Presidente de Estados Unidos ordenó promover el avance en biotecnología en su país.

Presidente de Estados Unidos ordenó promover el avance en biotecnología en su país.

Se procura avanzar en seguridad alimentaria y agricultura entre muchas otras áreas. “Es necesario invertir en capacidades científicas fundamentales. Necesitamos desarrollar tecnologías y técnicas de ingeniería genética”, dice el documento firmado por Biden.

En una Orden Ejecutiva de más de 20 folios “sobre el avance de la biotecnología y la innovación en biofabricación para una bioeconomía americana sostenible, segura y protegida”, firmada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se dispuso avanzar en esos campos de acción.

El documento publicado por la Casa Blanca indica que la Administración Biden tiene como “política coordinar un enfoque de todo el Gobierno para avanzar en la biotecnología y la biofabricación hacia soluciones innovadoras en salud, cambio climático, energía, seguridad alimentaria, agricultura, resiliencia de la cadena de suministro y seguridad nacional y económica”, teniendo como “aspecto central” permitir “el acceso a tecnologías, procesos y productos de una manera que beneficie a todos los estadounidenses y a la comunidad global”.

Explica que “la biotecnología aprovecha el poder de la biología para crear nuevos servicios y productos, que brindan oportunidades para hacer crecer la economía y la fuerza laboral” de su país, además de “mejorar la calidad de nuestras vidas y el medio ambiente”.

“La actividad económica derivada de la biotecnología y la biofabricación se conoce como bioeconomía”.

La pandemia sirvió para “demostrar el papel vital de la biotecnología y la biofabricación en el desarrollo y la producción de diagnósticos, terapias y vacunas que salvan vidas y que protegen a los estadounidenses y al mundo. Aunque el poder de estas tecnologías es más vívido en este momento en el contexto de la salud humana, la biotecnología y la biofabricación también se pueden utilizar para lograr nuestros objetivos climáticos y energéticos, mejorar la seguridad alimentaria y la sostenibilidad, asegurar nuestras cadenas de suministro y hacer crecer la economía” en todo el país.

Pero si pretendemos “que la biotecnología y la biofabricación nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos sociales”, es “necesario invertir en capacidades científicas fundamentales. Necesitamos desarrollar tecnologías y técnicas de ingeniería genética para poder escribir circuitos para células y programar predeciblemente la biología de la misma manera en que escribimos software y programamos computadoras; desbloquear el poder de los datos biológicos, incluso a través de herramientas informáticas e inteligencia artificial; y avanzar en la ciencia de la producción a gran escala, reduciendo al mismo tiempo los obstáculos para la comercialización, de modo que las tecnologías y los productos innovadores puedan llegar a los mercados más rápidamente”, escribió Biden.

Asimismo, advierte que se deben “tomar medidas concretas para reducir los riesgos biológicos asociados con los avances en biotecnología. Necesitamos invertir y promover la bioseguridad y la bioseguridad para garantizar que la biotecnología se desarrolle”.

“También debemos garantizar que los usos de la biotecnología y la biofabricación sean éticos y responsables”.

CÓMO CUMPLIR CON TODOS LOS OBJETIVOS TRAZADOS.

Para lograr todos los objetivos mencionados, Biden señala como necesario cumplir con varios puntos:

a) reforzar y coordinar la inversión en áreas clave de investigación y desarrollo (I+D) de biotecnología y biofabricación con el fin de promover los objetivos sociales;

b) fomentar un ecosistema de datos biológicos que promueva la biotecnología y la innovación en biofabricación, al tiempo que se adhiere a los principios de seguridad, privacidad y realización responsable de la investigación;

c) mejorar y ampliar la capacidad y los procesos nacionales de producción de biofabricación, al tiempo que se incrementan los esfuerzos de experimentación y creación de prototipos en biotecnología y biofabricación para acelerar la traducción de los resultados de la investigación básica en la práctica;

d) impulsar la producción sostenible de biomasa y crear incentivos climáticamente inteligentes para los productores agrícolas estadounidenses y los propietarios de tierras forestales;

e) ampliar las oportunidades de mercado para la bioenergía y los productos y servicios de base biológica;

f) capacitar y apoyar a una fuerza de trabajo diversa y calificada y a una próxima generación de líderes de diversos grupos para avanzar en la biotecnología y la biofabricación;

g) aclarar y racionalizar las reglamentaciones al servicio de un sistema basado en la ciencia y el riesgo, previsible, eficiente y transparente para apoyar el uso seguro de los productos de la biotecnología;

h) elevar la gestión del riesgo biológico como piedra angular del ciclo de vida de la I+D en biotecnología y biofabricación, en particular previendo la investigación y la inversión en bioseguridad aplicada y la innovación en bioseguridad;

