Perú detectó foco de influenza aviar, informó el servicio de sanidad de ese país.

Perú detectó foco de influenza aviar, informó el servicio de sanidad de ese país.

La enfermedad avanza por el continente.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) de Perú informó el martes 29 de noviembre que “activó un cerco epidemiológico en el centro poblado Gallito, distrito de San José, de la región Lambayeque (noroeste del país); para controlar el primer brote de influenza aviar tipo A subtipo H5 detectado en un predio de crianza de aves de traspatio”. Hace unos días se había constatado la enfermedad en aves silvestres. Era cosa de tiempo el contagio a animales de producción o comercialización.

Senasa “ha logrado mantener bajo control el brote detectado y establecer una vigilancia epidemiológica permanente en un radio de 5 kilómetros a la redonda”.

Se destaca “la detección oportuna” como resultado de una actitud preventiva que tomó el país ante “los casos positivos a influenza aviar H5 que se vienen registrando en aves silvestres del litoral peruano y los brotes que se presentaron en Estados Unidos, México, Colombia y Ecuador”.

Ese escenario llevó al país a “intensificar la vigilancia epidemiológica para una detección temprana de la enfermedad en aves domésticas y silvestres, activando los comités de sanidad avícola y fortaleciendo la sensibilización y capacitación de la población, enseñando las características de la enfermedad, a fin de lograr reconocimiento e inmediata notificación al Senasa”.

Algunas de las recomendaciones de la sanidad peruana son de “resguardar a las aves de corral en espacios enmallados con techo, instalar pediluvios (desinfectantes para calzado) en los puntos de ingreso a los corrales, asegurarse que el agua y alimento no estén al alcance de las aves silvestres. Asimismo, limpiar diariamente los corrales y lavarse las manos antes y después de ingresar al corral para alimentar o atender a las aves”.

Asimismo, “es importante que los criadores de traspatio, gallos de pelea y productores avícolas, refuercen las medidas de bioseguridad en sus predios, a fin de protegerse de la enfermedad”.

NO ES UN RIESGO PARA LOS HUMANOS.

Se advierte que los casos identificados “no representan riesgo para el consumo humano de carnes y huevos de aves domésticas ni productos marinos”.

Gripe aviar en EE.UU. acaba con 50,54 millones de aves, cifra récord.

Gripe aviar en EE.UU. acaba con 50,54 millones de aves, cifra récord.

También Europa y Gran Bretaña están sufriendo sus peores crisis de gripe aviar y algunos supermercados británicos racionaron las compras de huevos de los clientes después de que el brote interrumpiera el suministro.

Chicago, Estados Unidos | Este año, la gripe aviar causó la muerte a 50,54 millones de aves en Estados Unidos, el brote más mortífero de la historia del país, según información difundida por el Departamento de Agricultura (USDA).

Es el peor desastre en materia de sanidad animal, particularmente para los pollos, pavos y otras aves. Se supera el récord anterior que fue en 2015, con 50,5 millones de aves sacrificadas o muertas.

La enfermedad se contagia con facilidad en las aves, y éstas mueren a causa del virus, o en su defecto son sacrificadas como medida sanitaria.

El problema es para los productores y toda la cadena avícola, pero también para los consumidores, porque la falta del producto, ya sea carne de ave o huevos, empuja los precios al alza, distorsionando el mercado y restringiendo el consumo por las familias de menor poder adquisitivo.

Otro efecto económico es el que incide en una mayor inflación.

También Europa y Gran Bretaña están sufriendo sus peores crisis de gripe aviar y algunos supermercados británicos racionaron las compras de huevos de los clientes después de que el brote interrumpiera el suministro.

El brote en Estados Unidos comenzó en febrero, infectó aves de corral y otras especies en 46 estados, según los datos del USDA. Las aves silvestres como los patos transmiten el virus, conocido como influenza aviar altamente patógena (IAAP), a través de sus heces, plumas o contacto directo con aves de corral.

