Ecuador detecta el primer foco de influenza aviar y aplica cerco sanitario.

Ecuador detecta el primer foco de influenza aviar y aplica cerco sanitario.

Ecuador tiene 1.810 establecimientos avícolas, actividad que generan US$ 1.800 millones, lo que representa el 23% del PIB agropecuario, aportando 300.000 empleos.

El Gobierno de Ecuador, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), dispuso e informó que se activa el cerco epidemiológico para controlar el primer caso de influenza aviar en el país.

El comunicado expresa que “la enfermedad afecta a aves de corral domésticas y silvestres, pero no se transmite a los seres humanos través del consumo de carne y/o huevos”, por lo que “el suministro de calidad de estos productos está garantizado”.

La medida fue tomada y reportada este domingo 27 de noviembre por el MAG y la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), luego de que Ecuador constatara el primer caso de influenza aviar H5. El caso se dio en un establecimiento avícola de la provincia de Cotopaxi, al centro del país.

“La detección se da como resultado de los controles que periódicamente efectúa Agrocalidad y que se incrementaron ante las alertas presentadas en Colombia, Perú y México sobre casos positivos de influenza aviar, una enfermedad altamente patógena”, dice el comunicado.

En los controles sanitarios “se levantaron 24 muestras, correspondientes a la unidad productiva afectada, la cual se encuentra intervenida, y donde técnicos de Agrocalidad activaron los protocolos establecidos en el Plan Nacional de Contingencia de Influenza Aviar” que Ecuador determinó por Resolución 040 de 2016.

El director Ejecutivo de Agrocalidad, Patricio Almeida, explicó que los protocolos incluyen cuarentena, vigilancia y muestreo de la población aviar susceptible de contagio en la zona.

“El objetivo es determinar si puede haber otros potenciales contagios”, precisó el funcionario. Agregó que, al momento, la población de aves afectadas no supera el 0,15% del total nacional y se encuentra geolocalizada.

De esa manera, el brote se encuentra controlado, por el momento.

Es importante subrayar que “no afecta consumo de carne y huevos. La influenza aviar no afecta en ninguna forma a las personas que consumen huevos y carne de pollo”; las medidas que se toman para “el control y la erradicación de la influenza aviar se hace con el propósito de mantener la productividad del sector avícola nacional”, dice el comunicado.

Ecuador tiene 1.810 establecimientos avícolas, actividad que generan US$ 1.800 millones, lo que representa el 23% del PIB agropecuario, aportando 300.000 empleos.

Además, produce 500.000 toneladas de pollo y 3.000 millones de huevos al año.

Foto de Agrocalidad.

Sudamérica en alerta máxima por influenza aviar

Sudamérica en alerta máxima por influenza aviar

Es necesario tomar todas las medidas preventivas razonables. Todos los integrantes de la cadena aviar deberán asumir medidas de bioseguridad acordes a la gravedad de la situación.

Ante el avance de la influenza aviar de alta patogenicidad en el mundo, y la posible llegada a nuestro país, la Asociación de Productores Avícolas Sur, APAS, organizó una reunión de información que se realizará el lunes 14 de noviembre a las 18.30 horas en el club Vida Nueva, San Bautista.

Participarán técnicos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) como la Dras. Virginia Russi Sirley Rodriguez, el Dr. Heber Trenchi y la Dra, M.S.C. PhD Giselle Ravagni especializada en bioseguridad invitada por Biotech.

La convocatoria es para productores avícolas, veterinarios, extensionistas y personal del ramo en general. Se informará sobre situación regional, la importancia de la enfermedad y acciones de prevención contra dicha enfermedad.

ALERTA MÁXIMA POR RIESGO DE INFLUENZA AVIAR.

Por otra parte, la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) emitió un documento titulado Alerta máxima por riesgo de influenza aviar en el cual se señala que el Instituto Agropecuario Colombiano “reportó dos focos de Influenza aviar el día 19 de octubre”, los que son “consecuencia de la alta carga viral que se ha desarrollado en América del Norte en los últimos meses y que la diseminación continental es consecuencia del avance de las aves migratorias característico de esta Época del año”.

