Jornada informativa sobre el manejo de la chicharrita y el control de malezas.

Jornada informativa sobre el manejo de la chicharrita y el control de malezas.

El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) realizará una jornada sobre la chicharrita y malezas.

Montevideo | Todo El Campo | El 17 de julio se realizará en Salto la jornada “Maíz y soja: manejo de la chicharrita y control de malezas problema”, para la cual están invitando la Estación Experimental de INIA Salto Grande y el Sistema Agrícola Ganadero de INIA.

El evento comenzará a las 09.00 horas y se extenderá hasta las 12.00. Se realizará en el local de la Asociación Agropecuaria de Salto (Av. San Martín y Trillo, hipódromo de Salto); las charlas son abiertas al público en general y están dirigidas a productores y técnicos interesados en esta temática.​

El Ing. Agr. Sebastián Mazzilli, director del Sistema Agrícola Ganadero de INIA, dijo que el impacto que ha tenido la chicharrita en Uruguay es algo que se está evaluando con otras instituciones. El mayor impacto es en la zona del río Negro al norte.

Por razones organizativas INIA solicita inscripción previa: Inscripción a la actividad: Maíz y Soja: Manejo de la «Chicharrita» y control de malezas problema.

ENTREVISTA COMPLETA.

S. Mazzilli | Diario Rural | CX4 Rural.
Proyecto sobre gestión del pasto liderado por INIA recibió el premio Fontagro a la excelencia científica.

Proyecto sobre gestión del pasto liderado por INIA recibió el premio Fontagro a la excelencia científica.

“Este premio no solo reconoce la habilidad de INIA para alcanzar resultados sobresalientes, sino también la capacidad para gestionar los recursos de manera óptima.

Montevideo | Todo El Campo | El proyecto “Innovación para la gestión del pasto” liderado por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) recibió el premio a la excelencia científica que otorga el Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (Fontagro). Este reconocimiento es otorgado todos los años a la mejor iniciativa y al equipo de investigadores e instituciones que han demostrado altos estándares en la ejecución de un proyecto científico.

Los niveles de cosecha de forraje en los sistemas productivos de Latinoamérica y el Caribe son muy bajos en relación con su potencial. En zonas templadas, como Uruguay, la producción de forraje en promedio es de 4,5 t MS/ha/año, cuando el potencial es de al menos 10 t MS/ha/año. En este contexto, mejorar los niveles de producción y consumo de pasto en los predios requiere tecnologías de manejo de pastoreo de fácil adopción que permitan optimizar el uso del pasto en cantidad y calidad a lo largo del año, y ese fue el principal cometido de esta iniciativa.

Con la financiación de Fontagro y el Ggobierno de Nueva Zelanda, INIA comenzó el proyecto en 2019, liderado por el entonces director del Programa de Investigación en Lechería, Santiago Fariña, y actualmente bajo el mando del técnico sectorial, Nicolás Baráibar. Como coejecutores, participaron el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria de Costa Rica y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina. Como instituciones asociadas, participaron la Asociación Argentina de Grupos CREA, la Federación Uruguaya de Grupos CREA, Gentos Uruguay y Gentos Argentina.

El objetivo propuesto fue mejorar la autosuficiencia y sostenibilidad de la producción ganadera incrementando al menos 30% la cosecha de pasto producido en predios familiares de Uruguay, Argentina y Costa Rica mediante una mejor toma de decisiones en la gestión del pasto.

Para lograrlo, se desarrolló de manera participativa con productores y técnicos de los tres países, una solución AgTech innovadora denominada “3Rweb”. Este servicio residente en la nube y accesible vía web, colecta datos de cada predio, los procesa, elabora indicadores de gestión y visualiza las decisiones de pastoreo y reserva. De esta manera, se logra simplificar y optimizar la toma de decisiones en tiempo real de la secuencia de potreros a pastorear, las subdivisiones necesarias, el tiempo de pastoreo requerido, el área a cosechar mecánicamente para confección de reservas y la fecha óptima para hacerlo. También se busca automatizar la medición de biomasa mediante el uso de dispositivos de medición remota (drones o satélites) de fácil adopción.

