Remate y solidaridad. Rosgan y Reggi recabaron 7,2 millones en apoyo a los bomberos de Corrientes.

Remate y solidaridad. Rosgan y Reggi recabaron 7,2 millones en apoyo a los bomberos de Corrientes.

Los asistentes respondieron de buena forma a la colecta de apoyo para los bomberos y se reunieron más de $A 7 millones. Por otra parte, el fiscal de Corrientes dijo que se corroboraron cuatro focos con “origen intencional”.

En Argentina algunos remates ganaderos son un centro de recolección de dinero para ayudar a los bomberos de Corrientes que enfrenta incendios de difícil control. El escritorio Reggi y Cía. junto a Rosgan, recolectó unos US$ 64.000 que se entregará a quienes arriesgan sus vidas en la tarea que desarrollan.

La subasta se realizó el martes 22 y fue emocionante por las circunstancias que la rodeó. Se trató del remate especial que Reggi y Cía. realiza con Rosgan de forma anual.

Pero este año se dio bajo la dura realidad de los incendios correntinos, por lo cual la subasta comenzó con una colecta solidaria donde cada consignatario del mercado y su directorio sumó su donación para los bomberos correntinos junto a productores, compradores y empresarios del país.

Casimiro Reggi del escritorio rematador fue quien lideró la colecta y fue sumando cada donación, con importes de hasta $A 200.000 (US$ 1.773), hasta llegar a la cifra final de $A 7.230.000 (US$ 64.095).

Tras la subasta, el directivo de la firma, Federico Galdames, señaló que “tuvimos un acompañamiento de la gente realmente extraordinario tanto colegas, como amigos como clientes, en un ratito pudimos hacer esta recaudación así que realmente estamos más que felices”.

“No nos sorprende porque siempre decimos que la gente de campo y la gente del sector la vez que tiene que poner el hombro siempre están. Nosotros por ser parte de esta provincia que tanto queremos nos sentimos muy orgullosos”, reflexionó.

Finalizada la subasta de recaudación, comenzó el remate con más de 11.000 cabezas que fueron vendidas con agilidad desde la Sociedad Rural de Corrientes.

LOS VALORES PROMEDIOS.

Los precios promedios fueron los siguientes en peso argentino y dólar (valor del dólar oficial el día del remate 22/02: US$ 1 = $A 112,8).

Terneros $A 383,61 – US$ 3,40.

Novillos de 1 a 2 años $A 294,63 – US$ 2,61.

Novillos de 2 a 3 años $A 287,51 – US$ 2,54.

Novillos de más de 3 años $A 235,58 – US$ 2,08.

Terneros y terneras $A 342,31 – US$ 3,03.

Terneras $A 332,98 – US$ 2,95.

Vaquillonas de 1 a 2 años $A 277,63 – US$ 2,46.

Vaquillonas de 2 a 3 años $A 271,65 – US$ 2,40.

Vaca invernada $A 174,75 – US$ 1,54.

Vaca con cría al pie $A 45.528,17 – US$ 403,3.

CORRIENTES: INCENDIOS PROVOCADOS Y ASAMBLEA ABIERTA.

Los incendios en la provincia de Corrientes generan nerviosismo mientras se confirmó que 4 focos fueron intencionales y surgen sospechas por otros que también pudieron haber sido provocados. Ayer en la tarde se realizó en el cruce de las rutas 119 y 24 una asamblea abierta de productores agropecuarios, donde pidieron más seguridad.

El fiscal que tiene bajo su responsabilidad las denuncias, el Dr. Facundo Cabral, dijo al diario La Nación que son 15 las denuncias de los productores y “hemos corroborado que cuatro (incendios) tuvieron un origen intencional: dos fueron en producciones yerbateras en la zona de Colonia Liebig, otro en un tacuaral y el último en una plantación de eucaliptos. Pero no tenemos todavía información de quienes son los que están provocando estos focos ni tampoco conocemos los motivos que los llevan a hacerlo”, aseguró.

El martes se dio una situación bastante confusa donde se vio involucrada un vehículo identificado como propiedad o al servicio de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, el hecho ocurrió próximo a la ciudad de Alvear, norte de Corrientes.

El impostergable desafío de prevenir y evitar incendios forestales.

