Presidente chino planteó un discurso integracionista en la apertura del foro Brics.

Presidente chino planteó un discurso integracionista en la apertura del foro Brics.

Xi Jinping pareció afiliarse a la idea de que el mercado y el comercio son la mejor herramienta para que los países y pueblos se desarrollen, crezcan y convivan en paz.

Hébert Dell’Onte | El jueves 23 de junio se llevó a cabo una nueva cumbre del grupo Brics que conforman Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. La reunión de esos países -a los que aspira sumarse Argentina- fue importante porque se celebró cuando el mundo atraviesa una fuerte crisis marcada por la invasión rusa a Ucrania. Analistas y periodistas especializados en información internacional han subrayado que fue el Brics el que salvó a Rusia del aislamiento total al que quiso empujarla la Unión Europea y Estados Unidos en respuesta a la guerra que desató.

Los países que integran el Brics son aquellos que además de ser economías emergentes se los visualizó como posibles líderes del crecimiento mundial. China sin duda lo es, pero bien podría haber dudas respecto a Brasil, y mucho más si Argentina cumple con esa condición. Pero como toda alianza, ésta es una herramienta de fortalecimiento, y como tal, cuantos más países se sumen, y cuanto mayor sea la expansión en territorio y los continentes en que esté, mejor para cumplir ese objetivo de blindarse. En el caso de China -no así respecto a los otros países que lo integran-, el grupo parece ser un trampolín para impulsar iniciativas bilaterales acordes a sus intereses.

Un dato importante para entender la importancia que tiene Briscs actualmente: Según Bloomberg, actualmente China e India representan alrededor del 50% de las exportaciones de petróleo marítimo de Rusia. La mitad del petróleo ruso transportado por barco ahora se dirige a Asia, principalmente a esos dos países. No cabe duda que ese acercamiento y apoyo está dado también por la amistad que hay entre esos países a través del grupo.

EL DISCURSO DE XI JINPING.

La cumbre se denominó Foro Empresarial Brics y tuvo como sede China, se realizó de forma virtual y fue el primer evento de esa naturaleza en el que participó el presidente ruso, Vladimir Putín, desde que invadió Ucrania.

Como anfitrión fue Xi Jinping, presidente de China, quien abrió el Foro con un discurso de inauguración. Desde el inicio mismo, luego del saludo protocolar y la bienvenida a todos los participantes virtuales, se ocupó de los desafíos contemporáneos y luego planteó cuatro puntos y en todos ellos se considera la integración global.

“El mundo está experimentando cambios drásticos y una pandemia, ambos nunca vistos en una centuria, a que se suma la constante aparición de desafíos de seguridad de toda índole. La recuperación económica mundial se encuentra en un camino sinuoso y el desarrollo global está sufriendo serios reveses. ¿Adónde va el mundo? ¿Paz o guerra? ¿Progreso o retroceso? ¿Apertura o aislamiento? ¿Cooperación o confrontación? Estos son los interrogantes de nuestro tiempo a que nos enfrentamos”, dijo.

Pero nada de eso “alterará la tendencia histórica imperante de la apertura y el desarrollo, y se mantendrá tan fuerte como siempre nuestra aspiración compartida de afrontar juntos los retos mediante la cooperación. Necesitamos estar en lo alto para no ser distraídos por las nubes fugaces, y comprender acertadamente la ley que rige el avance de la historia, sin dejarnos extraviar por ningún giro de los acontecimientos ni intimidados por ningún riesgo”.

Para eso mencionó cuatro puntos: “Mantener la solidaridad y colaboración” para “defender juntos la paz y la estabilidad”; en segundo lugar “debemos solidarizarnos y promover juntos el desarrollo global sostenible”; tercero, llamó a “aunar esfuerzos para superar dificultades y materializar juntos la cooperación de ganancias compartidas”; y cuarto, instó a “ser inclusivos y ampliar juntos la apertura y la integración”.

PRIMERO: SOLIDARIDAD Y COLABORACIÓN.

