La Organización Mundial de Sanidad Animal lanzó su renovada identidad de marca.

La Organización Mundial de Sanidad Animal lanzó su renovada identidad de marca.

“Como la interdependencia de los sistemas de salud animal con la salud humana, los medios de vida y los ecosistemas nunca ha sido más evidente, el cambio de marca llega en un momento crucial”.

Hasta ahora era OIE, por Organización Internacional de Epizootias, pero la mayoría le decíamos Organización Mundial de Sanidad Animal, pero ahora cambió porque la institución insignia de la sanidad animal -como su nombre lo indica- renueva su identidad de marca.

Así lo informó la OIE en su página web: “La autoridad mundial en sanidad animal revela su nueva narrativa, identidad y logotipo, proporcionando más claridad a su mandato crítico”.

Agrega que a partir del 28 de mayo, “la Organización anteriormente conocida como la OIE está revelando una nueva imagen de marca, así como promoviendo el uso de su nombre completo, Organización Mundial de Sanidad Animal, con el acrónimo WOAH (OMSA en francés y español)”.

“EN UN MOMENTO CRUCIAL”.

“Como la interdependencia de los sistemas de salud animal con la salud humana, los medios de vida y los ecosistemas nunca ha sido más evidente, el cambio de marca llega en un momento crucial”, dice.

Estamos en una época en la que los brotes de enfermedades tienen impactos “más importantes y muy publicitados”, por lo cual “la necesidad de coordinación y movilización internacional es clara, no solo para quienes trabajan en el sector de la salud mundial, sino también cada vez más para los responsables de la formulación de políticas y el público en general”. Si se logra “mejorar la salud animal a nivel mundial, los medios de vida se transforman, las economías se impulsan y el mundo se convierte en un lugar más seguro y saludable”. En este mundo, “WOAH busca ser un líder en la construcción de un mundo más sostenible, uno que abarque plenamente la interdependencia de los sistemas de salud”.

OIE: Liderando el camino hacia la resiliencia en el sector de la sanidad animal.

OIE: Liderando el camino hacia la resiliencia en el sector de la sanidad animal.

La búsqueda de la resiliencia veterinaria encaja en la visión previsora de la OIE para la salud mundial. El vínculo entre resiliencia y sostenibilidad es más fuerte que nunca en el mundo interconectado de hoy.

El 29 de abril, la Organización Internacional de Salud Animal (OIE) difundió el presente artículo por el Día Mundial de la Veterinaria:

La resiliencia ha sido un principio rector de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) a lo largo de sus casi 100 años de existencia. Desde las infecciones emergentes hasta los desafíos planteados por una sociedad cada vez más globalizada, la Organización ha creado una cartera para apoyar a los servicios veterinarios en el tratamiento de un mundo en constante evolución. Los recientes brotes devastadores de enfermedades animales, como la gripe aviar, han puesto de relieve el valor de la mano de obra veterinaria y su capacidad para prevenir y responder   a las amenazas a la salud mundial. Estos fueron recordados con motivo del Día Mundial de la Veterinaria 2022.

La OIE trabaja para que los servicios veterinarios contribuyan de manera eficiente y resiliente a mejorar la salud animal en todo el mundo y a vigilar mejor las enfermedades de la vida silvestre. Además de crear un entorno de apoyo para sus prácticas, la Organización implementa iniciativas de aprendizaje continuo y desarrollo de capacidades para fomentar la mejora sostenible de la fuerza laboral veterinaria.

“La salud animal está en el centro de los desafíos mundiales. Es por eso que guiamos a los Servicios Veterinarios hacia una mejor resiliencia a través de soluciones que abordan una variedad de necesidades y brindan un impacto duradero”, dijo la Dra. Monique Éloit, director general de la OIE.

Uno de los programas emblemáticos de OIE, el Vía PVS (*) encarna esta ambición. Un sistema basado en la evaluación, permite identificar eficazmente las fortalezas y necesidades de los servicios veterinarios, crear conciencia sobre el cumplimiento de las normas internacionales y proporcionar una serie de programas de capacitación y apoyo.

En consonancia con el enfoque Una sola salud, la OIE también ha aplicado seminarios conjuntos con la Organización Mundial de la Salud (OMS) facilitar el intercambio de prácticas basadas en la evidencia entre los servicios de salud humana y animal.

Las iniciativas de creación de capacidad tienen como objetivo lograr resultados duraderos, a menudo adaptados a las necesidades de cada país. El proyecto EBO-SURSY (**), por ejemplo, tiene por objeto ayudar a los países a prevenir brotes y mejorar la capacidad de respuesta regional a las enfermedades zoonóticas que afectan a los países de África occidental y central.

Para mejorar el desempeño de los profesionales de la salud animal cuando se enfrentan a eventos adversos, no hay nada tan poderoso como las colaboraciones entre sectores. Las asociaciones público-privadas sostenibles (APP) son fundamentales para habilitar recursos y abrir oportunidades de cambio. La organización ha publicado un manual de directrices, así como un curso en línea   alentar a sus Miembros a establecer y fomentar redes intersectoriales.

