En marzo, Uruguay recibirá la Cumbre Global de Enoturismo Responsable.

En marzo, Uruguay recibirá la Cumbre Global de Enoturismo Responsable.

Se generarán intercambios entre los profesionales y empresarios de la industria del vino a nivel mundial, expertos en turismo, gastronomía, proveedores, intermediarios y consumidores.

Montevideo | Todo El Campo | Los líderes mundiales de la industria vitivinícola se reunirán en Punta del Este para participar de la Cumbre Global de Enoturismo que se realizará los días 19, 20 y 21 de marzo. El evento busca difundir prácticas responsables, de innovación empresarial y sinergias entre profesionales y empresarios del sector. Habrá instancias de negocios, jornadas académicas y exposiciones.

El evento será en el hotel Enjoy y se concretará para generar intercambios entre los profesionales y empresarios de la industria del vino a nivel mundial, expertos en turismo, gastronomía, proveedores, intermediarios y consumidores finales.

Constará de reuniones de negocios, jornadas académicas con expertos nacionales e internacionales, una zona de exposiciones para la difusión de productos turísticos y un calendario de actividades para reunir a los referentes de la industria del vino y el turismo, enólogos, sommeliers y grupos del sector gastronómico.

VIÑEDOS SOSTENIBLES.

La Cumbre Global de Enoturismo “pone foco en el país y representa una gran oportunidad” que permitirá posicionar a Uruguay en su condición de sostenibilidad”, dijo el ministro Mattos.

Agregó que el desarrollo de los viñedos sostenibles es uno de los ejes de trabajo del Ministerio de Ganadería, y que “está en línea con lo que el Gobierno ha recorrido respecto a nuestra condición de productoras responsables”.

El acto de lanzamiento se realizó el miércoles 28 en el Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi). Junto con Mattos estuvo el presidente del Instituto, Ricardo Cabrera, empresarios, bodegueros y productores.

En marzo llega a Punta del Este la primera Cumbre Global de Enoturismo Responsable.

En marzo llega a Punta del Este la primera Cumbre Global de Enoturismo Responsable.

Será del 19 al 21 de marzo y reunirá a expertos del turismo enológico.

Montevideo | Todo El Campo | La Organización Mundial de Enoturismo (OMET); el Ministerio de Turismo; Enjoy Punta del Este, sede de la cumbre; Grupo Ellis (OPC) designada para la organización; y el Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi), darán lugar del 19 al 21 de marzo a la Cumbre Global de Enoturismo Responsable.

José Antonio Vidal, CEO de la Organización Mundial de Enoturismo, que organiza el congreso, explicó que la asociación busca “por un lado, el desarrollo socioeconómico de los destinos vinícolas y sus residentes, y por otro, la creación de marcas de destinos enoturísticos”.

Este evento ofrece una oportunidad para que los especialistas del sector turístico enológico, que se encuentra en constante expansión, colaboren en la búsqueda de soluciones tangibles, transformando el turismo en una herramienta esencial para un futuro sostenible. Al reunir a cientos de expertos en enología, viticultura y turismo, junto con entusiastas del vino, se busca promover un intercambio de ideas dinámico y enriquecedor.

Ser la sede del primer congreso mundial de enoturismo es un orgullo, y muy representativo del trabajo que realizamos desde Enjoy Punta del Este, grafica el compromiso que tenemos con una industria como esta”, explicó Javier Azcurra, director de Relaciones Institucionales y Ventas de Enjoy Punta del Este.

EN URUGUAY EL ENOTURISMO AÚN NO ESTÁ 100% DESARROLLADO.

 Más de 30 profesionales de diversas áreas relacionadas con el sector se unirán para llevar a cabo una serie de encuentros y conferencias que cubrirán una amplia gama de temas, incluyendo gastronomía, arquitectura, marketing, promoción y naturaleza. Además, se incluirán charlas específicas que presentarán casos de éxito de destinos responsables. Esta experiencia también ofrecerá acceso a eventos exclusivos y oportunidades para degustar vinos y alimentos.

Arnaldo Nardone, asesor del Ministerio de Turismo, explicó que en Uruguay el enoturismo aún no está “cien por ciento desarrollado”, por lo que remarcó la importancia de organizar un evento que permita “el despegue del sector”, con capacitaciones e insumos para mejorar la oferta en el país, con un gran potencial para esta categoría de turismo.

INGRESOS.

El registro para asistir a la cumbre incluye un programa completo de tres días con actividades académicas, un cocktail de bienvenida, acceso a la exposición comercial, visitas técnicas a bodegas y la entrada a eventos exclusivos.

