La tecnología no se detiene: Pulverizadores John Deere autónomos para cultivos de alto valor añadido.

La tecnología no se detiene: Pulverizadores John Deere autónomos para cultivos de alto valor añadido.

Además de la autonomía, son máquinas capaces de controlan las tasas de aplicación y las velocidades de pulverización en campos enteros y terrenos variables con parámetros de software ajustables.

La pandemia, la guerra, los puertos colapsados, la inflación como principal preocupación de las economías en todos los países del mundo. Un sinfín de problemas graves, pero la tecnología agrícola no se detiene.

Uno de esos avances son los pulverizadores John Deere autónomos fabricados en Estados Unidos.

En Kingsburg, California, John Deere se asoció y conformó una empresa conjunta con GUSS Automation LLC, (Global Unmanned Spray System) una compañía pionera en pulverizadores semiautónomos para huertos y vides, informó Farm Connexión.

De esa unión y porque la unión hace la fuerza, nacieron varios pulverizadores GUSS supervisados remotamente por un solo operador, y que permiten a los productores rociar huertos y viñedos de forma más rápida y consistente, utilizando menos recursos y reduciendo costos al eliminar errores del operador y tiempo de inactividad.

Las máquinas también son capaces de controlan las tasas de aplicación y las velocidades de pulverización en campos enteros y terrenos variables con parámetros de software ajustables.

Chris Davison, director de Small Tractor & HVC Production Systems (John Deere), dijo que “a medida que aumenta la demanda de cultivos de alto valor, vemos oportunidades significativas para ayudar a los productores a ser más productivos al tiempo que se enfrentan los desafíos del aumento de los costos laborales y se encuentra una fuerza laboral calificada para operar el equipo”.

El personal de GUSS está calificado y tiene “un profundo conocimiento del sistema de producción de cultivos de alto valor agregado, así como sólidas relaciones con los clientes y experiencia comprobada en la implementación de tecnologías innovadoras”, agregó.

Hay países en los que los cultivos de alto valor como los huertos y viñedos, generan un valor significativamente mayor por área equivalente que los cereales o las semillas oleaginosas.

Pin It on Pinterest