Uruguay firmó protocolo para dar inicio al comercio de sorgo con China.

Uruguay firmó protocolo para dar inicio al comercio de sorgo con China.

Ya hay 21 empresas inscriptas para exportar, y tenemos la posibilidad de que en el próximo otoño podamos generar los primeros envíos para iniciar una corriente comercial continua.

Hébert Dell’Onte | Uruguay firmó el protocolo de requisitos fitosanitarios para la exportación de sorgo desde Uruguay a China. En la oportunidad hicieron uso de la palabra el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, el embajador de China, Wang Gang, y el director de las Dirección General de los Servicios Agrícolas, Leonardo Olivera.

Previo a la firma el ministro Mattos destacó que esa instancia implicaba “un paso muy importante para la agricultura uruguaya porque de esta manera estamos consolidando la exportación al mayor importador mundial de sorgo”, que es China, y los envíos se concretan para forraje como para consumo humano.

“En esa diversificación hay una posibilidad real de aumento productivo en Uruguay, además de incrementar la corriente comercial con nuestro principal socio”. A su vez recalcó que el sorgo tiene la posibilidad de cultivarse “en distintas zonas del país, donde no es tan tradicional la agricultura, por lo tanto es una nueva alternativa para los productores”.

Tenemos la posibilidad de que “en el próximo otoño uruguayo podamos generar las primeras exportaciones para iniciar una corriente comercial más continua”.

Además, se abre la prioridad “hacia nuevos productos que estamos negociando, porque desde ahora nuestra prioridad primera son los mondongos o estómagos de vacunos como próxima meta par seguir adelante en este proceso de ampliación de productor exportables hacia China, cada uno de ellos con sus debidas condiciones que se negocial entre el Ministerio de Ganadería y el GACC” que es la Administración General de Aduanas de China.

OLIVERA: HAY 21 EMPRESAS INSCRIPTAS.

Olivera por su parte mencionó que las negociaciones con China implicaron un largo proceso, recordó que entre los productos que Uruguay envía a ese país también está la cebada “que empezó a llegar hace un par de años y ha tenido un impacto muy fuerte en los productores, que pueden canalizar ese producto”.

Respecto al sorgo, el jerarca recalcó la importancia de lo que significa que la exportación sea para consumo animal y humano, porque eso amplifica la trascendencia. “El sorgo es un cultivo que aún no está en su apogeo”, pero esta firma representa un impulso.

“Hay 21 empresas inscriptas para exportar sorgo” y “esperamos que ese canal comercial se consolide”, apuntó.

En setiembre, China compró 12% más de soja que en 2021.

En setiembre, China compró 12% más de soja que en 2021.

China, el principal comprador mundial de soja, aumentó sus compras desde los 6,88 millones de toneladas en setiembre del año anterior a 7,72 millones este año.

En setiembre las compras de soja por parte de China aumentaron 12% debido a la demanda de harina de soja para la alimentación animal, informó Reuters citando a la Administración General de Aduanas del país asiático.

El incremento de las importaciones en el noveno mes del año provino principalmente de Estados Unidos que envió 1,15 millones de toneladas a China el mes pasado, frente a las 169.439 toneladas en septiembre de 2021.

Las importaciones desde Brasil cayeron a 5,58 millones de toneladas frente a los 5,93 millones de toneladas en setiembre del año pasado (aunque Brasil se encamina a incrementar sus exportaciones totales en octubre, ver parte final de la nota).

Los precios mundiales de la soja subieron este año después de que el mal tiempo redujo la producción y las exportaciones de Brasil, el principal proveedor de China, empujando los precios de referencia cerca de un máximo de una década en junio. Los altos precios, las escasas ganancias de la elaboración de alimento para animales y la deslucida demanda del sector ganadero a principios de año habían frenado las compras de China.

