Lacalle: “La mejor manera de proteger a mi nación, a mi pueblo, es abriéndonos al mundo”.

Lacalle: “La mejor manera de proteger a mi nación, a mi pueblo, es abriéndonos al mundo”.

“Como dice el presidente de Argentina, Alberto Fernández, la espalda es mucho más ancha con el Mercosur”. Lo mejor “es ir todos juntos”, pero si eso no es posible “Uruguay no se va a amputar el derecho que le asiste”.

La frase del título fue una de las últimas pronunciadas por el presidente Luis Lacalle en la 60ª Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados que se realizó el jueves 21 en Luque (Paraguay), pero también una de las más importantes porque hace referencia a la intención de Uruguay de continuar con el tratado de libre comercio (TLC) con China, uno de los asuntos que más polémica ha causado en el bloque, además de que deja abierta la posibilidad de que el país pueda avanzar en ese mismo sentido con otros países o bloques.

“Venimos con una actitud positiva y constructiva. Y me alegro que acá se digan las cosas como hay que decirlas” -dijo el presidente-, de lo contrario “nos vamos y no hablamos de los puntos donde puede haber tensiones, la vida está hecha de resolución de tensiones, no de mirar para el costado. La madurez en la relación entre las naciones, entre Estados, es la capacidad de resolver tensiones, y para eso hay que sincerarnos, entender y ser comprendidos, siempre entre los parámetros que nos hemos autoimpuestos como organización”, dijo Lacalle al comenzar su discurso pausado y reflexivo como suelen ser en esas instancias internacionales.

Seguidamente destacó lo positivo del Mercosur y puso énfasis en los acuerdos y las colaboraciones que Uruguay ha mantenido de forma unilateral con los otros países socios.

Celebramos la agenda bilateral entre los países miembros. Con Argentina, el cuidado y monitoreo de nuestros cursos de agua, el sueño del puente Bella Unión – Monte Caseros que esperamos poder avanzar”, o “la venta de energía”, dijo.

En el vínculo de Uruguay con Brasil recordó la “firma sobre zonas francas, acompañamos el arancel externo común que propuso Brasil, avanzamos en una obra que nos genera muchísima ilusión como es la navegabilidad de las lagunas” que “sería de gran progreso para nuestro país, así como también tenemos interconexión de energía y le hemos exportado a Brasil en cantidades importantes”.

También Paraguay es importante para Uruguay: “Con Paraguay tenemos temas geopolíticos que nos complementan” y “el sueño de Uruguay es ser la salida del mar para Paraguay, un país que se desarrolla y un país que crece, tenemos esa vocación conversada con presidentes y gente del Estado, y empresarios de ambos países”.

TLC con China.

Seguidamente se refirió a los pasos que Uruguay ha dado en su tratado de libre comercio (TLC) con China, sobre lo cual “tenemos la inmensa tranquilidad” de haber anunciado la intensión de nuestro país.

Reiteró lo dicho en otras oportunidades y es que negociar junto al Mercosur mejora las condiciones: “Como dice el presidente de Argentina, Alberto Fernández, la espalda es mucho más ancha con el Mercosur”. Lo mejor “es ir todos juntos”, pero si eso no es posible “Uruguay no se va a amputar el derecho que le asiste”.

Aclaró que para Uruguay un TCL con China atiende “el interés colectivo, porque este no es una iniciativa de este Gobierno, es de 2 o 3 gobiernos hacia atrás, es un sentir nacional no de la coalición de Gobierno”.

Por último informó que “seguramente” Uruguay avance “con otros países y con otros bloques”, porque “tenemos una agenda”, y cualquiera sea la decisión que se tome en esos temas se va a informar a los colegas del Mercosur, como se hizo con China.

“La mejor manera de proteger a mi nación, a mi pueblo, es abriéndonos al mundo”, concluyó.

URUGUAY ASUMIÓ LA PRESIDENCIA PRO TÉMPORE.

Luego de las exposiciones de los mandatarios, se realizó la ceremonia de traspaso de la Presidencia Pro Témpore a Uruguay.

También se firmó un comunicado de prensa firmado por Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia, no así por Uruguay ya que no incluyó los conceptos de modernización y flexibilización que Uruguay reclama.

