La presión de los costos “amenaza la supervivencia” de la leche europea.

La presión de los costos “amenaza la supervivencia” de la leche europea.

Se está dando una situación “increíblemente tensa que obliga a muchos productores a abandonar la producción de leche; se está erosionando las estructuras agrícolas en la Unión Europea”.

El Consejo Europeo de la Leche (EMB) advirtió que el aumento de los costos está “amenazando la supervivencia” de los productores lecheros y la producción de leche en Europa.

El organismo de la industria dijo que a pesar de una “ligera” tendencia alcista en los precios, los aumentos no logran compensar el “aumento extremo” de los costos que enfrentan los productores. El precio de insumos como fertilizantes, concentrados y energía se ha disparado en los últimos meses.

En Alemania, las principales lecherías en Renania del Norte-Westfalia pagaron a los productores de leche 44 centavos por kilogramo de leche en febrero. Este fue un aumento en el precio de la leche en el tambo, señaló la asociación de agricultores, pero enfatizó que estaba “lejos de ser suficiente” para compensar el aumento promedio que enfrentaron los productores de leche de 10 centavos. Esto sitúa los costos totales de producción en 53 céntimos/kg de leche. Y los precios continúan subiendo, subrayó EMB.

En Portugal se registraron aumentos de precios interanuales a abril 2022 del 62% para el diésel, el 77% para el maíz y el 140% para los fertilizantes nitrogenados.

Francia no escapa a esa situación con costos de energía aumentando alrededor del 30% y los costos de los fertilizantes en más del 80% en el transcurso de un año.

La situación ya está teniendo un impacto en el ganado lechero europeo, reveló EMB.

Los informes de países como Italia y Países Bajos indican que, debido a la explosión de los precios de los suplementos, un número cada vez mayor de productores se ven obligados a enviar sus vacas lecheras a faena.

“Esta situación increíblemente tensa está obligando a muchos productores a abandonar la producción de leche y está erosionando las estructuras agrícolas en la UE”, advirtió la presidenta del EMB, Sieta van Kei.

El Comité Ejecutivo del EMB “exige” un ajuste en el precio pagado a los productores para compensar el aumento del costo de producción.

Según Elmar Hannen, miembro del Comité Ejecutivo del EMB, se deben tomar medidas inmediatas. “Las pérdidas masivas en el número de productores es lo peor que nos puede pasar en Europa” ´porque “esta rápida extinción del sector sin duda conducirá a dificultades en la producción de alimentos en Europa”.

ALGUNAS DE LAS MEDIDAS PROPUESTAS POR EMB.

El EMB hace un llamado para que adopten medidas que busquen mejorar las perspectivas económicas de los productores lecheros europeos, apoyando así una producción de leche que sea más estable y sostenible en el futuro

1) Los costos de producción con subas explosivas serán cubiertos por los precios: “El EMB hace un llamamiento a los compradores y procesadores para que desempeñen su papel en el manejo de los costos crecientes en lo que respecta a la leche”.

2) El mercado debe contribuir a la transformación del sector agrícola: “El objetivo debe ser precios que ofrezcan una cobertura total de los costos, incluidos todos los costos de sostenibilidad”.

3) Se deben establecer organizaciones de productores “horizontales”, que negocien contratos y precios con los procesadores en nombre de los productores en todas las lecherías y en toda la UE con suficiente poder de negociación, enfatizó el EMB.

Boris Gondouin, miembro del Comité Ejecutivo cree que es absolutamente esencial que los productores de las cooperativas estén representados en estas organizaciones de productores: “Muchos productores son miembros de cooperativas, lo que significa que cubren una gran parte del volumen de leche. También se deben negociar precios que cubran los costos para estas entregas”, expresó.

4) Las medidas deben aplicarse a los productos agrícolas importados. EMB también reveló que está a favor de que los productos agrícolas importados estén sujetos a medidas sobre estándares ambientales y de salud. Esto significaría que los productos agrícolas que no cumplen las normas de la UE no se comercialicen en el mercado de la UE.  Eso “evitaría que los productos locales de la UE, que son más caros de producir debido a los estándares locales, sean marginados y reemplazados por importaciones baratas”.

