En Argentina el sector rural parará el 13 de julio.

En Argentina el sector rural parará el 13 de julio.

En una reunión inédita, 40 instituciones expresaron su desconformidad y en un mensaje al Gobierno aseguraron que la cadena agroindustrial es parte de la solución de la crisis que vive el país.

Este miércoles 29 de junio, preocupados por los problemas de sector rural argentino y del país en general, en una instancia inédita e histórica, se reunieron todos los eslabones de la cadena agroindustrial bajo la convocatoria de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA).

La reunión se llevó a cabo en la sede de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y la movilización del 13 de julio se decidió como protesta ante la falta de gasoil, la presión impositiva, las retenciones y la brecha cambiaria. La medida incluye parar la comercialización de granos y ganados. Además se realizarán movilizaciones en distintas ciudades del interior del país.

“ES IMPRESCINDIBLE LA INTEGRACIÓN CON PAZ SOCIAL”.

Finalizado el encuentro de CEEA las 40 instituciones participantes expresaron en un comunicado que “los presentes coincidieron en que la cadena agroindustrial es parte de la solución y de la salida a esta crisis”.

Partiendo de ese escenario, destacaron la unidad de las instituciones y subrayaron que poseen “una visión en común, con el convencimiento de que el sector está en condiciones de crecer en producción, exportaciones, abastecimiento y en la generación de bioenergía y más empleo”, sin embargo advierten que “todo esto debe darse en el marco de un profundo respeto a la democracia, la institucionalidad y la división de poderes”.

El sector agrícola hace un llamado a la política, entendiendo que ésta “debe recuperar la estabilidad macroeconómica y detener la confrontación, que redunda en mayor desigualdad”.

Para la sociedad argentina y el país mismo “es imprescindible la integración con paz social, para lograr un desarrollo federal, sostenible e inclusivo. Estas son condiciones imprescindibles para trabajar, producir, industrializar, transportar, comercializar para lograr el abastecimiento interno e incrementar las exportaciones”.

En ese marco es “urgente el acceso al gasoil y a los fertilizantes para evitar una parálisis total del aparato productivo. También es necesario que haya menos intervenciones dañinas, que se baje el gasto público y que se ponga fin a la crisis energética, para hacerlo posible”.

“El sector agroindustrial genera casi 4 millones de empleos en todo el país, el 70% de las exportaciones y 8 de cada 10 divisas netas. Crea empleo federal y genuino, con el aporte fundamental de los productores en la dinamización de la economía. Aporta innovación tecnológica y mejoras en la calidad del trabajo y de la producción. Por eso, existe entre los actores presentes la convicción de que, si se dan las condiciones adecuadas, sin intervenciones distorsivas ni cambios de reglas de juego permanentes, podría crecer aún más e incrementar las posibilidades de desarrollo federal de Argentina”, expresa el comunicado.

Finaliza señalando que se está atravesando “un momento histórico, que le da a nuestro país una oportunidad excepcional que no debemos dejar pasar. Seguiremos trabajando para hacerlo realidad”.

CUARENTA INSTITUCIONES PARTICIPANTES.

Las instituciones participantes fueron las siguientes: Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC); Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales; Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid); Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja); Angus; Asociación de Productores Exportadores Argentinos (Apea); Argentrigo; Asociación Semilleros Argentina (ASA); Asociación Argentina del Girasol (Asagir); Asociación Argentina de Productores Autoconvocados (AAPA); Barbechando; Braford; Brangus; Bolsa de Cereales de Buenos Aires; Bolsa de Comercio de Rosario; Bolsa de Comercio de Santa Fe; Cámara Argentina de Feedlot (CAF); Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma); Confederaciones Rurales Argentinas (CRA); Cámara de Legumbres de la República Argentina; Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya); Centro de Consignatarios de Productos del País (CCPP); Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara); Centro Exportador de Cereales (CEC); Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires; Coninagro; Centro de Empresas Procesadores Avícolas (CEPA); Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA); Federación Agraria Argentina (FAA); Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac); Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra); Hereford; Limousin; Asociación Maíz y Sorgo Argentina (Maizar); Mercado Agroganadero (MAG); Federación Argentina de la Industria Molinera; Sociedad Rural Argentina (SRA); Ateneo SRA; y Ateneo CRA.

Foto de CRA.

Fuerte crecimiento de las importaciones chinas de carne en mayo

Fuerte crecimiento de las importaciones chinas de carne en mayo

Rosgan publicó datos sobre el mercado ganadero de China, Estados Unidos, Paraguay, Brasil y Argentina. En el caso de China, hay un fuerte crecimiento de las compras que carnes, con un aumento del 32% en mayo respecto a igual mes de 2021.