El impostergable desafío de prevenir y evitar incendios forestales.

El poder destructor del fuego siempre estremece, pero en este caso no estamos ante un incendio más, lo que ocurrió fue un acto criminal con todos los agravantes.

Hébert Dell’Onte | Uno de los hechos políticos relevantes de esta semana fue la comparecencia, ante la Comisión Permanente del Parlamento, de varios ministros y autoridades convocadas para explicar e informar sobre los incendios que afectaron y conmocionaron al país este verano.

De allí surgieron varios datos, algunos de ellos inquietantes, por ejemplo, los aportados por el director de Bomberos, Ricardo Riaño.

El jerarca dijo que los registros de incendios entre el 29 de diciembre y el 14 de enero fueron muy superiores a los registradas en los últimos años, agregó que la capacidad de respuesta de Bomberos fue “superada ampliamente” con más de 5.000 llamadas por focos forestales. Estamos ante una “cifra histórica”, enfatizó.

También detalló las causas de los incendios. El de Algorta fue “accidental”, pero hubo otros siete con “ribetes de intencionalidad”, cinco Paysandú y dos en Río Negro. “El comportamiento de esos incendios era realmente sospechoso”, y “era imposible por la dirección del viento que las pavesas pudieran caer en ese sector”, precisó.

Pero eso no fue todo y por si quedaban dudas agregó: Bombero detectó “líneas horizontales y rectas de propagación de más de 100 metros”, lo que indica que se usó “algún elemento acelerante, algún combustible” La persona que actuó de esa manera “tenía conocimiento de lo que estaba haciendo”.

Las declaraciones del director de Bomberos son contundentes y no dejan lugar a dudas.

En todo el mundo, la causa principal de incendios suele el factor humano ya que solemos ser descuidados o imprudentes, pero este no es el caso, hubo alguien o algunos que los iniciaron a propósito y no contentos con encender una llama y dejar que el fuego actuara por sí (lo que también es muy grave) utilizaron acelerante para que el daño fuera lo más destructivo posible. O sea que además de intención hubo planificación, premeditación y alevosía.  

Lo sucedido obliga a una investigación profunda para dar con los autores, pero esa no parece una tarea fácil de desarrollar.

Por otro lado, el Ministerio de Ambiente informó que los incendios “suscitaron acciones inmediatas de parte de los distintos organismos del Estado”. Así, “algunos anuncios ya realizados tienen que ver con la exigencia a las empresas forestales que limpien y corrijan las distancias de las plantaciones que están a menos de 500 metros de centros poblados. También hubo un encuentro y diálogo con la Sociedad de Productores Forestales, para que rápidamente se inicie la primera fase en las zonas afectadas”.

Ante el Parlamento, el titular de Ambiente, Adrián Peña, anunció medidas de prevención, por ejemplo UPM deberá presentar “una solución alternativa para su disposición de residuos” de UPM 1 para “sustituir la utilización de las canteras” tal como lo recomendó la Dirección Nacional de Bomberos. Este “no es un tema sencillo porque son 60 toneladas (de residuos) diarias y éstas deben tener un destino”, dijo el ministro.

Precisó que Montes de Plata utiliza esos residuos en una caldera de biomasa y se prevé que UPM 2 en Pueblo Centenario también asuma ese procedimiento cuando empiece a funcionar. “O sea que el problema grande lo tenemos sólo con UPM 1”, apuntó.

A su vez se resolvió que OSE disponga de una bonificación del cien por ciento de los cargos fijos y cargos variables de agua potable y saneamiento del período en el que quedan comprendidos los consumos afectados por los incendios para los usuarios de las localidades de Orgoroso y Piedras Coloradas (Paysandú) y Menafra y Algorta (Río Negro).

Las medidas de prevención que se tomen por parte de las autoridades como el apoyo de OSE a los usuarios que hicieron uso del agua en niveles extremos son bienvenidas y cabe confiar que las empresas forestales harán lo que corresponda para minimizar las posibilidades de que vuelvan a ocurrir siniestros como éstos. Pero cualquier cosa que se haga al respecto siempre será poco, sobre todo si hay criminales dispuestos a perpetuar este tipo de atentados.