Eso se revertió en setiembre. China, el principal comprador mundial de soja, aumentó sus compras desde los 6,88 millones de toneladas en setiembre del año anterior a 7,72 millones este año.

Las importaciones fueron ligeramente más altas de lo que esperaban algunos comerciantes, pero se produjeron en medio de una necesidad cada vez más urgente de reconstruir las existencias. Con el aumento de las ganancias de la cría de cerdos desde el verano, la demanda de harina de soja para animal ha aumentado, lo que ha disparado los precios en las últimas semanas debido a la escasez de suministro.

IMPORTACIONES ACUMULADAS EN 2022.

En agosto pasado las importaciones chinas de soja fueron por un total de 7,17 millones de toneladas.

Darin Friedrichs, cofundador de la consultora Sitonia Consulting, con sede en Shanghái, dijo a Reuters que “las importaciones de agosto fueron inusualmente débiles y los niveles de existencias ya empezaban a ser bajos en julio y agosto”.

Aunque las compras de setiembre son más altas de lo habitual para esta época del año, las importaciones globales para los nueve primeros meses del año siguen siendo un 6,6% inferiores a las del año pasado, con 69,04 millones de toneladas.

BRASIL: INCREMENTO DE LAS EXPORTACIONES DE SOJA A TODO DESTINO.

Otro reporte de Reuters da cuante que los envíos de soja de Brasil, en lo que va del mes de octubre, casi igualan el volumen de todo octubre de 2021.

En las tres primeras semanas de octubre (del 1 al 22) las exportaciones de soja llegaron a 3,25 millones de toneladas, casi el volumen total exportado en todo el mismo mes de 2021 (3,29 millones de toneladas), señalaron este lunes 24 datos de la Secretaría de Comercio Exterior (Secex).

En promedio diario, la exportación suma 232.300 toneladas, contra 164.400 toneladas diarias en 2021.

MAÍZ. Las exportaciones de maíz superaron los 5 millones de toneladas, frente a los 1,8 millones de toneladas de todo el mes de octubre de 2021.

Los desafíos de la región y el mundo, el análisis de Davy Dufour.

Los desafíos de la región y el mundo, el análisis de Davy Dufour.

Para la agricultura y la seguridad alimentaria no hay región ni lugar en el mundo sin algún tipo de dificultad o amenaza.

Davy Dufour | Dufour Commodities | Sin lugar a dudas comenzamos la semana con todas las miradas puestas en las próximas lluvias significativas que parecen muy lejanas. Hemos andado recorriendo los cultivos en nuestra zona y si bien tienen potencial cada día que pasa, este se ve disminuido, los deberes que dependen de los productores y técnicos están hechos, ahora dependemos del clima.

La zona suroeste está muy complicada, si bien venimos de una muy buena zafra de verano lo que sin lugar a dudas va a paliar el momento, seguramente tanto los exportadores como los productores tenemos que ir pensando en distintas situaciones que se pueden dar sobre todo en cebada y trigo con respecto a las calidades.

El año pasado el calibre fue un gran problema en cebada. Este año vamos en el mismo camino (aquí algo a tener en cuenta es que este año hay menos fijaciones o sea menos cebada vendida que el año pasado y lo que está vendido está con promedios de precios en el caso de nuestros productores arriba de US$ 370 la tonelada).

En el caso del trigo seguramente el PH sea el problema hay que ver bien los temas comerciales para después no quedar rehén de la situación. Parte de nuestro equipo estuvo en Argentina y sin lugar a dudas hay muchas zonas que están en situaciones mucho más complicadas por la seca que las nuestras. Algo a tener en cuenta ya que en el tema calidades todo apunta que será un tema de la región, Brasil al revés en plena cosecha de trigo (se lleva cosechado en el eje del 30%) con zonas de excesos hídricos afectando la calidad.

