“Cuidacoches” abusivos en la Expo Prado

“Cuidacoches” abusivos en la Expo Prado

Los cuidacoches identificados cumplieron su tarea con amabilidad, no así unos pocos abusivos que exigían un pago a quienes estacionaban en la vía pública.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | En las redes sociales han circulado fotos y videos mostrando al personal de la Intendencia de Montevideo multando o guinchando vehículos en la zona de la Expo Prado que estaban mal estacionados o cometiendo alguna infracción.

Todos los años pasa igual. El flujo de vehículos es enorme y desde temprano en la mañana el barrio queda sin espacios para estacionar, lo que se agrava con el paso de las horas. Es ahí que los que van llegando estacionan en lugares no permitidos. Minutos u horas después pasa el personal de la División Tránsito de la Intendencia y aplica las multas o se lleva los vehículos con el guinche, lo que genera el enojo en algunos.

Paralelamente, como ocurre en todos (o casi todos) los espectáculos masivos, aparecen avivados que se hacen pasar de cuidacoches, indican a los conductores donde estacionar y cuando el vehículo ya está acomodado cobran por adelantado un monto por ellos impuesto caprichosamente. Para evitar problemas o pérdidas de tiempo la mayoría de los conductores accede a pagar.

Sobre lo primero, los vehículos mal estacionados y multados o guinchados por la Intendencia, no hay mucho que decir. En esa zona de la ciudad la señalización es clara y todo conductor conoce la cartelería que indica no estacionar, por lo tanto al hacerlo asume un riesgo conscientemente.

También es verdad que hay zonas sin carteles y que los conductores pueden considerar como de estacionamiento autorizado. Por ejemplo, es muy común que en eventos de convocatoria masiva (partidos de fútbol, espectáculos musicales, la misma Expo Prado), la gente estacione en zonas sin cartelería como son canteros o plazas. Nuevamente aquí el error y la responsabilidad es del conductor, ya que nada autoriza el estacionamiento (sean unos pocos o cientos) en espacios públicos.

Por muy desagradable que parezca, la tarea del inspector de tránsito es la de hacer cumplir las normas, y por tanto multar a quien estaciona en un lugar indebido no solo es correcto, también es su obligación.

En cuanto a los cuidacoches (identificados con chalecos y un carné) hay que dejar en claro que mientras duró la Expo Prado la inmensa mayoría desempeñó esa función con amabilidad y responsabilidad, ayudando a estacionar y salir los vehículos. Lo observé especialmente cada día y en diferentes calles.

Sin embargo, un número muy menor, sin identificación de ningún tipo, exigió un pago previo. Sobre estos últimos, verdaderos sinvergüenzas, no vi fotos, videos ni comentarios indignados, como sería de esperar.

Para el próximo año, la Policía y la Intendencia deberían tener en cuenta la presencia de esos personajes, para tomar medidas acordes y proteger a las familias que van a la Expo Prado a pasar bien.

Expo Prado. La Intendencia de Montevideo premiada.

Expo Prado. La Intendencia de Montevideo premiada.

La Intendencia presentó un stand basado en el Montevideo rural.

Montevideo | Todo El Campo | La Expo Prado otorgó dos primeros premios a la Intendencia de Montevideo: mejor stand de intendencias y mejor espacio interior.

Las distinciones obtenidas fueron recibidas por la secretaria general de la comuna, Olga Otegui. En esta edición, el stand de la Intendencia está centrado en Montevideo rural.

El jurado expresó que la propuesta es muy agradable tanto en su exterior como en el interior de las instalaciones que tratan «sobre la producción agropecuaria, la revitalización de arroyos y el cuidado de determinadas zonas». Además, se destacó la fachada «hecha con varillas de maderas que distinguen grandes murales con fotos de distintos aspectos de Montevideo».

