Diego de Freitas explicó las nuevas disposiciones sobre el control de la garrapata.

Diego de Freitas explicó las nuevas disposiciones sobre el control de la garrapata.

La autoridad sanitaria debe cuidar la sanidad animal, pero las resoluciones que tome también deben asegurar la inocuidad y garantizar la productividad.

Montevideo | Todo El Campo | El director general de Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Dr. Diego de Freitas, dijo que hay una actualización de la campaña para el control de garrapatas que busca cuidar la sanidad animal, la inocuidad y la productividad.

La modificación “permite el movimiento de animales con garrapata muerta en zona endémica”, partiendo de la base que ese animal tuvo garrapata y fue tratado de forma efectiva.

Lo que sucede es que hay una demora en el desprendimiento del parásito, lo que “lleva al productor a hacer tres o cuatro baños para desprender y hacer caer la garrapata”, lo cual “va en contra de la inocuidad”.

“También se permite el movimiento de animales con garrapatas en ferias cuyas instalaciones permiten dejar apartado” al ganado afectado. Son “animales gordos que van a faena inmediata”. Esos animales trasladados a la feria y apartados en corrales “no van a pasar por pista y van a tener que ser rematados en los corrales”, agregó, en declaraciones al programa Diario Rural (radio Rural)

De lo que se trata es de “minimizar riesgos teniendo en cuenta la inocuidad, lo cual es muy importante” para nuestro mercado interno como en el mercado internacional.

Precisó que no es verdad cuando se dice que Uruguay está lleno de garrapatas. “No es así”, por el contrario “en Uruguay hay tres escenarios que son, (uno) el de los establecimientos con garrapata controlada; (dos), los establecimientos con problema de garrapata y cuando decimos ‘problemas’ estamos hablando de la resistencia; y (tres), también hay muchísimos establecimientos que no tienen garrapatas”.

En este sentido, y porque hay zonas sin garrapatas es que hay pedidos para declarar zonas libres, lo que se está estudiando puntualmente en cada caso, comentó.

LA RESPONSABILIDAD ES DE TODAS LAS PARTES.

De Freitas señaló que “la campaña de garrapata tiene sus complicaciones” y a nivel fronterizo, al norte, “nuestros vecinos no tienen una campaña de control de garrapata como programa de control sanitario”, por tanto, quienes viven en la frontera saben que “eso complica mucho”.

Por otra parte, observó que se critican estas modificaciones, por ejemplo el movimiento de ganado con cáscara de garrapata, pero no se tratan temas como el movimiento dentro de los departamentos que podría generar problemas. “El movimiento con de animales con cáscara se ve como un riesgo para la campaña del control de garrapatas, pero como autoridad sanitaria también tenemos que preocuparnos por el productor y cada vez que tomamos una resolución debemos ver cómo lo afecta. Yo soy de los que creen que hay que tratar que la producción siga funcionando”, y no caer en medidas que afectan al productor y la producción, por tanto “tenemos que ser muy cuidadosos y minimizar siempre los riesgos”, apuntó

Destacó que “no deben llegar animales con garrapata a locales ferias, pero tampoco con despacho de tropa”, y que en esa responsabilidad “estamos todas las partes involucradas”.

Entre esas partes, entre las que está el Ministerio, también se encuentran quienes ejercen la profesión de forma liberal, el que “participa de todas las campañas sanitarias, en el despacho de tropa, en el movimiento de ganado de campo a campo, de departamento a departamento”, en todos los casos “deben ir con ese despacho y a veces son animales con garrapata cuando no debería ser así”. De Freitas añadió que sus palabras “no son una crítica a la profesión liberal” porque los veterinarios “nos dan una mano muy grande en todo lo que tiene que ver con la campaña sanitaria”.

No obstante ello, “Servicios Ganaderos ha sancionado y va a sancionar a todos los que no cumplan y ante la comprobación de alguna infracción”.

Por último, De Freitas dijo que “no hay nada escrito en piedra” y que las diferentes campañas sanitarias han tenido modificaciones, incluso la aftosa.