(i) promover estándares, establecer métricas y desarrollar sistemas para crecer y evaluar el estado de la bioeconomía; informar mejor las políticas, la toma de decisiones y las inversiones en bioeconomía; y garantizar el desarrollo equitativo y ético de la bioeconomía;

(j) asegurar y proteger la bioeconomía de los Estados Unidos mediante la adopción de un enfoque proactivo y con visión de futuro para evaluar y anticipar amenazas, riesgos y vulnerabilidades potenciales (incluidos los esfuerzos de intrusión digital, manipulación y exfiltración por parte de adversarios extranjeros), y asociándose con el sector privado y otras partes interesadas relevantes para mitigar conjuntamente los riesgos para proteger el liderazgo tecnológico y la competitividad económica; y

k) involucrar a la comunidad internacional para mejorar la cooperación en I+D en biotecnología de una manera que sea coherente con los principios y valores de los Estados Unidos y que promueva las mejores prácticas para la investigación, la innovación y el desarrollo y uso de productos de biotecnología y biofabricación seguros y protegidos.

EJECUTIVIDAD.

En el plano ejecutivo, o sea poner en marcha lo dispuesto, el mandatario estadounidense dispuso que en 180 días a la fecha de la orden (12 de setiembre), las oficinas que corresponden “presenten informes sobre biotecnología y biofabricación para promover los objetivos sociales relacionados con la salud, el cambio climático y la energía, la innovación alimentaria y agrícola, las cadenas de suministro resilientes y los avances científicos intersectoriales”.

Se incluyen disposiciones para el secretario de Salud y Servicios Humanos, el de Energía, Comercio, además de otros entre los que se menciona el de Agricultura. Cada cual deberá informar sobre el área específica de su Secretaría.

El secretario de Agricultura “presentará un informe en el que se evalúe la forma de utilizar la biotecnología y la biofabricación para la innovación alimentaria y agrícola, incluso mejorando la sostenibilidad y la conservación de la tierra; aumentar la calidad de los alimentos y la nutrición; aumentar y proteger los rendimientos agrícolas; la protección contra plagas y enfermedades de plantas y animales; y el cultivo de fuentes alternativas de alimentos”.

Dentro de los 100 días siguientes a la recepción de los informes se elaborará un plan de implementación para ejecutar las recomendaciones en incluidas en ellos.

Foto de @POTUS

Se reduce la cabaña ganadera de Estados Unidos.

Se reduce la cabaña ganadera de Estados Unidos.

Menos ganado, menor oferta, precios más caros. A eso se enfrentan los consumidores debido a la sequía y el precio de los alimentos para animales.

Chicago, Estados Unidos | Los ganaderos de Estados Unidos están reduciendo sus rodeos debido a la fuerte sequía que afecta al país y los cotos de los alimentos para los animales, lo que impulsó al alza los precios de la carne.

Costos rígidos y menos ganado vacuno disponible explica por qué la baja de los granos en el mundo no se ve reflejada en las góndolas de supermercados o carnicerías de Estados Unidos.

La alimentación es el mayor componente de costo de criar ganado de carne, por lo que los precios más bajos de los granos a menudo ayudan a reducir los precios de la carne al consumidor final. Pero las compañías cárnicas como Tyson Foods Inc, que reportó ganancias más débiles de lo esperado el lunes 8, deben pagar más por los animales cuando hay menos para faenar. Los procesadores también están pagando más por mano de obra, combustible y otros artículos, informó Reuters.

Según analistas, los productores envían s animales a faena, en lugar de mantenerlos para reproducirse y mantener el rodeo. El resultado será que habrá menos carne en el mercado

Los precios de los futuros de maíz han caído un 26% desde que alcanzaron un máximo de 10 años en abril después de que la guerra de Ucrania provocara preocupaciones sobre los suministros globales. No obstante, aunque los precios más bajos benefician a los productores de ganado, el Gobierno estadounidense indicó que al 1° de julio el rodeo ganadero del país había caído un 2% respeto al año anterior. Es el nivel más bajo para esa fecha en unos siete años.

