Chips de madera. Primer envío a la UE cumpliendo norma sobre deforestación.

Chips de madera. Primer envío a la UE cumpliendo norma sobre deforestación.

La normativa europea marca un hito significativo en los requisitos para exportar a ese destino. Se establece la obligación de demostrar que los productos exportados provienen de áreas libres de deforestación.

Montevideo | Todo El Campo | El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay (MGAP), a través de la Dirección General Forestal, con apoyo de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI) ha estado llevando a cabo un proyecto financiado por AL INVEST Verde durante los años 2023 y 2024. El programa, respaldado por la Unión Europea (UE), se inició en mayo de 2023 con el propósito de asesorar a la Dirección General Forestal en la implementación de un sistema de certificación pública que asegure el manejo sostenible de los bosques nativos del país.

La implementación de esta normativa implica la necesidad de una trazabilidad completa de los productos, desde su fase inicial de producción hasta su llegada al contenedor o embarque final.

En un esfuerzo por cumplir con los requisitos de la nueva normativa europea, se ha realizado una experiencia piloto en colaboración con Maderas del Uruguay (Madelur). Estos esfuerzos han resultado en la preparación de un embarque de chip hacia Portugal que cumple con todos los requisitos establecidos por la nueva regulación.

Aunque la Dirección Forestal lleva a cabo detecciones de deforestación como parte de su rutina diaria de monitoreo, en este caso específico se implementó un proceso de georreferenciación y geolocalización de los establecimientos y rodales de donde se extraería la madera para el embarque de chips.

Esta acción se complementó con una evaluación para determinar que no existió deforestación desde el año 2020 hasta la fecha.

Una vez confirmado, se procedió a otorgar la conformidad correspondiente.

Además, se llevó a cabo una revisión de la información por parte de consultores externos para garantizar su conformidad con las regulaciones, lo que culminó en la emisión del certificado por parte del MGAP, en cumplimiento con la nueva reglamentación de la Unión Europea.

Fuente MGAP con modificaciones para Todo El Campo.

¡Cuidado Mercosur, con el Caballo de Troya de la Unión Europea!

¡Cuidado Mercosur, con el Caballo de Troya de la Unión Europea!

La mayoría de los países de la UE tienen un largo historial de presiones coloniales, por decirlo de manera elegante, y no debe sorprender que sigan comportándose como lo han hecho durante mucho tiempo y en muchos lugares de la tierra

Asunción, Paraguay | UGP | Todo El Campo | La larga (20 años) y demorada gestión de acuerdos comerciales con la Unión Europea (UE) tiene como escenario el trasfondo de presiones políticas, ideológicas, paraarancelarias, ambientales, etcétera. Ese trasfondo demoró tanto las cosas que el mundo desde el cual se comenzó a negociar en 1999 es radicalmente distinto del que acompañó el acuerdo de 2019.

La UE, en el Reglamento 1.115, pone por escrito lo que el Senado de Estados Unidos hizo de hecho con la carne paraguaya: no importa cuanto hagas por cumplir ciertas normas, el comprador se reserva herramientas para romper un trato cerrado, cobrar multas usurarias y hacerlo sobre consideraciones no científicas, “precautorias” le llaman ellos.

Por las dudas, te suspendo, te prohíbo, te cierro las puertas.

La mayoría de los países de la UE tienen un largo historial de presiones coloniales, por decirlo de manera elegante, y no debe sorprender que sigan comportándose como lo han hecho durante mucho tiempo y en muchos lugares de la tierra. Lo que no debería suceder es que funcionarios del gobierno paraguayo desconozcan la historia y su modus operandi.

 EL CABALLO DE TROYA.

 Como los intentos de acuerdos comerciales no están funcionando, la experiencia europea rescata su memoria histórica y envía un Caballo de Troya, un “invento europeo” que traducido al lenguaje de la calle es un regalo mentiroso: la cooperación.

