rusia se han convertido en un boomerang y China e India se han favorecido porque han continuado haciendo sus adquisiciones y hoy son los mayores compradores de crudo ruso.

ARGENTINA FALTA GASOIL QUE SE VA A LOS PAÍSES VECINOS.

En el sur también hay problemas. Desde hace algunas semanas Argentina ha sufrido, en algunas de sus provincias del norte, la fatal de combustible, pero la amenaza ahora se extiende a otras zonas del país. Lo novedoso es que no falta porque no haya petróleo para producir sino por dos factores, el primero la incertidumbre sobre qué pasará lleva a que haya mayor acopio, y segundo la compra de los países vecinos.

Las provincias que más demanda tuvieron en lo que va del año y en comparación con 2021 fueron Formosa (límite con Paraguay) y La Pampa (centro argentino, no limita con otros países), con un crecimiento del 43% y 369% respectivamente. También se destaca el incremento de Entre Ríos (34% más) que limita con Uruguay, y Corrientes (33%) limita con Paraguay y Brasil. Todos datos que surgieron en un estudio de Martín Bronstein, investigador del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad (Ceepys).

“Ya que Formosa no registró en estos meses ningún milagro productivo, la explicación del descomunal incremento en las ventas de gasoil lo explica su proximidad con Paraguay, donde el mismo combustible cuesta un 119% más caro que del lado argentino”, explicó Bronstein. Igual explicación cabe para Entre Ríos y Corrientes ya que Uruguay y Brasil tienen el gasoil 163% y 119% más caro que Argentina.

En Chile el precio del combustible también es más caro que en Argentina.

Diario 26 informó que la petrolera argentina YPF comenzó a vender, a partir del 8 de junio, gasoil más caro a vehículos extranjeros, con lo que busca minimizar el impacto de los extranjeros.

En un comunicado YPF explicó: “La medida busca limitar la demanda inusualmente alta asociada con el consumo fronterizo y logístico, donde se registra un crecimiento que supera el 30% en algunos puntos del país”.

PRECIO DEL PETRÓLEO.

El precio del Brent crudo está por encima de los cien dólares y no hay muchas expectativas de que haya un cambio a precios más “amigables” con los consumidores.

Las opciones no son muchas. Una, que los gobiernos agudicen su imaginación para ver cómo abaratar el valor del combustible -la iniciativa de Biden parece estar en el camino correcto-, otra es la antipopular medida de trasladar la suba al consumidor final. Y la tercera opción posible es retomar las compras a Rusia como está haciendo Europa. Cada país decidirá según el tipo de crudo, ubicación geográfica y posibilidades financieras.

(i) Los flujos de petróleo ruso a Europa han comenzado a subir silenciosamente – Bloomberg

Foto de BM.

Estados Unidos: Las “sequías repentinas” son la próxima gran amenaza climática del Medio Oeste.

Estados Unidos: Las “sequías repentinas” son la próxima gran amenaza climática del Medio Oeste.

Una nueva investigación muestra que el clima seco está llegando más rápidamente que antes, con poca advertencia anticipada, lo que se llama “sequía repentina”.

Diana Kruzman | Las cosas están cambiando. Los meses de setiembre en Oklahoma son, típicamente, una temporada de lluvias, cuando los agricultores aprovechan el tercer mes más lluvioso del estado para plantar trigo de invierno. Pero el año pasado, muchos fueron tomados por sorpresa por un clima anormalmente seco que llegó sin previo aviso. En el lapso de solo tres semanas, casi tres cuartas partes del estado comenzaron a experimentar condiciones de sequía, que van de moderadas a extremas.

Las sequías de rápido movimiento como esta se están desarrollando cada vez más rápidamente a medida que el cambio climático empuja las temperaturas a nuevos extremos, indica una investigación reciente, lo que agrega una nueva amenaza a los peligros de plagas, inundaciones y más sequías a largo plazo que los agricultores en los Estados Unidos ya enfrentan. Conocidos como «sequías repentinas», estos períodos secos pueden materializarse en tan solo cinco días, a menudo devastando áreas agrícolas que no están preparadas para ellos.

Durante la sequía del año pasado en Oklahoma, Jonathan Conder, meteorólogo de una estación de noticias local en Oklahoma City, destacó la velocidad y la gravedad del evento. Tulsa, la segunda ciudad más grande del estado, pasó 80 días con escasez hídrica, mientras que las temperaturas en el suroeste de Oklahoma subieron a los tres dígitos.