Por eso las palabras finales de Peña son claves y hay que tenerlas presente: “Esto será cada vez más complejo y tenemos el deber de generar herramientas que nos permitan anticiparnos a situaciones más recurrentes. De eso se trata también gobernar, anticiparnos a esos tiempos y pensar en el mediano y en el largo plazo”.

O sea, concluyo, que se debe buscar la forma de evitar que se vuelvan a causar actos criminales como los constatados por Bomberos, pero además afinar políticas de prevención y control para que todos cumplan con la parte que les corresponde.

En la foto los ministros Adrián Peña (MA) y Fernando Mattos (MGAP) en una de las zonas afectada por los incendios, junto a ellos el subsecretario Ignacio Buffa (MGAP) y personal técnico de ambos ministerios.

Los deberes que dejo el fuego

Los deberes que dejo el fuego

En la última edición del Diario Forestal la charla fue con el presidente de la Sociedad de Productores Forestales Nelson Ledesma para analizar lo sucedido en la zona del litoral.

Recordar que los incendios consumieron 37 mil hectáreas de bosque comercial, campo natural como verdeos, no estando hasta el momento evaluadas en cifra las perdidas que sin ser muy especialista se sabe que son millonarias en dólares.

Desde los primeros días de la semana pasada nos integramos a las reuniones de los vecinos, ministerios, fuerzas vivas tratando de dar la ayuda que fuera necesaria. Es bueno destacar decía Ledesma la colaboración de muchos particulares que donaron fardos a los productores que se quedaron sin campo debido al incendio. Donación que asciende a mas de 3000 fardos que van a ser entregados paulatinamente al igual que la ración que dispuso el Ministerio de ganadería que ya se comenzó a entregar.

Vamos a contratar una auditoria internacional para que evalúe lo que sucedió desde un punto de vista objetivo, ¿qué paso? ¿Qué fallas tuvimos? La idea es que se tenga un aprendizaje, que deje una enseñanza y que se pueda mirar para adelante buscando mejorar.

Escuche la nota completa

Son 46 los incendios forestales registrados este miércoles en área  metropolitana
Incendio controlado

Incendio controlado

Las lluvias llegaron en el momento justo a la zona de Algorta y Piedras Coloradas

Se espera que se puedan extinguir definitivamente en los próximos días ya que el proceso llevara varios días.  Para muchos es el mayor incendio en muchos años o para otros el peor de la historia , que afectó una extensa área entre Paysandú y Río Negro, comenzó a menguar en las últimas horas, y las autoridades ya empezaron a pensar en la siguiente etapa, que es la evaluación de los daños, pese a que aún es temprano como para saber en detalle. Se sabe que no hubo vidas humanas que lamentar, así como tampoco destrucción de viviendas, pero sí una cantidad importante de montes -nativos y forestados- afectados dentro de un área estimada de 22.000 hectáreas.

Sin embargo, los bomberos no bajan los brazos porque, pese al control general de la situación, hasta ayer por la tarde se seguían encontrando focos que habían sobrevivido a la crucial lluvia del sábado -que hay quienes ya llaman el “agua bendita”-, y que coincidió con la visita del presidente de la República, Luis Lacalle Pou. En ese sentido, Pablo Benítez, vocero de la Dirección Nacional de Bomberos, dijo a El País que con el aumento de la temperatura sumado al factor del viento todavía restaba trabajo por hacer. En diálogo con Telemundo aseguró asimismo que llevará al menos “una semana más” extinguir la última llama.

Perdidas por temporales

El productor José Pedro Lemes se vio sorprendido este sábado, cuando entre las 14.30 y las 15, un tornado provocó graves destrozos en su tambo, enclavado en el kilómetro 104 de la Ruta 26, a unos 4 kilómetros de la localidad de El Eucalipto. En diálogo con diario local  EL TELEGRAFO, Lemes relató la situación dramática que le tocó vivir durante esos segundos, agravado luego por la interrupción de la energía eléctrica en la zona con las consecuencias en el funcionamiento del establecimiento y que determinará una merma en la producción lechera, aumentando aún más la pérdida económica valuada en unos 30.000.