Con 200 beneficiarios directos, entre productores y técnicos en Uruguay, Argentina y Costa Rica, y cerca de 4.000 beneficiarios indirectos, como productores familiares, el proyecto permitió establecer una red de pastoreo entre los países participantes, promoviendo el intercambio de experiencias entre técnicos e investigadores. Además, se capacitó a un número significativo de técnicos y productores, lo que contribuyó a la implementación exitosa de la herramienta, y actualmente, si bien el proyecto finalizó, la solución tecnológica continúa incrementando el número de usuarios y hectáreas monitoreadas, lo que demuestra su éxito.

“Este logro es un claro reflejo de su dedicación, esfuerzo y compromiso con la innovación y la mejora continua. El proyecto demostró una notable capacidad para integrar tecnología avanzada y prácticas sostenibles, logrando un impacto positivo significativo en la producción ganadera de Uruguay, Argentina y Costa Rica. El desarrollo y validación de la herramienta AgTech fue fundamental para alcanzar estos resultados, permitiendo a los productores tomar decisiones informadas y eficientes en tiempo real. La participación de los usuarios finales en el diseño y ajuste de esta herramienta fue clave para su éxito y adopción”, destacaron desde Fontagro al otorgar el reconocimiento a INIA.

“Este premio no solo reconoce la habilidad de INIA para alcanzar resultados sobresalientes, sino también la capacidad para gestionar los recursos de manera óptima, cumpliendo con los estándares de calidad y eficiencia establecidos por Fontagro. La evaluación rigurosa, basada en criterios técnicos y administrativos, ha confirmado el impacto positivo y la relevancia estratégica de su proyecto en la región”, agregó también el comunicado.

A futuro, INIA espera seguir incorporando funcionalidades a la herramienta para mejorar su usabilidad e impacto en los sistemas productivos, tanto ganaderos como lecheros, asegurando que continúe siendo un instrumento valioso y adaptable para los productores de Uruguay y toda la región.

Récord del 84,1% en el taller de gestación vacuna 2024.

Récord del 84,1% en el taller de gestación vacuna 2024.

Buffa: “Son datos tan importantes que deberían tener un destaque en el horario central de la televisión”.

Treinta y Tres | Todo El Campo | Se realizó el jueves 20 de junio el 22° taller de gestación vacuna, en el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) Treinta y Tres. El evento, una tradición y de mucha trascendencia por los datos que se brindan, contó con la presencia del subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ignacio Buffa, la directora del sistema extensivo, Georgget Banchero, y el director regional de INIA, Walter Ayala.

“ACUMULACIÓN QUE GENERA CONOCIMIENTO”.

Buffa dijo que los datos como los de la gestación en vacunos, que son sostenidos en el tiempo, “recogen no sólo el dato anecdótico de lo que sucede cada año sino que además generan un proceso de acumulación produciendo el conocimiento que beneficia a investigadores, técnicos y productores”.

Es función de las autoridades públicas “estar en un permanente cara a cara con los productores, estamos para resolver los problemas y capitalizar las oportunidades”, agregó, y apuntó: “Tenemos la obligación de estar en donde se discuten las cosas”.

“Conocer lo que va a ser la producción futura de terneros es un dato determinante para nuestro país. Acá está la base de generación de valor hacia el futuro”, y son “datos tan importantes que deberían tener un destaque en el horario central de la televisión”.

“La cría es el lugar en donde repercuten todos los problemas de la cadena cárnica”, subrayó.

LOS DATOS DE GESTACIÓN.

Los datos de preñez comenzaron a analizarse en 2003, el peor desempeño fue 2009 con una tasa de 59%; y los años de mejor comportamiento fueron 2021 (80%), 2019 (80,6%), 2013 (81,5%) y 2024 con el récord (84,1%).