Rosemary Sifford, directora veterinaria del USDA, explicó que “las aves silvestres continúan propagando la IAAP por todo el país a medida que migran, por lo que evitar el contacto entre las parvadas domésticas y las aves silvestres es fundamental para proteger las aves de corral estadounidenses”.

En base a artículo de Tom Polansek en Reuters.

Sudamérica en alerta máxima por influenza aviar

Sudamérica en alerta máxima por influenza aviar

Es necesario tomar todas las medidas preventivas razonables. Todos los integrantes de la cadena aviar deberán asumir medidas de bioseguridad acordes a la gravedad de la situación.

Ante el avance de la influenza aviar de alta patogenicidad en el mundo, y la posible llegada a nuestro país, la Asociación de Productores Avícolas Sur, APAS, organizó una reunión de información que se realizará el lunes 14 de noviembre a las 18.30 horas en el club Vida Nueva, San Bautista.

Participarán técnicos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) como la Dras. Virginia Russi Sirley Rodriguez, el Dr. Heber Trenchi y la Dra, M.S.C. PhD Giselle Ravagni especializada en bioseguridad invitada por Biotech.

La convocatoria es para productores avícolas, veterinarios, extensionistas y personal del ramo en general. Se informará sobre situación regional, la importancia de la enfermedad y acciones de prevención contra dicha enfermedad.

ALERTA MÁXIMA POR RIESGO DE INFLUENZA AVIAR.

Por otra parte, la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) emitió un documento titulado Alerta máxima por riesgo de influenza aviar en el cual se señala que el Instituto Agropecuario Colombiano “reportó dos focos de Influenza aviar el día 19 de octubre”, los que son “consecuencia de la alta carga viral que se ha desarrollado en América del Norte en los últimos meses y que la diseminación continental es consecuencia del avance de las aves migratorias característico de esta Época del año”.

Se hace “un fuerte llamado de atención para todos los países de América del Sur donde la avicultura es importante, incluyendo al Uruguay”, y subraya que se deben “tomar todas las medidas preventivas recomendadas”.

En 2022 Estados Unidos registró, más de 47 millones aves de muertas y sacrificadas.

En Colombia, la cepa detectada es H5, de alta patogenicidad para las aves generando una alta mortandad de las mismas y por lo tanto graves perjuicios para la cadena aviar.

Cupra, APAS, la gremial que reúne a productores de huevos, y el MGAP trabajan en coordinación “para elevar el estado de alerta y tomar todas las medidas preventivas que sean razonables” y “se exhorta a todos los integrantes de la cadena aviar a tomar las medidas de bioseguridad y de actuación recomendadas, independientemente de la revisión y actualización que se proponga”.

Al respecto se puede consultar la web del MGAP: Influenza aviar | Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (www.gub.uy)

MEDIDAS RECOMENDADAS PARA “IMPLEMENTAR DE INMEDIATO”.

El documento subraya que “introducción al país puede darse por las aves migratorias que arriban y que pueden trasmitir la enfermedad a nuestras aves silvestres autóctonas”, y se recomienda “implementar de inmediato las siguientes medidas”.

  1. Asegurar que las mallas anti pájaros y todas las posibles vías de entrada de aves silvestres a los galpones de crianza estén actuando efectivamente como barreras al ingreso, reparando o reponiendo mallas y puertas de entrada.
  2. Asegurar la aislación de los galpones de otros animales domésticos presentes en los establecimientos.
  3. Mantener operativo y actualizado en tiempo real el registro de movimientos de personas y vehículos propios y ajenos al establecimiento.
  4. Toda otra medida que evite el ingreso involuntario del virus a los galpones por parte de los propietarios u operarios. (Cambio de ropa y calzados para trabajar, lavado de manos al ingreso).
  5. Ante cualquier sospecha de muertes en aves silvestres o en las aves alojadas debe darse aviso inmediato a la oficina regional o local del MGAP. (No tocar las aves silvestres muertas para no vehiculizar el virus).
  6. Asimismo, se deberá estar atentos a los comunicados que el MGAP emitirá.
Perú detectó foco de influenza aviar, informó el servicio de sanidad de ese país.