Con otro año Niña en curso si le agregamos los encuentros bélicos con bajas reservas mundiales de alimentos, donde la FAO proyecta una reducción de la producción mundial de cereales (1,7% menor al año pasado), donde las reservas al cierre de la temporada 2023 se contraerán 1,6%. Si bien el comercio mundial como consecuencia de la guerra Ucrania/Rusia y la fortaleza del dólar haría disminuir el comercio mundial de cereales en un 2,4% en 2022/2023, todo esto lleva a que si bien los precios fluctúan sin lugar a dudas tienen una tendencia más alcista que bajista. Cualquier menor cosecha en el globo pega y se hacen sentir en los precios.

Lo que si debemos tener claro que llega un momento en que los precios tienen un tope, no crecen hasta el infinito, el tope se los pone la demanda más que nada por temas geopolíticos porque no se puede seguir acrecentando el hambre en el mundo, la seguridad alimentaria está en juego, sin ir más lejos miremos en nuestra región donde cada vez más niños tienen problemas de alimentación.

Otro ejemplo más lejos es Egipto donde según informo Reuters el 80% de los molinos cerró su actividad porque los importadores ante los escases de dólares no pueden pagar y el trigo se encuentra pronto para bajar en los puertos, en Egipto los privados necesitan unas 450.000 toneladas mensuales de trigo para la molienda.

África con una crisis alimentaria importante, por su aumento de población constante, un sector agrícola que no es prioritario para sus gobiernos y la guerra de Ucrania/Rusia que ha traído nuevos problemas asociados a la dependencia que tienen con Rusia de insumos como son los fertilizantes lo que sin lugar a dudas los ha dejado muy expuestos.

Sin lugar a dudas la inflación en el mundo es una constante, subiendo con ellos los costos de los cultivos a sembrar no importa en el lugar del mundo que te encuentres.

En Argentina se habla que los costos para sembrar maíz y soja subieron casi un 150%, en EE.UU. los productores ven con preocupación no solo la suba de costos de los insumos, sino también el aumento de la tasa de interés y también el tema de la disponibilidad de los insumos sobre todo fertilizantes, donde se espera que los costos de los insumos si bien en menor medida sigan subiendo. Lo mismo pasa en nuestro país donde a los productores la plata barata de los bancos ya se terminó. Hoy los intereses están subiendo mes a mes, los insumos con una leve tendencia alcista, la disponibilidad de fertilizantes si no es un problema por el momento.

El viernes terminamos con estas cotizaciones:

PRINCIPALES DESTINOS DE LA EXPORTACIÓN DE GRANOS DE RUSIA HOY EN DÍA.

Según Sovecon, Rusia exportó 13.670.000 toneladas de cereales en el ciclo entre julio – setiembre lo que significa un 22% menos con respecto al mismo periodo del año anterior dato de la Unión Rusa de Granos.

Solo en setiembre se embarcaron 5.140.000 toneladas de granos un 21% menos que el año anterior de las cuales 4.526.000 toneladas fueron de trigo, dentro de los destinos más importantes se encuentra Egipto que en setiembre compró 2.654.000 toneladas.

Irán está en segundo lugar, pero ha comprado menos del 50% con respecto al año pasado, Turquía también redujo las compras en tanto aumentaron considerablemente los envíos a Arabia Saudita, Israel, Libia y Argelia, en África se destaca Sudan con un aumento del 49%. Por otro lado, se pasó del envió a 70 países el año pasado a 40 este año una baja muy importante. Los mercados prioritarios para las exportaciones agrícolas de Rusia son los países de Medio Oriente, África del Norte y el Sudeste Asiático.

EL AUTOR – Davy Dufour es el director de Dufour Commodities.

Análisis. Invierno largo, lluvias que no aparecen y las realidades de los granos.

Análisis. Invierno largo, lluvias que no aparecen y las realidades de los granos.

El director de Dufour Commodities analiza la coyuntura semanal de los granos y los cultivos de invierno que por ahora están buenos, pero si lloviera tendrían una explosión importante.