Shane Miller, presidente de carnes frescas de Tyson Foods dijo que probablemente los productores continúen liquidando ganado debido a la sequía.

A su vez, el presidente ejecutivo de Tyson Foods, Donnie King, proyectó que los precios del ganado y la carne aumentarán en 2023 y 2024.

ALTO PRECIO DEL COMBUSTIBLE, ENTRE OTROS.

Glenn Brunkow, un productor de cría de ganado vacuno y ovino en Wamego, Kansas, y directivo de la Oficina Agrícola de Kansas, dijo que los altos precios del combustible y el alimento animal continúan incrementando los costos de producción. Por ejempló este año pagó 40% más por cada tonelada de alimento para sus ovejas, a base de maíz y otros ingredientes.

¿EL POLLO ES LA SOLUCIÓN?

Los consumidores que por efecto de la inflación tienen menos dinero en sus bolsillos buscan alternativas, y ahí es donde aparece el pollo, una opción más económica. De todas maneras, la carne de vacuno sigue siendo fuerte, se reportó desde Tyson Foods.

Asimismo, otras opciones de proteínas también se han vuelto más caras. Los precios de pollo de Tyson se dispararon un 20,1% en el último trimestre respecto al año anterior. Mientras tanto, los precios al por mayor de los huevos blancos alcanzaron un máximo histórico (unos US$ 3,40 por docena el 21 de julio) debido a la fuerte demanda minorista y los brotes de gripe aviar que mataron a las gallinas ponedoras de huevos, dijeron de la firma de datos Urner Barry.

En base a nota de Tom Polansek, Chicago; Reuters: La reducción de la cabaña ganadera de Estados Unidos| Reuters

Estados Unidos apuntó contra Putin y destacó a la cadena del maíz: “Rusia utiliza a los alimentos como un arma”.

Estados Unidos apuntó contra Putin y destacó a la cadena del maíz: “Rusia utiliza a los alimentos como un arma”.

Desde la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos hablaron de la seguridad alimentaria; además, del impacto de los precios en los alimentos para los animales.

“Rusia está utilizando a los alimentos como un arma y está afectando al resto del mundo”, comentó el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, a través de la agregada agrícola de la embajada del país norteamericano, Rachel Bickford. Además, agregó que la “invasión rusa” afectó al comercio, la producción agrícola y atentó contra la seguridad alimentaria.

“Esto es algo que no puede soportar la comunidad agrícola”, remarcaron desde el departamento norteamericano. Al mismo tiempo, señalaron que los productores son resilientes y que van a superar estos problemas a través de acciones conjuntas.

A lo largo de la alocución, se resaltó la “lucha constante” de los precios altos. Además, resaltaron que se volvió fundamental buscar precios competitivos para el maíz que se usa en alimento animal.

Por otra parte, la Cumbre de las Américas planteó la necesidad de optimizar el uso de insumos agrícolas y fertilizantes. “Los productores y los empresarios dan forma a las innovaciones tecnológicas y tiene que ver con los desafíos que representa la seguridad alimentaria”, apuntaron desde la secretaría norteamericana.

En este sentido, la agregada agrícola reprodujo el mensaje de su cartera sobre la necesidad de ocuparse de las restricciones de exportación. También, enfatizaron que la biotecnología sigue siendo un área interesante de innovación. 

“Las herramientas biotécnicas nos pueden ayudar a enfrentar estos desafíos y a combatir las plagas y enfermedades”, remarcaron. De esta manera, los norteamericanos destacaron la preparación conjunta que están haciendo junto a Argentina para promover la adopción de productos biotecnológicos. “Alentamos la colaboración entre organizaciones industriales de ambos países que hacen una alianza para respaldar a los productores de maíz”, enfatizaron. Agrofy News.

El petróleo desordena y desequilibra el mercado.

El petróleo desordena y desequilibra el mercado.

El valor del crudo está teniendo consecuencias en los países que se enfrentan a un costo no esperado y difícil de manejar.

Hébert Dell’Onte | Una de las consecuencias de la guerra fue la suba del petróleo crudo que empujó al alza el combustible en todo el mundo, ayudando con eso a la escala inflacionaria y el encarecimiento de la producción y la vida de las personas. A partir del petróleo caro se encarece todo lo demás, el mundo lo sabe bien.

El precio del crudo es tan desestabilizador que algunos países han comenzado a buscar soluciones que no afecten al consumidor. No es sostenible en el tiempo acompañar el alza del combustible con mayores precios en el surtidor.