“Primero, debemos mantener la solidaridad y la colaboración y defender juntos la paz y la estabilidad mundiales”, dijo Xi Jinping. Recordó un principio chino que dice que la historia que no se olvida, puede servir de guía para el futuro, y partiendo de allí mencionó “el flagelo de las dos guerras mundiales y la sombra oscura de la Guerra Fría”, dos “tragedias de la historia nos enseñan que el hegemonismo, la política de grupos y la confrontación entre bloques no nos traerán ni paz ni seguridad, y sólo conducirán a guerras y conflictos”.

“La historia nos indica que la paz constituye la causa común de la humanidad y debe ser procurada y defendida por todos. Sólo cuando todos atesoren y defiendan la paz y nunca olviden las dolorosas lecciones de las guerras, podrá haber esperanza para la paz”, reflexionó; y agregó: “Hemos de tener claro que somos una comunidad en que los intereses y la seguridad de todos están estrechamente vinculados, y esforzarnos porque la luz de la paz ilumine a todos los rincones del mundo”.

SEGUNDO. SOLIDARIDAD Y PROMOVER EL DESARROLLO GLOBAL SOSTENIBLE.

En segundo lugar, llamó a “solidarizarnos y promover juntos el desarrollo global sostenible”, porque “el desarrollo constituye la clave para solventar todo tipo de dificultades y proporcionar mejores vidas para los pueblos”.

Lamentó que “el impulso de la cooperación internacional para el desarrollo” se haya “debilitado” y que haya diferencias cada vez más amplias en el desarrollo norte-sur. “Casi 1.200 millones de personas de cerca de 70 países del mundo están enfrentando crisis de la pandemia, los alimentos, las energías y las deudas, y los logros de décadas en la reducción de la pobreza global podrían perderse”.

Ante eso y entre otros pasos a dar “nos es menester reforzar la cooperación para garantizar mejor la seguridad alimentaria y energética”.

TERCERO: MATERIALIZAR LAS GANANCIAS COMPARTIDAS.

En tercer lugar, hizo un llamar a “aunar esfuerzos para superar dificultades y materializar juntos la cooperación de ganancias compartidas. En la actualidad, algunas cadenas industriales y de suministro importantes están sufriendo interrupciones deliberadas, los precios de los productos básicos siguen siendo altos y fluctuantes, la inflación global sigue subiendo, el mercado financiero internacional se encuentra en constantes agitaciones y la recuperación económica mundial está perdiendo fuerza. La gente tiene razón para preocuparse por que la economía mundial se hunda otra vez en una crisis”, advirtió.

Ante eso hay que “superar juntos las dificultades y la cooperación solidaria constituye la única manera de solventar la crisis económica”.

Los países deben juntar sus “esfuerzos con el mismo objetivo, reforzar la coordinación de las políticas macroeconómicas, para evitar la ralentización e incluso la suspensión de la recuperación global”. En eso los países desarrollados tienen un desafío de liderazgo particular.

En ese ámbito y en un mensaje dirigido a la Unión Europea y Estados Unidos, a los que no mencionó, dijo: “Los que politicen, instrumentalicen y armamenticen la economía mundial, e impongan a su antojo sanciones valiéndose de su posición predominante en los sistemas financiero y monetario internacionales, sólo terminarán perjudicando los intereses propios y los de los demás, y harán sufrir a todos”.

CUARTO: INCLUSIÓN, APERTURA E INTEGRACIÓN.

Finalmente. Xi Jinping dijo que “debemos ser inclusivos y ampliar juntos la apertura y la integración”.

Señaló que después de la Guerra Fría “la globalización económica tuvo un desarrollo acelerado, que ha facilitado en gran medida la movilidad de los bienes y el capital, así como los avances de las tecnologías y las civilizaciones”, ahora “un mundo más abierto e inclusivo proporcionará un espacio de desarrollo más amplio para todos los países y un futuro más próspero para toda la humanidad”.

