Mujeres Rurales Canarias sufren “pérdidas irreparables” por falta de lluvias y olas de calor.

Mujeres Rurales Canarias sufren “pérdidas irreparables” por falta de lluvias y olas de calor.

La sequía afecta la producción animal y vegetal, pero también las viviendas que son afectadas por el movimiento de tierra que se produce por la falta de humedad. “Se quiebran y rajan paredes”, advierten.

Canelones | Todo El Campo | El miércoles 7 de febrero la Mesa de Mujeres Rurales Canarias se reunió y decidió hacer pública la situación que atraviesan por la sequía que “nunca terminó” y que está afectando la producción, inclusive las viviendas por los movimientos de tierra que la sequía genera. Frente a eso piden que se vuelva a declarar la emergencia agropecuaria y reclaman menos burocracia.

En un comunicado de una página expresan que atraviesan “una situación muy difícil” con una “sequía que nunca se terminó” para el departamento de Canelones, la cual “aunque dio tregua hoy se sigue acentuando” y se suman los “últimos calores” que “han hecho destrozos”.

“Otra vez hay pérdidas irreparables para las familias productoras, en los cultivos y en las pasturas sembradas para alimentar animales, ni qué hablar de las propias familias que no tienen agua para los animales ni para uso doméstico”, expresa el texto.

Además, “las viviendas son afectadas por el movimiento de tierra que se produce por la falta de humedad, se quiebran y rajan paredes”, advierten.

Agregan que en Canelones “se han tomado innumerables medidas”, pero “la realidad sigue golpeando”. También señalan que “muchas veces” se toman medidas “con la mejor voluntad posible”, pero “se tornan ineficientes ante las demoras en la ejecución”.

Para la sequía “nadie tiene la solución mágica, pero pedimos más acción en los momentos necesarios, menos burocracia y más pragmatismo”.

Las Mujeres Rurales Canarias piden que se vuelva a “declarar la emergencia agropecuaria para todos los sectores y no solo para la frutihorticultura”.

Asimismo “los gastos de UTE y OSE se disparan” al intentar “salvar la producción”; y “se vienen fechas de cumplir con obligaciones como el BPS que hoy no estamos en condiciones de asumir”, concluye el comunicado.

A pesar de la caída, en 2023 las exportaciones son de las mayores desde el año 2000.

A pesar de la caída, en 2023 las exportaciones son de las mayores desde el año 2000.

Ec. Cortelezzi (Opypa): “En términos de las exportaciones totales de bienes del país, 2023 podría quedar en el segundo o tercer lugar de la serie histórica, o sea que no es un mal número y está explicado por la menor producción y por la caída de precios”.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | La Ec. Ángela Cortelezzi presentó los principales datos del Anuario Opypa 2023 recientemente presentado. Dijo que el impacto directo de la sequía fue de US$ 1.883 millones, a lo que hay que agregarle los impactos en las “actividades afectadas” que se resintieron a partir de un menor desempeño agropecuario. El sector que más sufrió ese impacto fue la agricultura de secano.

Por otra parte señaló que a pesar de los problemas que tuvo la agropecuaria, 2023 cerrará como uno de los mejores años en exportaciones, y se espera que en 2024 haya un crecimiento de las colocaciones en el exterior.

IMPACTOS BRUTOS DIRECTOS Y LA INCIDENCIA EN CADA SECTOR.

La profesional dijo que para analizar los resultados agropecuarios en el año 2023 hay que considerar varios factores ajenos a la producción en sí, como la invasión de Rusia a Ucrania, las variaciones en los precios internacionales, e incluso la sequía que en Uruguay tuvo “magnitudes históricas”, y sobre la cual el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) señaló que fue “un déficit hídrico con una ocurrencia de 1 en 76 años o incluso 100, y no hay registros de un déficit de estas características. Y en el año 2022/2023 eso significó importantes impactos productivos y comerciales”.

La diferencia es que “los impactos productivos se repartieron entre los años 2022/2023 y los impactos comerciales se absorbieron en su mayoría en 2023”, observó.

Respecto a los impactos brutos directos a los sistemas productivos agropecuarios, Cortelezzi dijo que totalizan US$ 1.883 millones, pero “después, en las estimaciones de cuentas nacionales, se pueden ver otros impactos además de los directos, porque los impactos no quedan encasillados en los sistemas productivos sino que hay otras actividades afectadas”, explicó.

De ese impacto directo de US$ 1.883 millones, “casi dos terceras partes tienen que ver con lo que sucedió en la agricultura de secano” que tuvo un impacto de US$ 1.098 millones; le sigue la ganadería de carne (US$ 287 millones), la forestación (con US$ 162 millones); praderas perdidas (US$ 145 millones); lechería (US$ 136 millones); granja (US$ 43 millones); y vitivinicultura (US$ 12 millones).

PRECIOS RELEVANTES PARA LAS EXPORTACIONES.