Se hace “un fuerte llamado de atención para todos los países de América del Sur donde la avicultura es importante, incluyendo al Uruguay”, y subraya que se deben “tomar todas las medidas preventivas recomendadas”.

En 2022 Estados Unidos registró, más de 47 millones aves de muertas y sacrificadas.

En Colombia, la cepa detectada es H5, de alta patogenicidad para las aves generando una alta mortandad de las mismas y por lo tanto graves perjuicios para la cadena aviar.

Cupra, APAS, la gremial que reúne a productores de huevos, y el MGAP trabajan en coordinación “para elevar el estado de alerta y tomar todas las medidas preventivas que sean razonables” y “se exhorta a todos los integrantes de la cadena aviar a tomar las medidas de bioseguridad y de actuación recomendadas, independientemente de la revisión y actualización que se proponga”.

Al respecto se puede consultar la web del MGAP: Influenza aviar | Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (www.gub.uy)

MEDIDAS RECOMENDADAS PARA “IMPLEMENTAR DE INMEDIATO”.

El documento subraya que “introducción al país puede darse por las aves migratorias que arriban y que pueden trasmitir la enfermedad a nuestras aves silvestres autóctonas”, y se recomienda “implementar de inmediato las siguientes medidas”.

  1. Asegurar que las mallas anti pájaros y todas las posibles vías de entrada de aves silvestres a los galpones de crianza estén actuando efectivamente como barreras al ingreso, reparando o reponiendo mallas y puertas de entrada.
  2. Asegurar la aislación de los galpones de otros animales domésticos presentes en los establecimientos.
  3. Mantener operativo y actualizado en tiempo real el registro de movimientos de personas y vehículos propios y ajenos al establecimiento.
  4. Toda otra medida que evite el ingreso involuntario del virus a los galpones por parte de los propietarios u operarios. (Cambio de ropa y calzados para trabajar, lavado de manos al ingreso).
  5. Ante cualquier sospecha de muertes en aves silvestres o en las aves alojadas debe darse aviso inmediato a la oficina regional o local del MGAP. (No tocar las aves silvestres muertas para no vehiculizar el virus).
  6. Asimismo, se deberá estar atentos a los comunicados que el MGAP emitirá.
Brucelosis: “Hay seis focos nuevos cada mil predios detectados, lo que significa un 0,6%”.

Brucelosis: “Hay seis focos nuevos cada mil predios detectados, lo que significa un 0,6%”.

“Si esos datos se comparan con años anteriores surge que estamos ante “un número predial muy bajo y al compararlo a nivel individual es más bajo aún”, dijo el directos de Sanidad Animal del MGAP.

El director de los Servicios Ganaderos, Diego de Freitas, el director de Sanidad Animal, Martín Altuna y el responsable de la campaña contra la brucelosis de la división Sanidad Animal, Pablo Charbonnier, ofrecieron este miércoles 19 una conferencia de prensa para informar sobre la situación de la brucelosis en Uruguay.

La instancia fue encabezada por el ministro Fernando Matos, y la necesidad de la misma se debió a que se ha confirmado un crecimiento en el número de casos.

La brucelosis en una zoonosis que afecta la reproducción en vacunos.

“SE REQUIERE UNA CAMPAÑA DE CONTROL Y NO ERRADICACIÓN”.

De Freitas explicó que para combatir la enfermedad, la cual es crónica, se debe contar con la concientización y apoyo de los productores así como de todos los involucrados. Es por eso que se realizan reuniones periódicas de la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal, que nuclea a representantes de los organismos públicos, representantes de las gremiales de productores y delegados de la gremial de veterinarios.

En esos encuentros se busca monitorear y buscar soluciones en materia sanitaria.

La brucelosis requiere de una campaña de control, con una prevalencia menor al 1% y no de una campaña de erradicación, precisó.