Simplificando la historia, cuando las tropas del rey Menelao se cansaron de luchar contra las murallas de Troya, construyeron un gran caballo de madera con el vientre hueco y lleno de soldados, lo dejaron frente la ciudad y fingieron retirarse. Los troyanos, creyendo que habían triunfado salieron a buscar el “regalo” y lo metieron a la ciudad. Durante la noche los soldados griegos salieron del caballo y tomaron Troya.

La cooperación financiera es siempre una ayuda no desprovista de intereses particulares, más o menos evidentes, semiocultos o claramente disimulados. Muchas de las cooperaciones extranjeras son realmente positivas para quienes la reciben y otras claramente Caballos de Troya.

LO QUE DICE EL REGLAMENTO.

Por si alguien tiene dudas sobre la naturaleza del “regalo” de la UE transcribimos el numeral 2 del del Art. 30 sobre la cooperación.

“Las asociaciones y la cooperación permitirán la plena participación de todas las partes interesadas, en particular la sociedad civil, los pueblos indígenas, las comunidades locales, las mujeres, el sector privado, incluidas las microempresas y otras pymes, y los pequeños propietarios. Asimismo, las asociaciones y la cooperación apoyarán o iniciarán un diálogo inclusivo y participativo orientado a los procesos nacionales de reforma jurídica y de la gobernanza con el fin de mejorar la gobernanza forestal y de hacer frente a los factores nacionales que contribuyen a la deforestación”.

El numeral 3 dice: “Las asociaciones y cooperación promoverán el desarrollo de procesos integrados de ordenación del territorio de la adopción de la legislación pertinente en los países productores”.

Las citas dejan por escrito y bien claro lo que aporta el Caballo de Troya de la cooperación.

El problema con este tipo de regalos, como lo aprendieron los troyanos, es abrirles la puerta y, por fondos no reembolsables, a través de consultorías incorporar a la legislación paraguaya normas diseñadas por otros países, para otras circunstancias y entornos.

Avancemos, a nuestro paso, con nuestros objetivos y nuestras circunstancias.

N. de R. Artículo de la Unión de Gremios de la Producción (UGP) de Paraguay publicado y difundido el boletín semanal de la institución. El título del artículo original es “Cuando la política manipula las reglas comerciales”.

Texto completo del Reglamento 1.115/2023 de la Unión Europa.

Uruguay participa del diálogo con la UE sobre normativa de deforestación en Europa.

Uruguay participa del diálogo con la UE sobre normativa de deforestación en Europa.

Uno de los conceptos planteados es que la reglamentación europea “nace de un sistema democrático donde los consumidores buscan productos orgánicos y ecológicos y se niegan a consumir productos que provocan deforestaciones”.

Montevideo | Todo El Campo | Una delegación uruguaya está participando de Iguazú Summit (Cumbre de Iguazú), evento que se realiza en la ciudad de Puerto Iguazú, provincia de Misiones, Argentina, habiendo comenzado ayer jueves 14, y finalizando este viernes 15.

Consiste en la reunión de los países del Mercosur y Alemania, reunidos en un seminario internacional para discutir desafíos y oportunidades relacionados con la implementación de la nueva Regulación sobre Deforestación de la Unión Europea (EUDR).

Son más de 100 representantes de Alemania, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay que comparten información para definir y priorizar acciones necesarias en torno a las cadenas de valor de la soja y la carne.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) informó que por Uruguay participan: el director de Recursos Naturales, Martín Mattos; la directora de Asuntos Internacionales, Adriana Lupinacci; el director de Gestión de Bosques, Joaquín Garrido; el asesor de la Dirección Forestal, Leonardo Boragno; el encargado de Desarrollo del SNIG, Mario Rodríguez; la técnica de Opypa, Catalina Rava.

Además acompañan, Rodrigo Saldías, representante de IICA en Uruguay; Álvaro Pereira, gerente de Acceso a Mercados de INAC; Teresa López, también de INAC; Sebastián Oviedo, técnico de INIA; y Juan Posse, director regional de INIA Tacuarembó.