«Esto es enorme para Oklahoma», dijo Conder durante su transmisión el 1 de octubre de 2021. «Nuestra comunidad agrícola, los agricultores que siembran trigo, es posible que ni siquiera puedan plantar si no reciben escasas lluvias».

El umbral para las condiciones de sequía difiere según la ubicación, y el Monitor de Sequía de Estados Unidos utiliza datos sobre la humedad del suelo, el flujo de corrientes y las precipitaciones para clasificar las sequías por su gravedad. Mientras que las sequías típicas se desarrollan durante meses a medida que las precipitaciones disminuyen gradualmente, las sequías repentinas se caracterizan por una fuerte caída en las precipitaciones, particularmente durante una temporada que normalmente recibe abundancia, junto con altas temperaturas y vientos rápidos que secan rápidamente el suelo. Pueden marchitar los cultivos o evitar que las semillas broten, retrasando o disminuyendo la cosecha.

Ahora, las sequías repentinas están llegando cada vez más rápido, lo que las hace más difíciles de predecir y más dañinas, según un estudio reciente publicado en Nature Communications. La investigación, de científicos de la Universidad de Texas y la Universidad Politécnica de Hong Kong, encontró que en los últimos 20 años, el porcentaje de sequías repentinas que se desarrollan en menos de una semana aumentó en más del 20% en el centro de los Estados Unidos.

«Debería prestarse más atención a este fenómeno», dijo Zong-Liang Yang, profesor de geociencias en la Universidad de Texas y uno de los coautores del estudio, así como «cómo implementar realmente (estos hallazgos) en la gestión agrícola».

Los científicos han advertido durante mucho tiempo que el calentamiento de las temperaturas y los cambios en los patrones de lluvia debido al cambio climático representan una amenaza para los cultivos comerciales del Medio Oeste y las Grandes Llanuras, principalmente el maíz, el trigo y la soja. Pero las sequías repentinas son un área de investigación relativamente nueva, dijo Yang, y el término ganó uso solo en las últimas dos décadas.

El aumento en su gravedad y frecuencia, sin embargo, ya se está sintiendo en todo Estados Unidos. En 2012, una sequía repentina golpeó el centro del país en medio de la temporada de crecimiento, causando un estimado de US$ 31.200 millones en pérdidas de cultivos. Otra sequía repentina golpeó Montana, Dakota del Norte y Dakota del Sur en la primavera de 2017, lo que provocó más de US$ 2.600 millones en pérdidas agrícolas, junto con «incendios forestales generalizados, mala calidad del aire, ecosistemas dañados y salud mental degradada», según un estudio publicado en el Boletín de la Sociedad Meteorológica Americana.

EE.UU., BRASIL, INDIA, ÁFRICA, RUSIA.

Las sequías repentinas también son un problema global, con Brasil, India y varios países de África enfrentando los peores impactos. En 2010, una sequía repentina seguida de una ola de calor en Rusia detuvo temporalmente las exportaciones de trigo, una interrupción importante para las comunidades de todo el Medio Oriente que dependen del grano del país.

El daño que pueden causar las sequías repentinas depende del cultivo y la época del año, dijo Dennis Todey, director del Centro Climático del Medio Oeste del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. El maíz es el más vulnerable durante su temporada de polinización a mediados del verano, mientras que la soja se ve afectada en agosto y el trigo durante la temporada de siembra en la primavera.

La sequía es una parte natural del clima en esta región, dijo Todey, particularmente en la parte occidental del Cinturón del Maíz, una región que abarca el Medio Oeste y las Grandes Llanuras. Lo que hace que las sequías repentinas sean tan peligrosas es su rápido inicio, dijo Todey, dejando poco tiempo para que los productores agrícolas se preparen.

«La sequía la mayoría de las veces se considera un evento de inicio lento y luego un evento de parada lenta», dijo Todey. «En un entorno de sequía repentina, en lugar de comenzar a secarse gradualmente, tienes superficies que se secan muy rápidamente, tienes algunos cultivos recién plantados que están empezando a estresarse más rápidamente».

Sin embargo, muchos agricultores no saben si están comenzando a experimentar una sequía, hasta que las lluvias esperadas no aparecen. Las lluvias a mediados de octubre (2021) ayudaron a aliviar la sequía repentina que comenzó en Oklahoma en setiembre, pero después de eso se produjo una sequía mucho más larga, dijo Keeff Felty, un agricultor de trigo y algodón de cuarta generación en la parte suroeste del estado. Como resultado, parte de su cosecha nunca germinó, mientras que su rendimiento general disminuyó cuando llegó el momento de la cosecha.