En un contexto marcado por una creciente incertidumbre, la protección de los animales de eventos que amenazan la vida también requiere relaciones multilaterales y asociaciones interdisciplinarias. La OIE y sus socios de larga data, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) han mejorado recientemente la colaboración e incluido al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) en su alianza. El recién nacido Quadripartite surge de la necesidad de movilizar diferentes sectores y experiencia construir una gobernanza más integral y coordinada de Una sola salud. Del mismo modo, el proyecto Construyendo resiliencia contra la agrodelincuencia y el agroterrorismo se estableció en 2018 para construir puentes entre la salud animal y el sector de aplicación de la ley para ayudar a abordar las emergencias de salud animal.

La búsqueda de la resiliencia veterinaria encaja en la visión previsora de la OIE para la salud mundial. El vínculo entre resiliencia y sostenibilidad es más fuerte que nunca en el mundo interconectado de hoy. Invertir en relaciones y estructuras que trabajen para fortalecer la resiliencia contribuirá al avance de los objetivos de desarrollo sostenible. La transferencia de habilidades y conocimientos a través de capacitaciones refuerza la creencia de la Organización de que el acceso justo a la educación desempeña un papel fundamental para garantizar un futuro sostenible para las personas, los animales y el planeta que habitan.

Al hacer que la comunidad profesional sea resiliente, la OIE aborda los desafíos subyacentes de salud animal y ofrece fuertes retornos sociales: mejores capacidades de prevención y respuesta a las enfermedades en los Servicios Veterinarios significan que los países están mejor preparados para los tiempos difíciles que se avecinan.

Al celebrar este importante día, recordemos que los servicios veterinarios, desde componentes gubernamentales y no gubernamentales hasta paraprofesionales y técnicos que trabajan en laboratorios, lideran el sector de la salud animal. Es solo con resiliencia que podrán prosperar, hoy y mañana.

(*) Itinerario PVS – OIE – Organización Mundial de Sanidad Animal (**) Proyecto EBO-SURSY (Inglés) – OIE – África

La OIE presentó el plan estratégico 2021-2025

La OIE presentó el plan estratégico 2021-2025

La OIE, Organización Mundial de la Salud Animal, presentó el Séptimo Plan Estratégico para el período 2021-2025 con el cual se busca “contribuir a alcanzar metas mundiales, mediante la mejora de la sostenibilidad de la producción animal,”, objetivo que “sigue siendo unas de las metas prioritarias” de esa institución.

Explica que en el mundo “han aparecido tendencias mundiales tales como sobre el cambio climático, la evolución de los patrones de consumo de alimentos, el bienestar animal o las expectativas de la sociedad por una producción animal más respetuosa del medio ambiente”, por lo cual es necesario considerar esas tendencias “a la luz de los progresos científicos y de las tecnologías de la información, así como de la creciente complejidad e interrelación de los sistemas”.

En la lista de prioridades, están esos temas que “la crisis del Covid-19 hizo aún más fuertes, más urgentes. Se trata principalmente de las cuestiones relacionadas con la vigilancia de los reservorios potenciales de agentes patógenos zoonóticos con un gran riesgo epidémico, en particular en la fauna silvestre”, señala en el prólogo del documento de 20 páginas.

Por tanto, “la OIE necesita alzar su voz en los debates mundiales sobre estos temas, en marcos como el de los Objetivos de Desarrollo Sostenible o el del enfoque Una sola salud, debido al impacto directo que tienen en el equilibrio socioeconómico de las familias rurales y la sostenibilidad de los sistemas de producción animal”.

Es un Plan “ambicioso” y se enmarca en los 100 años de la OIE. “Sin embargo, el éxito exige el mismo compromiso de los miembros y socios para poder alcanzar las metas”.

Además, “los servicios veterinarios deben estar mejor preparados” ante los “desafíos múltiples y complejos que requieren una gama de conocimientos y capacidades más amplia que la que se suele cubrir en las escuelas de veterinaria”.

“La OIE ayudará a promover los cambios necesarios para que los servicios veterinarios nacionales y, de manera más amplia, los servicios de salud animal estén mejor equipados para anticipar las transiciones y responder a nuevas expectativas”.

Para acceder al Séptimo Plan Estratégico para el período 2021-2025 ingresar a https://web.oie.int/downld/SG/2021/E_88SG_14.pdf

UN PLAN AMBICIOSO.

En el capítulo final, el documento expresa que el Plan guiará a la OIE durante los próximos cinco años en la ejecución eficaz de su misión, pero “no todas las medidas pueden implementarse desde el inicio”, sino que “será preciso establecer una prioridad en las actividades para garantizar un uso óptimo de los recursos” humanos y financieros.

Es un Plan “ambicioso” y se enmarca en los 100 años de la OIE. “Sin embargo, el éxito exige el mismo compromiso de los miembros y socios para poder alcanzar las metas”.

“La implementación efectiva de este Plan Estratégico requerirá inversiones tanto en las actividades, programas y estrategias de la OIE, como en el funcionamiento central de la Organización. Por lo tanto, la OIE seguirá contando con sus miembros y socios inversionistas para recibir el apoyo necesario”, concluye.

Pin It on Pinterest