España. Detectan el primer caso de gripe aviar en humanos.

Es el primer caso en España, pero el segundo en Europa. Las autoridades de la salud españolas dicen es que es “extremadamente infrecuente” la transmisión de aves a humanos, y no se conocen casos de contagio entre humanos.

A fines de setiembre, el Centro Nacional de Microbiología de España confirmó un caso de influenza aviar A (H5N1) en una persona masculina asintomática que ya ha superado la enfermedad y los últimos exámenes dieron negativo. Es el segundo contagio que Europa registra en un humano en 2022, el primero fue en enero, en Reino Unido.

El caso español se dio en un predio avícola de la provincia de Guadalajara, al centro de España, en la comunidad autónoma de Castilla La Mancha. En dicho establecimiento se confirmó un foco el 17 de setiembre.

El paciente no tuvo síntomas y fue aislado en su domicilio hasta que los resultados dieron negativo confirmando que había superado la enfermedad y ya no era riesgoso para nadie.

El Ministerio de Sanidad español dijo que “es poco frecuente” e incluso “extremadamente infrecuente” que se registre “transmisión de las aves a los humanos”.

En España, en el período 2021-2022 se han detectado 79 focos en aves silvestres y 36 en establecimientos de producción, pero para Europa los números son mucho más graves: la autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indica que hay casi 2.500 brotes en aves de producción con 48 millones de ejemplares sacrificados, y 3.573 eventos en aves silvestres.

Son 37 los países europeos afectados en una extensión geográfica que va desde las islas Svalbard (en Noruega, donde está el banco mundial de semillas) hasta el sur de Portugal y el este ucraniano.

La buena noticia es que por el momento no se ha detectado contagio entre personas, una posibilidad que se estima puede ser real en cualquier momento porque el virus podría mutar y adquirir la capacidad de propagarse.

De todas maneras es recomendable que ante cualquier foco se actúe con celeridad. En definitiva, se trata de una amenaza pandémica y como tal debe tratarse.

¿Qué dice la OMS sobre el H5N1?, que no hay evidencias de que se pueda transmitir mediante alimentos debidamente preparados y bien cocinados: Influenza: H5N1 (who.int)

Más información a raíz del caso en Reino Unido: Un caso de gripe aviar A(H5N1) en Inglaterra, enero de 2022 – PubMed (nih.gov)

Reporte del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades: Resumen de la influenza aviar De junio a septiembre de 2022 (europa.eu)

Foto de Cadena Avícola.

El mundo científico debate si vacunar o no contra la gripe aviar.

El mundo científico debate si vacunar o no contra la gripe aviar.

Abrumados por el costo del sacrificio, algunos países lanzan ensayos de vacunas en aves de corral a pesar de las implicaciones comerciales y los riesgos para la salud pública.

La revista científica Science publicó un artículo en el que aborda el uso de vacunas en aves para combatir/controlar la gripe aviar que se va extendiendo por todo el mundo y es de muy fácil contagio. Los problemas y desafíos son fundamentalmente sanitarios, pero también hay consideraciones comerciales que considerar.

LUCHANDO CONTRA LA GRIPE AVIAR, EUROPA CONSIDERA VACUNAS.

Erik Stokstad | Science | En marzo, Christian Drouin, un granjero francés en la Vendée, descubrió que sus pollos estaban muriendo de gripe aviar. Tuvo que tomar medidas drásticas para sacrificar las aves y evitar que la infección se propagara. Normalmente, los veterinarios gaseaban las aves con dióxido de carbono, pero los equipos veterinarios se vieron abrumados con llamadas para sacrificar ejemplares infectados con el virus, ahora aparentemente endémico en Europa.

Así que se aconsejó a Drouin que apagara los equipos de ventilación y a medida que la temperatura aumentó, la mayoría de sus 18.000 aves murieron de un golpe de calor. Al día siguiente, sus vecinos lo ayudaron a enterrar los cadáveres. “Después de eso, me acosté en la oscuridad, aturdido por lo que había hecho”, dijo a la agencia AFP.

