Esta semana retoman las ventas de lana en Australia

Esta semana retoman las ventas de lana en Australia

Autralia/TodoElCampo-Luego de dos semanas de intensa actividad en la primera quincena de diciembre, el mercado lanero entró en receso por las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo en Australia, retomando la actividad la próxima semana.
En principio, de acuerdo a la información primaria de Australian Wool Exchange (AWEX), la inscripción se sitúa en los 55.589 fardos que se comercializarán en los tres centros de ventas. En Sidney se ofrecerán 12.138 fardos, en Melbourne 30.166 y en Fremantle la oferta alcanza a los 13.285 fardos.
Para las semanas siguientes ya hay inscriptos en principio 41.648 para la 29 que da inicio en la semana del 16 de enero y 37.903 fardos para la semana del 23 de enero.

El volumen de lana inscripto genera algunas incertidumbres, pensando principalmente en el avance de los casos de COVID-19 en China y las dificultades que se están encontrando para lograr detener la enfermedad, sin retornar a las medidas adoptadas previamente y que generaron disturbios y rechazos por parte de la sociedad china.
De mantenerse las medidas y no existir problemas adicionales externos al rubro, China ha demostrado en esas dos últimas semanas la importancia que tiene en el mercado, con una reactivación que generó subas importantes. El Indicador de Mercados del Este (IME) abrirá en U$S 9,09 la semana.

Mercado Interno

El mercado interno fue claramente un reflejo de esa situación de subas en el mercado internacional, con cierres de negocios de lanas Merino Australiano a valores esperados por los productores, con lotes comercializados puntualmente por encima de los U$S 10, en tanto que hubo un negocio que superó esa cifra ampliamente pero, en otro contexto de mercado, ya que se había negociado a fines de setiembre. La demanda está de receso, sostiene el informe de Faxlana, con las vacaciones de verano, pero expectante a lo que pueda suceder la próxima semana y la reactivación de la demanda desde China.

27 empresas cárnicas uruguayas podrán exportar huesos congelados a China.

27 empresas cárnicas uruguayas podrán exportar huesos congelados a China.

Montevideo/TodoElCampo-El Ministerio de Relaciones Exteriores del Uruguay ha anunciado a través de sus redes sociales que 27 empresas cárnicas uruguayas han recibido el visto bueno de la administración china para exportar huesos congelados de vacuno a este mercado asiático.

La habilitación se ha realizado bajo el nuevo régimen de registro CIFER y ha sido fruto del trabajo del sector cárnico privado uruguayo junto al Ministerio de Ganadería y el de Relaciones Exteriores.

China es en la actualidad el principal mercado de destino para las exportaciones cárnicas de Uruguay, centradas en la carne de vacuno.


Banco Mundial redujo previsión de crecimiento de China para 2022 y 2023

Banco Mundial redujo previsión de crecimiento de China para 2022 y 2023

El Banco Mundial rebajó el martes la previsión de crecimiento económico de China para 2022 en 2,7% desde 4,3% que proyectaba en junio. Los argumentos para la rebaja son el impacto de la pandemia y la fragilidad del sector inmobiliario. La institución también redujo la previsión de crecimiento del país para 2023, del 8,1% al 4,3%.

“La actividad económica en China sigue los altibajos de la pandemia: rachas y desaceleraciones en el crecimiento seguidas de recuperaciones desiguales”, dijo el Banco Mundial en un comunicado.

“La previsión es que el crecimiento del PIB llegue al 2,7%, antes de una recuperación al 4,3% en 2023 con la reapertura de la economía”, añadió la entidad financiera.

Las previsiones están por debajo del objetivo oficial chino del 5,5%, un crecimiento que los analistas consideran imposible de lograr.

Después de tres años de bloqueos, pruebas a gran escala, cuarentenas prolongadas y restricciones de viaje, China abandonó este mes su política de ‘covid cero’. Pero la interrupción de las actividades continúa con aumento de casos y se mantienen algunas restricciones.

“La adaptación continua de la política COVID-19 de China será crucial, tanto para mitigar los riesgos para la salud pública como para minimizar los impactos económicos más amplios”, dijo Mara Warwick, directora del Banco Mundial para China, Mongolia y Corea.

