En Río Grande do Sul, las inundaciones también amenazan la producción de miel.

En Río Grande do Sul, las inundaciones también amenazan la producción de miel.

El sector estaba en proceso de recuperación de las lluvias de 2023, recibiendo este año un nuevo y más duro golpe. Productores estiman que este año no habrá producción.

Montevideo | Todo El Campo | Según Globo Rural y el sitio informativo Terra, el estado de Rio Grande do Sul representa el 15% de la producción de miel de todo Brasil, ahora se espera que a causa de las inundaciones cambien los parámetros productivos de las abejas para este y los próximos años ya que además de afectarse la vegetación se han perdido colmenas.

Las abejas están entre las especies que tardarán más años en volver a la normalidad en cuanto al número como la productividad.

Según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IGBE), en 2022 el estado produjo el 15% de la miel de Brasil, con 9.000 toneladas y cuenta con 37.000 de las 100.000 propiedades dedicadas a la apicultura en el país.

Patric Luderitz, vicepresidente de la Federación de Apicultura y Meliponicultura de Rio Grande do Sul, dijo a Globo Rural que la realidad para el sector es “catastrófica”, y que a las inundaciones de 2023 se agregan ahora las de mayo de 2024.

Se perdió el 10% de la población de abejas, agregó, y explicó que la apicultura de Rio Grande do Sul tardará al menos dos años en recuperarse, “dependiendo del clima y de los recursos” que tengan para invertir en el sector.

También financieramente el daño es bastante impactante. Se estima que el valor de la producción brasileña de miel alcanza los mil millones de reales.

Asimismo, preocupa la llegada del invierno, porque sin alimentación las abejas afrontarán la temporada muy debilitada, lo que puede incrementar las pérdidas.

Abner Furtado, presidente de la Asociación Gaucha de Apicultores, dijo a Globo Rural que los trabajadores ya están “pensando que este año no habrá producción”.

Las dificultades persisten en Río Grande.

Las dificultades persisten en Río Grande.

Los bloqueos y la dificultad de acceso impiden el transporte de animales y la llegada de alimento a las propiedades.

Brasil | Todo El Campo | La mayoría de los negocios en las regiones afectadas por las lluvias han suspendido o suspenderán sus actividades. Los bloqueos y la dificultad de acceso impiden el transporte de animales y la llegada de alimento a las propiedades.

Con las carreteras bloqueadas y el aumento del nivel del agua, el procesamiento de alimentos se ha visto afectado en Rio Grande do Sul, y el impacto debería aparecer pronto en los supermercados, con una reducción en el suministro. Al menos esa es la proyección que hace la Asociación Avícola Gaucha (Asgav), ya que las empresas del sector tienen sus operaciones reducidas o suspendidas. La cantidad exacta aún se está planificando, pero el informe indica 12 unidades con una suspensión de muerte de un turno o más.

El presidente de Asgav, José Eduardo dos Santos, dijo “la Serra está totalmente interdicta, el Valle de Taquari también. Si no buscamos una salida alternativa, es posible que ya tengamos algún tipo de dificultad. No habrá escasez total, pero creo que habrá una reducción de la oferta en los próximos dos o tres días”.

Además de las unidades que se encuentran inundadas, los bloqueos y aislamientos de diferentes puntos del estado impiden el transporte de animales y también la llegada de alimento a las propiedades, razones por las cuales se estima esta dificultad en el abastecimiento.

En Roca Sales, en el Valle de Taquarí, JBS tuvo que cerrar las actividades de la planta de alimentos listos para consumir porque el agua llegó al lugar.

Una situación similar se percibe en las empresas porcinas. Además de los mataderos con problemas por inundaciones, no es posible acceder a diferentes regiones del estado. Tampoco es posible tomar alimentos. Esto debería conducir a un aumento en el número de animales en las granjas.

Rogério Kerber, presidente de la Unión de Industrias de Productos Porcinos del estado (SIPS), observó: “No es posible ir al interior para sacar la producción del campo. Cada día que pasa, hay un problema adicional”.

También está el drama de los empleados, que se enfrentan a inundaciones y pérdidas en el lugar donde viven. Todo esto hace imposible que las unidades funcionen.

“No depende de las empresas, depende de la infraestructura pública para quitar barreras, recuperar puentes caídos. Eso es cosa que llevará días”, reflexionó el titular de SIPS.

En las industrias lácteas, según Sindilat/RS (sindicato lácteo), el 40% de la leche recolectada en el estado está teniendo problemas de retraso, recepción o imposibilidad de recolectar volúmenes en las propiedades.