En base a artículo de Dairyreporter, traducido y extractado por el OCLA , con adaptaciones para Todo El Campo.

No todo está perdido en el Mercosur.

No todo está perdido en el Mercosur.

En los últimos días Argentina, Brasil y Uruguay dan señales positivas, también desde la Unión Europea respecto a un TLC con el Mercosur. Igualmente hay desafíos que persisten y los avances son lentos.

Hébert Dell’Onte | Algo está sucediendo a nivel del Mercosur. A fines de abril el embajador de la Unión Europea (UE) en Argentina, Amador Sánchez Rico, dijo sobre el acuerdo entre ambos bloques que “si no lo impulsamos ahora, no lo vamos a hacer nunca”. Esa postura surge como consecuencia de la invasión de Rusia a Ucrania que además del impacto bélico que es atroz por sí mismo, generó cambios en los intereses y necesidades geopolíticos y comerciales de todos los países del mundo.

El martes 3 de mayo el canciller argentino Santiago Cafiero comentó que hubo una mejora en el diálogo entre los países del Mercosur: “Hace un año o menos se decía que el Mercosur, tal como era, estaba destinado a desaparecer. A partir de negociaciones, de darles espacio a las negociaciones, hemos logrado avanzar con nuestros socios, con herramientas y mecanismos que salvaron al Mercosur”, afirmó ante el senado de su país.

Una prueba de ese mejor vínculo es el acuerdo alcanzado para rebajar el arancel externo común de la unión aduanera, una medida que ha avanzado pero aún depende de la aprobación, explicó.

El Mercosur es el primer destino de las exportaciones argentinas de manufacturas de origen industrial.

Sumado a lo anterior, esta semana el ministro Francisco Bustillo recibió a su par brasileño Carlos França, ambos dijeron compartir la idea de modernizar el bloque, esa modernización pasa también por reducir el arancel externo común, lo que es coincidente con lo previamente mencionado por Cafiero en un ámbito diferente.

Igualmente, Uruguay sigue afirmando que es necesario profundizar las negociaciones y la apertura del Mercosur: “Falta un poco más de trabajo, un poco más de coincidencias. Las hemos tenido y han sido buenas, pero creo que tenemos que dejar pasar unas horas, aterrizar algunos de los tantos temas que conversamos y ver de qué forma podemos darnos ese encuentro definitivo”.

LOS TEMAS AMBIENTALES CON BRASIL.

En cuanto al acuerdo con la UE son significativos los comentarios del comisario europeo, Virginijus Sinkevicius, quien dijo que a finales de año se podrían resolver los temas ambientales que están retrasando un acuerdo de libre comercio. Esos problemas ambientales tienen que ver con la selva amazónica, Europa quiere que Brasil tome medidas más firmes para evitar la deforestación.

Desde el Mercosur, las autoridades políticas de Brasil han señalado que los opositores del acuerdo se amparan en discursos ambientales pero en realidad no quieren perder el proteccionismo comercial.

Ese tire y afloje puede llegar a su fin. Sinkevicius, el comisionado para el medio ambiente, dijo a Reuters que la UE está trabajando en el acuerdo en una carta paralela que desea se concrete este año.

Hasta aquí las buenas noticias que han circulado en los últimos días, pero sigue habiendo preocupaciones.

Sinkevicius manifestó su inquietud por un proyecto de ley a estudio en del Parlamento brasileño y que cuenta con el apoyo del presidente Jair Bolsonaro. El texto autoriza la explotación minera en territorios indígenas. Sobre eso el funcionario europeo conversó al respecto con el ministro de Medio Ambiente de Brasil y otros legisladores, esperando que la aprobación no avance.