Pero la globalización económica sufrió “vientos y corrientes en su contra” con “países que intentan desvincularse de los otros, cortar las cadenas de suministro”. Si esa esa tendencia continúa, la economía mundial se quedará fragmentada y mutuamente excluida. La globalización económica constituye una necesidad objetiva del desarrollo de las fuerzas productivas y una corriente histórica imparable. Cualquiera que intente dar marcha atrás en la historia y obstaculizar el derrotero de los otros sólo tendrá obstruido su propio camino”.

Más adelante añadió: “Hemos de defender el sistema multilateral del comercio centrado en la OMC (Organización Mundial del Comercio), eliminar las barreras al comercio, las inversiones y las tecnologías, y mantener abierta la economía mundial. Nos es imperativo promover las consultas extensivas y la contribución conjunta para generar beneficios compartidos, reforzar la gobernanza económica global, y aumentar la representatividad y el derecho a la voz de los mercados emergentes y los países en desarrollo, a fin de asegurar que todos los países disfruten de los mismos derechos, sigan las reglas como iguales y compartan las mismas oportunidades”.

Foto de Lowy Institute.

Víctor Tonelli: El mercado de carne sólido y firme “se mantendrá por mucho tiempo”.

Víctor Tonelli: El mercado de carne sólido y firme “se mantendrá por mucho tiempo”.

“China se lleva todo lo que está disponible y está dispuesta a pagar por eso”, enfatizó, y “si China no consume más es porque no hay carne para abastecerla, y eso es lo que sostiene los precios internacionales, y lo seguirá haciendo en el futuro”.

“El mercado de carnes sigue muy firme y demandante”, dijo el consultor argentino Víctor Tonelli, de Tonelli & Asociados, al analizar el mercado global, y estimó que continuará así por mucho tiempo: Hay “pilares muy sólidos que me permiten creer que esto es estructural y por muchísimo tiempo”.

En declaraciones al programa Diario Rural (radio Rural), el analista sostuvo que la firmeza y demanda de China se mantiene. En mayo ese país importó 15% más que el mes anterior con lo cual se desmorona las versiones “apocalípticas que decían que iba a importar menos”. En definitiva, “creo que los nuevos contratos con China otra vez van a estar muy firmes, y lo mismo con el resto de los mercados porque la demanda está muy firme y sin capacidad de satisfacer sus necesidades”.

Consultado sobre el rol de China en el mundo, dijo que “cada mercado tiene su lógica y particularidad, pero el que absorbe todo es China y lo seguirá haciendo”.

Destacó “los precios que paga el consumidor chino” por la carne vacuna, que supera largamente los de carne de cerdo. Además, “en apenas 5 años pasaron de 5 kilos a prácticamente 7 kilos en el consumo, y muchos analistas hablan que llegaran a 9 y 10 kilos en 2030”. Frente a ese despegue “la duda no es si van a querer comer, sino si habrá carne en el mundo para abastecer ese crecimiento”.

“China se lleva todo lo que está disponible y está dispuesta a pagar por eso”, enfatizó, y “si China no consume más es porque no hay carne para abastecerla, y eso es lo que sostiene los precios internacionales, y lo seguirá haciendo en el futuro”.

Asimismo, se da que este año “el promedio de la carne de cerdo bajó al 40% del promedio de los dos años anteriores, en cambio la vacuna sigue al promedio de 2021 más alto que el de 2020”.

¿CÓMO SE VE URUGUAY EN ESTE PANORAMA?

Ante la pregunta de cómo se ve Uruguay desde Argentina, Tonelli dijo que hay una diferencia muy grande entre ambos países: “Uruguay se ve a años luz (de Argentina), graficó.

“Uruguay siempre hizo las cosas muy bien. Con los insucesos de la aftosa tomó decisiones muy importantes, entre ellas la de ser confiables, hacer una trazabilidad individual, tener todo muy bien medido, eso es un paso fenomenal para generar confianza sobre todo a las nuevas demandas que ya están en el mundo y se vienen a pasos agigantados con la reducción de emisiones, el bienestar animal, biodiversidad y un montón de temas que hoy son una realidad”.