Guilherme Portella, presidente de Sindilat/RS señaló: “La situación es súper compleja, las empresas están hora a hora tratando de cooperar, para poder tomar la leche más cerca de sus plantas y fábricas, haciendo este intercambio entre ellas, para que se llegue al mayor número de productores, para que todos puedan usar la leche” que producen.

Fuente: asgav.com.br.

Foto de portada: Jefferson Botega | Agencia RBS

Brasil autorizó importar 1 millón de toneladas de arroz.

Brasil autorizó importar 1 millón de toneladas de arroz.

Las inundaciones de Rio Grande do Sul se registran desde finales de abril. Ese estado representa el 70% de la producción de arroz del país.

São Paulo, Brasil | Todo El Campo | El viernes 10 de mayo el Gobierno Federal de Brasil autorizó la importación, de manera excepcional, de hasta 1 millón de toneladas de arroz. El objetivo es reconstituir las reservas públicas para hacer frente a las consecuencias sociales y económicas derivadas de los fenómenos meteorológicos extremos ocurridos en Rio Grande do Sul, informó la Empresa Nacional de Abastecimiento (Conab).

Precisamente, Conab es la institución designada para hacer las operaciones de compra.

La medida se tomó a través de la Medida Provisional (MP) N° 1.217, publicada en una edición extra del Diario Oficial el 05/09.

La compra de arroz a través de subastas públicas, a precio de mercado, tiene vigencia para el año 2024. Las existencias se destinarán, preferentemente, a la venta a pequeños comerciantes de las áreas metropolitanas.

REVERTIR LA ESCASEZ SIN DESPROTEGER AL PRODUCTOR LOCAL.

Edegar Pretto, presidente de Conab dijo que además revertir la escasez de arroz en el país, con esta medida se logrará que el precio no suba por la especulación de alguien que quiere aprovecharse de la situación que el estado al sur del país, con inéditas inundaciones que han afectado ciudades y campos.

Las inundaciones de Rio Grande do Sul se registran desde finales de abril. Ese estado representa el 70% de la producción de arroz del país.

“También es importante decir que no vamos a traer todo a la vez para no competir con nuestra producción local. Tenemos que proteger a nuestros agricultores, pero tenemos mucho cuidado de que los precios no sean altos para los consumidores”, agregó Pretto.

“La Conab seguirá cumpliendo con su gran misión, que es garantizar el abastecimiento en el país”, enfatizó.

DISPOSICIONES INTERNAS.

Los ministerios de Desarrollo Agrario y Agricultura Familiar (MDA), Agricultura y Ganadería (MAPA) y Hacienda (MF) definirán, a propuesta de la Conab, las condiciones de compras del arroz que se importará, como la cantidad, los límites y formas de venta del producto, incluyendo la posibilidad de descuento.

También se autorizó a incluir, en las subastas, los costos relacionados con el precio de la bolsa y el traslado del producto a los lugares de entrega definidos por la Compañía.

La Medida Provisional también exime del requisito de certificación a que se refiere la Ley Nº 9.973, de 29/05/2000, que establece el sistema de almacenamiento de productos agropecuarios, lo que debería agilizar las operaciones.

Foto: campos inundados en Río Grande do Sul, Brasil | Latinamerican Post.

Gremiales lecheras piden al Gobierno y las industrias solidaridad con productores brasileños.

Gremiales lecheras piden al Gobierno y las industrias solidaridad con productores brasileños.

«Ante la terrible situación que atraviesan» los «pobladores de Río Grande do Sul y en particular los productores lecheros de ese Estado».

Montevideo | Todo El Campo | Once gremiales de productores lecheros de Uruguay se solidarizan con sus pares brasileños y piden que el Gobierno e industrias hagan esfuerzos para “ayudar a mitigar los daños”.

En un comunicado señalan que “ante la terrible situación que atraviesan” los “pobladores de Río Grande do Sul y en particular los productores lecheros de ese Estado, queremos expresar nuestra solidaridad con quienes hoy han perdido todo incluyendo trágicamente muchas vidas humanas”.

Frente a la tragedia piden “a nuestro Gobierno” que “realice los máximos esfuerzos para ayudar en la mitigación de los daños colaborando con lo que esté a su alcance con las autoridades brasileñas”.

De igual modo trasladan el pedido a las industrias nacionales solicitando algún tipo de colaboración: “Solicitamos también a las industrias a las que remitimos nuestra producción, encuentren las formas de colaborar de la manera que se estime conveniente”.

