Acuerdo de libre comercio con Reino Unido, liberará a Nueva Zelanda de pagos millonarios en aranceles.

Acuerdo de libre comercio con Reino Unido, liberará a Nueva Zelanda de pagos millonarios en aranceles.

Reino Unido no es el único objetivo comercial de Nueva Zelanda, también tiene lazos y objetivos en otros, Japón entre ellos.

El acuerdo de libre comercio de Nueva Zelanda con Reino Unido eliminará aranceles lo que repercutirá de forma muy positiva en el sector productor agropecuario neozelandés. Las exportaciones del sector primario, incluidos los productos lácteos, carne, pescado, horticultura, miel y silvicultura, representaron unos 18 millones de dólares en aranceles para poder entrar a Reino Unido, el vino, la cerveza otras bebidas representaron 14 millones de dólares.

Pronto, productos como vinos, mieles y cebollas ingresarían a Reino Unido libres de impuestos, cuando el acuerdo entre a regir a fines de 2022.

Los aranceles sobre las manzanas se eliminarían en 2025, y así Nueva Zelanda podrá colocar el 99% de sus exportaciones hortícolas en Reino Unido libres de impuestos.f

Además, el 46% del comercio actual de pescado y mariscos de Nueva Zelanda entraría en Reino Unido libre de impuestos.

Los aranceles para la manteca y el queso se eliminarían en cinco años, con el 100% del comercio de productos lácteos libre en siete años.

Justine Arroll, gerente de estrategia comercial de Fonterra, dijo que la industria láctea actualmente tiene una exposición limitada a los aranceles del Reino Unido, con Fonterra exportando menos del 1% de sus exportaciones totales en 2021 a Reino Unido. Pero un eventual levantamiento de los aranceles sobre las exportaciones de productos lácteos en Reino Unido podría finalmente permitir a Fonterra competir de manera justa con los principales exportadores europeos.

Con la eliminación gradual de todas las restricciones arancelarias en los próximos cinco años, se crearía unas condiciones de competencia equitativas con los exportadores de la Unión Europea, que eran la fuente dominante de productos lácteos del Reino Unido. Esto podría abrir oportunidades para Fonterra, dijo Arroll.

La carne de vacuno ingresaría al Reino Unido libre de impuestos después de 10 años. Los exportadores de carne pueden evitar millones de dólares en aranceles que actualmente enfrentan para vender su producto en Gran Bretaña.

NUEVA ZELANDA Y JAPÓN.

Reino Unido no es el único objetivo en el cual Nueva Zelanda ha puesto la mira comercial, también Japón, con el cual mantiene conversaciones. En abril la primera ministra neozelandesa, Jacinda Adren, se reunió con su colega japonés Fumio Kishda.

Fue en el marco del primer viaje al extranjero de Adren en más de dos años. El objetivo fue promover la reapertura del país para los negocios y el turismo tras el cierre de las fronteras a causa de la pandemia.

Con datos de Stuff e Independent.

“Las conversaciones con China siguen”, dijo Carolina Ache.

“Las conversaciones con China siguen”, dijo Carolina Ache.

En cuanto al Mercosur, Uruguay asumirá la presidencia pro témpore en julio. Uruguay insistiría en la flexibilización del bloque para poder negociar de forma individual con terceros.

La subsecretaria del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carolina Ache dijo que las negociaciones con China por un tratado de libre comercio (TLC) siguen con interés por parte de ambos países y que se ha avanzado en el asunto.

Aunque las negociaciones salieron de la agenda diaria de la información, explicó que se enviaron los estudios de prefactibilidad anunciados en 2021 y ahora se espera una respuesta de China para dar el siguiente paso.

En declaraciones a Desayunos Informales (Canal 12) Ache dijo que “las conversaciones siguen, no se han parado y lo que podemos leer de los equipos técnicos que siguen en contacto y el canciller Francisco Bustillo habló en ese sentido con el canciller chino. No vemos un enfriamiento”, subrayó.

Agregó que cuando termine el estudio de factibilidad “veremos lo que arroja” pero “se comenzaría con las negociaciones propiamente dichas”.

Ante las preguntas de los periodistas sobre los detalles de la etapa en que se está ahora, Ache dijo que en el proceso “se acordó confidencialidad” y que está obligada a respetarla.