Este evento se organizó en el marco del Diálogo de Innovación y Transformación sobre la Nueva Regulación Libre de Deforestación de la Unión Europea, con sede en Argentina, y es promovido por los proyectos de cooperación internacional financiados por el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania (BMEL): el Diálogo Germano-Argentino sobre Innovaciones Agrícolas Sostenibles, implementado en colaboración con la Secretaría de Estado de Bioeconomía de Argentina y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Diálogo de Política Agropecuaria Germano-Brasileño y el Diálogo Agropecuario Uruguayo-Alemán.

La Cumbre de Iguazú tiene como objetivo reunir a representantes empresariales, expertos, académicos, sociedad civil y tomadores de decisiones políticas de los países del Mercosur y Alemania para profundizar en las oportunidades y desafíos que presenta la nueva regulación, señala la página web oficial del evento.

Se brindará la oportunidad de aprender de las soluciones generadas en diferentes países y definir una hoja de ruta para abordar los problemas tecnológicos críticos que faciliten su implementación eficiente.

Marnix Doorn, de Sustainable Agricultural Innovations (Innovaciones agrícolas sostenibles) a cargo de la organización del evento, subrayó que el objetivo es dar a conocer las prácticas que se llevan adelante en la Unión Europea a fin de compartir experiencias y llegar a un acuerdo para generar ciertas prácticas de sustentabilidad porque el consumidor exige productos agroecológicos.

“Esta reglamentación nace de un sistema democrático donde los consumidores buscan productos orgánicos y ecológicos y se niegan a consumir productos que provocan deforestaciones”, dijo Doorn.

Agregó que “la Unión Europea toma en cuenta lo que buscan sus consumidores entonces los importadores no pueden importar algo que proviene de campos deforestados”.

Foto de portada: MGAP.

Paraguay encabeza reclamo ante la OMC por medidas que distorsionan el comercio.

Paraguay encabeza reclamo ante la OMC por medidas que distorsionan el comercio.

La norma N° 1.115 la Unión Europea es una forma de aplicar barreras comerciales a los productos agrícolas.

Asunción, Paraguay | UGP | Todo El Campo | En el marco de la 13° Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), 60 países, encabezados por Paraguay, presentaron un manifiesto que recuerda la necesidad de ampliar los accesos a mercados y de reducir posibles distorsiones en relación al comercio agrícola, así como las medidas ambientales unilaterales.

El ingeniero Santiago Bertoni, exministro de Agricultura y Ganadería paraguayo, se refirió al respecto y explicó que la norma N° 1.115 de la Unión Europea se trata de una forma de aplicar barreras comerciales a los productos agrícolas, y que la demanda paraguaya será analizada en un panel del organismo que es como se llama a los juicios de la OMC para ver quién tiene la razón.

“Tiene como eje temas de deforestación, pero trata 11 condicionantes más que ponen toda la carga sobre el sector privado. Principalmente es difícil segregar la producción porque la logística, la infraestructura no está diseñada para eso, y eso no está diseñado en Paraguay y tampoco en países como Estados Unidos con quienes ya hemos tenido también entrevistas para ver cómo van a manejar esta normativa”, expresó a Agropecuaria y Negocios.

DESAFÍOS LOCALES.

Bertoni explica que algunos de los principales desafíos residen en que muchos productores agropecuarios tienen dificultades con el título de sus propiedades, situación que podrían quizá salvar porque no son ocupantes ilegales, tienen alguna autorización, derecho o documento previo al título emitido por el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), pero son procesos.

Por otro lado, la norma también pide el polígono de donde se produjo ese producto que va a ser introducido a la UE. Lo que también es una dificultad. Además, por ejemplo en el caso de la soja, aquella que sí tenga el documento de diligencia debida, tiene que ir separada de la soja que por algún motivo no pueda cumplir con todos éstos documentos, entonces eso crea un problema, porque no existe la logística ni infraestructura.

Para Paraguay, que es un país sin litoral marítimo, la producción tiene que mezclarse con los vecinos que sí tienen litoral para poder exportar.

Referente a la visita del comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevičius, manifestó que es una oportunidad para conocer datos importantes para combatir el desconocimiento en relación al trabajo que realiza Paraguay.