Por otra parte, los precios relevantes de exportación para Uruguay (variación promedio interanual) para el período enero octubre 2023 son los siguientes: el arroz +14%; carne de vacuno congelada deshuesada -18%; carne de vacuno refrigerada deshuesada -6%; soja -16%; leche en polvo entera -9%; y celulosa -11%. Como se ve, hay una caída de los precios relevantes de exportación con la única excepción del arroz.

SE ESPERA QUE EN 2024 CREZCAN LAS EXPORTACIONES.

Las exportaciones agroindustriales se espera que cierren 2023 en el entorno de los US$ 8.200 millones, total que significa una caída del 20% frente a las exportaciones de 2022. Pero hay que precisar que el año pasado las exportaciones alcanzaron una cifra récord por encima de los US$ 10.000 millones, aclaró Cortelezzi.

Por tanto, “en términos de las exportaciones totales de bienes del país, 2023 podría quedar en el segundo o tercer lugar de la serie histórica, o sea que no es un mal número y está explicado por la menor producción y por la caída de precios”.

Para 2024 se espera “una recuperación de las exportaciones, y en el caso de las exportaciones agroindustriales incluyendo la celulosa estamos esperando que se ubique en el entorno de los US$ 9.700 millones; el hecho destacado para 2024 es que muy probablemente sea la celulosa nuestro principal bien de exportación”, finalizó.

Agricultores australianos con el nivel más bajo de confianza por temor a una sequía.

Agricultores australianos con el nivel más bajo de confianza por temor a una sequía.

Un sondeo realizado recientemente por Rabobank entre los agricultores australianos refleja ese temor, lleno de impotencia, porque con la naturaleza no se puede.

Montevideo | Todo El Campo | Australia ha aprendido sobre la capacidad destructora de la sequía y como pueblo inteligente no olvida la lección, pero tampoco se rinde y trabaja para salir adelante y evitar, en la medida de lo posible, volver a caer prisionero de la desazón y desesperanza que genera la falta de precipitaciones.

Lo que es difícil de superar es el temor a que vuelva a pasar teniendo en cuenta que la naturaleza se comporta de forma que parece errática, sin criterio y a puro capricho, ofreciendo una dura e implacable seca que al poco tiempo puede convertirse en inundaciones gigantescas.

Un sondeo realizado recientemente por Rabobank entre los agricultores australianos refleja ese temor, lleno de impotencia, porque con la naturaleza no se puede.

Las lluvias en algunas partes de Australia han ayudado a aumentar la confianza entre los agricultores, pero sus expectativas para el futuro se mantienen cerca de su nivel más pesimista desde 2018, mostró un sondeo, según un informe de Reuters publicado en Canberra.

Después de tres años de abundantes lluvias, el fenómeno meteorológico de El Niño trajo un clima seco y caluroso a Australia este año, reduciendo la producción de trigo y deprimiendo los precios del ganado.

Por otro lado, las lluvias recientes han ayudado a evitar nuevas pérdidas de cosechas, han elevado un poco los precios del ganado vacuno y ovino y han mejorado las perspectivas para los cultivos de verano como el sorgo.

Rabobank realizó una encuesta trimestral que implica a unos 1.000 agricultores, la cual reveló que el 14% esperaba que la economía agrícola mejorara durante el próximo año, frente al 10% de hace tres meses.

El 27% espera que las condiciones se mantengan estables y el 55% piensa que empeorarán, dijo Rabobank.

Algunos agricultores dijeron a Rabobank que esperaban precios más altos para productos como el azúcar y los productos lácteos, pero muchos otros se mostraron pesimistas sobre los precios de las materias primas y desconfiados del clima seco prolongado en un país propenso a la sequía.

De la encuesta surge que los agricultores de Victoria, Australia Occidental y Tasmania son los más pesimistas, mientras que los de Nueva Gales del Sur, Australia Meridional y Queensland los más positivos.

Los suelos en estrés por sequía filtran más compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera

Los suelos en estrés por sequía filtran más compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera

Descubrir cómo los microbios del suelo procesan el carbono e interactúan con la atmósfera bajo estrés ambiental ayuda a los científicos a predecir y respaldar cómo se adaptarán los ecosistemas ante el aumento de las temperaturas y la sequía prolongada.

Arizona, Estados Unidos | Universidad de Arizona | Todo El Campo | Los microbios están haciendo muchas cosas debajo de la superficie del suelo que no se pueden ver a simple vista, desde el secuestro de carbono hasta la construcción de los cimientos de la corteza terrestre. Pero incluso los microbios más pequeños están sintiendo el estrés de un futuro más cálido y seco.

Según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Arizona, publicado en Nature Microbiology (*), los microbios del suelo liberan más compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera en respuesta al estrés por sequía.

El estudio es solo una parte del proyecto B2 Water, Atmosphere, and Life Dynamics, que reunió a más de 90 investigadores de todo el mundo en la selva tropical cerrada de la Universidad de Arizona en Biosfera 2 para realizar un experimento de sequía controlada y comprender mejor lo que sucede con los ecosistemas del mundo cuando el agua es escasa.