En mayo, China importó un 32% más de carne de vacuna que en igual mes de 2021. Las cifras publicadas por la Administración de Aduanas de China indican que durante el mes de mayo las importaciones de carne de vacuno ascendieron a 219.933 toneladas peso producto, superando en un 14,6% las 191.963 toneladas registradas en abril y en un 31,7% las 166.986 toneladas de mayo de 2021, informó Rosgan.

El precio promedio de la tonelada ingresada durante el último mes, marcó un nuevo récord de US$ 6.824, un 4,3% superior al registrado en abril y 36% superior al de mayo de 2021.

En lo que va del año, China lleva importadas 922.237 toneladas de carne vacuna, un 5% menos que lo importado en igual período del año pasado, aunque a un valor promedio 37% superior al registrado un año atrás, US$ 6.509 por tonelada vs US$ 4.749 en 2021.

ESTADOS UNIDOS.

En Estados Unidos la faena de vacas supera en un 15% al total faenado en igual período del año pasado. Algunas zonas mejoraron los campos, pero la sequía continúa causando daño.

En 2021 ese país aumentó un 9% la faena de vacas de carne, producto de una sequía que comenzó a nivel regional en 2020, pero que luego se amplió y aceleró la liquidación del rebaño al año siguiente, dice el reporte de Rosgan.

En 2021, la caída del stock de vacas de carne fue del 2,33% anual, pasando de un pico de 31,69 millones en 2019 a 30,13 millones de cabezas actuales.

PARAGUAY.

En el país guaraní el stock de novillos disminuyó a un promedio de 84.000 cabezas anuales en los últimos cinco años mientras que este año, la caída asciende a casi 100.000 cabezas, registrando una existencia final de 656.213 machos castrados.

En 2020, el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), José Carlos Martin, había asegurado que la menor disponibilidad de machos castrados respondía a la no diferenciación del precio de macho castrado y del entero en las industrias frigoríficas, publicó Valor Agro. Hace dos semanas, una nueva norma de clasificación y tipificación de canales fue aprobada por los productores, la industria y el sector público para corregir esta tendencia, ubicando al novillo como la única categoría que ingresa dentro del sello carne premium.

BRASIL.

En Brasil las exportaciones de carne de vacuno de mayo suman 153.000 toneladas. Según datos de la Secretaría de Comercio Exterior (Secex), el volumen exportado registró un incremento del 20,84% frente al mismo período del año pasado cuando se embarcaron 126.700 toneladas.

Si bien, en la comparación mensual, el volumen exportado tuvo un descenso del 2,73% frente a los despachos de abril, según el analista de Safras & Mercado, Fernando Henrique Iglesias, el resultado de las exportaciones sigue siendo positivo con buenos volúmenes de exportación e ingresos.

ARGENTINA.

Respecto a Argentina, Rosgan informó que la ocupación promedio de los feedlots, según la Cámara Argentina de Feedlots, es del 65%, lo que representa una suba de 3 puntos respecto a igual fecha de 2021.

El índice de reposición (IRF) -la cantidad de ingresos sobre egresos de animales- se ubicó en 1,34, aunque levemente inferior al registrado el mes previo (1,47) sigue reflejando un claro proceso de llenado en contraposición con lo registrado un año atrás, cuando el IRF era de tan solo 0,85.

Sobre los fertilizantes, el reporte señalo que la importación de fertilizantes cayó 12% en lo que del año, según los datos informados por Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa), pasando de los 5,6 millones de toneladas que los productores usaron en 2021, este año solo se importaron 4,4 millones de toneladas.

Según destacan, entre los principales factores que explican esta caída se cita la suba en los precios internacionales, impulsada por el conflicto bélico en la región del mar Negro. Medido en dólares, de enero a mayo, el valor de las importaciones fue de US$ 2.180 millones, un 101% más que el año pasado durante igual período. Con datos de Rosgan.

El petróleo desordena y desequilibra el mercado.

El petróleo desordena y desequilibra el mercado.

El valor del crudo está teniendo consecuencias en los países que se enfrentan a un costo no esperado y difícil de manejar.

Hébert Dell’Onte | Una de las consecuencias de la guerra fue la suba del petróleo crudo que empujó al alza el combustible en todo el mundo, ayudando con eso a la escala inflacionaria y el encarecimiento de la producción y la vida de las personas. A partir del petróleo caro se encarece todo lo demás, el mundo lo sabe bien.