Buscando erradicar la cepa altamente patógena H5N1 de la influenza aviar, Francia y otros países han estado sacrificando números récord de aves de corral: más de 16 millones de aves desde diciembre de 2021 solo en Francia. El año pasado, el costo superó los 150 millones de euros. Ahora, frente a la desesperación de agricultores como Drouin, Francia, los Países Bajos y otros países muy afectados han reiniciado la investigación sobre una solución considerada tabú durante mucho tiempo: vacunar las aves.

Los ministros de Francia y otros países de la Unión Europea (UE) están discutiendo la idea, y los científicos holandeses ya han comenzado los ensayos de vacunas. Esta semana, en el suroeste de Francia, los investigadores comenzarán a inmunizar a los patos con una vacuna recientemente desarrollada. Y en octubre, las partes interesadas se reunirán en la Organización Mundial de Sanidad Animal para discutir cómo reducir las barreras internacionales al envío de aves de corral vacunadas.

Por ahora, muchos países rechazan realizar esas importaciones porque no confían en que los países con aves vacunadas hayan controlado el virus. A los expertos en gripe les preocupa que la vacunación no detenga por completo los brotes, lo que tal vez aumente el riesgo a largo plazo de que el virus aviar salte a los humanos. Desarrollar y administrar vacunas será costoso.

Por todas estas razones, la vacunación es el último recurso, dice el patólogo aviar Jean-Luc Guérin de la Escuela Nacional de Veterinaria de Toulouse. “Usamos esta herramienta solo si admitimos que no podemos controlar la infección por formas clásicas”. Estados Unidos no ha autorizado el uso de vacunas contra la influenza aviar debido a las implicaciones comerciales, con la esperanza de que el sacrificio detenga su brote actual. La industria avícola de los Estados Unidos está adoptando un enfoque de esperar y ver. Pero en Europa, la devastación causada por el virus, y el costo y la logística del sacrificio de millones de aves, pueden estar cambiando el cálculo.

En lugares donde la nueva cepa extremadamente infecciosa de la influenza aviar se ha afianzado, la vacunación “realmente tiene la capacidad de hacer una gran diferencia”, dice Richard Webby, virólogo del Hospital de Investigación Infantil St. Jude que estudia la influenza en aves y otros animales. A largo plazo, dicen los investigadores, vivir con H5N1 puede requerir no solo vacunas, sino una reestructuración de las densas operaciones avícolas europeas.

Durante 3 décadas, cada vez más cepas de gripe aviar han estado surgiendo en Asia. La cepa H5N1 actual llegó a Europa en 2021. Se detectó por primera vez en los Estados Unidos en enero y continúa propagándose.

A algunos investigadores les preocupa que la vacunación, si no se hace con cuidado, permita que el H5N1 persista y continúe mezclándose con cepas en aves silvestres, con el riesgo de que pueda evolucionar para propagarse entre las personas. El riesgo para la Unión Europea y Estados Unidos, aunque bajo, es probablemente el más alto desde que surgió el H5N1 hace 25 años, dice Webby. «Realmente no queremos que este virus esté al acecho en las granjas avícolas», agrega Adel Talaat, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Wisconsin, Madison.

SEÑAL ALENTADORA.

En una señal alentadora, las vacunas han disminuido el impacto de los brotes recientes, al menos en China. En 2017, el país comenzó la vacunación obligatoria de las aves de corral contra una cepa H7N9 que pudo propagarse a las personas. La vacunación redujo la prevalencia del virus en las aves de corral y el número de infecciones humanas se redujo a cero. Ese logro «podría replicarse en todas partes», dice el virólogo Hualan Chen del Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin, quien desarrolló las vacunas.