Este año todos los departamentos superaron el ochenta por ciento, destacándose Durazno (88,1% de preñez), Flores (88,8%) y Rivera (89,1%).

El total de animales analizados fue de 315.274; preñados 265.265; vacíos 50.009, preñez, 84,1%.

Por grave enfermedad, Nueva Zelanda obliga la quema de colmenas.

Por grave enfermedad, Nueva Zelanda obliga la quema de colmenas.

Un productor apícola de Nueva Zelanda fue obligado por los servicios sanitarios a quemar sus colmenas debido a la detección de la enfermedad de las abejas, loque americana. Se trata de loque americana, grave enfermedad que Uruguay conoce.

Nueva Zelanda | Todo El Campo | Próximo a Cust (en la isla sur), Steven Brown, fue obligado a quemar 10.000 colmenas y equipos de trabajo -incluyendo colmenas vacías y sin uso- al detectarse la grave enfermedad, informaron medios locales (foto).

Loque americana (LA) es una enfermedad contagiosa de la cría de las abejas”, dice un informe del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) de noviembre de 2013.

Agrega que “las esporas, permanecen viables por más de 30 años y son muy resistentes a los desinfectantes y a las altas temperaturas”.

Uruguay sufrió la enfermedad a fines de los años 90, y fue “gracias a las medidas adoptadas por los apicultores” que la enfermedad se controló, pero “su erradicación es imposible” (ver informe completo al pie del artículo).

EL CASO EN NUEVA ZELANDA.

En Nueva Zelanda, Brown presentó varias quejas sobre el proceso de quema que lo obligó a destruir con fuego colmenas nuevas que aún estaban envueltas.

Desde la agencia de gestión del Plan Nacional de Manejo de Plagas se publicó un mensaje a los apicultores del país y al público en general, explicando su accionar y el por qué la quema dispuesta.

Niha Long, directora de la agencia, dijo que se sentía alentada por el apoyo del sector, y que la agencia «seguía comprometida a apoyar a los apicultores neozelandeses en su lucha contra la enfermedad”.

“Seguir las mejores prácticas en la gestión” sobre tan delicado asunto “es vital para el éxito del sector en varios frentes. Por un lado, garantizar que los productos apícolas de Nueva Zelandia cumplan los requisitos del mercado de exportación”, añadió.

Sin embargo, y “desafortunadamente, algunos detalles fueron reportados incorrectamente en la cobertura reciente de los medios”, comentó en referencia a afirmaciones del productor afectado.

En declaraciones a Rural News, Long expresó que es “responsabilidad” de los productores apícolas realizar la gestión contra la enfermedad. Son ellos quienes “deben destruir todas las abejas y colmenas infectadas y reportar el caso dentro de los siete días”.

“La quema es normal porque las esporas no se pueden destruir de ninguna otra manera, desafortunadamente”, explicó.

El comunicado de la agencia dice que cuando se reporta un brote se intensifica la vigilancia de las colmenas registradas en esa zona “en un radio de 2 km”; y “una vez que se conoce o se sospecha de una fuente, se pueden desplegar inspectores de colmenares para inspeccionar todos los colmenares, monitorear cualquier sitio no registrado o abandonado y tomar muestras de hisopos para su análisis”.

OMSA. ENFERMEDADES DE LAS ABEJAS.

La Organización Mundial de la Salud Animal (OMSA) publicó un artículo titulado “Enfermedades de las abejas” en el que señala: “Las abejas, al igual que todos los animales incluido el hombre, son sensibles a las bacterias, virus y parásitos. Su resistencia a los factores adversos es mayor si se encuentran en óptimo estado sanitario y de nutrición. Los retos ambientales, entre los que cabe citar los productos químicos usados para proteger las cosechas de los insectos y la mala hierba, pueden tener efectos perjudiciales para la salud de las abejas, en particular si hospedan patógenos”.

Seguidamente menciona y explica “seis enfermedades (que) figuran en la lista del Código Sanitario para los Animales Terrestres: Acarapisosis de las abejas melíferas, loque americana de las abejas melíferas; loque europea de las abejas melíferas; infestación por el escarabajo de las colmenas (Aethina tumida); infestación de las abejas melíferas por el ácaro Tropilaelaps; y varroosis de las abejas melíferas.