Sinkevicius dijo que si el Parlamento brasileño aprueba la ley se podría afectar negativamente el acuerdo de libre comercio Mercosur-UE, y también la solicitud de Brasil para ser miembro del grupo de naciones ricas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). “Eso definitivamente no ayudaría”, aseguró.

Consideró demasiado pronto para decir si Brasil cambió o no la política ambiental o si ahora se la está tomando en serio. “Solo lo creeré cuando lo vea”, finalizó el comisionado en sus declaraciones. En base a EFE, Reuters e información propia.

En 2021, la UE incrementó la producción de carne de ovino.

En 2021, la UE incrementó la producción de carne de ovino.

Sin embargo, en comparación con el promedio de cinco años, la producción se redujo 1%.

El año pasado la producción de carne de ovino de la Unión Europea ascendió a 468.000 toneladas, un 1% más que en 2020, según información de la Comisión Europea que ayer publicó la Junta de Desarrollo de la Agricultura y la Horticultura (Agriculture and Horticulture Development Board -AHDB).

Sin embargo, en comparación con el promedio de cinco años, la producción se redujo un 1%.

Las fechas claves para el consumo de ovino, con aumento de demanda, son la Pascuas y la Navidad.

El siguiente cuadro muestra la producción mensual de corderos de la Unión Europea por mes.

El aumento de la producción en 2021 fue impulsado “en gran medida” por España. La contraparte la aportó Irlanda que tuvo una “disminución en la producción compensada en gran medida por un aumento en la producción de Grecia. También hubo un pequeño aumento en la producción en Francia”.

El siguiente gráfico muestra la variación interanual de la producción de cordero de la Unión Europea.

El aumento de la producción está en línea con lo que pronostican las perspectivas a corto plazo de la UE en octubre de 2021, aunque el aumento fue mayor de lo previsto a principios de año. La próxima perspectiva a corto plazo de la UE que cubra las expectativas para 2022 se publicará pronto.

Unión Europea. Ventas minoristas de carne cayeron en 2021.

Unión Europea. Ventas minoristas de carne cayeron en 2021.

Los países analizados por el AHDB, organismo con sede en Warwickshire (Inglaterra) son Francia, Alemania, España e Italia.

La Junta de Desarrollo de la Agricultura y la Horticultura (AHDB) emitió un informe en el cual analiza la demanda de carne de algunos países de la Unión Europea, concluyendo que en 2021 hubo una caída del consumo.

Se debe tener en cuenta que las condiciones comerciales y de consumo en 2021 no son las mismas que en 2020 ya que las condiciones causadas por la pandemia implicaron que algunos países tomaran medidas de cierre de comercios y confinamientos.

Los países analizados por el AHDB, organismo con sede en Warwickshire (Inglaterra) son Francia, Alemania, España e Italia.

FRANCIA.

“En Francia, la demanda ha registrado disminuciones en volumen y valor de las diferentes categorías de carne”, pero los ovinos fueron “la excepción con un pequeño crecimiento en valor, impulsado por un fuerte aumento de precios que compensó la caída en los volúmenes”. El cerdo fue de los tipos de carne que mayor disminución tuvo.

ALEMANIA.

A comienzos de 2021 Alemania mostró una tendencia, pero los datos anuales totales muestran “fuertes disminuciones en los volúmenes de carne comprada por los hogares” para consumo familiar.

ESPAÑA.

El consumo total de carne en España durante los 12 meses finalizados en noviembre de 2021 refleja las tendencias anteriores registradas en Francia y Alemania, con una disminución del 8,4% en los volúmenes.

ITALIA.

En Italia se ve “cierta contracción en el valor del mercado de carne de vacuno, pero una contracción significativa para muchos productos de carne de cerdo”.

En comparación con el período previo a la pandemia, “el valor de estos productos cárnicos al por menor está inflado”, señala AHDB.

INFLACIÓN.

El análisis de AHDB se detiene en la inflación en la Unión Europea: “En el futuro, los consumidores europeos, al igual que los del Reino Unido, pueden ver reducido su poder adquisitivo debido al aumento de las tasas de inflación en todo el continente”, advierte.