Además de los miembros plenos del bloque regional que son (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, participaron representantes de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam. También asistieron el secretario general de la Aladi, Sergio Abreu, y el presidente ejecutivo de Fonplata, Juan Notaro Fraga.

Luego de la cumbre, el presidente Lacalle visitó la Expo Mariano Roque Alonso.

Uruguay marca el camino que otros no se animan a recorrer.

Uruguay marca el camino que otros no se animan a recorrer.

Argentina y Brasil han renunciado a liderar el Mercosur, Uruguay -pequeño e inquieto- parece ser el único país que sabe hacia donde hay que ir.

Hébert Dell’Onte | Un categórico y enfático Luis Lacalle afirmó el jueves 21, en la conferencia cubre de presidentes del Mercosur, que Uruguay va a continuar su camino para lograr un tratado de libre comercio (TLC) con China.

La 60ª Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados tuvo lugar en la ciudad de Luque, Paraguay, un enclave de alto valor simbólico para el país anfitrión si consideramos que fue su capital en tiempos de la guerra de la Triple Alianza (1864-1870) en la cual Paraguay se enfrentó solo a Argentina, Brasil y Uruguay.

Otro hecho que tiene más de una interpretación fue la ausencia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que tuvo la particularidad de contradecirse y cambiar de opinión en pocas horas sobre su asistencia o no.

El discurso del presidente Lacalle fue claro, contundente y en el sentido correcto.

En diez minutos planteó la importancia de las cumbres presenciales donde se plantean los puntos que generan tensiones. “La madurez en la relación de las naciones y los Estados es la capacidad de resolver tensiones, para eso hay que sincerarnos, entender y ser comprendidos, siempre entre los parámetros que nos hemos autoimpuesto como organización”, expresó.

En segundo lugar, Lacalle mencionó algunos de los asuntos sobre los que Uruguay está trabajando de forma bilateral con los otros países del Mercosur y mencionó ejemplos concretos reafirmando su vocación integradora.

Luego de reivindicar el Mercosur se refirió al asunto que todos estaban esperando: El TLC con China. Invitó a los socios del bloque a “ir todos juntos” y si eso no es posible Uruguay irá por su cuenta porque “la mejor manera de proteger a mi nación, a mi pueblo, es abriéndonos al mundo”.

También anunció que “seguramente” Uruguay vaya a avanzar “con otros países y con otros bloques, tenemos una agenda, y desde ya decirle a los colegas del Mercosur que vamos a informar inmediatamente se tome la decisión de ese avance, como lo hicimos con China lo vamos a hacer con esos otros países o bloques”.

Lamentablemente la cumbre no finalizó como todos hubiéramos deseado, con una declaración conjunta de todos los países presentes. Sólo se elaboró un comunicado en el que no se mencionan conceptos claves para Uruguay como modernización y/o flexibilización del Mercosur.

Lo importante es que Uruguay siga avanzando en su objetivo de un TLC con China, si este se afirma, no tengamos dudas de que también Argentina y Brasil querrán subirse y no perder el tren. Eso se llama liderazgo: hacer el camino que otros no se animan a recorrer.

“Empezar por China no es una buena opción para Uruguay”, asegura especialista australiano.

“Empezar por China no es una buena opción para Uruguay”, asegura especialista australiano.

Gary Banks, expresidente de la Comisión de Productividad de Australia, mantuvo una reunión con el director ejecutivo de Ceres, Ignacio Munyo, en el marco de una gira que el economista lleva adelante en dicho país.

Australia | En el marco de una misión organizada por la embajada de Australia en Argentina, concurrente con Uruguay, el Ec Ignacio Munyo mantiene en esta semana una serie de reuniones en Melbourne, Canberra y Sydney.

El objetivo de la misión es entender de primera mano el proceso de reformas estructurales llevada a cabo por Australia en los últimos 30 años, que logran posicionar de nuevo países entre los de mayor ingreso per cápita y desarrollo humano.

Australia introdujo una reducción unilateral de tarifas a las importaciones que fue clave para impulsar la productividad del país a través de reformas de la eficiencia de más empresas públicas, de la educación y capacitación de los trabajadores y de la flexibilización de la regulación laboral.