Además, para los participantes registrados y miembros de OMET, se ofrece un paquete completo que incluye traslados, alojamiento en el hotel sede y acceso a los tres días de la cumbre.

Por más información: Enoturismo (cumbrenoturismo2024.org)

El comercio mundial del vino cayó 7,2%.

El comercio mundial del vino cayó 7,2%.

Según el Observatorio Español, que presentó su último informe del mercado mundial actualizado a setiembre de 2023, estamos ante la mayor caída relativa (%) de la serie histórica y la cifra más baja desde hace 10 años. Además, en valor, Alemania pasó a ser el principal importador de vinos, superando a Estados Unidos.

Montevideo | Todo El Campo | En volumen, Alemania superó a Estados Unidos y se colocó como primero en la fila de los países importadores de vino.

Mientras Estados Unidos se mantiene como primer mercado mundial en valor del vino importado, si la medición se hace en volumen cede ese primer puesto a Alemania. Este último figura en el tercer puesto en valor, según el último informe Principales importadores mundiales de vino que recoge datos hasta setiembre de 2023 y elabora el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

Porque el OEMV es español, los valores del informe son medidos en euros.

En los últimos 12 últimos meses – a setiembre de 2023- Estados Unidos compró 1.298,4 millones de litros (114 millones de litros menos) y los 6.520,3 millones de euros (246 millones de euros menos).

Esa caída hizo que continúe el liderato en valor, pero caiga al segundo puesto en volumen superado por Alemania, que importó un total de 1.381,7 millones de litros, por 2.704,6 millones de euros.

CAÍDA DEL 7,2% INTERANUAL.

En el interanual a setiembre de 2023 el comercio mundial de vino cayó un 7,2% en volumen, hasta los 9.945 millones de litros. Es la mayor caída relativa (%) de la serie histórica y la cifra más baja desde hace 10 años, bajando de los 100 millones de hectolitros por primera vez desde primeros de 2014.

El precio medio sigue al alza, aunque sube cada vez menos (+5,4% hasta los 3,67 euros/litro), conforme se va frenando el nivel de inflación.

Todos los tipos de vino cayeron en volumen, sobre todo el envasado, primero comercializado en el mundo con algo más del 52% del total.

En valor la realidad es más dispar: crecieron espumosos y bag-in-box, con el granel registrando en este caso la mayor caída, al ser el único vino que no subió de precio respecto al interanual a setiembre de 2023.

En cifras absolutas, el vino envasado fue el que más cayó tanto en valor como en volumen.

Otros datos: Reino Unido es el segundo mercado mundial en valor con 4.689,7 millones de euros (-1,5%) y el tercero en volumen, con 1.236 millones de litros (-9%).

Canadá también tuvo una caída de valor en 258,9 millones de euros.

También bajaron las importaciones de China (-226,1 millones de litro), Bélgica (-119,6) y Hong Kong (-110,2).

En cambio hubo algunos países que aumentaron la importación, como Rusia (+220,6 millones de euros) o Singapur (+170,5).

En términos de volumen solo aumentaron las importaciones de Rusia (+56,4 millones de litros) y Portugal (+39,2 millones de litros), cayendo el resto de principales mercados, destacando la caída de China (-97,3 millones de litros).

Los países que registraron un mayor aumento en sus importaciones de vino, entre enero y setiembre de 2023, en términos de valor, fueron: Singapur (+161,6 millones de euros) y Rusia (+100); mientras que en volumen fueron Rusia (+42,6 millones de litros) y Portugal (+20,9).

También Reino Unido registró evolución en estos nueve meses, sin embargo, no logran compensar las pérdidas registradas por mercados como Estados Unidos, Canadá, China o Bélgica, entre otros.

Fuente de la información Diario de Gastronomía y OEMV.

El tinto se rezaga. Las nuevas tendencias mundiales en el consumo de vino.

El tinto se rezaga. Las nuevas tendencias mundiales en el consumo de vino.

La Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) analizó la tendencia del consumidor de vino resultando que desde 2013 la producción de vino blanco se impone al tinto.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Según revistas especializadas, el vino tiene su origen entre los años 6.000 y 5.000 a.C., pero no es hasta la Edad de Bronce (3.000 a.C.) cuando se estima que se produjo el verdadero nacimiento del vino, estimándose que antes, quizá, se había logrado de forma accidental. Estudios arqueológicos encontrado indicios que fijan el origen de la primera cosecha de vino en Súmer, esas fabulosas tierras que eran regadas por el Tigris y el Éufrates en el Oriente Próximo, la antigua Mesopotamia.

