Nicolás Chiesa dijo discrepar con posición de Conrado Ferber sobre importación de carne de pollo.

Nicolás Chiesa dijo discrepar con posición de Conrado Ferber sobre importación de carne de pollo.

“Debemos salvaguardar la producción nacional. Si la importación se abre de la noche a la mañana y se permite que los cortes ingresen de forma indiscriminada, el resultado es que se descuajeringa toda la cadena productiva”.

Hébert Dell’Onte | Montevideo | Todo El Campo | El director de la Granja (Digegra), Nicolás Chiesa, dijo que cuando el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber, se refiere a la importación de carne de ave desde Brasil en realidad no está dando la posición de la institución que encabeza, sino que se trata de una opinión personal, porque en el propio INAC hay quienes piensan de forma diferente.

En declaraciones al programa Informe Granjero de radio Nacional aclaró -como lo hizo el propio Ferber cuando Todo El Campo publicó sus expresiones- que no es el INAC el que decide la habilitación de importaciones porque eso corresponde al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) a través de la Dirección de Servicios Ganaderos.

Respecto a la opinión expresada por Ferber sobre las importaciones de carne de ave en sí mismas, Chiesa dijo discrepar y consideró que “hubiera sido bueno que participara de la asamblea realizada en San Jacinto” donde el sector y los diferentes eslabones que lo conforman hicieron sus exposiciones y expusieron lo perjudicial de permitir el ingreso de carne desde Brasil en las condiciones que se realiza actualmente.

“Lo que comparto es que esta Administración ha trabajado como nunca en lo que es el desarrollo” de la avicultura, y lo ha hecho “en conjunto con el sector industrial y fasonero”, desde la época del exministro Carlos Uriarte, todo con “el objetivo de promover el desarrollo de la cadena aviar hacia el mundo, abriendo mercados”.

“Ese es el objetivo principal (el desarrollo del sector), permitiendo el crecimiento de las exportaciones”. “En eso estamos de acuerdo”, enfatizó.

LOS CAMINOS PARA CRECER: MÁS CONSUMO INTERNO Y MÁS EXPORTACIONES.

Explicó que “Uruguay tiene dos caminos para crecer en la producción aviar” que son “aumentando el consumo, es decir que los uruguayos nos volquemos a consumir más pollos, o creciendo hacia el mundo. Eso es así y funciona para todos los rubros de la granja”.

“Ese es el objetivo” porque se traduce “en más trabajo para el Uruguay”.

En ese contexto Chiesa dijo que “hay que tener sentido común” porque Uruguay “es un barrio de Sao Paulo, somos una pequeña porción para el tamaño que tiene Brasil, por lo tanto debe haber un proceso gradual” y que la exportación que es lo que va a permitir el crecimiento, vaya acompañando el desarrollo del sector.

Asimismo, resaltó que “Uruguay es competitivo con el pollo entero con la producción de la región, y eso es valorable, porque si somos competitivo quiere decir que a los importadores no siempre les conviene traer pollo entero” y ser competitivo implica que “podemos competir en el mundo para colocar nuestras producciones”.

Esa colocación, “creo que de a poco Uruguay lo va a poder ir logrando, pero eso no quita que también debemos salvaguardar la producción nacional. Si la importación se abre de la noche a la mañana” y se permite “que los cortes ingresen de forma indiscriminada” el resultado es que se descuajeringa toda la cadena productiva. En definitiva esto comienza con los distribuidores y termina con el productor”.

PROTEGER AL PRODUCTOR Y AL CONSUMIDOR.

“Por lo tanto tiene que haber un acompañamiento gradual, y así hemos actuado en la (Dirección de la) Granja, protegiendo al productor y al consumidor”, aseveró, y ejemplificó con el tema del ajo, que podría ingresar muy barato pero nos quedaríamos sin productores y pasaríamos a depender de pocos importadores. “Eso es lo que está pasando” con las aves, “la importación se ha concentrado en 2 o 3 empresas que han tenido un lucro importante sin beneficiar al consumidor”.