El informe original fue elaborado por Rebeca Wright, analista de AHDB.

Europa quiere incluir la energía nuclear y el gas como “verdes”.

Europa quiere incluir la energía nuclear y el gas como “verdes”.

El papel de la energía nuclear y el gas natural es una cuestión que genera gran división entre los 27 países, con Francia comandando el grupo a favor de la nuclear, y Alemania entre los mayores partidarios de avalar el gas natural.

Este miércoles, la Comisión Europea confirmó que mantendrá la energía nuclear y gas natural dentro de la clasificación de inversiones “verdes” porque las ve necesarias para la transición a energías limpias, una clasificación que mantiene a pesar del rechazo que provocó su borrador inicial entre sus expertos asesores y en algunos países del bloque, pero las opiniones están divididas.

La propuesta trascendió a fines de diciembre pasado y los diversos países que integran la Unión Europea dedicaron todo enero para su análisis, informó la prensa española.

El papel de la energía nuclear y el gas natural es una cuestión que genera gran división entre los 27 países, con Francia comandando el grupo a favor de la nuclear, y Alemania entre los mayores partidarios de avalar el gas natural.

La Comisión Europea entiende que la energía nuclear y el gas natural permitirían “trasladar inversiones desde el carbón y ayudar a la transición energética” a sistemas amigables con el medo amiente. “Tenemos que abordar la transición verde y usar las herramientas que nos ayuden. Estas dos energías pueden servirnos de puente hacia energías renovables. Es una aproximación pragmática”, dice el documento.

La comisaria de Servicios Financieros, Mairead McGuinness, lo expresó con claridad: “Se trata de huir del carbón”; y agregó que “las energías renovables ya están incluidas en la taxonomía, hoy establecemos en qué medida el gas y la nuclear pueden contribuir, con límites, a la transición, con límites de emisiones, queremos incentivar el cambio”.

Pero el colegio de comisarios no aprobó la medida por unanimidad.

“Esto se hará durante un tiempo, como actividades transitorias. El gas y la nuclear ni son neutrales ni son verdes per sé, pero permiten la transición”, dice en el Ejecutivo comunitario.

La idea es de orientar la inversión privada, y que se consideren verdes las inversiones en gas si viene de energías renovables o tiene bajas emisiones, hasta 2035. En el caso de la nuclear, la fecha tope es el año 2040 para las plantas actuales y 2045 para los reactores de tercera generación. Los reactores modulares pequeños, por contra, no tienen ninguna restricción temporal. Y se exigen mayores garantías para la eliminación de los residuos.

LOS PAÍSES CONTRARIOS Y EL DEBATE DE FONDO.

Los países que se oponen a etiquetar como verde a la energía nuclear y el gas son España, Dinamarca, Luxemburgo y Austria.

El verdadero debate pasa por cómo los combustibles deben contribuir al cambio de Europa hacia la energía limpia.

Polonia y la República Checa, por ejemplo, ven el gas y la energía nuclear como cruciales para alejar a los países del combustible fósil más sucio, el carbón. Y citan problemas sobre la eliminación segura de los desechos nucleares y dicen que no sería creíble etiquetar el gas, un combustible fósil, como verde.

El gas produce aproximadamente la mitad de las emisiones de CO2 que el carbón cuando se quema en centrales eléctricas, pero la infraestructura de gas también está asociada con las emisiones de metano, un potente gas de efecto invernadero.

Luxemburgo en tanto anunció a través su ministro de Energía, Claude Turmes, que emprenderá acciones legales.

CUATRO MESES.

A partir de ahora se abre un periodo de cuatro meses, prorrogable dos más, tras el cual el proyecto entrará en vigor salvo que lo tumbe una mayoría simple del Parlamento Europeo o una mayoría inversa de 20 países que sumen al menos el 65% de la población de la UE.

En base a Okdiario y ABC. | Imagen de Okdiario.

Pin It on Pinterest