Diputados votó medidas de apoyo al sector lechero y pidió soluciones de “alivio” al BROU.

Diputados votó medidas de apoyo al sector lechero y pidió soluciones de “alivio” al BROU.

En la misma sesión y de manera ágil, sin debates entorpecedores, los diputados aprobaron un fondo para la actividad lechera y una solicitud de declaración de emergencia que facilitaría la toma de medidas especiales.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo| La Cámara de Diputados aprobó esta semana dos iniciativas vinculadas al mundo rural, con votos unánimes. La primera fue la votación favorable a la asistencia a los productores lecheros que remiten hasta 3.000 litros; y la segunda una al BROU para que adopte medidas de “alivio” para la situación peculiar que sufren los productores rurales.

En el primer caso, la asistencia a los productores lecheros es una iniciativa del Gobierno que Todo El Campo informó oportunamente, que ahora con la aprobación parlamentaria pasará al Poder Ejecutivo para ponerla en marcha.

En cambio la segunda es una manifestación de voluntad de los legisladores, un llamado para que BROU actúe de forma paliativa, pero que serán las autoridades del banco y del Gobierno las que deberán decidir al respecto.

ASISTENCIA A LOS PRODUCTORES.

El proyecto aprobado encomienda al Fondo de Financiamiento y Desarrollo Sustentable de la Actividad Lechera, la asistencia a productores remitentes de leche a industrias, y tiene como objetivo a los remitentes de hasta 3.000 litros, alcanzando unos 1.600 productores.

La asistencia se dará de forma escalonada según la cantidad de leche que se remite por mes. Los que remiten hasta 500 litros, recibirían $ 2 por litro durante 6meses; los que remiten hasta 1.000 litros, $ 1,50; los que remiten hasta 2.000 litros recibirán $ 1; y los que remiten hasta 3.000 litros $ 0,6.

El miembro infórmate fue el diputado Gonzalo Onetto del Partido Nacional (en la foto). Dijo que se trata de una “asistencia no reembolsable a los pequeños productores lecheros remitentes”, con lo cual se “responde a una situación coyuntural”.

Recordó que “larga sequía” que sufrió todo el territorio nacional, tuvo consecuencias en todos los rubros, y que el costo total fue de US$ 1.800 millones.

En el caso de los lecheros más chicos, la falta de precipitaciones generó “endeudamiento para mantener la producción”, porque no había alimento suficiente y hubo que comprar suplementos.

Ese mayor gasto se agregó a “una baja de los precios de los productos lácteos y menor recibo de dinero por litro” cuando los costos de producción eran “mucho más elevados”.

“En lechería quien produce más litros se defiende mejor, por eso la franja de apoyo” de menos a más según la remisión, comentó.

Onetto finalizó subrayando que el problema de la lechería, además de económico financiero, “también es social y familiar”. Con esta iniciativa “no se resuelven todos los problemas, pero se ayuda bastante”, a la luz de “mejores perspectivas, porque los indicadores así lo establecen”.

El diputado Mario Colman (Partido Nacional) aclaró que asistencia no quiere decir que sea el Estado quien pone la financiación, sino que en este caso “es el propio sector que mediante aportes a un fondo se le distribuye y se trata de buscar que estos trabajadores de menor escala tengan mejor liquidez”.

Desde la oposición, el diputado Nelson Larzábal (Frente Amplio) dijo que el sector lechero es generador de “una gran cantidad de puestos de trabajo en las zonas rurales”, además de que “la lechería genera cultura de trabajo”.

Señalo que los tres años de sequía llevó a un mayor “endeudamiento” para “hacer frente a la falta de alimento porque el pasto no se producía por falta de lluvias. El productor tuvo que comprar la comida para mantener su herramienta productiva que son las vacas, generándose un importante bolsón de deudas, a pesar de haberse decretado la emergencia agropecuaria”.

“Los créditos más fáciles de acceder generaron un mayor endeudamiento del productor”, añadió.