“La clave fue ofrecer compensaciones no salariales a los trabajadores de los sindicatos involucrados, en especial a los sindicatos del sector público” le dijo al director de Ceres Martin Ferguson, el legendario exlíder sindical y referente del Partido Laborista quien fue presidente del Consejo Australiano de Sindicatos en el momento clave de las reformas y luego ministro de Recursos y Energía y ministro de Turismo.

A continuación, Munyo fue recibido por el actual presidente y los miembros del directorio (Comisionados) de la Productivity Commission: un organismo consultivo del Estado Federal australiano (fundado en 1998), que ofrece asesoramiento y análisis independiente a los gobiernos de turno en todo el proceso de reformas, desde la gestación a la comunicación.

En una larga jornada de trabajo, Munyo presentó el caso de Uruguay, con necesidad de reformar similares a la que exitosamente logró impulsar -y mantener con paso de gobiernos de la coalición Liberal/Nacional y del Partido Laborista- Australia en las últimas décadas. Michael Brennan, Chairman de la Productivity Commission y el resto de las autoridades presentaron la misión, tareas y funcionamiento de la institución.

“Fue un profundo y productivo intercambio de información, muy útil como insumo para nuestro trabajo de impulsar el debate informado para mejorar la calidad de las políticas públicas en Uruguay” concluyó Munyo, luego de la extensa reunión.

La agenda en Melbourne siguió hoy martes con un almuerzo con Gary Banks, primer presidente de la Productivity Commission, quien tuviera un papel protagónico en el análisis objetivo del impacto económico y social, así como de la comunicación de las reformas llevadas a cabo.

En 2007 fue galardonado con el honor de ser “Oficial de la Orden de Australia” por su servicio público en el desarrollo de políticas públicas. Al igual que Ferguson, Banks aseguró que “la apertura comercial fue la primera de todas las reformas”. “Empezar el proceso de profundizarían de la apertura comercial con China no es una buena opción para Uruguay, sería mucho mejor empezar con el CP-TPP” fue el consejo que Gary Banks le dio a Munyo, y fue enfático al afirmar: “Australia no ganó nada con el TLC con China”. “No hay Estado de Derecho, ni reglas claras y menos transparencia en la relación con China”, aseguró. Finalmente, la misión termina en Sydney donde Munyo tiene previsto reunirse con autoridades de la Cámara de Comercio y con el ex primer ministro John Howard (1996-2007), clave en todo el proceso de reformas estructurales de Australia.

Gonzalo Oleggini: “Es un buen momento para dar el mensaje de negociar el acuerdo con China”.

Gonzalo Oleggini: “Es un buen momento para dar el mensaje de negociar el acuerdo con China”.

El consultor en comercio exterior se refirió a lo que implica un TLC con China y el potencial positivo para el trabajo nacional. Por ejemplo sólo en lechería podría significar 15.000 a 20.000 empleos más.

El jueves 21 se realizará en Paraguay una nueva cumbre del Mercosur, la misma tendrá lugar en la ciudad de Asunción, allí Uruguay planteará el avance que ha tenido en sus negociaciones con China para un tratado de libre comercio.

El consultor en comercio exterior y profesor universitario, Gonzalo Oleggini, dijo que “el Mercosur tiene ya desde antes” un desgaste, “independientemente de la información de Uruguay de negociar un TLC de forma bilateral con China, las cumbres de Mercosur ya venían desgastadas”, sostuvo en declaraciones a Telenoche (canal 4).

Opinó que para nuestro país “es un buen momento de timing para dar el mensaje de negociar el acuerdo con China”.

En medio de una guerra que afecta la producción de alimentos a nivel mundial y con costos de producción altos el mundo está requiriendo de productos que se producen en el Mercosur, dijo Oleggini.

“Por diferentes razones no hemos sabido saber aprovechar esa capacidad expansiva que el mundo nos está solicitando (…) no hemos podido, querido o sabido aprovechar los precios internacionales por la alta demanda de distintos productos”, agregó.

En el mundo hay más de 400 TLC, son acuerdos que buscan eliminar o reducir los aranceles.

