Acuerdo de libre comercio con Reino Unido, liberará a Nueva Zelanda de pagos millonarios en aranceles.

Acuerdo de libre comercio con Reino Unido, liberará a Nueva Zelanda de pagos millonarios en aranceles.

Reino Unido no es el único objetivo comercial de Nueva Zelanda, también tiene lazos y objetivos en otros, Japón entre ellos.

El acuerdo de libre comercio de Nueva Zelanda con Reino Unido eliminará aranceles lo que repercutirá de forma muy positiva en el sector productor agropecuario neozelandés. Las exportaciones del sector primario, incluidos los productos lácteos, carne, pescado, horticultura, miel y silvicultura, representaron unos 18 millones de dólares en aranceles para poder entrar a Reino Unido, el vino, la cerveza otras bebidas representaron 14 millones de dólares.

Pronto, productos como vinos, mieles y cebollas ingresarían a Reino Unido libres de impuestos, cuando el acuerdo entre a regir a fines de 2022.

Los aranceles sobre las manzanas se eliminarían en 2025, y así Nueva Zelanda podrá colocar el 99% de sus exportaciones hortícolas en Reino Unido libres de impuestos.f

Además, el 46% del comercio actual de pescado y mariscos de Nueva Zelanda entraría en Reino Unido libre de impuestos.

Los aranceles para la manteca y el queso se eliminarían en cinco años, con el 100% del comercio de productos lácteos libre en siete años.

Justine Arroll, gerente de estrategia comercial de Fonterra, dijo que la industria láctea actualmente tiene una exposición limitada a los aranceles del Reino Unido, con Fonterra exportando menos del 1% de sus exportaciones totales en 2021 a Reino Unido. Pero un eventual levantamiento de los aranceles sobre las exportaciones de productos lácteos en Reino Unido podría finalmente permitir a Fonterra competir de manera justa con los principales exportadores europeos.

Con la eliminación gradual de todas las restricciones arancelarias en los próximos cinco años, se crearía unas condiciones de competencia equitativas con los exportadores de la Unión Europea, que eran la fuente dominante de productos lácteos del Reino Unido. Esto podría abrir oportunidades para Fonterra, dijo Arroll.

La carne de vacuno ingresaría al Reino Unido libre de impuestos después de 10 años. Los exportadores de carne pueden evitar millones de dólares en aranceles que actualmente enfrentan para vender su producto en Gran Bretaña.

NUEVA ZELANDA Y JAPÓN.

Reino Unido no es el único objetivo en el cual Nueva Zelanda ha puesto la mira comercial, también Japón, con el cual mantiene conversaciones. En abril la primera ministra neozelandesa, Jacinda Adren, se reunió con su colega japonés Fumio Kishda.

Fue en el marco del primer viaje al extranjero de Adren en más de dos años. El objetivo fue promover la reapertura del país para los negocios y el turismo tras el cierre de las fronteras a causa de la pandemia.

Con datos de Stuff e Independent.

En Nueva Zelanda los precios de los fertilizantes aumentan hasta en un 25%.

En Nueva Zelanda los precios de los fertilizantes aumentan hasta en un 25%.

Los agricultores siempre habían sido cuidadosos con la cantidad de producto que usan para ahorrar costos, pero debido a los aumentos de precios deberían ser más cuidadosos que antes.

Nueva Zelanda | Los agricultores de todo el mundo se enfrentan a grandes aumentos en los precios de los fertilizantes que pueden afectar su producción. Nueva Zelanda no escapa a eso, la cooperativa de fertilizantes Ballance avisó a los agricultores que algunos productos fertilizantes aumentarían su precio por tonelada entre el 7% y el 25%.

Jason Minkhorst, gerente de ventas de Ballance, dijo que los costos de energía, los controles de exportación en China y la situación continua en Ucrania afectaron los precios de los fertilizantes. La compañía logró mantener los precios bajos durante el otoño, pero necesitaba ajustar los precios para alinearse con el aumento de los costos.

Aproximadamente el 70% de la mezcla de productos en fertilizantes fueron importados, y el 30% restante se fabricó localmente, dijo Minkhorst.

Los agricultores siempre habían sido cuidadosos con la cantidad de producto que usaban para ahorrar costos, pero debido a los aumentos de precios serían aún más cuidadosos que antes, dijo Minkhorst.

El empresario también consideró que la demanda de fertilizantes dependerá del precio de la leche, la carne y los cereales, y es demasiado pronto para prever el impacto que los aumentos de precios tendrán en la demanda de fertilizantes. Esto se debió a que la demanda de fertilizantes se correlacionó fuertemente con la demanda de alimentos.

