Perú detectó foco de influenza aviar, informó el servicio de sanidad de ese país.

Perú detectó foco de influenza aviar, informó el servicio de sanidad de ese país.

La enfermedad avanza por el continente.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) de Perú informó el martes 29 de noviembre que “activó un cerco epidemiológico en el centro poblado Gallito, distrito de San José, de la región Lambayeque (noroeste del país); para controlar el primer brote de influenza aviar tipo A subtipo H5 detectado en un predio de crianza de aves de traspatio”. Hace unos días se había constatado la enfermedad en aves silvestres. Era cosa de tiempo el contagio a animales de producción o comercialización.

Senasa “ha logrado mantener bajo control el brote detectado y establecer una vigilancia epidemiológica permanente en un radio de 5 kilómetros a la redonda”.

Se destaca “la detección oportuna” como resultado de una actitud preventiva que tomó el país ante “los casos positivos a influenza aviar H5 que se vienen registrando en aves silvestres del litoral peruano y los brotes que se presentaron en Estados Unidos, México, Colombia y Ecuador”.

Ese escenario llevó al país a “intensificar la vigilancia epidemiológica para una detección temprana de la enfermedad en aves domésticas y silvestres, activando los comités de sanidad avícola y fortaleciendo la sensibilización y capacitación de la población, enseñando las características de la enfermedad, a fin de lograr reconocimiento e inmediata notificación al Senasa”.

Algunas de las recomendaciones de la sanidad peruana son de “resguardar a las aves de corral en espacios enmallados con techo, instalar pediluvios (desinfectantes para calzado) en los puntos de ingreso a los corrales, asegurarse que el agua y alimento no estén al alcance de las aves silvestres. Asimismo, limpiar diariamente los corrales y lavarse las manos antes y después de ingresar al corral para alimentar o atender a las aves”.

Asimismo, “es importante que los criadores de traspatio, gallos de pelea y productores avícolas, refuercen las medidas de bioseguridad en sus predios, a fin de protegerse de la enfermedad”.

NO ES UN RIESGO PARA LOS HUMANOS.

Se advierte que los casos identificados “no representan riesgo para el consumo humano de carnes y huevos de aves domésticas ni productos marinos”.

Ecuador detecta el primer foco de influenza aviar y aplica cerco sanitario.

Ecuador detecta el primer foco de influenza aviar y aplica cerco sanitario.

Ecuador tiene 1.810 establecimientos avícolas, actividad que generan US$ 1.800 millones, lo que representa el 23% del PIB agropecuario, aportando 300.000 empleos.

El Gobierno de Ecuador, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), dispuso e informó que se activa el cerco epidemiológico para controlar el primer caso de influenza aviar en el país.

El comunicado expresa que “la enfermedad afecta a aves de corral domésticas y silvestres, pero no se transmite a los seres humanos través del consumo de carne y/o huevos”, por lo que “el suministro de calidad de estos productos está garantizado”.

La medida fue tomada y reportada este domingo 27 de noviembre por el MAG y la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), luego de que Ecuador constatara el primer caso de influenza aviar H5. El caso se dio en un establecimiento avícola de la provincia de Cotopaxi, al centro del país.

“La detección se da como resultado de los controles que periódicamente efectúa Agrocalidad y que se incrementaron ante las alertas presentadas en Colombia, Perú y México sobre casos positivos de influenza aviar, una enfermedad altamente patógena”, dice el comunicado.

En los controles sanitarios “se levantaron 24 muestras, correspondientes a la unidad productiva afectada, la cual se encuentra intervenida, y donde técnicos de Agrocalidad activaron los protocolos establecidos en el Plan Nacional de Contingencia de Influenza Aviar” que Ecuador determinó por Resolución 040 de 2016.

El director Ejecutivo de Agrocalidad, Patricio Almeida, explicó que los protocolos incluyen cuarentena, vigilancia y muestreo de la población aviar susceptible de contagio en la zona.

“El objetivo es determinar si puede haber otros potenciales contagios”, precisó el funcionario. Agregó que, al momento, la población de aves afectadas no supera el 0,15% del total nacional y se encuentra geolocalizada.

De esa manera, el brote se encuentra controlado, por el momento.

Es importante subrayar que “no afecta consumo de carne y huevos. La influenza aviar no afecta en ninguna forma a las personas que consumen huevos y carne de pollo”; las medidas que se toman para “el control y la erradicación de la influenza aviar se hace con el propósito de mantener la productividad del sector avícola nacional”, dice el comunicado.

Ecuador tiene 1.810 establecimientos avícolas, actividad que generan US$ 1.800 millones, lo que representa el 23% del PIB agropecuario, aportando 300.000 empleos.

Además, produce 500.000 toneladas de pollo y 3.000 millones de huevos al año.

Foto de Agrocalidad.

Pin It on Pinterest