Davy Dufour | Dufour Commodities | Pasan los días y las lluvias no aparecen, aparentemente entre jueves y viernes de esta semana en adelante se darían precipitaciones que tanta falta nos hacen.

Un invierno seco y largo, últimamente con días soleados e importantes heladas sobre todo en nuestra zona se ha hecho sentir.

Si bien los cultivos de invierno en general están buenos, de no llover se van a comenzar a resentir los rindes, de llover pueden tener una explosión importante. De los cultivos de invierno la que más ha sentido el impacto de las heladas y falta de precipitaciones es la colza, luego las cebadas y por último el trigo que es el que viene aguantando mejor.

Por otro lado, tenemos el tema precios de los granos que han venido en baja y semana tras semana esperamos un repunte. Con cultivos de soja y maíz en EE.UU. donde un clima favorable nos juega en contra (se esperan temperaturas menores y más lluvias para tener una idea es como si nos pasara esto en febrero a nosotros). A la vez con una demanda que no es lo suficientemente fuerte como para darle más impulso, está el anuncio de año Niña para nuestra zona. Veremos qué suerte corremos, a no dormirse con los seguros de rinde.

QUEDAN PRODUCTORES CON SOJA.

El viernes terminó cotizando la soja en Chicago sobre la posición noviembre en el orden de los US$ 516 la tonelada, por lo cual si le agregamos una prima de más US$ 24 y US$ 10 adicionales por entrar directo puerto para la soja disponible, estamos en el eje de los U$S 550 la tonelada N. Palmira/Montevideo.

Si bien todavía quedan algunos productores con soja en su poder, muchos que los agarró la baja fueron vendiendo, tomando oportunidades del mercado (cubrir algún faltante) en el orden de los US$ 600 la tonelada, negocios por arriba de los precios que se pasan diariamente.

También es importante destacar que no todos los exportadores están disputando los lotes que quedan.

En tanto la soja futura zafra 22/23 terminó cotizando en Chicago sobre la posición julio en el eje de los US$ 520 la tonelada por lo cual si le restamos una prima de menos US$ 30 nos termina dando US$ 490 la tonelada N. Palmira/Montevideo.

Recordemos que según informe del USDA de agosto, EE.UU. espera una cosecha para la próxima zafra de 123,3 millones de toneladas, Brasil 149 millones de toneladas (año pasado 126 MT), Argentina 51 millones de toneladas (año pasado 44 MT) en tanto la demanda de CHINA se ubicaría en 98 millones de toneladas.

Por otro lado, a nivel mundial la cosecha para la zafra 22/23 se proyectó en 392,8 millones de toneladas con 99,2 millones de existencias finales.

PRÁCTICAMENTE SIN TRIGO.

El trigo terminó cotizando el viernes en Chicago sobre la posición diciembre en el eje de los US$ 283 la tonelada. Sin lugar a dudas hemos tenido bajas importantes (en el orden de los US$ 30) donde pega de lleno las pocas exportaciones en la semana de EE.UU. y los embarques que están saliendo desde Ucrania, a estos precios se ejecutan negocios.

A seguir de cerca las condiciones de los trigos del sur de Brasil zonas oeste y sudoeste de Paraná con cultivos en floración y llenado de granos donde está entrando una masa de aire polar, se registrarían heladas.

En nuestro país al 01 de agosto según el Plan Nacional de Silos teníamos una existencia de 139.427 toneladas (el año pasado 174.609) si tenemos en cuenta que se consume a nivel país entre 35 y 40.000 toneladas mensuales no hay que sacar muchas cuentas para llegar a la conclusión que al empalme de cosecha llegaremos prácticamente sin trigo.

Por otro lado, trigo en poder de los productores prácticamente no queda y pasa lo de siempre, cuando no hay, la industria baja sus pretensiones con respecto a la calidad y se lleva lo que hay, paga tonelada por precio sin descuentos, como referencia US$ 400 la tonelada a levantar.

