Servicios Ganaderos pide que se “intensifiquen esfuerzos para evitar ingreso de influenza aviar”.

Servicios Ganaderos pide que se “intensifiquen esfuerzos para evitar ingreso de influenza aviar”.

La vigilancia y la comunicación rápida es fundamental para una respuesta eficaz.       

Montevideo | Todo El Campo | Atenta a lo que está sucediendo en el mundo y el traslado de esa situación al continente, respecto a casos de influenza aviar cada vez más frecuentes y próximos a nuestro país, la Dirección General de Servicios Ganaderos pidió que se “intensifiquen los esfuerzos para evitar” que la enfermedad aviar ingrese al país.

En un comunicado del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) se señala que desde comienzos de 2022 se ha producido una rápida propagación de Influenza aviar de alta patogenicidad en Norteamérica, afectando ahora países de América del Sur como Colombia, Perú y Ecuador.

Es una enfermedad que “afecta a aves silvestres residentes y migratorias, aves de traspatio y comerciales”. La produce “un virus de alta difusión entre las aves y genera grandes pérdidas en la industria avícola”.

Se advierte que las personas que están en contacto directo con las aves enfermas también “se pueden ver afectadas”, no obstante ello, “es importante resaltar que no presenta riesgo para la salud pública el consumo de carne de ave ni de huevos”.

“Ante esta situación resulta fundamental intensificar los esfuerzos para evitar el ingreso de esta enfermedad que nunca ha sido diagnosticada en Uruguay”, subrayó el MGAP.

RECOMENDACIONES DEL MGAP.

Por tal motivo el Ministerio recomienda al sector tomas las siguientes medidas:

Extremar los cuidados de bioseguridad en las granjas.

Restricción del ingreso de personas y vehículos al establecimiento.

Estricta limpieza y desinfección de los materiales de trabajo, de las instalaciones y vehículos que ingresan a la granja.

Mantener al día los registros de visitas y productivos.

Malla antipájaro en buen estado en laterales y portones del galpón.

Dispositivos de desinfección a la entrada del establecimiento y de los galpones.

Uso de ropa exclusiva para trabajar con las aves.

Evitar el contacto de las aves comerciales con las silvestres.

Evitar que aves domésticas compartan fuentes de agua con las aves silvestres.

NOTIFICAR CASOS SOSPECHOSOS.

Por otra parte, “ante esta situación regional el MGAP solicita se le notifique de forma inmediata, cualquier sintomatología compatible con la enfermedad en aves silvestres, de traspatio o comerciales”.

Se debe estar alerta ante algunos de los indicadores de posibles casos de la enfermedad:

Muerte rápida.

Problemas respiratorios: jadeos, tos, conjuntivitis, secreciones oculares y nasales (mocos), sinusitis, asfixia.

Signos nerviosos: incoordinación, temblores, movimientos oculares y de cabeza, parálisis, convulsiones.

Disminución brusca de la postura, o huevos deformes con cáscara blanda o delgada.

Color azulado o hemorragia de crestas, barbillas y patas.

Edema en la cabeza (cabeza hinchada).

Plumaje erizado.

Diarrea.

Ante una sospecha, el MGAP indica que no se manipulen las aves y se usen equipos de protección personal (lentes, guantes, tapabocas, mamelucos y calzados adecuados).

Para notificar la sospecha dirigirse o comunicarse telefónicamente a las Oficinas Zonales y Locales del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca más cercano o al correo electrónico avesnotificaciones@mgap.gub.uy

Servicios Ganaderos trabaja en programa de control de salmonella.

Servicios Ganaderos trabaja en programa de control de salmonella.

Se corrige así el hecho de que no se cuenta con información nacional de prevalencia de los serotipos de esa enfermedad presentes en establecimientos avícolas de reproducción.

La Dirección General de Servicios Ganaderos (DGSG) comenzó el muestreo de granjas reproductoras en el marco del proyecto de estimación de prevalencia de salmonella en aves.

La iniciativa es financiada por del Programa de Apoyo a la Gestión Pública Agropecuaria (Pagpa), coordinada y ejecutada en forma conjunta con la Dirección General de Bioseguridad e Inocuidad Alimentaria (Digebia).

La información generada en este proyecto será insumo para el desarrollo del Plan Nacional de Control de Salmonella en establecimientos avícolas de reproducción, informó el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca del cual depende la DGSG.

Dentro de los componentes del Plan Avícola se encuentra la elaboración e implementación del Programa Nacional de Control de Salmonella en establecimientos avícolas. En la actualidad dicho programa se encuentra en fase de presupuestación.

Los objetivos del plan son consolidar los programas de prevención y control de las enfermedades que signifiquen problemas de comercialización de aves, productos y subproductos de origen aviar. También fortalecer los procesos que garanticen la inocuidad del producto.

El estudio pretende ser un insumo para determinar la línea base como punto de partida para la aplicación del Programa Nacional de Control de Salmonella, ya que no se cuenta con información nacional de prevalencia de los serotipos de esa enfermedad presentes en establecimientos avícolas de reproducción.

El mismo permitirá presupuestar las necesidades de laboratorio oficial, quien estará a cargo de los diagnósticos definitivos.

Para el seguimiento del programa de control de salmonella se desarrolló un sistema informático (Ilabs) en conjunto con Grupo Maslab y financiado por MGAP. Este sistema presenta una plataforma informática de formularios de ingreso de muestras y finalmente la obtención de reportes al final de todo el proceso de muestreos. Este programa está diseñado según las estrategias del Plan Nacional de Control de Salmonella y será completado por los veterinarios oficiales, particulares y laboratorios que trabajaran en el mismo. (MGAP).

Foto principal Pixnio.

Pin It on Pinterest