“Por tanto hay que ser cuidadoso con la medida, hay que conocer al sector y a la idiosincrasia de una producción que no es (igual que) la producción ganadera”, concluyó.

En la foto el director de la Granja, Nicolás Chiesa, con el director de Desarrollo Rural, Carlos Rydstrom, y el presidente de la Asociación de Fasoneros de Pollos, Juan José Prando.

Hablando la gente se entiende.

Hablando la gente se entiende.

Los productores de maní plantearon sus problemas al director de la Granja y rápidamente se encontraron soluciones.

Hébert Dell’Onte | Esta semana ingresó carne de vacuno de Brasil, un producto de calidad y que proviene de una región de ese país que tiene una categoría sanitaria más alta a la de Uruguay lo que es una garantía para nosotros.

No faltó quienes criticaran la resolución de importación: ¿Por qué comprar carne cuando Uruguay la produce y de calidad?, plantearon los críticos con la decisión del Gobierno.

La respuesta al “¿por qué?” es el precio. Se busca bajar en un 20% el precio local, o sea una medida que pone al ciudadano en el centro.

Un tema del que poco se ha dicho, salvo en los últimos días en que se generó una corriente informativa con relativa intensidad, es la producción manicera. Los uruguayos somos consumidores de maní pero nunca nadie se pregunta de dónde proviene. Pues bien, Uruguay lo produce en cantidades suficientes como para cubrir buena parte de la demanda local, además de tener muy buena calidad, como todo lo que hacen nuestros productores agropecuarios cualquiera sea el rubro al que se dediquen.

Son manos uruguayas, de pequeños y algún mediano productor, todos familiares, las que plantan, cosechan, limpian y embolsan, todo hecho aquí.

Lamentablemente este año el mercado local fue invadido -literalmente- por maní brasilero al punto de que nuestros productores tienen su producción guardada en sus chacras, establecimientos o galpones porque no hay quien se los compre.

Y en este caso la importación no fue para que el ciudadano pague menos porque consumidor final lo paga igual o más que el local, y además, la calidad del importado es claramente inferior.

En una actitud inteligente, los productores hicieron escuchar su voz y plantearon la problemática que enfrentan al director de la Granja, Nicolás Chiesa, quien se trasladó a Cerro Largo a fin de escuchar los planteos del sector y analizar soluciones. Y las encontraron.

A partir de ahora, nuestro maní tendrá preferencia en el mercado local y no se volverá a importar en tanto haya suficiente para cubrir la demanda. Consumido éste y si es necesario se cubrirá el faltante con compras en el exterior.

La media de es de toda justeza, y es bueno para todos que la gente hablando se entienda, que los productores de todos los rubros tengan contacto directo con quienes gobiernan.

Los que critican la importación de carne, dense cuenta que es para abaratar la canasta familiar y no perjudica a ningún eslabón de la cadena, no como el maní a los pequeños productores familiares sobre lo cual parece reinar la indiferencia de la opinión pública.

En abril bajaron los precios mayoristas de las frutas y verduras.

En abril bajaron los precios mayoristas de las frutas y verduras.

Los precios de los productos de granja han bajado durante abril, según un documento del Observatorio Granjero.

El director de la Granja, Nicolás Chiesa, dijo que en febrero se registró un “fuerte crecimiento de los precios”, en un fenómeno “puntual” generado por menor oferta en plaza”.

Pero el sector granjero es capaz de responder a los requerimientos. “Hoy la tendencia ha sido fuerte a la baja de todos los productos de la granja. Nadie habla más del precio del tomate”, hay más oferta y “está sobrando tomate” por lo que el precio cae.

Otro producto que se había disparado fue el de los huevos, con importantes subas que el consumidor sintió. Pero esa tendencia se cortó y cambió de sentido, cabe esperar que el precio baje.

EL INFORME DEL OBSERVATORIO GRANJERO.