“Los TLC difícilmente tengan un impacto instantáneo, tienen un proceso de desgravación que, a nivel global promedio, uno puede contar que van de 8, 10 y hasta 12 años el proceso en el cual todos esos productos empiezan a pagar ese arancel cero que yo quiero para ingresar a ese mercado”, explicó.

Agregó que “el sector lácteo que hoy en Uruguay exporta unos 700 u 800 millones de dólares si se lograra el TLC con China quizá en seis o siete años podamos exportar el doble”, lo cual “significa entre 15.000 a 20.000 empleos solo en un sector y eso hay que sumarlo a otros sectores. Esto tiene un impacto muy fuerte en lo que es la generación de trabajo, la posibilidad de duplicar el comercio exterior del Uruguay», remarcó.

Por último dijo que al analizar un acuerdo con China no se puede pensar en el comercio tradicional de “carne, lácteos, lana arroz o soja” sino también se debería plantear aspectos relacionados a la industria agroindustrial o a temas logísticos como la posibilidad de que Montevideo sea un puerto hub en la región.

El presidente Lacalle anunció inicio de negociaciones del TLC con China.

El presidente Lacalle anunció inicio de negociaciones del TLC con China.

Para despejar dudas o malas interpretaciones, el presidente Luis Lacalle dijo que con China “hablamos de comercio, no de obligaciones políticas”.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Uruguay acaba de dar un paso fundamental, y aunque estamos lejos de la meta final cada paso es clave para avanzar en un tratado de libre comercio (TLC) de la magnitud que implica la negociación con China.

En la tarde noche del miércoles 13 el presidente de la República, Luis Lacalle, informó que comenzarán las negociaciones formales con la mira puesta en un TLC con China.

Desde la Torre Ejecutiva y acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores y la subsecretaria, Francisco Bustillo y Carolina Ache, respectivamente, reiteró el concepto de que Uruguay necesita abrirse al mundo, pero también subrayó nuestra pertenencia al Mercosur: Uruguay necesita “una política de vinculación con el mundo y una vocación aperturista”, aunque mencionó que sería más beneficioso hacerlo como parte del Mercosur y no como país individual.

“Lo comenzado en setiembre de 2021 que fue el acuerdo de factibilidad con China ha concluido de forma positiva, llegamos a un acuerdo beneficioso para ambos países”, dijo. Esta es “una noticia alentadora”, teniendo en cuenta lo que China representa para las exportaciones de Uruguay.

China es el principal destino de nuestras exportaciones.

Cabe recordar que en el primer semestre de 2022, China fue destino del 30% del total exportado por Uruguay, generando a nuestro país ingresos por US$ 1.499 millones, total que implica un crecimiento del 29% respecto a igual período de 2021.

El segundo destino es Brasil (con US$ 764 millones), tercer la Unión Europea (US$ 478 millones), cuarto Argentina (US$ 450 millones).

Únicamente comercio.

Cuando al presidente se le planteó el momento global y la participación de una de las potencias en el TLC, el mandatario fue enfático al decir que este paso es puramente comercial: “Nosotros lo vemos desde un punto de vista comercial, que no genera otra obligación que la que se suscribe en un tratado de libre comercio”.

“Esto es un tratado de libre comercio”, reiteró segundos después, y no significa cerrarse a ninguna oportunidad, “si mañana se puede hacer un tratado con Estados Unidos que ahora no está en la mesa, pero si pudiéramos lo haríamos”.

Como gobernantes, “nuestra obligación es abrir mercados, no pagar aranceles y competir en igualdad de condiciones con otros países que producen lo mismo que nosotros”, por lo tanto “hablamos de comercio, no de obligaciones políticas y Uruguay ha sido muy claro en todos los organismos que integra, empezando por las Naciones Unidas”.

Transparencia.

Lacalle dijo que previo a la conferencia informó a todos los partidos políticos del país, a los que integran la coalición y a los que no.

Sobre los socios del Mercosur dijo que de informarlos se encargó Bustillo, quien se comunicó con sus pares o los embajadores acreditados en Uruguay.

En cuanto al Parlamento, dijo que personal técnico de Cancillería ha concurrido al Parlamento para mantenerlo informado.

Pin It on Pinterest