El artículo completo se puede leer en Enfermedades de las abejas – OMSA – Organización Mundial de Sanidad Animal (woah.org)

Foto de portada de Rural News.

DOCUMENTO DE INIA.

El siguiente es el documento de INIA antes citado, escrito por el Ing. Agr. Jorge Harriet, el Téc. Ap. Juan Campá y el Ing. Agr. Yamandú Mendoza.

Jornada informativa sobre el manejo de la chicharrita y el control de malezas.

Acciones ha tomar para erradicar la chicharrita del maíz.

INIA recomienda un período de 90 días sin presencia de plantas de maíz como medida efectiva para reducir la sobrevivencia del vector.

Montevideo | Todo El Campo | El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) recomienda el control del maíz “guacho” o “voluntario” para evitar poblaciones altas de la chicharrita del maíz, vector del achaparramiento.

Esa acción es crucial para evitar el reservorio de la chicharrita del maíz (Dalbulus maidis), dijo la institución en un comunicado técnico elaborado por Alejandro García, Tiago Kaspary, Sebastián R. Mazzilli, Nicolas Maltese y Ximena Cibils.

EL COMUNICADO.

INIA aconseja la necesidad de implementar medidas efectivas para controlar lo antes posible las plantas de maíz “guacho” o “voluntario” en chacras o barbechos.  Esta acción es de crucial importancia ya que la presencia de plantas de maíz vivas puede actuar como un reservorio para los patógenos del achaparramiento y para su vector, la chicharrita del maíz, permitiéndole sobrevivir y propagarse durante un periodo por fuera de la estación de crecimiento productiva del maíz. (*).

Las bajas temperaturas y heladas pueden dañar e incluso matar las plantas de maíz. No obstante, la mortalidad total de las plantas de maíz puede variar según factores como la duración del evento de frío, la intensidad de las heladas y el estado de desarrollo de la planta.

Además, se recomienda un período de 90 días sin presencia de plantas de maíz como medida efectiva para reducir la sobrevivencia del vector. En este contexto, no es aconsejable esperar que las bajas temperaturas eliminan las plantas, sino implementar medidas de manejo activas para su erradicación lo más pronto posible.

MEDIDAS RECOMENDADAS.

Monitoreo Regular: Realizar inspecciones regulares en los campos para detectar y aplicar controles para eliminar plantas de maíz voluntario.

Aplicación de Herbicidas: Utilizar herbicidas adecuados y seguir las recomendaciones técnicas para asegurar un control efectivo del maíz voluntario. Se recomienda el uso de los herbicidas graminicidas que contengan los principios activos haloxifop o cletodim para el control de estas plantas.

Dato importante: Si el maíz voluntario tiene tecnología Enlist®, el principio activo haloxifop no debe ser utilizado, ya que estos maíces son tolerantes a este herbicida. En estos casos, se deben usar herbicidas sobre la base de cletodim.

Control Mecánico: También se pueden emplear métodos mecánicos (ej.: rotativa), siempre y cuando se asegure que las plantas de maíz sean controladas sin posibilidad de rebrote.

UNA PRÁCTICA ESENCIAL.

Controlar el maíz “guacho o “voluntario” es una práctica esencial para mantener la sanidad de sus cultivos y prevenir la propagación de la chicharrita, la cual puede causar daños significativos al trasmitir los patógenos asociados a la enfermedad del achaparramiento. Instamos a tomar las medidas preventivas necesarias para asegurar que estas plantas no sobrevivan ni se propaguen en sus campos.

Para más información o asistencia técnica, por favor contacte a su asesor agrícola.​ (*) Más datos: Portal INIA Estado Actual del ‘Achaparramiento del Maíz’ en Uruguay: Estrategias de Abordaje y Reporte de Síntomas en Chacras.

Pin It on Pinterest