“HAY SEIS FOCOS NUEVOS CADA MIL PREDIOS DETECTADOS, LO QUE SIGNIFICA UN 0,6%”.

Charbonnier explicó que cada 31 de diciembre se evalúan la cantidad de focos activos a nivel nacional y una vez detectada la enfermedad la erradicación se busca en el predio.

Puntualizó que “con la vigilancia que se hace actualmente a nivel predial estimamos que hay seis focos nuevos cada mil predios detectados, lo que significa un 0,6%”.

Si esos datos se comparan con años anteriores surge que estamos ante “un número predial muy bajo y al compararlo a nivel individual es más bajo aún”.

“Tenemos la ventaja de contar con todos los predios georeferenciados y trazados que permite un análisis más fino. En los focos aparecidos este año, rápidamente se monitoreo a los predios linderos y se detectaron varios focos más, por lo cual sorprendió y generó un impacto. Sin embargo, cabe aclarar que la positividad en promedio es baja”.

“DEBEMOS ADELANTARNOS A LA ENFERMEDAD”.

A su turno, Altuna señaló que “cuando se genera un aviso se hace el análisis de la unidad, cuando se detecta la enfermedad, se realiza la trazabilidad de aquellos que pueden continuar contagiando y los movimientos que tuvieron”.

“Debemos ir adelantándonos a la enfermedad”, enfatizo, para lo cual “estamos trabajando en las interdicciones especialmente en establecimientos de cabaña y cuando se hallan áreas bioseguras se intensifican aún más los controles a través del modelo de compartimento genético, concepto aplicado a nivel mundial».

Al cierre, el ministro expresó que el gobierno nacional ha solicitado el máximo esfuerzo al MGAP para tratar este tema que es de riesgo también para la salud humana. “Cuanto antes se enfrente el problema sanitario antes se sale del mismo y menos costos tendrá. Seguiremos estudiando las mejores medidas para proporcionar la mejor asistencia”, concluyó.

Pablo Bove cuestionó el procedimiento en casos de brucelosis: “La ley es ridícula y difícil de manejar”.

Pablo Bove cuestionó el procedimiento en casos de brucelosis: “La ley es ridícula y difícil de manejar”.

El cabañero de El Coraje dijo que en Uruguay, el tratamiento de la brucelosis, es “mucho peor que estar trabajando en Venezuela o Argentina”.

Uno de los temas más sensibles de la zafra de toros es el de la brucelosis, motivo por el cual hubo cabañas que debieron suspender sus remates, una de las primeras en hacerlo fue El Coraje.

Pablo Bove, de la mencionada cabaña, explicó que el remate no se va a hacer por ese motivo: Hubo dos toros que dieron positivos poco antes del remate y luego se tuvo que sangrar todo el ganado, y aunque hubo conversaciones hasta último momento con la esperanza de poder desarrollar las ventas, aunque fuera postergado y de forma virtual, finalmente nos dijeron que no podíamos. Ahora estamos vendiendo los toros de forma particular, y en ese trabajo estamos, de foco a foco.

“De parte del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) encontramos buena voluntad, llamamos a cualquier hora y la gente nos atendía”, comentó, pero “encontramos una campaña pésima, yo no soy epidemiólogo, pero para cualquier inversor o empresario es pésimo, mucho peor que estar trabajando en Venezuela o Argentina, porque es ridículo que tengas todo pronto y te lo tranquen por algún animal que te sale positivo en el campo”, expresó.

La respuesta del Ministerio estuvo, “pero la ley es bastante ridícula y muy difícil de manejar”.

Ahora hay que mirar para adelante, “nosotros queremos trabajar, queremos invertir, queremos hacer las cosas bien” y por eso se dijo que no se iba a vender ni un solo toro, “quizá me inmolé, pero era necesario y ahora el daño ya está hecho” y “estamos colocando los toros de foco a foco”.