Buricayupí

Próximo a las 14.30 de ayer, un fuerte temporal de viento causó destrozos en la zona de pueblo Buricayupí donde un matrimonio resultó lesionado al volarse el techo de su casa. De acuerdo a lo informado por el coordinador de la Junta, Leo Moreira, se registraron voladuras de techo que generaron el traslado al hospital de Paysandú, que fueron asistidos por otros familiares. También se constató que la Escuela 34 Buricayupí, sufrió la voladura del techo en la mitad del edificio.


Anuncios.

En la mañana del domingo se llevó a cabo una reunión conjunta entre los centros coordinadores de emergencias (Cecoed) de ambos departamentos, de la que participaron los intendentes Olivera y Omar Lafluf (por Río Negro), el secretario de Presidencia Álvaro Delgado y el ministro del Interior, Luis Alberto Heber.

Tras el encuentro, se anunciaron una serie de medidas para ayudar a las personas afectadas. “De las más importantes está la exoneración de OSE, fruto del gasto de los vecinos que sacaban agua potable de su casa para apagar el incendio y para ayudar a la gente que estaba trabajando”, indicó Mauro Santos, coordinador del Cecoed de Paysandú. Esta disposición adoptada regirá para seis poblados, tres de cada departamento.

Por otro lado, Olivera indicó que también se anunciaron medidas vinculadas a la emergencia agropecuaria, y que hoy serán detalladas por el ministro de Ganadería, Fernando Mattos, que visitará la zona, junto a otros jerarcas.

El Muerto |||
El noreste de Brasil bajo agua, mientras que varias provincias argentinas sufren la arremetida de los incendios.

El noreste de Brasil bajo agua, mientras que varias provincias argentinas sufren la arremetida de los incendios.

En Brasil llueve desde noviembre lo que ha causado inundaciones en 37 municipios de Bahía, en tanto que en Argentina ocurre el fenómeno opuesto, la falta de lluvias ha favorecido incendios en varias provincias.

¿Qué tienen en común el estado de Bahía (noreste de Brasil) con las provincias argentinas de Chubut, Río Negro, Neuquén (zona de la Patagonia), Entre Ríos (en el litoral) y Misiones (al noreste)? La respuesta son los desastres que están ocurriendo en esas zonas: las inundaciones brasileñas y los incendios argetinos.

LAS INUNDACIONES EN BRASIL – El estado de Bahía sufre fuerte lluvias desde inicios de noviembre con inundaciones de 37 municipios y el fallecimiento de 18 personas según información oficial actualizada al lunes 27.

Además, la situación no deja de agravarse, según publicaron medios brasileños que dieron cuenta que las fuerzas federales y estatales, con la colaboración de otros estados como Minas Gerais, Espírito Santo o Sao Paulo, desarrollaron el domingo 26 una operación conjunta con personal, equipamiento y helicópteros, para auxiliar a miles de afectados por inundaciones tras desbordes de ríos.

Hasta el viernes había más de 11.000 desplazados y casi 4.200 personas que necesitaron refugio de las autoridades tras abandonar sus hogares, según el último balance de la Superintendencia de Protección y Defensa Civil de Bahía (Sudec).

Salvador, la capital del estado, también sufrió el avance de las aguas y se debieron evacuar a las personas que viven en zonas donde se detectó posibles deslizamientos de tierra.

A su vez son varias carreteras en el estado estaban interrumpidas o anegadas, se reportó.

INCENDIOS EN ARGENTINA – Mientras en el noreste de Brasil no para de llover, en Argentina hay cinco provincias afectadas por incendios, con personas evacuadas y declaraciones de emergencia como es el caso de El Hoyo en la provincia de Chubut.

Arde el sur argentino con focos de incendio forestales en tres provincias de la Patagonia. Centenas de brigadistas, aviones y helicópteros combatían hasta anoche el fuego en las zonas de Bariloche, Aluminé y Cerro Radal (área de Lago Puelo) y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible reforzó el envío de recursos.

Las provincias con incendios son Chubut, Río Negro y Neuquén (zona de la Patagonia), Entre Ríos (al litoral) y Misiones (noreste argentino).

El Ministerio de Ambiente argentino señaló que las últimas semanas de la primavera austral y los primeros días del verano mantienen condiciones meteorológicas adversas, tales como “calor, vientos cambiantes y sequía”.

Pin It on Pinterest