Para lograr estar a la altura de eso “se necesitan sistemas solidos de información” como los “que tiene Uruguay, se requiere mucha actualidad y transparencia para expresarlos al consumidor, y ahí está la gran diferencia, en el concepto de confiabilidad y accesibilidad a toda la información”, algo que “se resuelve con tiempo y buen trabajo”.

ESTA ECUACIÓN QUE SE DA CON LA DEMANDA QUE SUPERA LA OFERTA Y DA ESTABILIDAD DE PRECIOS, ¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR?

La interrogante que todos se hacen en la cadena cárnica es sobre cuánto tiempo continuará el mercado con las mismas características que hoy. Tonelli dijo que hay “pilares muy sólidos” que le permiten creer que “esto es estructural y por muchísimo tiempo” se mantendrá de esa forma.

Explicó que “las capacidades de crecimiento de muchos de los países que están ofreciendo en el mercado, están muy en el límite, Uruguay mismo está en el límite”, por lo tanto, cuando se mira la oferta disponible y se analiza cuánto se puede crecer, cuánto está volcando a la exportación y cuánto requiere su propio consumo aunque sea compensado por importaciones, también está muy en el límite”.

“No quedan muchos países con capacidad de crecimiento significativo y con disponibilidad de exportaciones adicionales, mientras tanto el mundo sigue creciendo y la capacidad de producir carne vacuna a nivel mundial es muy limitada, más limitada aún por las cuestiones vinculadas al medioambiente y de responsabilidad social”.

Todo muestra que “difícilmente la oferta pueda alcanzar el crecimiento pronosticado de la demanda y eso significa altos precios y buenos negocios”.

ENTREVISTA COMPLETA.

Fuerte crecimiento de las importaciones chinas de carne en mayo

Fuerte crecimiento de las importaciones chinas de carne en mayo

Rosgan publicó datos sobre el mercado ganadero de China, Estados Unidos, Paraguay, Brasil y Argentina. En el caso de China, hay un fuerte crecimiento de las compras que carnes, con un aumento del 32% en mayo respecto a igual mes de 2021.

En mayo, China importó un 32% más de carne de vacuna que en igual mes de 2021. Las cifras publicadas por la Administración de Aduanas de China indican que durante el mes de mayo las importaciones de carne de vacuno ascendieron a 219.933 toneladas peso producto, superando en un 14,6% las 191.963 toneladas registradas en abril y en un 31,7% las 166.986 toneladas de mayo de 2021, informó Rosgan.

El precio promedio de la tonelada ingresada durante el último mes, marcó un nuevo récord de US$ 6.824, un 4,3% superior al registrado en abril y 36% superior al de mayo de 2021.

En lo que va del año, China lleva importadas 922.237 toneladas de carne vacuna, un 5% menos que lo importado en igual período del año pasado, aunque a un valor promedio 37% superior al registrado un año atrás, US$ 6.509 por tonelada vs US$ 4.749 en 2021.

ESTADOS UNIDOS.

En Estados Unidos la faena de vacas supera en un 15% al total faenado en igual período del año pasado. Algunas zonas mejoraron los campos, pero la sequía continúa causando daño.

En 2021 ese país aumentó un 9% la faena de vacas de carne, producto de una sequía que comenzó a nivel regional en 2020, pero que luego se amplió y aceleró la liquidación del rebaño al año siguiente, dice el reporte de Rosgan.

En 2021, la caída del stock de vacas de carne fue del 2,33% anual, pasando de un pico de 31,69 millones en 2019 a 30,13 millones de cabezas actuales.

PARAGUAY.

En el país guaraní el stock de novillos disminuyó a un promedio de 84.000 cabezas anuales en los últimos cinco años mientras que este año, la caída asciende a casi 100.000 cabezas, registrando una existencia final de 656.213 machos castrados.