El precio del crudo es tan desestabilizador que algunos países han comenzado a buscar soluciones que no afecten al consumidor. No es sostenible en el tiempo acompañar el alza del combustible con mayores precios en el surtidor.

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden elevará una propuesta al parlamento en la cual propone que por un tiempo limitado se suspenda un impuesto federal que agrava el valor del combustible.

Se trata de un impuesto federal que grava en US$ 0,18 cada galón que ya llegó a un máximo de US$ 5, hace un año estaba a US$ 3, pero hay estados en que supera los US$ 6. Un galón equivale a más de litros y medio. Según medios de prensa estadounidenses, Biden busca “aliviar directamente a los consumidores”.

El Gobierno estadounidense sabe -y es obvio dado la escala de precios- que con la rebaja propuesta no se logra mucho, pero es una ayuda.

PETRÓLEO RUSO EN EUROPA.

En Europa los flujos de petróleo ruso han comenzado a subir silenciosamente, según publicó Bloomberg el lunes 20 en un detallo artículo (i). Lo que puede estar sucediendo es que la determinación de Europa de dejar de comprar crudo ruso esté decayendo, sugiere la nota

La afirmación se sustenta en el hecho de que la semana pasada las refinerías europeas recibieron 1,84 millones de barriles diarios de crudo ruso, dándose así el tercer aumento semanal consecutivo, llegando a los envíos de Rusia a Europa, incluida Turquía, a su nivel más alto en casi dos meses.

Las sanciones impuestas a Rusia se han convertido en un boomerang y China e India se han favorecido porque han continuado haciendo sus adquisiciones y hoy son los mayores compradores de crudo ruso.

ARGENTINA FALTA GASOIL QUE SE VA A LOS PAÍSES VECINOS.

En el sur también hay problemas. Desde hace algunas semanas Argentina ha sufrido, en algunas de sus provincias del norte, la fatal de combustible, pero la amenaza ahora se extiende a otras zonas del país. Lo novedoso es que no falta porque no haya petróleo para producir sino por dos factores, el primero la incertidumbre sobre qué pasará lleva a que haya mayor acopio, y segundo la compra de los países vecinos.

Las provincias que más demanda tuvieron en lo que va del año y en comparación con 2021 fueron Formosa (límite con Paraguay) y La Pampa (centro argentino, no limita con otros países), con un crecimiento del 43% y 369% respectivamente. También se destaca el incremento de Entre Ríos (34% más) que limita con Uruguay, y Corrientes (33%) limita con Paraguay y Brasil. Todos datos que surgieron en un estudio de Martín Bronstein, investigador del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad (Ceepys).

“Ya que Formosa no registró en estos meses ningún milagro productivo, la explicación del descomunal incremento en las ventas de gasoil lo explica su proximidad con Paraguay, donde el mismo combustible cuesta un 119% más caro que del lado argentino”, explicó Bronstein. Igual explicación cabe para Entre Ríos y Corrientes ya que Uruguay y Brasil tienen el gasoil 163% y 119% más caro que Argentina.

En Chile el precio del combustible también es más caro que en Argentina.

Diario 26 informó que la petrolera argentina YPF comenzó a vender, a partir del 8 de junio, gasoil más caro a vehículos extranjeros, con lo que busca minimizar el impacto de los extranjeros.

En un comunicado YPF explicó: “La medida busca limitar la demanda inusualmente alta asociada con el consumo fronterizo y logístico, donde se registra un crecimiento que supera el 30% en algunos puntos del país”.

PRECIO DEL PETRÓLEO.

El precio del Brent crudo está por encima de los cien dólares y no hay muchas expectativas de que haya un cambio a precios más “amigables” con los consumidores.

Las opciones no son muchas. Una, que los gobiernos agudicen su imaginación para ver cómo abaratar el valor del combustible -la iniciativa de Biden parece estar en el camino correcto-, otra es la antipopular medida de trasladar la suba al consumidor final. Y la tercera opción posible es retomar las compras a Rusia como está haciendo Europa. Cada país decidirá según el tipo de crudo, ubicación geográfica y posibilidades financieras.

(i) Los flujos de petróleo ruso a Europa han comenzado a subir silenciosamente – Bloomberg

Foto de BM.

Caída del volumen, pero mayor precio por las exportaciones de carne argentina.

Caída del volumen, pero mayor precio por las exportaciones de carne argentina.

Se observa una tendencia positiva de los precios con una suba del 42,8% en el valor obtenido pese a la contracción interanual del -7,7% medidas en volumen.

En abril 2022 las exportaciones de carne vacuna argentina fueron por US$ 294,3 millones, un 42,8% superior a los US$ 206,1 millones de abril de 2021.