«Hay mucha información por ahí, y tienes que aprovechar lo que funciona mejor para ti, pero también tienes que estar preparado para que vaya totalmente al sur», dijo Felty. «Nadie vio venir [la sequía], y es solo un hecho del clima que no tenemos ningún control sobre ella. Es solo la vida».

Las sequías típicas pueden durar meses o incluso años, el oeste de Estados Unidos está experimentando actualmente su tercera década de «megasequía», mientras que las sequías repentinas pueden terminar más rápidamente, en semanas o meses, dijo Yang. Y pueden golpear en áreas relativamente húmedas, incluida la parte oriental del país, donde las condiciones de sequía son mucho más raras que en el oeste.

La razón principal por la que están ocurriendo más rápido, dijo Yang, es el cambio climático. A medida que el aire se calienta, puede conducir a una mayor evaporación y secar el suelo. Esto puede ocurrir incluso en áreas que pueden esperar recibir más lluvia en general debido al cambio climático, porque los científicos proyectan que las precipitaciones se distribuirán de manera desigual, cayendo en eventos más extremos y haciendo que otras partes del año sean más secas.

«Cada década [reciente] que hemos visto es la década más cálida de la historia», dijo Yang. Y con el mundo en camino de superar una temperatura global que es 1,5 grados Celsius (2.7 grados Fahrenheit) más alta que el promedio preindustrial, espera ver sequías repentinas y sequías más largas que ocurran con mayor frecuencia.

Los investigadores están trabajando en mejorar sus modelos para predecir mejor las sequías repentinas, dijo Yang, con la ayuda de nuevas tecnologías como el monitoreo satelital más granular y el aprendizaje automático. El marcador principal que buscan son las altas tasas de evapotranspiración, cuando las plantas absorben agua del suelo y luego la liberan al aire a través de sus hojas, un proceso que se acelera con altas temperaturas y vientos y se puede monitorear con cámaras especiales que detectan la fluorescencia o el calor emitido por las plantas.

Si los agricultores pueden saber cuándo anticipar una sequía repentina, dijo Todey, pueden omitir o retrasar la siembra, o reducir su uso de fertilizantes cuando saben que un cultivo no crecerá. También pueden ajustar su horario de siembra y cuidar mejor su suelo minimizando la labranza, lo que lo seca aún más. Pero con cada vez menos tiempo para prepararse para las sequías repentinas, dijo Todey, algunos pueden tener que tomar decisiones difíciles sobre si plantar en absoluto.

«Los productores agrícolas se adaptan naturalmente a las condiciones cambiantes», dijo Todey. «Pero eventualmente llega un punto en el que [las pérdidas] se vuelven más frecuentes. La gente comienza a decir: ‘Está bien, esto no está funcionando'».

(*) Artículo de Diana Kruzman en Grist, sitio web especializado en asuntos climáticos que se puede leer en Grist.org: Clima. Justicia. Soluciones. | Molienda

Sector lácteo de EE.UU. espera prohibición de denominar “leche” productos que no lo son.

Sector lácteo de EE.UU. espera prohibición de denominar “leche” productos que no lo son.

Los lecheros norteamericanos plantearon a los parlamentarios estadounidenses y a la FDA que el etiquetado “leche” se reserve a los fluidos extraídos de las glándulas mamarias de los animales

En el mundo sigue habiendo debates absurdos. Uno de ellos es si los envases de bebidas a base de vegetales (de almendras, soja, etc.) pueden ser etiquetados como “leche”. En español no debería haber dudas ya que la Real Academia Española define leche como el “líquido blanco que segregan las mamas de las hembras de los mamíferos para alimento de sus crías”, aun así hay países en que el tema sigue siendo discutido.

En Estados Unidos, donde no se habla español, el sector lácteo espera que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) se pronuncie en respuesta al reclamo de grupos lecheros que advierten que llamar leche a productos que no lo son implicarían una confusión a los consumidores.

Los lecheros norteamericanos plantearon a los parlamentarios estadounidenses y a la FDA que el etiquetado “leche” se reserve a los fluidos extraídos de las glándulas mamarias de los animales, publicó la revista estadounidense Mother Jones.

La FDA, entidad que regula el etiquetado de los alimentos, parece afiliarse con la industria láctea.

El debate lleva años y se hadado en todas partes del mundo.

