Gremio hortifrutícola español gana la pulseada a importantes puertos españoles.

Gremio hortifrutícola español gana la pulseada a importantes puertos españoles.

La unión hace la fuerza: productores de la Comunidad Valenciana, una de las principales zonas españolas en el desarrollo de cultivos citrícolas, enfrentaron a los puertos locales y ganaron.

Montevideo | Todo El Campo | En medio del descontento de los agricultores europeos por las políticas que se llevan a cabo en la Unión Europea como en los países miembros, los hortifruticultores españoles encendieron sus alarmas frente a los beneficios que recibían los cítricos importados desde terceros países.

Ante eso, los productores de la Comunidad Valenciana (ubicada al este de España con salida al mar Mediterráneo), una de las principales zonas españolas en el desarrollo de esos cultivos (Valencia produce el 70% de los cítricos de toda España), enfrentaron a los puertos locales por entender que las bonificaciones en las tasas de mercancías portuarias a productos hortofrutícolas importados de países -como Egipto- en los que los controles son escasos y exponen al sector a diversas plagas.

En 2023 Egipto tuvo 81 alertas sanitarias, duplicando las de 2022. En el caso concreto de los cítricos, en 2023 tuvo 32 alertas, en 2022 habían sido 17.

En enero, la entidad Unió Llauradora i Ramadera (conocida como Unió) un poderoso gremio que representa a los productores de Valencia, emitió un comunicado señalando que los beneficios a los cítricos importados son del 40% en el caso de la Autoridad Portuaria de Castellón y del 30% en la Autoridad Portuaria de Valencia; y no son los únicos puertos que los aplican.

La Unió envió escritos a los responsables de los puertos expresando “inquietud y preocupación” por las “bonificaciones, especialmente cuando provienen de países con presencia de plagas y enfermedades de cuarentena no presentes en la Unión Europea que podrían ser letales para los cítricos valencianos y españoles”.

Según el gremio, las importaciones de cítricos egipcios tuvieron un aumento muy importante desde 2014, con un récord en 2023 con 487.753 toneladas importadas entre enero y setiembre, o sea 109,1% respecto a 2022 y del 84% en comparación con la media de los cinco años anteriores.

En enero, el secretario general de La Unió, Carles Peris, advirtió que “si no se eliminan las bonificaciones portuarias, en los próximos meses La Unió realizará acciones de protesta en los recintos portuarios” (N. de R. Como veremos, una advertencia que cumplió).

El sector portuario explicó que estas bonificaciones se aplican para impulsar tráficos considerados estratégicos y de interés para cada puerto, frente a lo cual Peris apuntó que “es imprescindible alinear los intereses de los puertos valencianos con los intereses de los sectores económicos de Valencia y este no es el caso porque se obvia al sector agrario”.

Además de Egipto, otro caso preocupante son las importaciones de Sudáfrica, que además del hongo Phyllosticta citricarpa, tiene la presencia de Thaumatotibia leucotreta. Hasta noviembre de 2023, la Unión Europea registró 56 intercepciones de este país con la presencia de alguna plaga, mientras que en 2022 tuvo 33 intercepciones.

PUERTOS DE VALENCIA Y CASTELLÓN REVÉN LAS BONIFICACIONES.

Como se señala párrafos más arriba en este mismo artículo, el secretario general de la Unió, Carles Peris, advirtió “protesta en los recintos portuarios”. Y así fue.

En los últimos días se realizaron protestas y concentraciones de agricultores en los principales puertos españoles, cuyo resultado parece ser exitoso para los intereses de los productores: por el momento, los puertos de Valencia y Castellón ya han anunciado que están estudiando cómo modificar los descuentos que ofrecen a los productos hortofrutícolas procedentes de otros países, informó El Economista.

Ayer, los directores del puerto de Valencia manifestaron tener “voluntad de contribuir a facilitar y mejorar la competitividad del tejido empresarial y agrícola valenciano a través de la revisión” de los criterios que ahora aplica.

De forma similar se ha expresado el puerto de Castellón, cuya jerarquía ha señalado que “se van a revisar todas las bonificaciones para los sectores estratégicos de la provincia de Castellón, porque consideramos que deben adecuarse a la realidad actual”.

Se agrava la guerra comercial citrícola entre la UE y Sudáfrica generada en problemas sanitarios.

Se agrava la guerra comercial citrícola entre la UE y Sudáfrica generada en problemas sanitarios.

Productores sudafricanos quieren demandar a la UE por proteccionismo. Desde Europa se dijo que el país africano ha intentado exportar fruta con problemas sanitarios: en lo que va de la campaña 2023, se detectaron 22 casos de mancha negra.

