En el costo de los combustibles, ¿cuánto es responsabilidad del sindicato?

En el costo de los combustibles, ¿cuánto es responsabilidad del sindicato?

Si se demora la puesta en marcha de la refinería más de lo previsible, como sucede con la resolución sindical, es inevitable importar combustible. Se paga más caro y se pierde el margen de refinación.

Hébert Dell’Onte | ¿Qué incidencia tienen las acciones del sindicato de Ancap en el costo de los combustibles? La pregunta es necesaria ya que hoy la refinería de La Teja comienza una parada técnica para realizar tareas de mantenimiento y por decisión sindical van a requerir mayor tiempo generando costos extras que pagamos los ciudadanos.

El problema está en que el sindicato anunció que no realizará trabajos en la noche lo que implica que esa parada de la refinería sea más larga de lo esperado y genere más gastos al ente.

El presidente de Ancap, Alejando Stipanicic escribió en las redes sociales que por “medidas gremiales” se impide el trabajo nocturno durante la parada “por mantenimiento de refinería”, con lo cual se retrasa “su arranque entre 5 y 7 días”.

Hasta 7 días sin producir es demasiado tiempo, y como las autoridades de Ancap deben garantizar el suministro de combustible a la población (el país no puede pararse por eso) decidió importar gasoil.

Stipanicic lo explicó que para “evitar problemas de stock se dispuso importación de gasoil”. “La pérdida de margen resultante se estima superior a US$ 5 millones”, escribió en su cuenta de Twitter, y luego en declaraciones a la prensa dijo que podría llegar a los US$ 8 millones.

Agregó que “los precios de mercado presentados en la licitación para la importación de gasoil, son superiores al precio de venta del mes en curso”.

Además, “ante la eventualidad de demoras en la parada técnica por acciones sindicales anunciadas por un sector de funcionarios y frente a la evolución de la demanda, en la primera quincena de agosto ya se habían adjudicado importaciones de gasolina y fueloil”.

“Las paradas técnicas de la refinería requieren planificar inventarios para suplir la demanda. Si se demora la puesta en marcha más de lo previsible, como sucede con la resolución sindical, es inevitable importar. Se paga más caro y se pierde el margen de refinación”, concluyó.

La parada técnica en la refinería de La Teja se realizará desde hoy lunes 26 de setiembre y el sindicato no cumplirá con parte del turno lo que hace más demorado el mantenimiento necesario.

Tenemos una refinería que necesitamos cumpla su función, si una medida sindical lo impide se generan costos extras de U$S 1,7 millones por día, por lo que las pérdidas pueden llegar a los 8 millones ya mencionados.

Al parecer esa pérdida no va a incidir en la fijación del precio de los combustibles en los primeros días de octubre. Tal vez eso se deba a que en el presupuesto del ente 5 u 8 millones no son gran cosa para Ancap, sin embargo alguien lo paga.

Por eso la pregunta: ¿Cuál ha sido el total de pérdidas acumuladas por el sindicato a lo largo del año? Y si actuamos de buena fe también corresponde preguntar ¿cuánto ha sido el ahorro anual de Ancap gracias a acciones del sindicato?, si es que lo ha habido.

Ancap y Fancap alcanzaron un acuerdo para la reorganización de la logística primaria.

Ancap y Fancap alcanzaron un acuerdo para la reorganización de la logística primaria.

La empresa petrolera Ancap y el sindicato Fancap acordaron la reubicación de personal y nuevas condiciones de trabajo en plantas y flota de camiones para una mejora sensible en el despacho de combustibles a las estaciones de servicio.

El plan está alineado con el exhorto del Poder Ejecutivo para hacer más eficiente la logística primaria, que coloca los productos de Ancap en las plantas de distribución para, de allí, llegar a todas las estaciones de servicio del país, dijo el ente en un comunicado.

Desde el mes de junio se extenderá el horario de atención en las dos principales plantas de distribución de Ancap, La Tablada y Paysandú, para llegar en no más de tres meses a un horario de 6 a 22 de lunes a viernes y 6 a 14 los sábados en La Tablada; y de 6 a 18 de lunes a viernes en Paysandú.

El ente señaló que las mejoras implican cambios en la organización del trabajo y permiten mejorar el servicio a clientes, un uso más eficiente de todos los activos y una mejora en la calidad de vida de los trabajadores a partir de una mejor planificación y la reducción de las horas extras a niveles de lo mínimo imprescindible.