En 2019 la Federación Nacional de Productores de Leche dijo a la FDA, es que llamar “leche de almendras” a un producto que es una “bebida de almendras” es “engañar sobre el contenido nutricional de los imitadores de origen vegetal en relación con los productos lácteos reales”.

Eso es perjudicial para los consumidores porque una taza de leche láctea contiene 8 gramos de proteína, y una bebida de almendras denominada “leche” puede hacer creer a los consumidores que está recibiendo una cantidad similar de proteína, cuando no es así porque la bebida de almendras generalmente aporta solo 1 gramo de proteína. Además de ser una estafa nutricional.

Desde la contraparte se argumenta que en 1945, los estadounidenses consumían 2,3 tazas diarias de leche por día. Desde entonces el consumo anual por persona ha caído y actualmente es de 0,57 tazas diarias, y la tendencia va en caída, siendo su uso con cereales o mezclados con otras bebidas como el café. A pesar de la disminución del consumo de leche el país no ha sufrido crisis de nutrición, argumentan.

EE.UU. podría acordar con Bielorrusia liberar granos de Ucrania y la exportación de fertilizantes de ese país.

EE.UU. podría acordar con Bielorrusia liberar granos de Ucrania y la exportación de fertilizantes de ese país.

De concretarse el acuerdo impactaría doblemente: Por un lado, liberaría granos de Ucrania, y por otro fertilizantes de Bielorrusia. De esa forma, granos y fertilizantes se volcarían al mercado lo que impactaría en los precios.

Hébert Dell’Onte | ¿Es posible que haya un cambio en los precios internacionales de los granos y fertilizantes? De ocurrir, cambiará la forma en que las empresas proveedoras y los productores de todo el mundo manejen y prevean sus próximas campañas.

No hay que darlo por hecho, pero Estados Unidos y Bielorrusia negocian una posible apertura, serían 8 millones de toneladas las que se volcarían al mercado descomprimiendo los precios.

La brasileña Agrinvest Commodities publicó este de domingo 22 de mayo una nota de su analista en temas de fertilizantes, Jeferson Souza, en la cual hace referencia a un posible acuerdo entre Estados Unidos y Biolorrusia que cambiará, al menos temporal y parcialmente, el mercado de esos insumos.

Estados Unidos estaría considerando retirar por seis meses las sanciones sobre las industrias de potasio de Bielorrusia. A cambio Biolorrusia liberaría el flujo de granos de Ucrania hacia Lituania.

Bielorrusia -cuya capital es Minsk- limita con Lituania, Letonia, Rusia, Ucrania y Polonia, tal como se puede ver en el siguiente mapa. Su posición es estratégica para el traslado de mercancías desde Ucrania a Lituania y desde allí otros países.

Souza recuerda en su nota que hace un año la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá sancionaron al país por su política antidemocrática, esas sanciones abarcan la industria del potasio.

El país es responsable de producir casi 8 millones de toneladas de cloruro de potasio por año lo que lo hace responsable del 19% de las exportaciones de fertilizantes.

De avanzar las negociaciones y concretarse, el problema no se soluciona en absoluto, pero sería un pequeño alivio para el mundo agrícola.

LOS GRANOS DE UCRANIA.

La guerra con Rusia impuso a Ucrania un bloqueo que le impide exportar granos, lo que golpea fuertemente al país y al mundo con la disparada de precios, pero si occidente acuerda con Bielorrusia, Ucrania podría volcar su producción al mundo con la debida consecuencia sobre los valores internacionales.

Según reportes de prensa calificada, las Naciones Unidas y Estados Unidos están trabajando para que a través de Bielorrusia se pueda trasladar, vía ferrocarril y hasta el puerto Klaipeda (foto principal) en Lituania, el grano ucraniano.

Klaipeda es la ciudad portuaria más importante de Lituania, ubicada sobre el mar Báltico y a través de este la mercancía puede trasladarse a Alemania, Dinamarca, Polonia o Suecia.

LA OPOSICIÓN BIELORRUSA.

La estrategia de la ONU y de Estados Unidos parece acertada y con cierta lógica, pero la oposición interna en Bielorrusia no lo ve de esa forma y pide que se sigan presionando con aislamiento económico y político al gobierno de su país para hacer caer al régimen.

Svetlana Tijanóvskaya, líder opositora, dijo que las sanciones -que ahora se quieren levantar temporal y parcialmente- buscan que el presidente Alexander Lukashenko detenga la violencia contra la oposición y libere a los presos políticos. Sin embargo, todo indicaría que la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá avanzarían en sus intenciones porque las sanciones a Bielorrusia perjudican más a todo el mundo, en especial a los países más pobres, que el favor que le hacen a la interna de ese país.