El “estrés persistente” en el sector inmobiliario, que representa el 25% del PIB anual del país, podría tener efectos macroeconómicos y financieros más amplios, dijo el Banco Mundial.

China busca la libertad responsable.

China busca la libertad responsable.

Covid y China. ¿Podrá el Gobierno chino aplicar con éxito la libertad responsable que tanto éxito tuvo en Uruguay?

Hébert Dell’Onte | Montevideo | Todo El Campo | Este año ha sido de apertura en todo el mundo. Los países levantaron las restricciones que nos impuso la pandemia y retomaron la normalidad (o algo lo más parecido a ella), con la excepción de China.

¿Por qué motivo, cuando el mundo se abrió luego del cierre total por la pandemia y los casos disminuyeron en todas partes, en China continuaron con los encierros afectando el buen funcionamiento del país?

Parte de la respuesta se dio hace unos días a través de reportes de prensa que señalan que en la potencia asiática los hospitales están desbordados por los casos de Covid-19.

El mundo ha tenido éxito en su estrategia contra el Covid, y Uruguay está entre los países más exitosos. ¿Por qué en China no es así? ¿Acaso su sistema de salud no acompaña el éxito que ese país ha tenido en otros aspectos, por ejemplo en lo productivo o económico?

Sin importar cómo sea el sistema de salud chino, la realidad es que allí son tantos los habitantes que cualquier brote de Covid afectará rápidamente a miles y millones de ciudadanos y con tantos pacientes a la vez, lo seguro es que los hospitales colapsarán.

Se ha informado también de largas esperas en las salas de emergencia, mientras se aguarda turno para poder consultar a un médico disponible. En Quingdao, una ciudad ubicada en la costa este y de unos 8 millones de habitantes, cada día se diagnostican miles de casos de Covid nuevos, publicó Deutsche Welle citando una autoridad local.

Asimismo, se advierte que China tiene bajo nivel de vacunación y eso añadido a la escasa exposición del virus (por la estricta política de encierros) empeora el problema que causa la muerte a unas 5.000 personas diarias.

Cualquier cosa que pase en China, por pequeña que sea, puede ser una tormenta para el mundo.  Por lo tanto todos los países del planta están esperando que China levante por completo las restricciones, pues eso reactivaría el mercado impulsado nuevas importaciones.

El problema es hasta qué punto el Gobierno chino está dispuesto a ver colapsar sus centros de salud. Eso llevaría a aumentar las muertes por Covid u otras enfermedades o circunstancias (por ejemplo un accidente), por carecer de camas y personal. Paralelamente se han dado manifestaciones y protestas de una población que está cansada de tanta rigurosidad.

¿Podrá China encontrar el equilibrio entre la libertad y la responsabilidad frente a la pandemia, eso que Uruguay definió como libertad responsable y que nos colocó en la atención mundial?

Una cosa hay que tener en cuenta a la hora de analizar estos asuntos:  en China, el concepto de libertad no es el mismo que en Uruguay.

 Dato: La Comisión Nacional de Salud de China dijo que ya no publicará “datos diarios sobre la epidemia”, informó la periodista mexicana Adela Micha que agregó: “Esta decisión se da en el marco de un aumento de casos. Se estima que más de 248 millones de personas han dado positivo a Covid-19 en lo que va de diciembre”.

Foto: Twitter de Adela Micha.

Debate sobre el TLC con China. Ignacio Munyo (Ceres) cambió de posición en tanto que Ignacio Bartesaghi (UCU) pidió pragmatismo y apertura.

Debate sobre el TLC con China. Ignacio Munyo (Ceres) cambió de posición en tanto que Ignacio Bartesaghi (UCU) pidió pragmatismo y apertura.

Dos economistas referentes, de consulta permanente, reconocidos en lo local e internacional por sus exposiciones serias y siempre bien argumentadas, mantienen posiciones encontradas sobre si Uruguay debe seguir o no negociando un TLC con China.

Hébert Dell’Onte | Montevideo | Todo El Campo | El martes 13 de diciembre se realizó en el Club de Golf, el último desayuno del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), donde su director ejecutivo, Ec. Ignacio Munyo, realizó planteos respecto a los pasos dados por el Gobierno uruguayo en materia de alianzas o acuerdos comerciales que tanta disconformidad han generado en los países del Mercosur (Argentina, Brasil y Paraguay).