La fundamentación del premio también resaltó «la explanada del stand, se recreó un microambiente con plantas, un arroyo y una huerta, y se dispuso cartelería que explica los distintos proyectos de la Intendencia relacionados con estos elementos» y se agrega que «en su interior todo es muy vegetal, destacándose el techo hecho con ramas de eucaliptus».

Es la 118ª edición de la Expo Prado. La Intendencia de Montevideo acumula una experiencia de más de 30 años desplegando herramientas para la construcción participativa, con las diferentes identidades rurales, mediante un plan estratégico para el área rural como pauta integral del departamento.

El stand de la Intendencia implementa políticas de apoyo al sector y coordina planes productivos en el área rural, tanto en planes municipales como de otros organismos del Estado. También brinda apoyo y asesoramiento a cooperativas o grupos de productores familiares a través de distintos programas.

El área rural es un espacio verde y vital de nuestro ambiente. En Montevideo rural se desarrolla una producción agropecuaria intensiva, fundamentalmente de hortalizas y frutales. (Con datos y fotos de la IM).

¿Nuevos precios de venta de combustible?

¿Nuevos precios de venta de combustible?

Detalle de los precios de venta en estaciones Ancap y el precio sugerido de venta al público.

Montevideo | Todo El Campo | Luego de que la Suprema Corte de Justicia declarara inconstitucional la tasa de inflamable que cobraba la Intendencia de Montevideo a los camiones que circulaban por la capital, la distribuidora de combustibles Ducsa decidió trasladar esa baja al precio de los combustibles por lo que las estaciones de su red estarían en condiciones de aplicar la baja.

Los precios de venta en estaciones Ancap y el precio sugerido de venta al público son los siguientes, en peso y por litro:

Artículo de Todo El Campo sobre el fallo de la SCJ: Tras fallo de la Suprema Corte de Justicia, Ancap ahorrará millones de dólares anuales que volcará en favor del consumidor. – Todo El Campo

Foto principal de Ancap.

Tras fallo de la Suprema Corte de Justicia, Ancap ahorrará millones de dólares anuales que volcará en favor del consumidor.

Tras fallo de la Suprema Corte de Justicia, Ancap ahorrará millones de dólares anuales que volcará en favor del consumidor.

No es una tasa sino un impuesto, no se presta ningún servicio a quien lo paga. Las intendencias no están habilitadas a crear impuestos.

Montevideo | Todo El Campo | El cobro por el transporte de productos inflamables que la Intendencia de Montevideo cobra desde 2016 es inconstitucional, dijo la Suprema Corte de Justicia (SCJ) en un fallo que considera que no se trata de una tasa sino de un impuesto, y la Intendencia no está habilitada a crearlo.

La diferencia entre tasas e impuestos, es que las tasas se cobran como contraprestación directa y determinada de un servicio que recibe el ciudadano; en cambio los impuestos se utilizan para fines y bienes públicos sin que exista una relación directa con el pago.

UN COBRO ABSOLUTAMENTE RECAUDADO.

La Distribuidora Uruguaya de Combustibles (Ducsa), propiedad de Ancap, había presentado una demanda argumentando que la Intendencia de Montevideo no podía crear el impuesto en cuestión. Conocido el fallo la institución reclamante realizará un juicio contra la Intendencia capitalina por US$ 50 millones.

Según la Corte, la “tasa municipal” es inconstitucional por razones formales y de fondo. Uno de ellas es que por el pago de esa “tasa” no se brindaba ningún servicio a los contribuyentes.

Todo lo recaudado se volcaba a rentas generales de la Intendencia. En definitiva, se trata de un cobro absolutamente recaudador.

AHORRO PARA EL CONSUMIDOR.

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, dijo que el ahorro se trasladará a las tarifas que paga el público.

Diego Durand, vicepresidente de Ancap, comentó en la misma línea que Stipanicic, que desde ahora la “tasa” no se cobrará y dejará de impactar en el precio del surtidor. Agregó que los consumidores finales, los ciudadanos que compran combustibles, pagaron US$ 22 millones en 2016, y 2023 finalizará con un pago de US$ 12 millones.