Ballance había reducido y luego mantuvo los precios para apoyar a los agricultores en otoño para garantizar que hubiera alimento para sus animales. La cooperativa también decidió no aumentar las piezas de nitrógeno hasta finales de setiembre para ayudar a los agricultores a planificar sus necesidades de alimentación animal esta próxima primavera.

El informe anual de 2021 de la compañía mostró que ese año vendió 1.553 millones de toneladas de fertilizantes.

NINGUNO DE LOS FACTORES QUE CONTRIBUYERON A LOS AUMENTOS DE PRECIOS DESAPARECERÁ PRONTO.

El productor lechero de Waikato (zona de la isla norte de Nueva Zelanda), Pete Morgan, dijo que era inevitable que los precios de los fertilizantes aumentaran y que hubiera más aumentos por venir. Ya había utilizado un software de gestión agrícola para modelar cómo los precios tan altos afectarían a su granja, y dijo que la industria necesitaba modelar el impacto de precios aún más altos y ver cómo se adaptaría a él y cómo administrarían los presupuestos de alimentación.

Los agricultores aplicaban fertilizantes a los pastos o a los cultivos que alimentan al ganado o las vacas lecheras. Cuanto mejor alimento tenía el ganado, más leche o carne producían.

Ninguno de los factores que contribuyeron a los aumentos de precios desaparecerá pronto, dijo el productor.

La ventaja del agro es que se producen alimentos que el mundo quiere o necesita consumir, y los precios han sido buenos. Por otra parte, no debe olvidarse que los agricultores también están a merced del tipo de cambio.

Fuente Stuff | Foto de campos cultivables.

Continúan surgiendo marcas de carne carbono neutro.

Continúan surgiendo marcas de carne carbono neutro.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, dijo que la emisión neutra “representa tanto los valores de Nueva Zelanda como nuestras aspiraciones cuando se trata del cambio climático. En lugar de que este producto sea la excepción, será cada vez más la regla”.

La producción de carnes carbono neutro o reducidas en metano es un viaje sin retorno. Se estima que los avances en la alimentación animal capaz de reducir el metano, incluido el compuesto a base de algas entre otros en Europa, están proporcionando herramientas en torno a las cuales es posible comenzar a avanzar más significativamente, según un artículo publicado en Beef Central, un sitio web centrado en la ganadería australiana.

Australia y Nueva Zelanda han dado pasos importantes en ese sentido.

En abril de este año North Australian Pastoral Co firmó un acuerdo de colaboración y suministro que le permitirá utilizar un suplemento alimenticio reductor de metano a través de su cadena de suministro.

En cuanto a Nueva Zelanda, recientemente (el 24 de mayo), la industria más importante de carne, Silver Fern Farms, lanzó en Nueva York (Estados Unidos) su Net Carbon Zero by Nature 100pc GrassFed Angus Beef, aprobado por el USDA. Del acto participo la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern, quien de esa forma dio su apoyo explícito y contundente. La fotografía que ilustra el artículo capta un momento de ese evento en el cual la ministra hace uso de la palabra).

Ardern dijo que Silver Fern y su Net Carbon Zero Beef representan tanto los valores de Nueva Zelanda como nuestras aspiraciones cuando se trata del cambio climático. En lugar de que este producto sea la excepción, será cada vez más la regla”, aseveró.

En ese mismo evento, Simon Limmer (director ejecutivo de Silver Fern Farms) dijo: “Cuidar de nuestras emisiones es nuestra propia responsabilidad, la de nadie más”, y agregó: “No estamos externalizando nuestras emisiones, sino que estamos reconociendo e incentivando a nuestros productores por sus esfuerzos para crear entornos agrícolas que sean más capaces de capturar carbono, aumentar la biodiversidad y apoyar la producción de alimentos positivos para la naturaleza”.

«Con nuestra gama Net Carbon Zero queremos demostrar que podemos producir carne roja de gran sabor y densa en nutrientes de una manera que sea mejor para el planeta. Esto es realmente carne de vacuno mejorada”, agregó Limmer.

La carne Net Carbon Zero de Silver Fern’s De Nature Angus ha sido aprobada por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y certificada por Ag Research que es la institución de ciencias agrícolas de Nueva Zelanda, también por el organismo de verificación ambiental del país.

96% DE LAS EMISIONES SE DAN EN LOS ESTABLECIMIENTOS PRODUCTIVOS.

Reconociendo que el 96% de las emisiones de carne de vacuno ocurren en el establecimiento, en 2018 Silver Fern comenzó un programa para mapear y medir el potencial de secuestro que tiene la vegetación en los predios de Nueva Zelanda.

La tecnología satelital, con la ayuda de un software de la inteligencia artificial (IA) cada vez más sofisticado, se ha utilizado para medir los vegetales a menos de medio metro, lo que permite un cálculo de la capacidad de cada predio individual para secuestrar carbono.