En 2020, el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), José Carlos Martin, había asegurado que la menor disponibilidad de machos castrados respondía a la no diferenciación del precio de macho castrado y del entero en las industrias frigoríficas, publicó Valor Agro. Hace dos semanas, una nueva norma de clasificación y tipificación de canales fue aprobada por los productores, la industria y el sector público para corregir esta tendencia, ubicando al novillo como la única categoría que ingresa dentro del sello carne premium.

BRASIL.

En Brasil las exportaciones de carne de vacuno de mayo suman 153.000 toneladas. Según datos de la Secretaría de Comercio Exterior (Secex), el volumen exportado registró un incremento del 20,84% frente al mismo período del año pasado cuando se embarcaron 126.700 toneladas.

Si bien, en la comparación mensual, el volumen exportado tuvo un descenso del 2,73% frente a los despachos de abril, según el analista de Safras & Mercado, Fernando Henrique Iglesias, el resultado de las exportaciones sigue siendo positivo con buenos volúmenes de exportación e ingresos.

ARGENTINA.

Respecto a Argentina, Rosgan informó que la ocupación promedio de los feedlots, según la Cámara Argentina de Feedlots, es del 65%, lo que representa una suba de 3 puntos respecto a igual fecha de 2021.

El índice de reposición (IRF) -la cantidad de ingresos sobre egresos de animales- se ubicó en 1,34, aunque levemente inferior al registrado el mes previo (1,47) sigue reflejando un claro proceso de llenado en contraposición con lo registrado un año atrás, cuando el IRF era de tan solo 0,85.

Sobre los fertilizantes, el reporte señalo que la importación de fertilizantes cayó 12% en lo que del año, según los datos informados por Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa), pasando de los 5,6 millones de toneladas que los productores usaron en 2021, este año solo se importaron 4,4 millones de toneladas.

Según destacan, entre los principales factores que explican esta caída se cita la suba en los precios internacionales, impulsada por el conflicto bélico en la región del mar Negro. Medido en dólares, de enero a mayo, el valor de las importaciones fue de US$ 2.180 millones, un 101% más que el año pasado durante igual período. Con datos de Rosgan.

“Las conversaciones con China siguen”, dijo Carolina Ache.

“Las conversaciones con China siguen”, dijo Carolina Ache.

En cuanto al Mercosur, Uruguay asumirá la presidencia pro témpore en julio. Uruguay insistiría en la flexibilización del bloque para poder negociar de forma individual con terceros.

La subsecretaria del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carolina Ache dijo que las negociaciones con China por un tratado de libre comercio (TLC) siguen con interés por parte de ambos países y que se ha avanzado en el asunto.

Aunque las negociaciones salieron de la agenda diaria de la información, explicó que se enviaron los estudios de prefactibilidad anunciados en 2021 y ahora se espera una respuesta de China para dar el siguiente paso.

En declaraciones a Desayunos Informales (Canal 12) Ache dijo que “las conversaciones siguen, no se han parado y lo que podemos leer de los equipos técnicos que siguen en contacto y el canciller Francisco Bustillo habló en ese sentido con el canciller chino. No vemos un enfriamiento”, subrayó.

Agregó que cuando termine el estudio de factibilidad “veremos lo que arroja” pero “se comenzaría con las negociaciones propiamente dichas”.

Ante las preguntas de los periodistas sobre los detalles de la etapa en que se está ahora, Ache dijo que en el proceso “se acordó confidencialidad” y que está obligada a respetarla.

MERCOSUR.

En cuanto al Mercosur, Uruguay asumirá la presidencia pro témpore en julio. Uruguay insistiría en la flexibilización del bloque para poder negociar de forma individual con terceros.

La viceministra dijo que el tema de la flexibilización ya está consagrado en el acuerdo, era uno de los pilares fundamentales de la política exterior. “Entendemos que el Mercosur es necesario, pero no se ha avanzado a la velocidad que se hubiese querido o con las concreciones que hubiésemos necesitado. Hace falta una flexibilización y en ese sentido Uruguay ha dado pasos concretos, siempre en diálogo con los socios. La negociación de un acuerdo de factibilidad con China se había conversado”.