Las modificaciones planteadas, junto con inversiones menores, generan un retorno económico para Ancap y aportan a lograr una cadena de distribución más robusta y eficiente en su conjunto, contribuyendo a una mejora en el sistema de distribución secundaria (entre las plantas de Ancap y las estaciones de servicio) con menor necesidad de inversión (flota menos numerosa) y menor costo operativo.

ACCIONES DESTACADAS.

Como acciones concretas, Ancap destaca:

1. Discontinuidad en operación del Buque Malva H (dispuesto en agosto de 2021) y reubicación de su tripulación en otras funciones a partir de junio de 2022.

2. Optimización del abastecimiento de combustible al litoral norte del país operando con barcazas para transportar gasoil de Montevideo a Paysandú y con la flota carretera de cisternas para transportar gasolinas hacia el norte, retornando en las mismas cisternas bioetanol hacia el sur.

3. Incorporación de análisis básicos de laboratorio en la Planta Paysandú, para eliminar el traslado de muestras a Montevideo.

4. Ampliación sustancial del horario despacho a estaciones de servicio para mejorar la distribución de operaciones a lo largo de la semana y permitir más kilómetros recorridos por día para los fletes a las estaciones.

La reorganización es parte del resultado del trabajo de una consultoría con expertos internacionales contratados en 2020 para la optimización del abastecimiento de combustibles a las distintas Plantas Ancap.

Paro de Ancap el viernes, no habría desabastecimiento de combustibles

Paro de Ancap el viernes, no habría desabastecimiento de combustibles

La medida de Fancap es como protesta contra las medidas que ha tomado el Directorio de Ancap con el fin de bajar costos que permitan a la empresa manejarse de forma más eficiente, lo que incluye lograr disminuir el valor de los combustibles que condiciona toda la actividad productiva y golpea directamente en el bolsillo de los ciudadanos.

Hébert Dell’Onte | El sindicato de Ancap (Fancap) anunció la realización de un paro el viernes 26 de noviembre desde las 08.30 horas en la zona metropolitana y con movilización en la ciudad de Minas.

La medida sindical se toma como acto de protesta por lo que el sindicato considera “la entrega” de los servicios de combustibles de los aeropuertos de Carrasco y Laguna del Sauce, dos puntos que “son estratégicos”, afirman.

Toda medida sindical de este tipo afecta de alguna manera el suministro de combustible, pero no se cree que vaya a haber desabastecimiento, se ha dicho desde Fancap, que explicó la falta de guardia gremial en base a una resolución del Directorio de Ancap que dejó sin efecto el convenio que entre otras cosas obligaba al sindicato a mantener guardias como forma de garantizar el correcto abastecimiento. Esa obligación ya no está vigente, de todas formas Fancap intenta no generar desconformidad en la ciudadanía porque eso tendría un efecto contrario al buscado.

COSTOS DE ALMACENAJE.

Ante la medida del sindicato cabe precisar que con el fin de brindar un servicio eficiente y lo más barato posible, Ancap está realizando un esfuerzo para abaratar costos, un paso clave si lo que se busca es lograr combustibles más baratos.

En ese sentido el ente ha tomado medidas, por ejemplo la devolución en agosto del barco Malva H (al que hace referencia la foto que ilustra la nota) que representaba un gasto de US$ 2 millones por año. El suministro de combustibles a las plantas de Juan Lacaze y Paysandú se mantiene a través de barcazas y camiones cisterna.

En cuanto al alquiler de las plantas de aerocombustibles de Carrasco y Laguna del Sauce, las que a diferencia de lo que dice el sindicato no son consideradas estratégicas por el Directorio de Ancap, se dispuso negociar el alquiler de ambas plantas. Los funcionarios que hasta ahora las operan se reubicarán en otras áreas mejorando actividades logísticas fundamentales para el abastecimiento a la población, informó el ente.

CEMENTO.

Asimismo, el sindicato ha mencionado su oposición a la “privatización de la industria del cemento”.

Sin embargo, Ancap no tiene como finalidad privatizar aunque sí busca dar solución a esa rama de acción con el fin de eliminar el sobrecosto que genera en el precio de los combustibles.

Los estudios realizados sobre el tema indican que Ancap sufre un importante atraso tecnológico con dos plantas (una de ellas en Minas, de ahí la movilización anunciada en esa ciudad) que tienen procesos de producción de tan altos costos que impiden ser competitivas. Para lograr una competitividad mínima se deben hacer inversiones que Ancap no puede afrontar.

Pin It on Pinterest