Consultado qué significa “colocar toros de foco a foco”, Bove explicó que es “de campos interdicto a campos interdictos”.

Quince días antes del remate, dos toros de El Coraje dieron positivo, después tres vaquillonas y dos vacas preñadas para parir, todos con tres dosis de vacuna, por lo cual la vacuna no garantiza inmunidad.

Pero el procedimiento es anticuado, no se ha cambiado y se tranca toda la producción “con dos eslabones en los que pega muy fuerte, uno son las cabañas como nos pasa a nosotros en este momento, y a los productores chicos”.

Esa complicación no se da en lo productivo, sino que los problemas son en lo empresarial: “No importa si tenes brucelosis porque no afecta sobre todo al rodeo vacunado, lo que complica es lo empresarial, es una decisión humana no un problema de la enfermedad en sí y eso es lo que yo critico”.

Agregó que “este es un problema por el que están pasando muchas cabañas, que yo conozca 12, el año pasado era una sola”.

ENTREVISTA COMPLETA.

Aumento de brucelosis, “crónica de una muerte anunciada”, dijo el Dr. Lauro Artía.

Aumento de brucelosis, “crónica de una muerte anunciada”, dijo el Dr. Lauro Artía.

“No es un problema de gobiernos o la actual administración, lo hemos mantenido pasando todos los gobiernos, distintos directores generales y técnicos por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca”.

“Es la crónica de una muerte anunciada”, sentenció el Dr. Lauro Artía, al referirse al aumento de casos de brucelosis en varias partes el país, y que ha determinado, como pocas veces se ha visto en plena zafra de remates de reproductores, que varias subastas se tuvieran que suspender, e incluso que destacadas cabañas no hayan concurrido este año a la Expo Prado y exposiciones del interior, a causa de la aparición de la enfermedad en sus rodeos. “Desgraciadamente el tiempo nos ha dado la razón”, agregó el profesional sanducero, que es el vicepresidente del Colegio Médico Veterinario, creado recientemente.

“El Centro Médico Veterinario de Paysandú (CMVP) ha tenido una postura histórica, ya que desde que se suspendió la vacunación en el año 1996, a la fecha, hemos sostenido que la vacunación es la única manera que tenemos de protegernos de la enfermedad”, afirmó.

El expresidente y actualmente directivo del CMVP, explicó que “siempre estuvimos convencidos de eso, y a medida que pasa el tiempo estamos más convencidos aún”, aclarando que esto “no es un problema de gobiernos o la actual administración, sino que lo hemos mantenido pasando todos los gobiernos, distintos directores generales y técnicos por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP)”.

“Básicamente la política del MGAP ha sido siempre la misma en cuanto a la campaña, porque en realidad el plan de erradicación de la enfermedad técnicamente es correcto, porque no podemos reconocer la importancia de Valerie Reagan, asesora que ha venido desde Estados Unidos y referencia mundial, que analizó el Plan Estratégico para la Erradicación de la Brucelosis en Uruguay”, dijo, sin embargo, “de lo técnico a nuestra realidad en campaña hay un largo trecho. Entre lo que dice el Plan que se debe hacer y lo que realmente hacemos, es donde está la diferencia, y el productor queda totalmente desprotegido”.

Reconoció que “nos ha tocado trabajar en más de una cabaña, en varios establecimientos, y más de un foco, por lo que prácticamente hemos convivido con la enfermedad, y con el tiempo más nos convencemos que la vacunación es la herramienta correcta”.

La vacunación, sobre todo la RB 51, tiene la ventaja de vacunar y revacunar animales adultos, mejorando el nivel de protección de la enfermedad –y esto es lo que debemos entender–, para disminuir las pérdidas por aborto que se previene con la vacunación, explicó, y aclaró: “En el momento que se da el aborto, es cuando se produce el contagio. Cuando la vaca aborta, contamina pasturas, el agua, y siempre la contaminación es por boca, ya que se contamina el animal comiendo pasto o tomando agua”. Y aseveró que controlando los abortos “controlamos el contagio, disminuyendo la prevalencia y aparición de nuevos casos”.