Si hablamos de trigo zafra 22/23 el precio que maneja la exportación se encuentra entre US$ 275/280 la tonelada. Sin lugar a dudas a estos precios los productores no realizan fijaciones ya que cuando se sembró los costos por hectárea rondaban (dejando en claro que cada productor tiene sus costos, no es una receta) en el orden de los US$ 1.300 (renta incluida) lo cual eleva en unos 500 kg aproximadamente el rinde de equilibrio.

Recordemos que la urea llegó a cotizar hasta US$ 1.200 la tonelada y hoy estamos en el eje de los US$ 750 la tonelada.

CEBADA.

La cebada de Malteria Uruguay terminó cotizando el viernes en el eje de los US$ 270 la tonelada. La cebada de Malteria Oriental terminó cotizando sobre los US$ 255 la tonelada, si nos referimos a la cebada de exportación esta cotizó en el orden de los US$ 250 la tonelada.

Sin lugar a dudas con estos precios al igual que con el trigo, el productor no realiza fijaciones. Lo que sí la cebada al tener un mercado que copia más a Chicago y el productor tiene la oportunidad diariamente de fijar precios, unos meses atrás cuando los precios rondaban los US$ 400 o más, se realizaron fijaciones en algunos casos importantes.

En nuestra empresa por ejemplo tenemos un porcentaje en el orden del 20% de fijaciones con precios interesantes.

MAÍZ, LA COSECHA MÁS LARGA.

El maíz terminó el viernes cotizando en Chicago sobre la posición diciembre en US$ 245 la tonelada. Se esperan lluvias para algunas zonas de EE.UU. donde hace falta, de lo contrario sacrificaría rindes lo que genera incertidumbre.

En nuestro país estamos a pleno con la cosecha de maíz de segunda, esta ha sido una de las cosechas más largas de las últimas zafras debido al alto porcentaje de productores que optaron por sembrar de segunda. Esto lo que hace es que la demanda no pueda absorber toda la producción en un solo momento, el tema de las humedades que no bajan hace que se planteen distintos tipos de negocio, aunque muchos lotes no tienen otra salida que ir a las plantas de acopio.

Por el lado de los rindes, diremos que son buenos a muy buenos, desde 6.000 a 8.500 kg base seca.

El maíz seco, sano y limpio cotiza en el orden de los US$ 290 la tonelada puesto en Montevideo y zona metropolitana.

Debemos tener en cuenta que comenzó a entrar maíz importado (Paraguay/Argentina) con precios que quedarían por debajo de esto.

COLZA: SUBIÓ EL RINDE DE EQUILIBRIO.

Como en los cultivos anteriores sembramos con costos en el orden de los US$ 1.200 la hectárea donde tuvimos oportunidades de fijar a distintos precios durante mucho tiempo (recordemos que llego a estar en el eje de los US$ 800 la tonelada). Hoy la colza cotiza en el orden de los US$ 510 la tonelada por lo cual el rinde de equilibrio también subió considerablemente.

También debemos tener en cuenta que al cotizar en el Matif francés y cotizar en euros, al caer la relación dólar/euro y estar prácticamente en una relación 1 a 1 pega de lleno, recordemos que tuvimos una relación 1,24 y más.

LA LECCIÓN DEL MERCADO.

Para terminar, diremos que todavía queda mucho partido por jugar, que como siempre somos optimistas, pero sin lugar a dudas el mercado nos ha dejado una lección. Los precios cuando son muy altos, históricos, hay que tomarlos porque detrás de todo esto está la alimentación de la población mundial, y a precios tan altos se hace inaccesible para muchos países, lo que hace que los precios se reacomoden así pueden acceder a los mismos.

La seguridad alimentaria en los países en desarrollo sobre todo aquellos que tienen que importar la mayoría de los granos estará siempre bajo la lupa y el consenso mundial.