Otros estudios remiten el origen del vino a la Edad de Piedra, periodo comprendido, aproximadamente entre los 2.500.000 y 3.000 años a. C. y se lo coloca como una de las primeras creaciones del hombre, lo cual es muy posible que sea cierto dado que la uva es el único fruto que fermenta naturalmente, o sea que al dejar su jugo en recipiente (que podría ser de piedra), se hace prácticamente solo.

La Biblia dice en el libro Génesis que Noé -el del arca- fue un agricultor que plantó una viña, bebió el vino y sin darse cuenta por ser el primer humano en probarlo, se embriagó, lo que lo convierte en el primer enólogo en el mundo. En la Antigua Grecia se menciona a Dioniso, el dios del vino, al que los romanos llamaban Baco.

Como fuere, el del vino es un sector que está en permanente transformación, sea desde la Edad de Piedra o porque Noé lo descubrió. Gracias a aquellos primeros hombres comenzó una evolución que nos trae a las finezas actuales.

LOS CAMBIOS DESDE EL AÑO 2000.

Según el OIV Focus 2023 se puede observar un cambio dramático y drástico en el número de bebedores de vino a nivel mundial, alejándose del vino tinto y acercándose a los vinos blancos y los rosados, comentó Sobrelías, una revista digital especializada en vinos y bodegas.

En el gráfico siguiente se ve el comportamiento mundial del vino blanco, tinto, y rosado desde el año 2000, el cambio de tendencia en la producción solo se explica por un cambio en la preferencia del consumidor.

Lo que se muestra es la evolución de la producción mundial de vino por color/mhl, 2000-2021 (Fuente: OIV).

Entre 2000 y 2004, el vino tinto representó en promedio el 47,6%, poco menos de la mitad del total mundial. En 2013, nueve años después, los blancos superaron a los tintos y mantienen su liderazgo desde entonces. Entre 2017 y 2021, la participación del vino tinto había caído aún más, hasta el 42,6%, en comparación con el 49,3% del blanco. Los vinos rosados tienen una producción muy similar ahora que hace dos décadas. No obstante, el consumo ha aumentado.

Así lo representa la siguiente gráfica que muestra cómo evolucionó el consumo mundial de vino rosado/ml, 2000-2021 (Fuente: OIV).

TENDENCIAS Y DESAFÍOS.

Sobrelías analiza las tendencias del consumidor mundial y menciona la “mayor graduación en los vinos tintos”; o que “las nuevas generaciones quieren ingerir menor cantidad de alcohol”; también que ese perfil de bebedores ha introducido en sus preferencias “los vinos espumosos, donde los tintos no tienen presencia”. Y se podría seguir enumerando factores.

“Diferentes” son las causas que “se han unido para que la producción y el consumo del vino tinto esté en claro retroceso”, mientras que los “blancos, rosados y espumosos, están entrando con fuerza en los perfiles de los nuevos bebedores”.

Eso es algo que “genera incertidumbre ya que, cuando estos consumidores vayan aumentando en edad no se sabe si seguirán fieles a los perfiles de vinos que beben actualmente o si pegarán el salto a los vinos tintos”, advierte Sobrelías, y ahí hay un desafío muy interesante para el mercado de bebidas y las bodegas en particular.

Si embargo el análisis agrega: “Todo hace indicar” que eso no sucederá, y el alejamiento del tinto es un paso sin retorno para las nuevas generaciones. “Lo que parece hoy una caída en el consumo de vino tinto, puede convertirse en un drama que no tardará mucho en llegar”. Imagen de portada: antiguas pinturas y frescos muestran al pueblo egipcios trabajando la tierra con plantas de vid, la mayoría en forma de emparrados. Imagen tomada de internet.

¿Cómo se transforma el jugo de uva en vino?

¿Cómo se transforma el jugo de uva en vino?

El misterioso proceso de la fermentación alcohólica y cómo unos hongos lo hacen posible

Canelones | Todo El Campo |  La elaboración del vino, una bebida que ha cautivado a la humanidad desde tiempos inmemoriales, implica un intrincado proceso donde la naturaleza y la ciencia se entrelazan para transformar el humilde zumo de uva en un líquido repleto de matices y sabores. Aunque las técnicas de vinificación varían considerablemente en función de la región, las tradiciones y el tipo de vino deseado, existe un denominador común en todos ellos: la fermentación alcohólica. Este proceso, en el cual los hongos consumen los azúcares del mosto y producen alcohol y gas, es considerado el corazón de la vinificación.