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden elevará una propuesta al parlamento en la cual propone que por un tiempo limitado se suspenda un impuesto federal que agrava el valor del combustible.

Se trata de un impuesto federal que grava en US$ 0,18 cada galón que ya llegó a un máximo de US$ 5, hace un año estaba a US$ 3, pero hay estados en que supera los US$ 6. Un galón equivale a más de litros y medio. Según medios de prensa estadounidenses, Biden busca “aliviar directamente a los consumidores”.

El Gobierno estadounidense sabe -y es obvio dado la escala de precios- que con la rebaja propuesta no se logra mucho, pero es una ayuda.

PETRÓLEO RUSO EN EUROPA.

En Europa los flujos de petróleo ruso han comenzado a subir silenciosamente, según publicó Bloomberg el lunes 20 en un detallo artículo (i). Lo que puede estar sucediendo es que la determinación de Europa de dejar de comprar crudo ruso esté decayendo, sugiere la nota

La afirmación se sustenta en el hecho de que la semana pasada las refinerías europeas recibieron 1,84 millones de barriles diarios de crudo ruso, dándose así el tercer aumento semanal consecutivo, llegando a los envíos de Rusia a Europa, incluida Turquía, a su nivel más alto en casi dos meses.

Las sanciones impuestas a Rusia se han convertido en un boomerang y China e India se han favorecido porque han continuado haciendo sus adquisiciones y hoy son los mayores compradores de crudo ruso.

ARGENTINA FALTA GASOIL QUE SE VA A LOS PAÍSES VECINOS.

En el sur también hay problemas. Desde hace algunas semanas Argentina ha sufrido, en algunas de sus provincias del norte, la fatal de combustible, pero la amenaza ahora se extiende a otras zonas del país. Lo novedoso es que no falta porque no haya petróleo para producir sino por dos factores, el primero la incertidumbre sobre qué pasará lleva a que haya mayor acopio, y segundo la compra de los países vecinos.

Las provincias que más demanda tuvieron en lo que va del año y en comparación con 2021 fueron Formosa (límite con Paraguay) y La Pampa (centro argentino, no limita con otros países), con un crecimiento del 43% y 369% respectivamente. También se destaca el incremento de Entre Ríos (34% más) que limita con Uruguay, y Corrientes (33%) limita con Paraguay y Brasil. Todos datos que surgieron en un estudio de Martín Bronstein, investigador del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad (Ceepys).

“Ya que Formosa no registró en estos meses ningún milagro productivo, la explicación del descomunal incremento en las ventas de gasoil lo explica su proximidad con Paraguay, donde el mismo combustible cuesta un 119% más caro que del lado argentino”, explicó Bronstein. Igual explicación cabe para Entre Ríos y Corrientes ya que Uruguay y Brasil tienen el gasoil 163% y 119% más caro que Argentina.

En Chile el precio del combustible también es más caro que en Argentina.

Diario 26 informó que la petrolera argentina YPF comenzó a vender, a partir del 8 de junio, gasoil más caro a vehículos extranjeros, con lo que busca minimizar el impacto de los extranjeros.

En un comunicado YPF explicó: “La medida busca limitar la demanda inusualmente alta asociada con el consumo fronterizo y logístico, donde se registra un crecimiento que supera el 30% en algunos puntos del país”.

PRECIO DEL PETRÓLEO.

El precio del Brent crudo está por encima de los cien dólares y no hay muchas expectativas de que haya un cambio a precios más “amigables” con los consumidores.

Las opciones no son muchas. Una, que los gobiernos agudicen su imaginación para ver cómo abaratar el valor del combustible -la iniciativa de Biden parece estar en el camino correcto-, otra es la antipopular medida de trasladar la suba al consumidor final. Y la tercera opción posible es retomar las compras a Rusia como está haciendo Europa. Cada país decidirá según el tipo de crudo, ubicación geográfica y posibilidades financieras.

(i) Los flujos de petróleo ruso a Europa han comenzado a subir silenciosamente – Bloomberg

Foto de BM.

Estados Unidos: Las “sequías repentinas” son la próxima gran amenaza climática del Medio Oeste.

Estados Unidos: Las “sequías repentinas” son la próxima gran amenaza climática del Medio Oeste.

Una nueva investigación muestra que el clima seco está llegando más rápidamente que antes, con poca advertencia anticipada, lo que se llama “sequía repentina”.