Dijo que es “conveniente que Uruguay plantee al Mercosur la posibilidad de abandonar la negociación bilateral de China” dado que ya hay un buen vínculo comercial entre Uruguay y China y avanzar en ese sentido generan problemas con los otros países del bloque. “Hay que zurcir la relación con el Mercosur”, argumentó.

En cuanto al Acuerdo Transpacífico dijo que Uruguay llegó con retraso a la postulación de ingreso. El pedido debió haberse hecho “hace un año y medio”, consideró.

Además, el economista opinó que no se debe insistir en un TLC con Estados Unidos porque claramente esa opción no existe.

LAS OPINIONES DE MUNYO SORPRENDIERON.

Vivimos en un mundo muy dinámico y que se mueve velozmente, lo que lleva a que haya cambios y ajustes en las posturas de los actores públicos, en los gobiernos y en los tomadores de decisiones, y no debería sorprendernos que aquello que era bueno antes tal vez no lo sea ahora. Pero los últimos posicionamientos de Munyo sobre un TLC con China, difieren de sus afirmaciones de hace pocas semanas.

En setiembre de este año el director de Ceres dijo en VTV Noticias que un TLC con China “es muy favorable” y que “los beneficios son superiores a los costos”. Agregó que “el único riesgo es concentrarse solo en China”, por lo cual las negociaciones se deberían acompañar con acuerdos comerciales con otros mercados.

En octubre Munyo dijo que se debería priorizar el ingreso al Transpacífico, por encima a un TLC con China y que aquel es “mucho más urgente” que la potencia asiática, según declaraciones que recogió El Observador.

La pregunta que nos hacemos y que el economista debe responder en profundidad es qué cambió para que un acuerdo “muy favorable” y con “beneficios superiores a los costos” ya no sea así.

BARTESAGHI: “AVANCEMOS CON PRAGMATISMO EN LA APERTURA INTERNACIONAL”.

En ese sentido reaccionó el Ec. Ignacio Bartesaghi de la Universidad Católica del Uruguay (UCU), que pidió no hacer simplificaciones y se preguntó “¿por qué pedirle al Gobierno uruguayo que no siga adelante con el TLC con China?

Bartesaghi usó su cuenta de Twitter @i_bartesaghi para exponer su posición: “Desde el año 1988 todos los gobiernos uruguayos han profundizado su relación comercial con China”, lo que no fue solo una acción nuestra sino “una tendencia global”.

Fue en esta administración de Luis Lacalle donde “se dio un paso más con el cierre del estudio de factibilidad sobre un TLC entre Uruguay y China”.

Ese país asiático “es hoy la segunda economía a nivel mundial y será la primera, es una potencia tecnológica, un gran inversor y cooperante a nivel global. Tiene 1.400 millones de habitantes y seguirá demandando productos y servicios que Uruguay exporta competitivamente”, aseveró.

Si todo eso es así, “¿por qué pedirle al Gobierno uruguayo que no siga adelante con el TLC con China?”, se preguntó.

Acaso, “¿avanzar con China afectaría el postergado e incierto acuerdo con la Unión Europea?, ¿le decimos que no al TLC con China porque dicho país no condenó públicamente a Rusia?”, planteó.

Bartesaghi tampoco comprende y pregunta por qué se dice que hay que “dejar de lado el TLC con China y seguir adelante con el ingreso al CPTPP (Acuerdo Transpacífico); acaso ¿es más fácil ingresar a este mega bloque que negociar un TLC con China?

En la interna del Mercosur, “¿es menos complejo” negociar el ingreso al Transpacífico que un TLC con China?, y “¿por qué es uno o el otro?

La posición del economista de la UCU es contundente: “Uruguay debe seguir impulsando su TLC con China y avanzar con otras economías” porque Uruguay necesita “urgente más apertura de mercados y este Gobierno debe seguir apostando a China como lo hacen decenas de países a nivel mundial. No hacerlo, sería ir en contra de los intereses nacionales”.

Finaliza pidiendo no simplificar y avanzar con pragmatismo escribió: “No caigamos en simplificaciones y avancemos con pragmatismo en la apertura internacional que tanto necesita el país para seguir adelante con su desarrollo económico”.

Pin It on Pinterest