La fermentación alcohólica ha sido durante siglos un proceso envuelto en misterio. Antes de los descubrimientos científicos de Pasteur, se creía que era un fenómeno de descomposición natural. Pasteur demostró que la fermentación es un proceso biológico, donde las levaduras transforman el azúcar del mosto en alcohol y gas carbónico. Químicamente, esta transformación se representa como la conversión de glucosa en alcohol etílico y dióxido de carbono, aunque es importante señalar que durante la fermentación se liberan también otras sustancias en cantidades menores.

Las levaduras son hongos microscópicos que juegan un papel vital en la fermentación. Estos organismos se encuentran naturalmente en los viñedos y se adhieren a las uvas, siendo transportados luego a la cuba de fermentación. Hay una gran variedad de levaduras, tanto silvestres como cultivadas, aunque es la popular Saccharomyces cerevisiae la responsable de esta transformación. Durante la fermentación, se pueden encontrar densas poblaciones de levaduras, con millones de estos hongos presentes en una sola gota de mosto en fermentación.

LA VINIFICACIÓN Y SU RELACIÓN CON LA FERMENTACIÓN

La cantidad de alcohol producido durante la fermentación depende directamente de la cantidad de azúcar presente en el mosto. Este proceso culmina cuando los hongos han consumido todo el azúcar disponible, aunque siempre queda una pequeña cantidad de azúcar residual. En algunas bodegas, la fermentación se detiene deliberadamente para producir vinos más dulces.

La supervisión humana, por tanto, es crucial en el proceso de fermentación. Los viticultores controlan la densidad y la temperatura del mosto para determinar el tipo de vino que se está produciendo, ya sea seco, semiseco o dulce. La fermentación puede ser manipulada para alterar la graduación alcohólica y la acidez del vino mediante procesos como la chaptalización o la acidulación. Además, la regulación de la temperatura es fundamental para asegurar el correcto desarrollo de la fermentación.

Una vez completada la fermentación alcohólica, los vinos tintos aún debe pasar por un proceso adicional conocido como fermentación maloláctica. Esta etapa es especialmente importante en los vinos tintos, aunque algunos blancos también son sometidos a este proceso, que consiste en la transformación del ácido málico en ácido láctico, es decir pasando de un ácido más intenso a uno más agradable y confiriendo al vino una mayor suavidad.

Así las cosas, la transformación del zumo de uva en vino es un fenómeno fascinante que combina la biología, la química y el arte de la vinificación. A través de la fermentación alcohólica y maloláctica, las levaduras y el cuidado humano convierten el mosto en una bebida compleja y enriquecedora, demostrando que detrás de cada copa de vino hay un mundo de ciencia y tradición.

Fuente Vinetur | Artículo de Úrsula Marcos.

23 bodegas participaron de destacado evento vitivinícola en Brasil.

23 bodegas participaron de destacado evento vitivinícola en Brasil.

Uruguay Wine abarcó un total de 135 m², dividido en 2 stand (de 90 m² y 45 m²) donde participaron 23 bodegas uruguayas.

Montevideo | Todo El Campo | Del 3 al 5 de octubre Uruguay participó de Prowine San Paulo 2023, la mayor exposición de la industria vitivinícola de América.

El evento reunió más de 1.000 marcas de 25 países, incluidos productos de mercados no convencionales como Bulgaria, Grecia, Israel, Líbano, Moldavia y Turquía.

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi) informó que durante los 3 día que duró el evento recibió a más de 10.000 visitantes donde los vinos uruguayos fueron protagonistas en dichas jornadas colmadas de degustaciones en su encuentro con el trade, prensa y amantes del vino.

La de este año fue la quinta edición de la feria, oportunidad en que amplió su tamaño y contó con un área comercial un 32% mayor, ocupando un total de 15.000 m².

23 BODEGAS PARTICIPANTES.

Uruguay Wine abarcó un total de 135 m², dividido en 2 stand (de 90 m² y 45 m²) donde participaron 23 bodegas uruguayas.

Las bodegas participantes fueron: Familia Traversa, Dardanelli, Los Cerros de San Juan, Toscanini, Giménez Méndez, Cerro del Toro, Pizzorno, Spinoglio, Montes Toscanini, Piccardo, Barras de Mahoma, Alto de la Ballena, Ariano, Castillo Viejo, El Capricho, Casa Tannat, Varela Zarranz, Vinícola Aurora, Compañía Uruguaya de Vinos de Mar, Bodega Oceánica José Ignacio, Brisas, Viña Edén, Establecimiento Vicca.

Foto portada de Inavi.

Pin It on Pinterest