Diana Kruzman | Las cosas están cambiando. Los meses de setiembre en Oklahoma son, típicamente, una temporada de lluvias, cuando los agricultores aprovechan el tercer mes más lluvioso del estado para plantar trigo de invierno. Pero el año pasado, muchos fueron tomados por sorpresa por un clima anormalmente seco que llegó sin previo aviso. En el lapso de solo tres semanas, casi tres cuartas partes del estado comenzaron a experimentar condiciones de sequía, que van de moderadas a extremas.

Las sequías de rápido movimiento como esta se están desarrollando cada vez más rápidamente a medida que el cambio climático empuja las temperaturas a nuevos extremos, indica una investigación reciente, lo que agrega una nueva amenaza a los peligros de plagas, inundaciones y más sequías a largo plazo que los agricultores en los Estados Unidos ya enfrentan. Conocidos como «sequías repentinas», estos períodos secos pueden materializarse en tan solo cinco días, a menudo devastando áreas agrícolas que no están preparadas para ellos.

Durante la sequía del año pasado en Oklahoma, Jonathan Conder, meteorólogo de una estación de noticias local en Oklahoma City, destacó la velocidad y la gravedad del evento. Tulsa, la segunda ciudad más grande del estado, pasó 80 días con escasez hídrica, mientras que las temperaturas en el suroeste de Oklahoma subieron a los tres dígitos.

«Esto es enorme para Oklahoma», dijo Conder durante su transmisión el 1 de octubre de 2021. «Nuestra comunidad agrícola, los agricultores que siembran trigo, es posible que ni siquiera puedan plantar si no reciben escasas lluvias».

El umbral para las condiciones de sequía difiere según la ubicación, y el Monitor de Sequía de Estados Unidos utiliza datos sobre la humedad del suelo, el flujo de corrientes y las precipitaciones para clasificar las sequías por su gravedad. Mientras que las sequías típicas se desarrollan durante meses a medida que las precipitaciones disminuyen gradualmente, las sequías repentinas se caracterizan por una fuerte caída en las precipitaciones, particularmente durante una temporada que normalmente recibe abundancia, junto con altas temperaturas y vientos rápidos que secan rápidamente el suelo. Pueden marchitar los cultivos o evitar que las semillas broten, retrasando o disminuyendo la cosecha.

Ahora, las sequías repentinas están llegando cada vez más rápido, lo que las hace más difíciles de predecir y más dañinas, según un estudio reciente publicado en Nature Communications. La investigación, de científicos de la Universidad de Texas y la Universidad Politécnica de Hong Kong, encontró que en los últimos 20 años, el porcentaje de sequías repentinas que se desarrollan en menos de una semana aumentó en más del 20% en el centro de los Estados Unidos.

«Debería prestarse más atención a este fenómeno», dijo Zong-Liang Yang, profesor de geociencias en la Universidad de Texas y uno de los coautores del estudio, así como «cómo implementar realmente (estos hallazgos) en la gestión agrícola».

Los científicos han advertido durante mucho tiempo que el calentamiento de las temperaturas y los cambios en los patrones de lluvia debido al cambio climático representan una amenaza para los cultivos comerciales del Medio Oeste y las Grandes Llanuras, principalmente el maíz, el trigo y la soja. Pero las sequías repentinas son un área de investigación relativamente nueva, dijo Yang, y el término ganó uso solo en las últimas dos décadas.

El aumento en su gravedad y frecuencia, sin embargo, ya se está sintiendo en todo Estados Unidos. En 2012, una sequía repentina golpeó el centro del país en medio de la temporada de crecimiento, causando un estimado de US$ 31.200 millones en pérdidas de cultivos. Otra sequía repentina golpeó Montana, Dakota del Norte y Dakota del Sur en la primavera de 2017, lo que provocó más de US$ 2.600 millones en pérdidas agrícolas, junto con «incendios forestales generalizados, mala calidad del aire, ecosistemas dañados y salud mental degradada», según un estudio publicado en el Boletín de la Sociedad Meteorológica Americana.

EE.UU., BRASIL, INDIA, ÁFRICA, RUSIA.

Las sequías repentinas también son un problema global, con Brasil, India y varios países de África enfrentando los peores impactos. En 2010, una sequía repentina seguida de una ola de calor en Rusia detuvo temporalmente las exportaciones de trigo, una interrupción importante para las comunidades de todo el Medio Oriente que dependen del grano del país.