El Observatorio Granjero elaboró un informe sobe el valor de kilo en la canasta semanal (VKC). El mismo se elabora sumando los precios promedio mensuales de los 30 principales productos ponderados de acuerdo con su incidencia en los ingresos a la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM).

El indicador semanal permitirá monitorear la evolución del precio mayorista en plazos de una semana e ir teniendo una idea de las tendencias prácticamente en tiempo real.

ABRIL: REDUCCIÓN DE LA CANASTA EN RELACIÓN A MARZO.

Los datos difundidos por el Observatorio Granjero permiten anticipar “con cierta certeza una reducción en el VKC mensual de abril con respecto al de marzo (que se ubicó en 42,5 pesos por kilogramo)”.

Los precios de las frutas y hortalizas “han tendido a la baja, asociado con el comportamiento estacional esperable, sumado a la recuperación de la oferta que se había visto afectada por las condiciones de sequía y temperaturas superiores a la expectativa histórica del comienzo del verano y de exceso hídrico a partir de la mitad de enero”, dice el texto.

Las estimaciones se realizan a partir de precios mayoristas de frutas y hortalizas frescas, los cuales no necesariamente reflejan de igual forma las variaciones de los precios a nivel minorista que son los que se emplean para la estimación de la inflación.

Los siguientes gráficos y cuadros, como la foto principal son del Observatorio Granjero.

En el año se exportaron 2.000 toneladas de manzanas.

En el año se exportaron 2.000 toneladas de manzanas.

Brasil sorprende por la cantidad exportada, observó el director de la Granja del MGAP.

En los tres primeros meses del año, Uruguay exportó casi 2.000 toneladas de manzanas, informó Nicolás Chiesa, director general de la Granja del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Este año es “una sorpresa la importante demanda del mercado brasileño”, agregó, y reconoció la labor de los productores como de las empresas exportadoras.

En la siguiente gráfica se muestra las exportaciones en kilos, con Brasil liderando las colocaciones frente a Rusia y Portugal que reflejan compras en un volumen similar, e Italia que apenas supera el cero.

Chiesa destacó también el proceso de empaque de frutas que “insume una importante necesidad de trabajo manual, donde se controla la calidad de la fruta exportada, para cumplir así con los requisitos de los compradores”.

La Asociación de Productores Avícolas congela el precio de los huevos.

La Asociación de Productores Avícolas congela el precio de los huevos.

El compromiso es de los productores, pero no de quienes lo venden al público, por lo cual es importante que el consumidor se informe para no hacer un sobrepago.

Este lunes 21 de marzo, la Asociación de Productores Avícolas de Uruguay acordó no subir el precio de los huevos por un mes. Nicolas Chiesa, director nacional de la Granja del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), se reunió con el sector productor avícola y al cierre del encuentro ofreció una conferencia de prensa donde hizo el anuncio.

Dijo que ante la tendencia al alza el acuerdo se extenderá por un plazo mínimo de un mes, pero hay variables que Uruguay no puede controlar como el precio de los granos con que se alimentan las gallinas: Si las subas no son “extremadamente excesivas”, se mantendrá el acuerdo, pero la situación se monitorea de forma permanente, se anunció.

OFERTA Y DEMANDA.

Chiesa dijo que el fenómeno “se explica por un tema de oferta y de demanda”.

A diferencia de otras subas que se han registrado, la invasión de Rusia a Ucrania no tiene nada que ver con la disparada de los precios de los huevos. Tampoco es responsabilidad de la Ley de Urgente Consideración (LUC) como se ha intentado desinformar en un corte publicitario.

El precio de los huevos subió por la mortandad de gallinas por el calor de enero, y con menos gallinas hay menos huevos.

El compromiso es de los productores, pero no de quienes lo venden al público, por lo cual es importante que el consumidor se informe. El consumidor debe “informarse, buscar los distintos precios y las mejores ofertas” para así asegurarse comprar al precio justo, dijo el jerarca.

Pin It on Pinterest