Perros sueltos, la improvisación del INBA y el inadmisible “vuelo” de los animalistas.

Perros sueltos, la improvisación del INBA y el inadmisible “vuelo” de los animalistas.

Pedro Scremini | El viernes 5 se presentó en Fraile Muerto, la directora del Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA), Marcela Delgado, solicita a la Policía y a algún vecino, ayuda para capturar los perros del vertedero de esa localidad. Allá concurren 2 comisarios de las seccionales 6ª y 7ª, otros funcionarios y algún civil a pasar toda la tarde tratando de agarrar 4 perros haciendo “chicho-chicho” y ofreciendo alimento a los canes. Agarran 3 y por medio de elementos que encontraron, cables, los ataron dentro del albergue en construcción que está en ese lugar.

La señora Marcela Delgado compró alimentos, les proporcionar agua que recogieron del lugar y los soltaron con las cuerdas dentro del corralón mientras se busca a dónde llevarlos.

Delgado se contactó con distintos albergues para ver quién los podía recibir, solo uno ubicado en Los Cerrillos (Canelones) aceptó llevarlos concurriendo al otro día a recogerlos y lo primero que dijeron fue cuestionar “¡cómo iban a tener los perros con un cable en el cuello, sin abrigo y con agua de la cañada!” (“sucia”).

Eran perros que habían sido señalados por un productor como los responsables, dos días antes, de haberle matado más de 15 animales y otros tantos quedaron muy lastimados. Los perros del vertedero que no fueron identificados quedaron sueltos.

Hasta ahí los hechos.

COMENTARIOS.

-La Policía o cualquier ciudadano no están capacitados y no tienen la obligación de levantar perros, se corre el riesgo de ser lastimados y/o lastimar un perro por su lógica impericia.

-No deja de asombrarnos la improvisación, la falta de sentido común, en definitiva, la inutilidad el INBA en el tema perros sueltos (también por no preocuparse por las ovejas).

-Nos parece, a esta altura, inadmisible que los animalistas, encargados de albergues (o como se llamen), lleguen a Fraile Muerto y reprochen a la Policía que los perros, (matadores de ovejas y como tales creo que habría que colgarlos) le reprochen que estaban con un cable en el cuello y con agua de la cañada. Una barbaridad, unos atrevidos a los cuales los gobiernos de turno les han dado alas. Además, mentirosos y mal intencionados, porque los perros no quedaron atados toda la noche como ellos pusieron en las redes.

Como comentario final, el perro identificado como matador de ovejas que no se pudo agarrar, hoy martes 9 a medio día, se juntó con otro perro y estaban mordiendo nuevamente ovejas en lo de Albanell.

Señores gobernantes, esto es una vergüenza mayúscula.

NOTA DE REDACCIÓN.

El Instituto Nacional de Bienestar Animal publicó lo narrado en la nota en la cuenta de Twitter, post del cual fueron tomadas las fotografías que ilustran este artículo, y que compartimos a continuación.

Pin It on Pinterest