TURQUÍA.

Consultada sobre las negociaciones con Turquía, dijo que los técnicos están “en contacto con los técnicos”.

Agregó que “Las negociaciones del TLC siguen en su carril” con Uruguay en una “posición clara” respecto “a la causa armenia”, habiendo dado una “respuesta también clara” por lo que no se perjudicó la imagen de nuestro país.

Aunque se esfuerce por ser autosustentable, China sigue dependiendo de las importaciones de alimentos.

Aunque se esfuerce por ser autosustentable, China sigue dependiendo de las importaciones de alimentos.

Todo esto lleva a la necesidad de más: más cultivos, más alimentos, más importaciones. Lo que China no necesariamente tiene es más recursos para satisfacer estas necesidades internamente.

World Grain | Estados Unidos | En 2019, China superó a Estados Unidos y la Unión Europea como el principal importador mundial de productos agrícolas. Si bien el crecimiento de la población esencialmente se ha estancado, cayendo en 2021 a la tasa de crecimiento más baja desde 1960, el ingreso familiar disponible aumentó un 9,1% en términos nominales con respecto al año pasado. La nación está experimentando una rápida urbanización y las preferencias de los consumidores están cambiando a una dieta más sofisticada.

Todo esto lleva a la necesidad de más: más cultivos, más alimentos, más importaciones. Lo que China no necesariamente tiene es más recursos para satisfacer estas necesidades internamente. Aun así, impulsará la autosuficiencia, un objetivo que ha tenido durante décadas que se ha centrado más recientemente en los pronunciamientos oficiales del Gobierno.

“Siempre ha sido una preocupación, pero dos hechos despertaron un renovado interés”, por un lado “la guerra comercial entre Estados Unidos y China”, el segundo “la peste porcina africana”, dijo Wendong Zhang, profesor asociado de economía de la Universidad Estatal de Iowa.

“Creo que otra cosa que también cambió es que cuando China solía hablar de autosuficiencia en la agricultura, estaba hablando principalmente de cultivos alimentarios. Ahora probablemente estén pensando más ampliamente, esto son productos alimenticios”.

Las agencias económicas chinas, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma y el Ministerio de Agricultura han enfatizado la seguridad como una prioridad para 2022, comprometiéndose a asegurar el suministro de granos, energía y materias primas. Incluso ha publicado planes detallados para reservar más tierra para la soja, un cultivo que había entregado principalmente a las importaciones después de ingresar a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001.

Al mismo tiempo, la nación también parece estar relajando su postura sobre los organismos genéticamente modificados, probablemente como un medio para cumplir sus objetivos a través de un mayor rendimiento.

Aun así, los analistas dicen que es mucho más, especialmente para la soja, y China no podrá lograr esos objetivos. Al mismo tiempo, sus acciones parecen contradecir la política, ya que China aumenta su compra de soja y maíz.

“Esta tensión entre lo que dice el Gobierno y cómo actúa es realmente interesante”, dijo Joe Janzen, profesor asistente del Departamento de Economía Agrícola y del Consumidor de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, a World Grain. “Claramente están manejando algunas compensaciones muy serias entre el deseo de seguridad y tener suficiente comida, y tener el control y ser autosuficientes. Esa es en parte la razón por la que tienen que comportarse de manera oportunista. Toman decisiones que son correctas en ese momento, por lo que cuando realmente necesitan productos básicos de otras partes del mundo, van a buscarlos. Cuando sienten que el costo de eso es demasiado grande, retroceden. Están constantemente gestionando esta compensación”.

Si bien la pandemia de Covid-19 y ahora el conflicto entre Ucrania y Rusia han aumentado el impulso de China por la autosuficiencia, aún tendrá que ser parte del mercado mundial para proporcionar seguridad alimentaria a su gente.