(*) Davy Dufour es el director de Dufour Commodities.

CMPP: Cotizaciones de los productos agrícolas.

CMPP: Cotizaciones de los productos agrícolas.

La Cámara Mercantil de Productos del País publicó la actualización semanal de los productos agrícolas.

El trigo exportación zafra 22/23 bajó a US$ 280.

El maíz puesto en Montevideo entre US$ 280/310.

Soja, zafra 21/22, puesta en Nueva Palmira, US$ 550.

El CIG revisa a la baja la producción total de cereales y el consumo.

El CIG revisa a la baja la producción total de cereales y el consumo.

La producción y el consumo totales mundiales de granos en la campaña de comercialización 2022-23 fueron revisados a la baja.

Londres, Inglaterra | La producción y el consumo totales mundiales de granos en la campaña de comercialización 2022-23 fueron revisados a la baja por el Consejo Internacional de Cereales (CIG) en su último informe mensual del mercado de granos publicado el 18 de agosto.

El CIG proyectó una producción total de granos 4 millones de toneladas inferior a la del mes anterior en 2.248 millones de toneladas. De concretarse, la producción sería un 2% inferior a la del año anterior, pero seguiría siendo la segunda cosecha más grande registrada, dijo el CIG.

El informe dijo que el total de producción de este año está siendo reducido principalmente por una disminución de 41 millones de toneladas en la producción de maíz. Se pronostica que la producción de trigo se redujo en 3 millones de toneladas desde el total de 2021-22 en 778 millones de toneladas, pero aumentará en 8 millones de toneladas mes a mes.

Reflejando principalmente una estimación de alimento animal más pequeña, vinculada a una perspectiva general de suministro más ajustada, la cifra de consumo total mundial de cereales ha bajado 3 millones de toneladas con respecto a la proyección anterior del CIG en julio, a 2,274 millones de toneladas, lo que supone un 1% menos interanual.

En parte vinculado a las mayores necesidades de importación de maíz de la Unió Europea, el comercio mundial de granos totales está vinculado a 409 millones de toneladas, 3 millones de toneladas más que la proyección del mes anterior, pero 15 millones de toneladas menos que en 2021-22.

Incluyendo las reducciones de maíz, trigo, cebada y sorgo, se proyecta que las existencias acumuladas de cierre mundial caerán un 4%, a un mínimo de ocho años de 577 millones de toneladas.

Principalmente vinculado a las expectativas de un repunte en la producción sudamericana, se proyecta que la producción mundial de soja 2022-23 se expandirá en un 11% interanual a un récord de 389 millones de toneladas.

“Las perspectivas de crecimiento en la absorción de productos de soja en los sectores de alimento animal, alimentos e industria deberían respaldar las ganancias en el uso total, a un récord de 379 millones de toneladas, mientras que se anticipa una sólida acumulación de inventarios”, dijo el CIG.

Se prevé que la demanda mundial de importaciones de soja repunte un 8% interanual, y se espera que los exportadores del hemisferio sur representen una mayor participación en el comercio, señaló el CIG.

Se pronostica que el comercio de arroz alcanzará un récord en 2022 en grandes entregas a mercados de Asia y África. Vinculado a posibles reducciones en productores clave, incluida la India, se prevé que la producción mundial de 2022-23 sea marginalmente más baja año tras año, con 514 millones de toneladas. Respaldado por las necesidades alimentarias, la absorción podría alcanzar un nuevo pico, mientras que los inventarios se prevén contraer aún más (3 millones de toneladas menos que el año anterior), incluida una modesta reducción en China.

El Índice de Granos y Oleaginosas (GOI) del CIG, que mide los precios de los granos y las semillas oleaginosas, aumentó un 0,5% con respecto al mes anterior, pero ha subido casi un 9% interanual.

Reporte de Arvin Donley en World Grain. Foto Infocampo.

Pin It on Pinterest