Semana Criolla, la semana más tradicionalista del año.

Semana Criolla, la semana más tradicionalista del año.

La Semana Criolla suele asociarse a las jineteadas por ser estas el mayor atractivo de los diversos espectáculos que se realizan, pero criollo es un concepto mucho más amplio que también hace referencia a bailes, música, comida, vestimenta y otras costumbres, algunas cada vez más perdidas u olvidadas como el juego de la taba.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | ABC, la publicación oficial de la Intendencia de Montevideo afirmó que la Semana Criolla es “la más tradicionalista del año”.

La afirmación es totalmente cierta y seguramente no ha de haber ciudadano que no la comparta más allá de las connotaciones o significados religiosos que tienen su propio peso con una historia de casi 2.000 años conformando una tradición religiosa mundial, pero en cuando a la tradición como país, no hay otra semana ni festividad que sea capaz de robarle esa condición.

Pero atendiendo al título y sin ignorar los aspectos religioso mencionados, o incluso los deportivos que también tienen suyo con el ciclismo, el lado criollo tiene su propio peso y trascendencia. No es errado afirmar que lo criollo le ganó a lo religioso y deportivo.

Sin embargo, no tiene por qué haber y no hay contradicción entre las naturalezas de los diferentes eventos que se desarrollaron en la semana que finalizó, teniendo en cuenta que no hay una tradición aislada de otras, sino que todas hacen a un conjunto social del que formamos parte como país y sociedad.

Respecto a lo criollo que es lo que nos ocupa hoy, la semana suele asociarse a las jineteadas por ser estas el mayor atractivo de los diversos espectáculos que se realizan, pero criollo es un concepto mucho más amplio que también hace referencia a bailes, música, comida, vestimenta y otras costumbres, algunas cada vez más perdidas u olvidadas como el juego de la taba.

La Semana Criolla es nacional, se celebra en todo el país, y en los 19 departamentos, siendo en Montevideo la de mayor importancia. Lejos de mi intención está tener una visión capitalista (por Montevideo como ciudad capital) de nuestras tradiciones, pero lo que en verdad sucede es que cada año cientos de gauchos llegan de todo el país y países vecinos para celebrar “las domas” como mucho le llaman, y por una semana entera las instalaciones del Prado y sus alrededores se llenan de público que se arrima para disfrutar de las habilidades y agilidades, además del coraje de los jinetes.

Que Montevideo organice la Criolla más famosa e importante del país tiene por lo menos dos explicaciones posibles. La primera que se trata de la capital del país y eso genera un plus que otros no tienen, ni siquiera las Criollas del Parque Roosevelt; y la segunda es la cantidad de ciudadanos del interior que habitan la capital trayendo con ellos el gusto y la pasión de sus costumbres locales.

La dinámica de la jineteadas es simple, montar el caballo y resistir sobre él. Con los años se han agregado reglamentos y lo que empezó en los campos de la Banda Oriental como un pasatiempo se convirtió en un deporte donde hay mucho profesionalismo, sin perder su colorido. En ese proceso también se pasó a cuidar la salud de los participantes, hombre y caballo, evolucionado de tal forma que no se ha perdido en absoluto esa belleza perfecta que forman el caballo y quien lo monta.

El resultado es que al público en general le gusta cada vez más, incluyendo en esto a los turistas que también se los vio o escuchó con sus idiomas o formas de pronunciar.

Este año se realizó la 96ª edición de la Semana Criolla en Montevideo, que logró ser tan multitudinaria como las anteriores. Es el público lo que hace que la Semana Criolla sea la semana más tradicionalista del año, y la más popular. En abril de 2019 un titular de la prensa montevideana afirmaba que las jineteadas estaban en “camino a desaparecer en la capital” pero que se mantenían “firmes en el interior”, afortunadamente, cuatro años después, podemos decir que eso no ha sido así.

Pin It on Pinterest