El proyecto ayudará a los pequeños productores que remiten “menos de 3.000 litros; estos se verán beneficiados por el fondo no reembolsable”. Pero es una medida “insuficiente para que el sector lechero pueda recuperarse, esto es un pequeño aporte para hacer frente a las deudas pendientes con sus proveedores”, señaló, y demandó “políticas más profundas, de largo plazo, que ayuden al productor familiar”.

QUE EL BROU TOME MEDIDAS DE “ALIVIO”.

También se aprobó un proyecto de resolución de un solo artículo: “Se solicita al Poder Ejecutivo, se declare la emergencia agropecuaria a los efectos de que el Banco de la República Oriental del Uruguay pueda adoptar medidas que alivien la situación de los productores rurales, en cuanto a sus obligaciones con la entidad, dadas las graves dificultades que se presentan para el levantamiento de la cosecha de los cultivos de verano”.

Firmaron la propuesta Ubaldo Aita, Nelson Larzábal (Frente Amplio), Gonzalo Onetto (Partido Nacional), Rafael Menéndez (Cabildo Abierto) y Juan Moreno (Partido Colorado).

Aita dijo que en la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca hubo acuerdo en que se solicitara al Poder Ejecutivo que declare emergencia agropecuaria que permita al BROU, bajo “el amparo jurídico”, tomar “medidas de alivio en cuanto a las obligaciones que tienen los productores rurales una vez que se cierre el año agropecuario el 30 de junio”.

Onetto en tanto se refirió a las condiciones de adversidad con que se lleva a cabo la cosecha de soja, con valores de humedad perjudiciales: “Se realiza con 20% o 25% de humedad en el grano, con piso blando o barro puro, con 1.200 milímetros acumulados en el año”.

A la emergencia vial hay que “extender plazos de vencimientos que generalmente son al cierre del año agrícola”, planteó.

Menéndez reivindicó la declaración de emergencia agropecuaria como “una herramienta sumamente válida” e instó a que sea utilizada nuevamente en este caso y pensando en el cierre del año agropecuario y los vencimientos a pagar.Moreno subrayó que se debe observar los aspectos “económicos financieros donde seguramente va a haber desfasajes, demoras o atrasos en algunos pagos”. Por eso el Ejecutivo debería “acceder a la declaración de emergencia para habilitar herramientas financieras y atender a los productores”.

Foto: diputado Gonzalo Onetto, miembro informante | Foto de X de la Cámara de Diputados @DiputadosUY

El apoyo del BROU al agro pasó de US$ 2.400 millones a US$ 3.600 millones.

El apoyo del BROU al agro pasó de US$ 2.400 millones a US$ 3.600 millones.

“Creo que hemos sido un buen socio de la producción nacional”, dijo el presidente del banco estatal.

Montevideo | Todo El Campo | El Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU) multiplicó por cuatro, en los últimos cuatro años, el monto otorgado al sector de infraestructura. De esa manera supera en la actualidad los US$ 400 millones, incluyendo el financiamiento directo a empresas y estructuras fiduciarias para la construcción de rutas, puentes, puertos, obras departamentales y planes de erradicación de asentamientos.

Salvador Ferrer, presidente del BROU dijo que esa casa bancaria apostó fuerte al sector de infraestructura, y agregó que la perspectiva es seguir creciendo en este rubro, apoyando todo tipo de iniciativas viales, como la construcción o reparación de puentes, rutas, puertos y aeropuertos, planes de erradicación de asentamientos y obras departamentales, mediante los sistemas de participación púbico-privada o contratos de rehabilitación, mantenimiento y financiación (Cremaf). Esto incluye financiamiento directo a empresas y estructuras fiduciarias.

AUMENTO EXPONENCIAL EN EL APOYO AL SECTOR AGROPECUARIO.

Respecto al apoyo del BROU al sector agropecuario, enfatizó que el crédito en este rubro ha tenido un aumento exponencial. Entre 2014 y 2019, el aporte, sin contar a la agroindustria, estuvo estancado en el orden de los US$ 2.400.000.000, mientras que en la actual administración, alcanzó los US$ 3.600.000.000, lo que representa un 50% de aumento, informó Presidencia.