MERCOSUR.

En cuanto al Mercosur, Uruguay asumirá la presidencia pro témpore en julio. Uruguay insistiría en la flexibilización del bloque para poder negociar de forma individual con terceros.

La viceministra dijo que el tema de la flexibilización ya está consagrado en el acuerdo, era uno de los pilares fundamentales de la política exterior. “Entendemos que el Mercosur es necesario, pero no se ha avanzado a la velocidad que se hubiese querido o con las concreciones que hubiésemos necesitado. Hace falta una flexibilización y en ese sentido Uruguay ha dado pasos concretos, siempre en diálogo con los socios. La negociación de un acuerdo de factibilidad con China se había conversado”.

TURQUÍA.

Consultada sobre las negociaciones con Turquía, dijo que los técnicos están “en contacto con los técnicos”.

Agregó que “Las negociaciones del TLC siguen en su carril” con Uruguay en una “posición clara” respecto “a la causa armenia”, habiendo dado una “respuesta también clara” por lo que no se perjudicó la imagen de nuestro país.

Uruguay volvió a manifestar a China su interés por alcanzar un acuerdo de libre comercio.

Uruguay volvió a manifestar a China su interés por alcanzar un acuerdo de libre comercio.

El canciller Francisco Bustillo se refirió al TLC pendiente con China en una charla telefónica mantenida ayer entre ambos jerarcas.

El viernes 20 de mayo los ministros de Relaciones Exteriores de Uruguay y China, Francisco Bustillo y Wan Yi (foto) mantuvieron una comunicación telefónica en la cual abordaron diferentes temas, entre los cuales Uruguay reiteró a China el interés en concretar el acuerdo de libre comercio, además de tratar los principales asuntos de la agenda bilateral y multilateral.

Uruguay agradeció las propuestas realizadas por el presidente chino, Xi Jinping, relativas a la Iniciativa para el Desarrollo Global y la Iniciativa para la Seguridad Global, cuyos aspectos principales coinciden con la posición tradicional de Uruguay en política exterior.

Asimismo, Uruguay y China se congratularon de que Uruguay haya sido el primer país de la región en participar de la Iniciativa “Una Franja, Una Ruta” y acordaron fortalecer la cooperación bilateral en ese marco. China resaltó que el ingreso de Uruguay al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) y el Nuevo Banco de Desarrollo de BRICS crea un marco apropiado para fomentar la cooperación bilateral y multilateral entre ambos países.

En materia comercial, en vistas a la conmemoración en 2023 de los 35 años de relaciones diplomáticas, Uruguay manifestó su interés de avanzar en negociaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio.

Ambos ministros destacaron que el fortalecimiento de los intercambios comerciales como consecuencia de dicho acuerdo generará nuevas y mejores condiciones para la inversión, el empleo y el desarrollo.

Uruguay recibió con beneplácito el interés manifestado por China para propiciar el acceso de un mayor número de productos uruguayos al mercado chino, tanto agroindustriales como de otros rubros de alto valor añadido.

Uruguay y China resaltaron además los esfuerzos conjuntos en la lucha contra la pandemia Covid-19 y la cooperación en términos de provisión de insumos médicos y vacunas contra el nuevo coronavirus. El canciller Bustillo agradeció a China la oportuna provisión de vacunas Sinovac.

China manifestó el interés de intensificar la cooperación en materia científica y tecnológica como una nueva prioridad de la relación bilateral. Uruguay, por su parte, expuso el deseo de Uruguay de elevar el nivel de cooperación estratégica entre los dos países.

Uruguay reiteró su apoyo a la política de “Una sola China”, gesto valorado por el canciller Wang.

Finalmente, Bustillo subrayó el interés de concretar una asociación estratégica integral entre ambos países en ocasión de una futura visita del presidente Luis Lacalle al país asiático, dijo Cancillería en un comunicado.

No todo está perdido en el Mercosur.

No todo está perdido en el Mercosur.

En los últimos días Argentina, Brasil y Uruguay dan señales positivas, también desde la Unión Europea respecto a un TLC con el Mercosur. Igualmente hay desafíos que persisten y los avances son lentos.