Descubrir cómo los microbios del suelo procesan el carbono e interactúan con la atmósfera bajo estrés ambiental ayuda a los científicos a predecir y respaldar cómo se adaptarán los ecosistemas ante el aumento de las temperaturas y la sequía prolongada.

¿QUÉ ES LA VOLATILIDAD?

Cuando la mayoría de las personas piensan en compuestos orgánicos volátiles, piensan en aerosoles, que pueden contribuir al calentamiento y tener impactos negativos en la calidad del aire, pero el término «volátil» simplemente se refiere a la facilidad con la que un producto químico o compuesto puede cambiar de una fase líquida a una gaseosa, explicó la autora principal del estudio, Linnea Honeker, investigadora postdoctoral que trabajó con el profesor asociado de ciencias ambientales Malak Tfaily en el Reino Unido, Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida durante el proyecto B2 WALD.

Muchos compuestos orgánicos volátiles se producen naturalmente y se liberan en nuestro aliento, desde los árboles o por los microbios que viven en el suelo. Los microbios consumen carbono de forma natural como parte de su ciclo de vida y, a su vez, producen metabolitos volátiles.

Como parte del proyecto B2 WALD, dirigido por Laura Meredith, profesora asociada y experta en genómica de ecosistemas en la Escuela de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Honeker y un equipo de científicos internacionales del suelo y la atmósfera utilizaron un isótopo de carbono marcado para rastrear el movimiento del carbono y el agua en todo el ecosistema de la selva tropical durante el experimento de sequía simulada. Utilizando cámaras de flujo del suelo, el equipo pudo medir el consumo y la liberación de compuestos orgánicos volátiles en el suelo.

MENOS CO2, MÁS COV.

Mientras que los microbios trabajaban para descomponer los compuestos orgánicos volátiles producidos en los suelos durante las condiciones ambientales o previas a la sequía, estos mismos microbios parecían aumentar la producción y disminuir el consumo de metabolitos volátiles bajo estrés por sequía.

“Lo que encontramos es que la producción microbiana de CO2 disminuyó durante la sequía, pero hubo un aumento neto de las emisiones de los metabolitos volátiles acetato, acetona y diacetilo”, dijo Honeker, quien recientemente aceptó un puesto postdoctoral en bioinformática del microbioma del suelo en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore.

En general, el estudio reveló que la eficiencia del ciclo del carbono del suelo disminuyó durante la sequía, y eso puede ser el resultado de que los microbios desvíen más de sus recursos a la producción de compuestos orgánicos volátiles y otros compuestos protectores para ayudarse a mantenerse durante la sequía, dijo.

Todavía no está claro qué papel específico desempeñan los compuestos orgánicos volátiles encontrados en el estudio en la dinámica suelo-atmósfera, pero los hallazgos son un paso importante hacia la comprensión de cómo los microbios pequeños pero poderosos debajo de la superficie responden al estrés ambiental.

“Estos resultados nos acercan un paso más a la comprensión de cómo las sequías, que se espera que aumenten en frecuencia y duración, pueden afectar el ciclo microbiano del carbono en el suelo, lo que, a su vez, puede tener impactos a gran escala en los servicios ecosistémicos e incluso en los procesos atmosféricos”, dijo Honeker.

(*) Artículo publicado en la revista científica Nature Microbiology:  La sequía redirige el metabolismo microbiano del carbono del suelo hacia la emisión de metabolitos volátiles en una selva tropical artificial | Nature Microbiology

Artículo de la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida de la Universidad de Arizona.

Foto de Laura Meredith de la selva tropical cerrada en Biosfera 2 que es donde se lleva a cabo el experimento que generó el presente artículo.

En noviembre continuará el déficit hídrico en Paraguay.

En noviembre continuará el déficit hídrico en Paraguay.

Noviembre revela una tendencia deficitaria con relación a la disponibilidad de lluvias en todo el territorio nacional.

Asunción, Paraguay | Todo El Campo | La actualización de lluvias que el Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio) de Paraguay pronostica para noviembre que habrá déficit en todo el país.

Inbio señala que “el análisis del pronóstico de precipitación mensual para el mes de noviembre revela una tendencia deficitaria con relación a la disponibilidad de lluvias en todo el territorio nacional”.

Agrega: “Según las estimaciones, se prevé que durante este periodo se registren niveles de lluvias por debajo de la media mensual histórica en toda la extensión del país. Sin embargo, el énfasis se centra en la región norte de la Región Oriental, donde se espera una marcada insuficiencia”.

Dicho de otra manera, en el mes que está por iniciarse “se mantendrá el déficit de lluvias en gran parte del territorio nacional”, comentó la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

UN ESCENARIO DESAFIANTE.

La combinación de precipitaciones escasas o nulas y las temperaturas elevadas, presenta “un escenario desafiante para el desarrollo, en sus distintas etapas, de los cultivos de verano, ya que podría generar altos riesgos de estrés hídrico”, advierte el gremio de productores.

Como dijo un usuario de las redes sociales, jugando con las palabras: “Este Niño, parece Niña”.

Pin It on Pinterest