En abril 2022 el precio promedio fue 54,6% superior a abril de 2021 y también un 9,4% superior a marzo de 2022. El resultado es que se observa una tendencia positiva de los precios con una suba del 42,8% en el valor obtenido pese a la contracción interanual del -7,7% medidas en volumen. Son datos de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales de Argentina (Fifra).

China fue el primer destino en volumen para la carne vacuna argentina durante los primeros cuatro meses del año 2022, con 136.500 toneladas, en segundo lugar está Israel (13.300 toneladas) y tercero Alemania (8.200 toneladas).

En cuanto al valor de las divisas ingresadas, el principal mercado también fue China, que representa un 62,1% del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo, seguido por Alemania (9,0%), e Israel (8,8%).

Entre mayo de 2021 y abril de 2022, las exportaciones argentinas de carne vacuna tuvieron volúmenes cercanos a las 698.600 toneladas equivalente res con hueso de carne vacuna y más de 89.000 toneladas de huesos vacunos por un valor cercano a US$ 3.044 millones.

Documento completo:

9658b3_6922f344c46e432faca02d0bf5b229d9.pdf (usrfiles.com)

9658b3_6922f344c46e432faca02d0bf5b229d9.pdf (usrfiles.com)

En Argentina está en riesgo el abastecimiento de fertilizantes por falta de dólares.

En Argentina está en riesgo el abastecimiento de fertilizantes por falta de dólares.

Las alertas fueron planteadas por la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos y la Cámara Argentina de Sanidad y Fertilizantes, en la jornada virtual organizada por la Asociación de la Cadena de la Soja.

En 2021 Argentina tuvo un récord en el consumo total de fertilizantes, con más de 5,5 millones de toneladas. El proceso de crecimiento comenzó en 2016 debido a mayor área y producción de trigo y maíz que so los cultivos que más nutrientes demandan.

Este año, ese incremento puede cortarse, advirtió InfoCampo, debido a la falta de dólares que sufre el país y llevó al Banco Central y al Gobierno de Alberto Fernández a establecer numerosas restricciones para acceder a divisas o para autorizar importaciones. El riesgo mayor está en la campaña gruesa 2022/23.

El siguiente gráfico muestra como ha crecido el uso de fertilizantes, principalmente el importado (amarillo) desde 1990 a la fecha, con un altibajo que se revertió desde 2016.

Las alertas fueron planteadas por la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa) y la Cámara Argentina de Sanidad y Fertilizantes (Casafe), Armando Allinghi y Federico Landgraf, respectivamente, en la jornada virtual organizada por la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja).

ARGENTINA IMPORTA EL 80% DE LOS FERTILIZANTES.

Las importaciones de fertilizantes en Argentina son muy altas: El 80% del volumen que se comercializa y se utiliza en los campos argentinos es importado, en 2021 fueron unos 4,4 millones de toneladas que significaron importaciones por más de US$ 2.000 millones.

El problema de este año es que faltan dólares y entre enero y mayo ya hubo una caída del 12% en el volumen importado.

Allinghi dio que para ingresar al país 4,4 millones de toneladas y así empatar con el año pasado, “necesitamos US$ 3.200 millones”. O sea US$ 1.000 millones más, de nuevo, en medio de un contexto de falta de dólares.

InfoCampo destaca que el agro es el sector que necesita los fertilizantes y para eso los dólares para comprarlo, y también es el sector que está haciendo un aporte récord de divisas.

“Por cada kilo que aplicamos, son 10 kilos más de granos”, dijo Allinghi, quien consideró que desde el Poder Ejecutivo se debería flexibilizar las importaciones como ocurrió en 2020, cuando los fertilizantes tuvieron el mismo tratamiento prioritario que los medicamentos a la hora de habilitar el ingreso desde el exterior, en el marco de la pandemia de Covid-19.

“Las empresas señalan que se van a acabar los montos que tienen habilitadas para operar y tienen que ver cómo encaran la campaña gruesa. Y un tema es la financiación: estamos hablando de traer un barco que vale US$ 40 millones, con un plazo de 120 días. Es complejo”, concluyó.

Langraf en tanto dijo que es imposible garantizar que vaya a haber provisión de insumos en tiempo y forma, debido a las restricciones ya mencionadas. Su disertación se centró más en el mercado de los fitosanitarios -herbicidas, insecticidas y fungicidas-, que si bien sufre estos inconvenientes, presenta un panorama mejor que el de los fertilizantes, debido a que las empresas están consiguiendo financiación. (En base a InfoCampo).

Pin It on Pinterest