“Aunque el Gobierno chino querría ser autosuficiente en todos los productos, carecen de los recursos, especialmente para los granos de alimentación intensivos en tierra y los productos cárnicos como la carne vacuna, la soja y el sorgo”, dijo Zhang. “Todo lo que pueden llegar a ser es más autosuficientes. Seguirán siendo un importante impulsor en el mercado global”.

PLANIFICACIÓN DE LA AUTOSUFICIENCIA.

La demanda china continúa superando la oferta interna, particularmente a medida que la clase media crece y está dispuesta a gastar una gran parte de su ingreso disponible en alimentos de mayor calidad. China se encuentra importando cada vez más, incluso cuando la política enfatiza la necesidad de autosuficiencia.

El 14º Plan Quinquenal (2021-2025), emitido en febrero, exigía una producción anual de granos de no menos de 650 millones de toneladas y una producción de carne de 89 millones de toneladas. También se propone mantener la erradicación de la pobreza en las zonas rurales, la seguridad alimentaria y el desarrollo de semillas. Esas son las principales prioridades del país.

“En los últimos tres o cuatro meses han salido pronunciamientos del Gobierno chino que sugieren que deben centrarse más en la autosuficiencia alimentaria”, dijo Janzen. “Al mismo tiempo, tenemos niveles relativamente altos de exportaciones de soja y maíz de estados Unidos a China. No es porque a China le guste la idea de importar soja y maíz estadounidenses, sino porque necesitan esos productos para cumplir con los objetivos de seguridad alimentaria a corto plazo”.

Según las estadísticas publicadas de China, la producción anual de granos ha superado los 650 millones de toneladas durante siete años consecutivos, incluido un máximo histórico de 682 millones de toneladas en 2021. La producción de carne alcanzó los 88,8 millones de toneladas en 2021.

El plan también dice que las innovaciones científicas y tecnológicas representarán el 64% del crecimiento de la producción agrícola para 2025. El uso de fertilizantes y pesticidas debe continuar disminuyendo, y el uso de estiércol animal debe alcanzar el 80% o más para 2025.

Para estabilizar el área sembrada de granos, el Gobierno dijo que proporcionará políticas de precios protectores con la adquisición de arroz y trigo, subsidios a los productores para los productores de maíz y soja y un mayor alcance del seguro de costo completo. Mantendrá 120 millones de hectáreas de tierra cultivable, con 103 millones de hectáreas dedicadas a la producción de granos. La construcción total de tierras agrícolas de alto nivel debe alcanzar un área de 71,7 millones de hectáreas para 2025. Las tierras agrícolas de alto nivel están restringidas a la producción de granos.

El Gobierno chino está mejorando la red de seguridad para los agricultores y experimentando con la reforma agraria, dijo Zhang. Antes de 2007, no había un mercado de seguros agrícolas y ahora China es el segundo mercado de seguros de cosechas más grande del mundo.

“Están ofreciendo una variedad diferente de productos, incluidos los productos de producción de ingresos e incentivando más compras de maquinaria”, dijo Zhang. “También están permitiendo que los agricultores finjan ser dueños de la tierra, por lo que pueden alquilarla a otro agricultor. Ahora, alrededor de un tercio de la tierra está alquilada, por lo que podría aumentar algunas de las escalas de producción y eficiencias y permitir el uso de más maquinaria”.

La capacidad de China para lograr la autosuficiencia depende en gran medida del producto, dijo Janzen. En granos básicos como el maíz, el arroz y el trigo, no está lejos de la autosuficiencia, en parte porque la nación ha tomado la decisión consciente de centrarse en los granos básicos.

“Es un juego de suma cero”, dijo Stephen Nicholson, estratega global de granos y oleaginosas de Rabobank. “Si te enfocas en un cultivo, vas a tener que importar algo de otro lugar. Es una curva empinada para ellos, junto con tratar de adoptar todas las prácticas occidentales para llegar a los rendimientos, aumentar las hectáreas y adoptar semillas transgénicas. Soy un poco escéptico en cuanto a si alguna vez van a ser autosuficientes en algo. Son metas elevadas, metas encomiables. Pero creo que la realidad es que sería realmente difícil para ellos ser autosuficientes”.