AUDIO.

Diego de Freitas | Diario Rural (radio Rural).
Brucelosis. El MGAP está estudiando programas y viendo qué herramientas agregar

Brucelosis. El MGAP está estudiando programas y viendo qué herramientas agregar

Es muy importante que haya participación de todas las partes involucradas, dijo el Dr. Diego de Freitas.

El director general de los Servicios Ganaderos del MGAP, Diego de Freitas, aseguró que desde el Ministerio están en contacto permanente con las distintas gremiales de productores, buscando qué aspectos se pueden introducir para mejorar las campañas sanitarias. “Ningún programa sanitario está escrito sobre piedra ni es sagrado. Estamos continuamente estudiando los programas y viendo qué herramientas podemos ir agregando, por lo cual es muy importante la participación de todas las partes involucradas”, aseguró.

En el caso de la campaña de brucelosis, la polémica por la aparición de casos en cabañas durante la zafra de reproductores puso nuevamente sobre la mesa la necesidad de introducir cambios en la misma.

De hecho, De Freitas reconoció que en el decreto correspondiente del año 2017 se habla de una campaña de erradicación mientras en realidad es de control de la enfermedad. “Sabemos que cuando el productor pasa a ser foco, sin duda tiene muchos perjuicios por lo que tenemos que ver la posibilidad de que ese productor tenga la menor cantidad de complicaciones, pero siempre garantizando la parte sanitaria”. Por esa razón, desde el MGAP “estamos escuchando” a las partes involucradas para hacer las modificaciones necesarias para palear esos perjuicios cuando el productor pasa a ser foco.

Agregó que los técnicos del MGAP también están permanentemente analizando los focos, la prevalencia de la enfermedad y las herramientas que se le puedan agregar a la campaña para mejorarla. De todas formas, De Freitas aseguró que es una campaña de control que “tiene una baja prevalencia tanto en enfermedad como en predio”, pero reconoció que ser foco le genera muchos problemas al productor.

A su vez, remarcó que, si bien la polémica se puso sobre la mesa porque se dieron casos en cabañas, en un momento muy particular como la zafra de toros, “nos preocupan los focos que se dan en todos los establecimientos”.

También señaló que aparecieron más focos que otros años, pero la prevalencia de la enfermedad sigue manteniéndose por debajo del 1%, por lo cual “es una campaña que está controlada”. Paralelamente, sostuvo que se han incrementado los rastreos y la vigilancia ya que, con la aparición de nuevos focos, se incrementan los sangrados.

DISCREPANCIAS DE LOS TAMBOS.

De Freitas se refirió al planteo de las gremiales lecheras que se mostraron en desacuerdo por los cambios en las refrendaciones anuales de los tambos, relacionado con la no obligatoriedad del sangrado para detectar brucelosis. Dijo que la resolución aún no está operativa y que lo que se buscó fue quitar presión a los productores, pero basados en datos oficiales.

Hay 3.410 tambos registrados en el SNIG de los cuales 9 son positivos a brucelosis con una prevalencia de un 0,025%.

Este año se hicieron 340.640 sangrados en el marco de la vigilancia de la refrendación con una prevalencia de 0,02%.

Tomando en cuenta esos datos, “pensamos que era lógico quitarle un poco de presión a los productores, manteniendo que los predios que sean foco deban seguir sangrando”.

LA SUGERENCIA DE VACUNAR.

Sobre la sugerencia de algunas gremiales de que en áreas comprometidas o complicadas por la brucelosis se vacune y se eleve la lectura al MGAP para que quede el antecedente, De Freitas sostuvo que es una posibilidad que están evaluando, pero recordó que la vacunación es libre, mientras que para los focos y linderos es obligatorio.

“Siendo libre la vacunación hoy tenemos un 40% de cobertura. Nuestra recomendación es que el productor vacune, ya que es una herramienta muy importante para la campaña”, sentenció. (Fuente: Pantalla Uruguay)

Pin It on Pinterest