EL ANIMAL ENFERMO NO VA A ABORTAR NI VA A CONTAGIAR.

Explicó que la vacuna “no tiene el mismo nivel de protección contra la enfermedad -contra los abortos-, que la infección. Podemos tener un rodeo completamente vacunado, y el animal se puede llegar a infestar, y puede ser positivo en las técnicas diagnósticos, pero lo seguro es que no va a abortar y no va a contagiar, lo que nos va a dar tiempo para detectarlo y sacarlo del rodeo, mandándolo a faena”.

Artía significó que en Estados Unidos se erradicó la enfermedad “vacunando”, y de ahí “la importancia de la vacunación, porque al evitar que la vaca aborte, evitamos que se contagie y lo vamos controlando”.

DIAGNÓSTICOS DIFÍCILES.

“El problema que tiene el Plan que se lleva adelante en Uruguay, es que el período de incubación, entre que el animal se contagie, y se produce el aborto, puede ser de dos o dos años y medio, porque es una enfermedad crónica”. Sostuvo que “cuando se compran vientres no sabemos lo que estamos comprando. Depende mucho el estado de gravidez del animal, si está preñado o no, si es vaca adulta o una vaquillona. El animal puede venir con la infección, pero no está circulando en sangre, por ende, las defensas no lo detectan y va a dar negativo en las pruebas diagnósticas, y cuando se preñe ese animal, la bacteria va por los tejidos reproductivos del animal hacia la placenta, la sangre la detecta, genera los anticuerpos y se hace positivo la vaca”.

O sea que “son muy difíciles los diagnósticos, y ahí es cuando fallan los sistemas de vigilancia”.

En los productores hay reticencias, “lo dice la realidad” porque durante un período de algunos años fue obligatoria la vacunación contra brucelosis en el departamento de Paysandú, pero el número de quienes realmente vacunaron apenas superó el 50%.

Precisó que “en donde trabajamos preconizamos la vacunación, defendemos y tratamos de concientizar al productor de la importancia que tiene. Una vez que el productor sufre la enfermedad, recién ahí empieza a valorar la importancia de vacunar”.

VACUNAR OBLIGATORIAMENTE TERNERAS.

Lauro Artía es partidario de implementar “la vacunación obligatoria de las terneras con RB 51 todos los años. Porque los productores son así, por más que está libre la vacunación, el productor no vacuna. En Paysandú en donde era obligatoria, costó implementarla y no se logró que fuera cien por ciento”.

A pesar de eso, subrayó que “se logró controlar el foco, de los que hubo muchos, y con el sangrado y vacunación se logró reducir la cantidad de casos”.

SANGRAR CIEN POR CIENTO.

“Tenemos bajos niveles de prevalencia, que es en lo que se ampara técnicamente el MGAP para no implementar una vacunación obligatoria”, explicó el veterinario. Pero “al tener bajo porcentaje de positivos, sucede que para detectarlos tenemos que aumentar el nivel de búsqueda, los monitoreos a nivel de frigorífico y sangrar el cien por ciento de las hembras en faena, algo que no se está haciendo”.

“En el Plan te dice que a medida que se baja la prevalencia se avanza hacia la erradicación, hay que aumentar más los sangrados y monitoreo de todos los movimientos a faena”.

Las preguntas son: “¿Estamos en condiciones de hacer eso?, ¿por qué no se está haciendo?”, planteó y volvió preguntarse: En Uruguay “¿está dispuesto el personal de los frigoríficos a sangrar el cien por ciento de las hembras que van faena? Si no tenemos esas condiciones se debe utilizar otra herramienta, y aquí la vacuna es la manera de ponernos adelante de la enfermedad”.

Artículo original y fotografía de diario sanducero El Telégrafo (eltelegrafo.com)

Foto ganado El Coraje.

Pin It on Pinterest