El daño que pueden causar las sequías repentinas depende del cultivo y la época del año, dijo Dennis Todey, director del Centro Climático del Medio Oeste del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. El maíz es el más vulnerable durante su temporada de polinización a mediados del verano, mientras que la soja se ve afectada en agosto y el trigo durante la temporada de siembra en la primavera.

La sequía es una parte natural del clima en esta región, dijo Todey, particularmente en la parte occidental del Cinturón del Maíz, una región que abarca el Medio Oeste y las Grandes Llanuras. Lo que hace que las sequías repentinas sean tan peligrosas es su rápido inicio, dijo Todey, dejando poco tiempo para que los productores agrícolas se preparen.

«La sequía la mayoría de las veces se considera un evento de inicio lento y luego un evento de parada lenta», dijo Todey. «En un entorno de sequía repentina, en lugar de comenzar a secarse gradualmente, tienes superficies que se secan muy rápidamente, tienes algunos cultivos recién plantados que están empezando a estresarse más rápidamente».

Sin embargo, muchos agricultores no saben si están comenzando a experimentar una sequía, hasta que las lluvias esperadas no aparecen. Las lluvias a mediados de octubre (2021) ayudaron a aliviar la sequía repentina que comenzó en Oklahoma en setiembre, pero después de eso se produjo una sequía mucho más larga, dijo Keeff Felty, un agricultor de trigo y algodón de cuarta generación en la parte suroeste del estado. Como resultado, parte de su cosecha nunca germinó, mientras que su rendimiento general disminuyó cuando llegó el momento de la cosecha.

«Hay mucha información por ahí, y tienes que aprovechar lo que funciona mejor para ti, pero también tienes que estar preparado para que vaya totalmente al sur», dijo Felty. «Nadie vio venir [la sequía], y es solo un hecho del clima que no tenemos ningún control sobre ella. Es solo la vida».

Las sequías típicas pueden durar meses o incluso años, el oeste de Estados Unidos está experimentando actualmente su tercera década de «megasequía», mientras que las sequías repentinas pueden terminar más rápidamente, en semanas o meses, dijo Yang. Y pueden golpear en áreas relativamente húmedas, incluida la parte oriental del país, donde las condiciones de sequía son mucho más raras que en el oeste.

La razón principal por la que están ocurriendo más rápido, dijo Yang, es el cambio climático. A medida que el aire se calienta, puede conducir a una mayor evaporación y secar el suelo. Esto puede ocurrir incluso en áreas que pueden esperar recibir más lluvia en general debido al cambio climático, porque los científicos proyectan que las precipitaciones se distribuirán de manera desigual, cayendo en eventos más extremos y haciendo que otras partes del año sean más secas.

«Cada década [reciente] que hemos visto es la década más cálida de la historia», dijo Yang. Y con el mundo en camino de superar una temperatura global que es 1,5 grados Celsius (2.7 grados Fahrenheit) más alta que el promedio preindustrial, espera ver sequías repentinas y sequías más largas que ocurran con mayor frecuencia.

Los investigadores están trabajando en mejorar sus modelos para predecir mejor las sequías repentinas, dijo Yang, con la ayuda de nuevas tecnologías como el monitoreo satelital más granular y el aprendizaje automático. El marcador principal que buscan son las altas tasas de evapotranspiración, cuando las plantas absorben agua del suelo y luego la liberan al aire a través de sus hojas, un proceso que se acelera con altas temperaturas y vientos y se puede monitorear con cámaras especiales que detectan la fluorescencia o el calor emitido por las plantas.

Si los agricultores pueden saber cuándo anticipar una sequía repentina, dijo Todey, pueden omitir o retrasar la siembra, o reducir su uso de fertilizantes cuando saben que un cultivo no crecerá. También pueden ajustar su horario de siembra y cuidar mejor su suelo minimizando la labranza, lo que lo seca aún más. Pero con cada vez menos tiempo para prepararse para las sequías repentinas, dijo Todey, algunos pueden tener que tomar decisiones difíciles sobre si plantar en absoluto.

«Los productores agrícolas se adaptan naturalmente a las condiciones cambiantes», dijo Todey. «Pero eventualmente llega un punto en el que [las pérdidas] se vuelven más frecuentes. La gente comienza a decir: ‘Está bien, esto no está funcionando'».

(*) Artículo de Diana Kruzman en Grist, sitio web especializado en asuntos climáticos que se puede leer en Grist.org: Clima. Justicia. Soluciones. | Molienda

Pin It on Pinterest