Solo en 2023, se expandió un 20% el crédito, con baja de tasas y aumento en los plazos de financiamiento. “Creo que hemos sido un buen socio de la producción nacional”, consideró el titular del banco estatal.

Asimismo, sostuvo que las pequeñas empresas agropecuarias han contado, mediante el Sistema Nacional de Garantías (SIGA), con una herramienta de gran ayuda.

En la última emergencia a consecuencia de la sequía, permitió financiar en más de US$ 150.000.000 a las pequeñas y medianas firmas y la mitad de este monto fue otorgado por el BROU.

En el sector lechero, si bien el apoyo, históricamente, ha sido relevante, e incrementó, de algo más del 50% entre 2018 y 2020 a casi el 80%, lo que implica unos US$ 300.000.000.

INUNDACIONES.

Ferrer informó que más de 400 familias afectadas por las últimas inundaciones solicitaron al banco el crédito que la institución dispuso para esta emergencia. Se trata de más de 100.000.000 de pesos que han sido concedidos en el último mes, a un promedio de 250.000 pesos por cliente, lo que significa que se duplicó la asistencia respecto a similares situaciones anteriores. Estos créditos incluyen tasas bonificadas y plazos de repago que pueden llegar hasta cinco años.

Para acceder al beneficio, los usuarios deben presentar en las sucursales del banco, hasta fines de abril, un comprobando emitido por el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), los centros de emergencias departamentales o, en algunos casos, las jefaturas policiales.

El apoyo del BROU al agro pasó de US$ 2.400 millones a US$ 3.600 millones.

En 2023, el BROU generó ganancias por más de U$S 600 millones.

El banco país fue un soporte para el ámbito empresarial, como herramienta para la expansión del crédito, especialmente en el sector agropecuario e infraestructura.

Montevideo | Todo El Campo | Salvador Ferrer, presidente del banco República, dijo que al cerrar 2023 la entidad logró un resultado histórico, con ganancias superiores a los US$ 600 millones.

“El banco está dando resultados extraordinarios”, aseguró Ferrer, este miércoles 24, en diálogo con Comunicación Presidencial. En ese contexto, indicó que las ganancias por más de US$ 600 millones durante el ejercicio 2023 son la cifra más alta que el Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU) ha generado en la historia

“Estos resultados les dan tranquilidad a todos los uruguayos como dueños y accionistas de la institución”, sostuvo el jerarca, y añadió que el 80% de ese capital se distribuye a Rentas Generales, para que el Estado destine a sus fines esenciales. Aseguró que el organismo cumple con su mandato de atender el desarrollo económico de personas, familias y empresas, para promover soluciones financieras., además de ser una herramienta para la expansión del crédito, especialmente en el sector agropecuario e infraestructura.

Asimismo, resaltó el soporte crediticio de la entidad para el sector empresarial durante la pandemia de Covid-19 y las emergencias agropecuaria e hídrica. En ese sentido, indicó que, desde 2020, el crédito se amplió más del 50%. “El banco ha sido un soporte muy importante para que la actividad económica pudiera estar en expansión”, enfatizó Ferrer.

Respecto a las personas y familias, mencionó el reposicionamiento de las tarjetas de crédito y aseguró que la institución se destaca con más de 300.000 concedidas. Además, informó que se está realizando un recambio de tarjetas de débito. “La más difundida en plaza es la Maestro del BROU”.

Ferrer relacionó la inclusión financiera con la oportunidad de ofrecerles a los uruguayos mejores formas de efectuar transacciones. En ese aspecto, señaló que están operativas las transferencias instantáneas, disponibles las 24 horas, sin costo para los movimientos de hasta 2.000 pesos.

“El sistema de pagos ha tenido un avance bien relevante, del que nos sentimos firmes impulsores”, aseveró el jerarca. En ese sentido, adelantó que, en breve, se podrá realizar pagos a comercios a través de códigos QR. “Tenemos un banco activo, sólido, que genera resultados y que tiene ambición de seguir creciendo y apoyando a empresas y familias a seguir adelante”, consideró Ferrer.