Andalucía, España | Todo El Campo | La Unión Europea (UE) detectó cítricos procedentes de Sudáfrica con enfermedades y plagas, lo que derivó en un recrudecimiento de una guerra entre el sector citrícola europeo y el sudafricano.

Productores sudafricanos han pedido el inicio de un litigio internacional ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por “proteccionismo”, informó el portal andaluz Agroinformación.

La posibilidad de una demanda ante la OMC, generó la reacción de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) integrada en lo nacional a la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (AVA-Asaja), que definió el actuar sudafricano de “indignante”.

AVA-Asaja señaló que la Asociación de Productores de Cítricos de Sudáfrica (CGA, siglas en inglés), “en lugar de agachar la cabeza, reconocer sus reiteradas interceptaciones de frutas infestadas de plagas y comprometerse a mejorar los controles para garantizar la seguridad fitosanitaria de sus envíos a Europa, acusa a la UE de imponer unas normas irracionales contra la mancha negra (Phyllosticta citricarpa) y solicita al Gobierno sudafricano que presente un litigio oficial ante la OMC por proteccionismo”.

Cristóbal Aguado, presidente de AVA-Asaja, opinó que “las excusas, las acusaciones y las amenazas con que responden los citricultores sudafricanos ante las 22 detecciones de mancha negra en lo que llevamos de campaña (frente a una en 2022 y dos en 2021), lo único que demuestran es la incapacidad o la nula voluntad de cumplir las mínimas reglas de seguridad fitosanitaria que se establecen para evitar la entrada y propagación de esta enfermedad de cuarentena”.

Pedimos a la UE que “no ceda al chantaje de la CGA y cierre la frontera a los cítricos procedentes de Sudáfrica mientras este país no quiera o pueda garantizar su seguridad fitosanitaria”, agregó.

La CGA considera que la mancha negra “es una cuestión estética que solamente afecta a un porcentaje minúsculo de la fruta exportada como resultado de las medidas de control”, frente a lo cual Ava-Asaja sostiene que por el contrario, “se trata de una enfermedad con efectos devastadores que, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), se adapta perfectamente al clima mediterráneo. No en vano, ya está expandiéndose en la citricultura de Túnez y se acaba de detectar un positivo en cargamentos de Egipto”.

FALSA POLILLA. “SUDÁFRICA NO ESTÁ HACIENDO LAS COSAS BIEN”.

En otro orden, la organización agraria valenciana resaltó que “la CGA no ha hecho ninguna mención a las dos detecciones de falsa polilla (Thaumatotibia leucotreta) en sendos cargamentos de naranjas y pomelos”.

Continúa: “Nosotros sí le damos la importancia que merece. Si se ha producido una interceptación en naranjas, eso significa que Sudáfrica no está haciendo bien el tratamiento en frío, porque ese mecanismo evitaría la presencia de dicha plaga. Y si se ha producido una detección en pomelos, eso nos lleva a exigir una vez más que el tratamiento en frío se extienda a los pomelos y las mandarinas, al entrañar el mismo riesgo fitosanitario”.

Foto de portada: AVA-Asaja.

Servicios Agrícolas adoptó medidas de prevención ante plaga que afecta a citrus.

Servicios Agrícolas adoptó medidas de prevención ante plaga que afecta a citrus.

La Dirección de Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pecsa (MGAP) adoptó medidas de prevención y contención ante la plaga Candidatus Liberibacter spp, una bacteria asociada a la enfermedad de los cítricos conocida como huanglongbing o greening.
La resolución, que lleva la firma del director general –ingeniero agrónomo Leonardo Olivera Uriarte— reconoce que “el sector citrícola está atravesando por una acelerada reconversión, con la introducción de nuevas variedades y nuevas plantaciones que se están llevando a cabo en el país” y que debe efectuarse de manera segura.

Los cítricos representan el principal rubro frutícola de exportación del país y corresponde al 1,5% del Valor Bruto de Producción (VBP) del sector agropecuario, con aproximadamente 15.000 hectáreas plantadas que ocupan a unos 16.000 trabajadores. El 60% trabaja directamente en tareas agrícolas y el 40% restante lo hace en el sector industrial. La iniciativa ministerial considera la necesidad de adoptar medidas que permitan el desarrollo del sector, la prevención y contención de dicha bacteria, a fin de asegurar la sanidad, calidad, correcta conservación y manipulación de los vegetales, sus partes o frutos.