Hébert Dell’Onte | Algo está sucediendo a nivel del Mercosur. A fines de abril el embajador de la Unión Europea (UE) en Argentina, Amador Sánchez Rico, dijo sobre el acuerdo entre ambos bloques que “si no lo impulsamos ahora, no lo vamos a hacer nunca”. Esa postura surge como consecuencia de la invasión de Rusia a Ucrania que además del impacto bélico que es atroz por sí mismo, generó cambios en los intereses y necesidades geopolíticos y comerciales de todos los países del mundo.

El martes 3 de mayo el canciller argentino Santiago Cafiero comentó que hubo una mejora en el diálogo entre los países del Mercosur: “Hace un año o menos se decía que el Mercosur, tal como era, estaba destinado a desaparecer. A partir de negociaciones, de darles espacio a las negociaciones, hemos logrado avanzar con nuestros socios, con herramientas y mecanismos que salvaron al Mercosur”, afirmó ante el senado de su país.

Una prueba de ese mejor vínculo es el acuerdo alcanzado para rebajar el arancel externo común de la unión aduanera, una medida que ha avanzado pero aún depende de la aprobación, explicó.

El Mercosur es el primer destino de las exportaciones argentinas de manufacturas de origen industrial.

Sumado a lo anterior, esta semana el ministro Francisco Bustillo recibió a su par brasileño Carlos França, ambos dijeron compartir la idea de modernizar el bloque, esa modernización pasa también por reducir el arancel externo común, lo que es coincidente con lo previamente mencionado por Cafiero en un ámbito diferente.

Igualmente, Uruguay sigue afirmando que es necesario profundizar las negociaciones y la apertura del Mercosur: “Falta un poco más de trabajo, un poco más de coincidencias. Las hemos tenido y han sido buenas, pero creo que tenemos que dejar pasar unas horas, aterrizar algunos de los tantos temas que conversamos y ver de qué forma podemos darnos ese encuentro definitivo”.

LOS TEMAS AMBIENTALES CON BRASIL.

En cuanto al acuerdo con la UE son significativos los comentarios del comisario europeo, Virginijus Sinkevicius, quien dijo que a finales de año se podrían resolver los temas ambientales que están retrasando un acuerdo de libre comercio. Esos problemas ambientales tienen que ver con la selva amazónica, Europa quiere que Brasil tome medidas más firmes para evitar la deforestación.

Desde el Mercosur, las autoridades políticas de Brasil han señalado que los opositores del acuerdo se amparan en discursos ambientales pero en realidad no quieren perder el proteccionismo comercial.

Ese tire y afloje puede llegar a su fin. Sinkevicius, el comisionado para el medio ambiente, dijo a Reuters que la UE está trabajando en el acuerdo en una carta paralela que desea se concrete este año.

Hasta aquí las buenas noticias que han circulado en los últimos días, pero sigue habiendo preocupaciones.

Sinkevicius manifestó su inquietud por un proyecto de ley a estudio en del Parlamento brasileño y que cuenta con el apoyo del presidente Jair Bolsonaro. El texto autoriza la explotación minera en territorios indígenas. Sobre eso el funcionario europeo conversó al respecto con el ministro de Medio Ambiente de Brasil y otros legisladores, esperando que la aprobación no avance.

Sinkevicius dijo que si el Parlamento brasileño aprueba la ley se podría afectar negativamente el acuerdo de libre comercio Mercosur-UE, y también la solicitud de Brasil para ser miembro del grupo de naciones ricas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). “Eso definitivamente no ayudaría”, aseguró.

Consideró demasiado pronto para decir si Brasil cambió o no la política ambiental o si ahora se la está tomando en serio. “Solo lo creeré cuando lo vea”, finalizó el comisionado en sus declaraciones. En base a EFE, Reuters e información propia.

Diplomático europeo: El TLC Mercosur-UE, es ahora o nunca.

Diplomático europeo: El TLC Mercosur-UE, es ahora o nunca.

“Dado el contexto geopolítico y el impacto de la guerra en Ucrania sobre las cadenas de suministro de energía y de alimentos, es el momento oportuno”, dijo.