En el último punto del breve comunicado, las instituciones firmantes se ponen a disposición para ayudar a cumplir con lo solicitado: “Por último, ponemos a disposición nuestras organizaciones para aportar en lo que sea posible”.

Las once instituciones firmantes son: Asociación Nacional de Productores de Leche, Agremiación de Tamberos de Canelones, Asociación de Productores de Leche de San José, Asociación de Productores de Leche de Maldonado, Asociación de Productores de Leche de Parada Esperanza, Intergremial de Productores de Leche, Productores Lecheros de Rocha, Sociedad de Fomento Rural de La Casilla, Sociedad de Productores de Leche de Florida, Sociedad de Productores de Leche de Rodríguez, Sociedad de Productores de Leche de San Ramon.

Las pérdidas en el sector lechero, como en todos, sin millonarias y aún no se ha podido determinar ya que los daños continúan causándose en las instalaciones de los predios, la muerte de los animales, seguramente enfermedades y una larga lista.

También desde el lado de las industrias las inundaciones han sido causa de pérdidas y perjuicios por el momento imposibles de evaluar.

Anuncian más lluvias para Rio Grande do Sul en este fin de semana.

Anuncian más lluvias para Rio Grande do Sul en este fin de semana.

Las pérdidas materiales son “cuantiosas” aunque no se han determinado y no se determinarán mientras la situación climática no vuelva a la normalidad.

Montevideo | Todo El Campo | Por lo menos son 107 los muertos y más de 130 los desaparecidos a causa de las lluvias, los vientos y el frío en el sur de Brasil, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).  Según los meteorólogos, las precipitaciones continuarán durante el fin de semana.

Las precipitaciones fuera de todo parámetro azotan a Brasil desde fines de abril siniestrando a más de 1,7 millones de personas.

Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados está trabajando con las autoridades federales, estatales y municipales de Brasil, como con organismos humanitarios, para mitigar el grave impacto de estos fenómenos meteorológicos extremos.

Las pérdidas materiales son “cuantiosas” aunque no se han determinado y no se determinarán mientras la situación climática no vuelva a la normalidad.

William Spindler de Acnur dijo en conferencia de prensa que entre los afectados se incluyen unos 41.000 refugiados y otras personas que necesitan protección internacional, incluidos muchos venezolanos y haitianos que viven en las zonas de desastre, a algunas de las cuales sólo se puede llegar en barco.

En Río Grande do Sul viven más de 21.000 venezolanos que fueron reubicados ahí en abril de 2018 desde el estado de Roraima, en la frontera norte del país con Venezuela.

Además de ayudar con la emisión de documentos para quienes los perdieron o se han dañado, el organismo de la ONU pretende que los refugiados y solicitantes de asilo sigan accediendo a beneficios sociales y servicios públicos”, se ofrece asistencia psicológica y suministros básicos entre los que pueden ser utensilios de cocina, mantas, lámparas solares y kits de higiene.

PERSISTENCIA DE LAS LLUVIAS.

Las lluvias continuarán agravando la situación. Los registros han sido extremos, con precipitaciones de más de dos meses en pocos días.

Esta semana la Organización Meteorológica Mundial (OMM) señaló que el desastre en Brasil, al igual que las inundaciones en África Oriental, resaltan la necesidad de una respuesta más integrada al fenómeno El Niño y a los impactos del cambio climático

Asimismo, subrayó la urgencia de que se establezcan sistemas de alerta temprana para toda la población.

La OMM detalló que en algunas regiones brasileñas, especialmente en los amplios valles centrales, mesetas, laderas montañosas y áreas metropolitanas, los volúmenes de lluvia superaron los 300 milímetros en menos de una semana, citando el caso extremo del municipio de Bento Gonçalves, que alcanzó los 543,4 mm de agua.

Porto Alegre, por su parte, recibió 258,6 mm de lluvia en sólo tres días, una cantidad que corresponde a más de dos meses de lluvias.

La OMM agregó que el periodo entre finales de abril y principios de mayo de 2024 experimenta la influencia de El Niño y que este fenómeno, responsable del calentamiento de las aguas del Pacífico, contribuyó a bloquear frentes fríos y concentrar los sistemas de áreas de inestabilidad sobre Rio Grande do Sul.

Foto Acnur – Eduardo Aigner. Trabajadores de rescate navegan las inundaciones del centro histórico de Porto Alegre, Río Grande do Sul.

Pin It on Pinterest