La campaña también dio sus frutos para los productores chinos, que reanudaron la producción de pollos de engorde, según un análisis de costo-beneficio publicado en marzo en Preventive Veterinary Medicine. Y Estados Unidos continuó aceptando productos avícolas chinos, lo que demuestra que las barreras comerciales no son insuperables. Las vacunas también benefician el bienestar animal al reducir la necesidad de sacrificar rebaños, agrega Chen, quien recomienda “fuertemente” vacunar a las aves de corral contra las cepas H5.

Aun así, la cepa del virus H5N1 ahora en Europa, puede ser difícil de controlar con vacunas porque infecta a muchas especies, incluidos los patos, mientras que el H7N9 es principalmente un problema en los pollos, dice Webby. Y la economía puede favorecer el sacrificio para brotes esporádicos.

¿LAS VACUNAS ESTARÍAN LISTAS A FINALES DE 2023?

Pero en la golpeada Francia, los ensayos de vacunas están comenzando. Se probarán dos vacunas en patos criados. Los patos portadores de la gripe aviar son el “reservorio definitivo”, dice Guérin, porque pueden propagar el virus hasta 15 días antes de mostrar síntomas. En los ensayos, las aves serán vacunadas en granjas y luego expuestas al virus en un laboratorio. El objetivo es reducir la cantidad de virus que circula y así proteger a otras especies avícolas.

Una vacuna, Volvac Best, es fabricada por Boehringer Ingelheim y ya se usa en países fuera de Europa, incluidos México y Egipto, para inmunizar a los pollos contra la enfermedad de Newcastle y el H5N1. Ceva creó la otra vacuna, la primera vacuna de ARN que se probó en aves de corral, específicamente para patos. Los resultados deberían estar disponibles para finales de año, dice Gilles Salvat, experto en salud veterinaria de la Agencia Francesa de Salud y Seguridad Alimentaria, Ambiental y Ocupacional. Si las vacunas resultan efectivas para reducir los niveles virales, Salvat espera que estén listas para el mercado a finales de 2023.

Después de que los agricultores vacunen a sus aves, deberán asegurarse de que el virus no circule silenciosamente en ninguna ave que se haya perdido o que no haya respondido completamente a una vacuna. Tendrán que hisopar a las aves y realizar pruebas para detectar el virus, que puede propagarse en las botas, la ropa, los neumáticos e incluso el viento. Tales medidas también reducirán el riesgo de propagación a humanos o especies silvestres, dice Carol Cardona, veterinaria y especialista en influenza aviar de la Universidad de Minnesota, Twin Cities.

“Las vacunas pueden ayudar, pero no son la bala de oro»” dice Ron Fouchier, virólogo del Centro Médico de la Universidad Erasmus. El enfoque aún puede requerir un poco de sacrificio, dice, porque los virus continuarán evolucionando y ocasionalmente pueden escapar de las vacunas.

El brote actual podría cambiar las reglas del juego porque el virus se está propagando en muchas especies de aves silvestres. Si también se vuelve endémica en los Estados Unidos, entonces la vacunación podría ser necesaria, dicen los investigadores. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos está modificando las vacunas existentes y probando otras nuevas contra la cepa H5N1 actual.

En el panorama general, el sector avícola chino necesita evitar que los virus se derramen a las aves silvestres, dice Fouchier. Y los países europeos necesitan reestructurarse para evitar tener muchas granjas con rebaños densos juntos, dicen los investigadores, un desafío aún mayor que implementar la vacunación.

Cardona dice que podría llevar años optimizar y aprobar las vacunas, así como diseñar una estrategia de vacunación y tranquilizar a los socios comerciales. “¿Qué estamos esperando?”, pregunta. “Tenemos que ponernos a trabajar”.

EL AUTOR – Erik Stokstad es periodista en investigación y la política ambiental con un enfoque en los recursos naturales y la sostenibilidad. Su trabajo incluye agricultura, silvicultura, pesca, biología de la conservación y temas relacionados. Especializado en Geología en Carleton College, recibió una maestría de la Universidad de California, Riverside y completó el programa de comunicación científica en la Universidad de California, Santa Cruz.

Pin It on Pinterest