Buenos Aires, Argentina | “Si no lo impulsamos ahora, no lo vamos a hacer nunca” dijo Amador Sánchez Rico, el embajador de la Unión Europea (UE) en Argentina. La guerra entre Rusia y Ucrania ha generado el momento de volver a impulsar el acuerdo entre los dos bloques, del cual se lleva hablando y negociando mucho tiempo, sin éxito.

El acuerdo se pospone desde 1995. Un largo camino lleno de dificultades y falsas ilusiones. En 2019 que el entonces presidente argentino Mauricio Macri, como presidente pro témpore del Mercosur, anunció el cierre del acuerdo, pero luego se supo que no estaba concretado.

En las últimas horas el diario argentino Ámbito informó de las declaraciones de Sánchez Rico y se sustentan en la nueva realidad que la invasión de Rusia a Ucrania le impuso a Europa. Autoridades europeas han señalado que en el corto plazo se reducirá la dependencia de los envíos energéticos rusos y que se espera un mayor impulso a las energías renovables en el plano local, pero también la posibilidad de acuerdos con países de la región latinoamericana para potenciar la producción y futura exportación de hidrocarburos.

En una conferencia organizada por el Centro de Estudios Internacionales de la Universidad de Belgrano, Amador Sánchez Rico subrayó que “dado el contexto geopolítico y el impacto de la guerra en Ucrania sobre las cadenas de suministro de energía y de alimentos, es el momento oportuno para la ratificación del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea”. En esa línea enfatizó: “Si no podemos impulsar el acuerdo ahora, no vamos a hacerlo nunca”.

El embajador sostuvo que el gran desafío de la Unión Europea es independizarse del gas y el petróleo que les provee Rusia. “No fuimos capaces de hacerlo desde el año 2014, con la anexión de Crimea, e incluso algunos países incrementaron sus importaciones”, admitió.

Ahora el objetivo es reducir a dos terceras partes la dependencia del gas y el petróleo ruso.

ARGENTINA Y EL MERCOSUR NO TIENEN APURO.

Fuentes oficiales aclararon a Ámbito que ni Argentina ni el Mercosur en su conjunto tienen en agenda acelerar el acuerdo.

“En este contexto de crisis global, no estamos apurados para hacer avanzar ningún proceso, hay que esperar. Nuestras prioridades ahora son la reducción de la inflación y la recuperación de los ingresos”, sostuvieron las fuentes que el citado medio no revela de quienes se trata.

Desde el inicio del conflicto bélico, Europa viene analizando medidas para morigerar el impacto sobre sus economías. Incluso se llevaron adelante de manera temporal algunas flexibilizaciones arancelarias y fitosanitarias sobre algunos productos. Como anticipó este medio, como medida de emergencia, España y Portugal habilitaron el ingreso de maíz argentino a partir de marzo.

“NO ESTÁ CERRADO” Y FALTA EL COMPROMISO DE BRASIL CON LA SELVA.

El 28 de junio de 2019, siendo Mauricio Macri presidente pro-témpore del Mercosur, se firmó un Acuerdo de Asociación Estratégica entre el bloque sudamericano y la Unión Europea. Sin embargo, el canciller uruguayo Francisco Bustillo dijo en febrero de 2021 que dicho tratado “no está cerrado”, sino que está consensuado “en su cuerpo central”. Desde ese entonces, no hubo avances significativos.

Incluso una serie de países europeos se mostraron reacios a culminar el proceso alegando la falta de compromiso del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con la protección de la selva amazónica. Aunque diversas publicaciones internacionales dan cuenta del malestar de los sectores vinculados al agronegocio en economías donde tiene un fuerte peso, como la francesa.

LA POSICIÓN DE BRASIL: “EN DOS AÑOS Y MEDIO”.

Por otra parte, el ministro de economía de Brasil, Paulo Guedes se pronunció al respecto. Semanas atrás el jerarca lanzó declaraciones similares a las del embajador europeo: “Creo que el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur se logrará en dos años y medio, ya que la actual situación geopolítica y la guerra en Ucrania acelerará este proceso”, sostuvo en diálogo con la agencia EFE.

En esa misma entrevista, señaló al agroalimentario y al energético como sectores claves para profundizar la cooperación.

En base a artículo del periodista de economía Andrés Lerner en Ámbito, con modificaciones para Todo El Campo.

Pin It on Pinterest