Convenio INAC-BROU: nuevo beneficio para carnicerías.

Convenio INAC-BROU: nuevo beneficio para carnicerías.

INAC firmó un convenio de complementación comercial con República Microfinanzas para ampliar las oportunidades de créditos para carnicerías del interior.

Montevideo | Todo El Campo| El Instituto Nacional de Carnes (INAC) y República Microfinanzas firmaron un convenio que promociona planes de inversión en carnicerías y otras empresas relacionadas con el mercado de carnes.

La firma se realizó en la sede del INAC con la presencia del gerente general de República Microfinanzas, Emilio Monge, la gerenta comercial de esa institución, Rosana Fernández, y el presidente de INAC, Conrado Ferber.

Estuvieron presentes el equipo técnico de INAC que está llevando a cabo el Programa Yo Cumplo, que tiene como objetivo la formalización de los comercios que venden carnes así como oportunidades para su inclusión financiera y profesionalización.

El Instituto Nacional de Carnes ha puesto a disposición para este sector un fondo de garantía para créditos que otorga Banco República y República Afisa y ahora, con la firma de este convenio, se abre otra posibilidad con República Microfinanzas.

Estas líneas de crédito se otorgan en las mejores condiciones de mercado, con baja tasa de interés.

De esta forma se promocionan planes de inversión a carnicerías y otras empresas relacionadas con el mercado de carnes en Uruguay para que puedan cumplir con las exigencias reglamentarias actuales, informó INAC.

BENEFICIARIOS.

Para ser beneficiarios de este crédito, las carnicerías deben presentar un plan de inversión viable ante INAC, estar inscriptas en el Registro Único Nacional de Empresas Cárnicas (Runec) y ser elegibles para el crédito por parte de las instituciones financieras.

El apoyo del BROU al agro pasó de US$ 2.400 millones a US$ 3.600 millones.

BROU: En 2023 se darán las segundas exportaciones más importantes de la historia.

En 2023 la colocación de bienes y servicios será la segunda mayor de la historia, después de 2022, con ventas de bienes por US$ 10.400.000.000.

Montevideo | Todo El Campo | El miércoles 13 se realizó el Reconocimiento al Esfuerzo Exportador 20223 del Banco República (BROU) y de la Unión de Exportades del Uruguay (UEU). Del evento participó el presidente Luis Lacalle acompañado de varios ministros.

Salvador Ferrer, presidente del BROU, comentó que la colocación de bienes y servicios será la segunda mayor de la historia, después de 2022, con ventas de bienes por US$ 10.400.000.000.

Brasil fue nuestro principal destino, y Conaprole se hizo del premio al mayor exportador del Uruguay.

En la oportunidad, también se entregaron distinciones a los representantes diplomáticos de Brasil, China y Estados Unidos, como principales destinos, y a diversas firmas nacionales, como mayores exportadoras.

URUGUAY, VOCACIÓN DE APERTURA Y EXPORTACIÓN.

Ferrer subrayó que uno de los rasgos que identifican a Uruguay es la exportación, por su arraigada tendencia a abrirse al mundo: “A todos nos consta la permanente lucha para lograr mejores condiciones de acceso en los mercados”.

Agregó que el esfuerzo exportador necesita de un país confiable, con estabilidad política, democrática y social, predecible, con solidez macroeconómica, trato igualitario a inversiones locales y extranjeras, incentivos al desarrollo de diferentes actividades y calidad de vida, entre otros elementos que brindan soporte al sector para crecer, y que se traduzca en más empleo, ingreso y oportunidades para la población.

“Todo eso lo ofrece Uruguay”, lo que hace de este país “un destino atractivo para invertir, y, por eso, tenemos récord de inversión en infraestructura”, afirmó Ferrer.

Las ventas de bienes al exterior desde enero hasta noviembre de 2023 representan US$ 10.400.000.000, con Brasil como principal destino. También estimó que habrá récord en la exportación de servicios, según la cifra correspondiente al primer semestre del año, cuyo comprador primordial fue Estados Unidos.

Pin It on Pinterest