Foto principal, toma aérea del puerto de Klaipeda, Lituania | Foto de Megaconstrucciones.net

Bustillo en EE.UU. analizó el comercio agropecuario.

Bustillo en EE.UU. analizó el comercio agropecuario.

También se refirieron a la exitosa conclusión de las negociaciones entre Uruguay y la representante de Comercio de EE.UU. para actualizar y modernizar el Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones (TIFA).

El martes 12 de abril el canciller Francisco Bustillo se reunió con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. El encuentro fue en el marco de su visita oficial del ministro Francisco Bustillo a aquel país. La oportunidad fue adecuada para analizar el muy buen momento de las relaciones bilaterales y las visiones compartidas sobre los principales asuntos globales. En la amplia agenda de temas y reuniones, en la oportunidad se analizó el comercio agropecuario entre ambos países, y los flujos correspondientes a habilitaciones necesarias en materia de carne de vacuno, carne ovina con hueso, carne aviar, semen bovino y quesos.

Además, la agenda incluyó encuentros con el secretario general de la OEA, el subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental y la subsecretaria de Agricultura.

DECLARACIÓN CONJUNTA.

En una declaración conjunta emitida tras la reunión entre el ministro Bustillo y el secretario Blinken se acordó la puesta en funcionamiento de un diálogo interministerial bilateral anual para coordinar el trabajo en áreas prioritarias como política, economía, comercio, inversiones, tecnología, cultural y académica, entre otras.

Los jerarcas intercambiaron sobre la próxima celebración de la IX Cumbre de las Américas, en junio, así como acerca de los compromisos para mejorar el gobierno democrático durante este 2022 asumidos en la Cumbre por la Democracia realizada en diciembre de 2021.

Coincidieron respecto a que Uruguay y Estados Unidos comparten valores similares y se resaltó la fuerte cooperación en áreas como multilateralismo, cambio climático, mantenimiento de la paz y ciberseguridad.

Durante el encuentro, ambos se comprometieron a continuar trabajando para fortalecer el comercio bilateral y promover las inversiones, aspectos clave en la recuperación económica pospandemia. Además, trataron sobre las posiciones compartidas en cuanto a la invasión de Rusia a Ucrania, y coincidieron en la preocupación por la pérdida de vidas humanas, la distorsión de la cadena de alimentos y la posible crisis alimentaria mundial.

También expresaron su apoyo mutuo a la conclusión exitosa de las negociaciones entre Uruguay y la representante de Comercio de los Estados Unidos, para actualizar y modernizar el Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones (TIFA), profundizar los lazos comerciales, mejorar las posibilidades de inversiones y aumentar las oportunidades para las pequeñas empresas.

Tras la reunión con el secretario de Estado, Bustillo mantuvo un encuentro con el Brian Nichols, subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado. En esa instancia se intercambiaron puntos de vista para potenciar la relación bilateral existente en todos sus aspectos, también trataron sobre la realidad hemisférica actual y los desafíos que presenta, así como respecto a la contribución que cada país puede prestar para que diversas situaciones internacionales alcancen la mejor solución.

La excelente relación que mantienen las dos naciones otorga un campo fértil en el cual continuar avanzando en múltiples avenidas de cooperación, coincidieron los jerarcas

Otro de los encuentros de la jornada fue con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, con quien intercambiaron sobre la realidad política de la región americana y los efectos que diversos acontecimientos internacionales generan sobre los países miembros de la OEA, las estrategias que se desarrollan para enfrentarlos, los preparativos de la próxima Cumbre de las Américas y la importancia de renovar los canales de comunicación permanente que se mantienen con la organización.

En la jornada del 11, fecha de inicio de la gira oficial, el ministro Bustillo, junto al jefe de Gabinete, Fernando López Fabregat, y el embajador de Uruguay en Estados Unidos, Andrés Durán, se reunieron con la subsecretaria de Agricultura, Jewel H. Bronaugh.

El encuentro permitió un detallado intercambio referido a la relación comercial entre ambos países en materia de productos agropecuarios. Analizaron flujos correspondientes a habilitaciones necesarias en materia de carne bovina —carbono neutral, alta calidad con específica referencia a las características de la producción uruguaya—, carne ovina con hueso, carne aviar, semen bovino y quesos.

Los jerarcas coincidieron en seguir de cerca los trámites pertinentes para viabilizar plenamente todos los temas analizados.

Pin It on Pinterest