Resolución

La resolución señala la “obligatoriedad de declarar y registrar ante la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) a toda plantación de cítricos a realizársele cambio de copa. Dicha declaración la deberán realizar los propietarios, poseedores o tenedores de predios a cualquier título”. Agrega que “cuando el cambio de copa sea realizado por una empresa contratada a tal fin, la empresa también estará obligada a realizar una declaración ante la DGSA de dicha labor”.

En su declaración, el productor deberá especificar ubicación y padrón o padrones catastrales ocupados, especies plantadas, superficie ocupada por cada especie, variedad, y número de plantas sobre las cuales se realizará el cambio de copa.
Asimismo, el productor deberá acreditar que el material a utilizar proviene de lugares habilitados por la DGSA y solicitar al Instituto Nacional de Semillas (INASE) autorización del traslado del material vegetal, indicando el origen y destino del material de propagación (guía de tránsito).

El origen del material a injertar deberá ser de plantas de viveros certificados o de montes implantados no mayores a cinco años, en tanto el productor o la empresa contratada deberá certificar el origen de las plantas dadoras de varetas. La citada dirección inspeccionará la Unidad de producción dador de varetas, en busca de plagas relevantes y, para autorizar la extracción, deberán estar libre de Diaphorina citri y HLB.

El material deberá provenir de un vivero certificado, que las varetas se extraigan de la zona Sur del país y de plantaciones comerciales certificadas de menos de cinco años. Si las varetas se extraen del norte del país, además de provenir de plantaciones certificadas de menos de cinco años, deben estar libres de Diaphorina citri. En caso de detectar este insecto y no haber otra opción posible, se extraerán muestras para análisis de HLB y se deberá realizar el control químico de la plaga. No se permitirá extraer varetas de un cambio de copa anterior o de plantaciones viejas. Es decir, la planta dadora de varetas tendrá dos partes: porta injerto e injerto único.
La DGSA llevará el registro geo-referenciado de los cambios de copa y su incumplimiento dará lugar a la aplicación de sanciones.

Crece la producción citrícola uruguaya 2021.

Crece la producción citrícola uruguaya 2021.

“La producción de la zafra 2021, acumulando las cuatro especies, fue estimada en 299.100 toneladas, lo que implica en el conjunto de todas las especies de citrus un crecimiento del 38% respecto a la zafra anterior”, señala el informe de DIEA.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a través de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) informó sobre la Encuesta Citrícola Primavera 2021 realizada en los meses de octubre y noviembre con el objetivo de obtener estimaciones de producción de las cuatro especies de cítricos más importantes que se producen en el país, que son naranjas, mandarinas, limones y pomelos.

Los datos, que se obtiene directamente de los productores mediante entrevistas personales, refieren a las existencias de plantas (totales y en producción), superficie, riego y destino de la producción cosechada.

“La producción de la zafra 2021, acumulando las cuatro especies, fue estimada en 299.100 toneladas, lo que implica en el conjunto de todas las especies de citrus un crecimiento del 38% respecto a la zafra anterior”, establece el informe.

Todas las especies crecieron, la de mayor producción es la naranja y la de mayor crecimiento el pomelo.

En la zafra 2021 la producción estimada total de naranjas, mandarinas, limones y pomelos es de 299.100 toneladas frente a 217.493 de 2020 (81.607 toneladas más, variación del 38%).

Por especie, la producción estimada de naranjas en 2021 es de 119.646 toneladas (31.109 más que las 88.537 toneladas de 2020, variación del 35%).

En mandarinas, el total estimado es de 99.736 toneladas (21.936 más que 77.800 de 2020, variación 28%$).

Los limones de este año tendrán una producción de 78.123 toneladas (27.595 más que las 50.528 toneladas de 2020, la variación es del 55%).

El pomelo, la estimación 2021 es de 1.595 toneladas, (967 toneladas más que las 628 de 2020, variación del 154%).

AVANCE DE COSECHA.

La especie con mayor avance de cosecha es el pomelo con el 97% (1.545 toneladas). Le sigue la mandarina con el 95% de avance (94.438 toneladas), luego el limón con 91% (70.763 toneladas) y las naranjas el 69% (82.470 toneladas).

El total del citrus cosechado suma 249.216 toneladas, que es el 83% del total.

SUPERFICIE Y TOTAL DE PLANTAS.

La superficie citrícola 2021 alcanza las 14.392 hectáreas, con 7,1 millones de plantas totales de las cuales 6,2 millones (88%) se encuentran en producción. La densidad promedio actual es de 496 plantas por hectárea y el rendimiento promedio general para esta zafra es de 48 kilogramos por planta.

Pin It on Pinterest