En mayo será la conferencia de proteínas alternativas de Australia y Nueva Zelanda.

En mayo será la conferencia de proteínas alternativas de Australia y Nueva Zelanda.

El principal impulsor de la conferencia es Food Frontier, un grupo australiano dedicado al estudio y desarrollo de proteínas alternativas.

La ciudad de Melbourne, capital del estado de Victoria en el sureste australiano será la sede de la primera conferencia de proteínas alternativas de Australia y Nueva Zelanda, AltProteins 22. El evento se realizará el 17 de mayo, luego de ser postergado debido a la pandemia.

AltProteins 22 procurará reunir a los pioneros de la industria, expertos en agroalimentación y políticas e investigadores líderes para explorar ideas transformadoras, conocimientos y desarrollos en el espacio, a la vez que brindan respuestas a las preguntas críticas sobe las proteínas alternativas, según expresan desde la organización del evento.

El principal impulsor de la conferencia es Food Frontier, un grupo australiano dedicado al estudio y desarrollo de proteínas alternativas como productos similares a la carne pero de origen vegetal, la fermentación de precisión y carne cultivada, su área de acción principal es Australia y Nueva Zelanda.

Las presentaciones que se realizarán a lo largo del día incluyen temáticas como las oportunidades de la proteína vegetal australiana. Casa año Australia cultiva 1,9 millones de toneladas de legumbres, el uso de esos cultivos para crear carnes similares a las de origen animal y otros productos alimenticios es una oportunidad agrícola lucrativa y de valor agregado, expresa el programa que también ofrece una lista de presentadores y panelistas que expondrán al respecto.

Otros dos capítulos de la conferencia tienen que ver con la industria de la carne vegetal y la industria de la carne cultivada y de fermentación de precisión. Otra vez, expositores panelistas se referirán respecto a la industria de carne basada en planas, una industria que en Australia creció de forma importante a partir de 2020. A su vez se realizará intercambio sobre la carne cultivada a partir de células y la leche sin vacas.

EL ANUNCIO DE RABOBANK.

En noviembre de 2021 un informe de Rabobank advirtió sobre los retos que afrontaría la proteína animal en 2022. Ente ellos el análisis se refirió a los productos alternativos.

Decía al respecto que se espera una mayor diversificación de productos. Las ventas de productos proteicos alternativos estuvieron bien respaldadas durante 2021, y Rabobank espera que las ventas sigan creciendo con fuerza en 2022.

Nueva Zelanda espera el resurgir de las alfombras como clave para impulsar la venta de lanas.

Nueva Zelanda espera el resurgir de las alfombras como clave para impulsar la venta de lanas.

Nueva Zelanda reportó un ligero cambio en las ventas de alfombras de lana en lo que se entendió como una señal clara de que los consumidores están volviendo al producto natural.

La semana pasada Wools of New Zealand informó que la venta de alfombras de lana durante 2021 tuvo un incremento del 50%, la noticia es muy positiva porque permitiría corregir el alto stock que hay en el mundo de materia prima para ese tipo de productos, sin embargo el incremento viene de una base muy baja.

Las lanas han sido fuertemente afectadas por la creciente popularidad de las fibras artificiales utilizadas en alfombras, que ahora se cree que representan más del 80% de todas las ventas.

El impacto en los productores de lana en todo el mundo ha sido inmenso.

Algunos productores en el hemisferio norte no han podido encontrar ningún mercado para su lana, lo que ha llevado a los gobiernos a tener que rescatar a los agricultores con subsidios.

Nueva Zelanda es un país que ha tenido una sólida historia en la producción de lana para alfombras. Se estima que 9 de cada 10 ventas de alfombras en ese país durante la década de 1990 fueron de lana.

El presidente ejecutivo de Wools of New Zealand, John McWhirter, dijo que en el último año se utilizaron 350 toneladas de lana en el mercado de alfombras.

Las alfombras de fibra de nylon y polipropileno ahora dominan los revestimientos de pisos blandos a nivel mundial.

Wool Impact NZ se lanzará en los próximos meses para promover aún más la lana fuerte con los fabricantes de alfombras.

McWhirter dijo que en el último año la demanda de alfombras de lana ha aumentado del 15% del mercado de pisos blandos al 20%. “Lo emocionante de eso es que cuando lo piensas, en realidad es un aumento del 25% en la demanda de alfombras de lana”, enfatizó, y aunque parte de una “base pequeña es una señal clara de que los consumidores están volviendo a la lana, a las fibras naturales y se alejan de las fibras artificiales”.

En base a artículo del periodista Chris McLennan en The Lanad, Nueva Zelanda. Foto: Mundo Deportivo.

Pin It on Pinterest