Las prácticas agrícolas, las variedades de semillas, la falta de maquinaria moderna son solo algunos de los factores que limitan el crecimiento del rendimiento, dijo Nicholson. Los rendimientos de maíz y soja en China son alrededor del 60% de los niveles de Estados Unidos, dijo Zhang.

La producción de maíz en 2022-23 se pronostica en 265 millones de toneladas, una caída del 2,8% con respecto al año anterior. Las importaciones de maíz se estiman en 20 millones de toneladas, 4 millones de toneladas menos que en 2021-22, pero sigue siendo el tercer año más alto registrado. China está acumulando reservas en respuesta a la pandemia y se está preparando para cualquier otro choque externo, dijo el USDA.

“Además -según USDA-, la menor superficie sembrada de maíz debido a un cambio a los acres de soja, así como los persistentes y altos precios internos promoverán el deseo de importaciones a medida que se presenten oportunidades de mercado”.

El Plan Quinquenal más reciente exige mejorar la capacidad de producción de soja en el noreste de China y ampliar el área plantada de colza en la cuenca del río Yangtze. El Documento No. 1 de 2022 sobre agricultura y desarrollo rural se centró específicamente en la producción de soja y otras semillas oleaginosas, un cambio con respecto a años anteriores.

Incluye subsidios a los granos vegetales y las semillas oleaginosas, el cultivo intercalado de maíz y soja, el aumento de la producción de semillas oleaginosas distintas de la soja y el ajuste de la utilización de semillas oleaginosas en la alimentación animal. China ha dicho que planea aumentar la producción nacional de soja en un 10% por año, para un aumento general del 40%, dijo Janzen.

“No está totalmente claro de dónde vendrían esos granos. ¿Serían áreas adicionales o algún tipo de mejora en el rendimiento? Cualquier tipo de aumento en la superficie de soja se producirá a expensas de algún otro cultivo. Eso entra en conflicto con los objetivos de autosuficiencia establecidos para otros cultivos”.

Una posible solución es el cultivo intercalado, la práctica de cultivar dos o más cultivos en proximidad, que alcanzaron las 466.666 hectáreas en 2021, según el USDA. China está pidiendo un aumento de 1 millón de hectáreas este año. Esto podría reducir el área y los rendimientos del maíz, pero el impacto general es pequeño, dijo el USDA. Los subsidios para el cultivo intercalado podrían ser tan altos como 824 (dólares) por hectárea, mucho más que solo para la soja.

La producción de soja de China en el año de mercado 2022-23 se estima en 17,4 millones de toneladas, un aumento de solo 1 millón de toneladas con respecto a la temporada pasada, basado en la superficie esperada de 8,9 millones de hectáreas y un crecimiento mínimo del rendimiento. La producción total de semillas oleaginosas se estima en 62,4 millones de toneladas, frente a los 61 millones de toneladas en 2021-22, según el USDA.

Se pronostica un consumo de semillas oleaginosas de 166,7 millones de toneladas con importaciones de 104,1 millones de toneladas, frente a los 98,4 millones de toneladas de hace un año. La demanda continúa superando la oferta interna, por lo que se espera que las importaciones representen el 62% del consumo nacional total de semillas oleaginosas.

Encontrar más superficie no es tarea fácil. Con la urbanización, las ciudades están ocupando más tierra y la expansión de la producción de frutas y verduras también está absorbiendo acres, dijo Zhang.

“Además, China se compromete a ser más sostenible y neutral en carbono, por lo que también hay programas para convertir algunos de los campos cultivados anteriores en bosques o pastos”, dijo. “No hay mucha tierra nueva que puedan cultivar. Están más pensando que con la mejor tecnología y una gestión más eficiente, esperan una mejor ganancia de productividad”.

Extracto de World Grain. Artículo completo: China hambrienta de más | Grano Mundial (world-grain.com)

Artículos de Susan Reidy Susan Reidy | Grano Mundial (world-grain.com)

Pin It on Pinterest