Artículo de UGP, la Unión de Gremios de la Producción.

El 30/12 comenzará a aplicarse el Reglamento de Deforestación de la Unión Europea que introduce exigencias a países como Uruguay.

El 30/12 comenzará a aplicarse el Reglamento de Deforestación de la Unión Europea que introduce exigencias a países como Uruguay.

La aplicación del Reglamento por los operadores afectados no es sencilla, y resulta imprescindible preparase desde ahora mismo para cumplir con el mismo, a riesgo de no poder comercializar determinados productos si no se atiende a las exigencias que contiene la norma.

Montevideo | Todo El Campo | El 30 de diciembre entran a regir la mayor parte de las obligaciones del Reglamento 1.115/2023 del Parlamento Europeo, el cual cambiará los parámetros del comercio mundial en base a normas sobre la deforestación y la degradación forestal, e introduce nuevas obligaciones y exigencias que afectarán de forma clara a países como Uruguay.

Un artículo de PwC explica el alcance de la normativa con la cual “la UE pretende que la comercialización en Europa de determinadas mercancías sensibles deje de favorecer la deforestación y la degradación forestal, contribuyendo así a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la pérdida de biodiversidad”; y advierte que “la aplicación del Reglamento por los operadores afectados no es sencilla, y resulta imprescindible preparase desde ahora mismo para cumplir con el mismo”, de lo contrario se corre el “riesgo de no poder comercializar determinados productos si no se atiende a las exigencias que contiene la norma”.

“El reglamento atañe a un extenso listado de productos” que son elaborados a partir de determinadas materias primas como “ganado vacuno, cacao, café, palma aceitera, caucho, soja y madera”, entre otros.

La norma “afecta tanto a grandes empresas como a Pymes” aunque el alcance para éstas últimas entrará a regir el 30 de junio de 2025.

Por otra parte, se señala que el reglamento “parte de una premisa básica: la prohibición de introducir en el mercado, comercializar o exportar materias primas y productos pertinentes salvo que cumplan tres condiciones” que menciona: 1) que no contribuyan a la deforestación; 2) que hayan sido producidos de conformidad con la legislación pertinente del país de producción (lo cual comprende no solo el cumplimiento de la normativa ambiental, sino también la relativa a derechos de uso del suelo, gestión de bosques, normativa laboral, fiscal o de derechos humanos); 3) que estén amparados por una declaración de diligencia debida”.

“La declaración de diligencia debida es la piedra angular en torno a la cual se definen las obligaciones de operadores y comerciantes para garantizar que los productos y materias primas no favorecen la deforestación o la degradación forestal. Así, tanto unos como otros deberán, antes de introducir en el mercado, comercializar o exportar un producto o materia prima pertinente, poner a disposición de las autoridades competentes a través de un registro comunitario (que la Comisión debe poner en marcha antes de finales de año) la correspondiente declaración de diligencia debida”. O sea que “no podrán introducir los productos o materias primas en el mercado, o exportarlos, si no se cumplen estas exigencias o si operadores o comerciantes no han podido cumplir con las obligaciones de diligencia debida por cualquier motivo”.

También se “regula también cómo llevar a cabo la diligencia debida que debe concluir con la correspondiente declaración”.

Asimismo, “deberán adoptarse medidas de reducción del riesgo, que pueden incluir el recabar información adicional, realizar estudios o auditorías independientes o adoptar medidas de apoyo a proveedores, entre otras”.

Se incluyen controles y sanciones, habilitando “a las autoridades nacionales a recuperar los costos en que incurran en casos de incumplimientos, así como a incautar materias primas y productos o a suspender la importación, exportación o comercialización de los mismos”.

“También se contemplan medidas correctoras de los incumplimientos y el establecimiento de un régimen sancionador con multas que ascenderán al 4% del volumen de negocios de la empresa en la UE, así como medidas de confiscación de productos e ingresos”.

Un punto importante es que “el Reglamento prevé incluso la posibilidad de denuncias (‘preocupaciones justificadas’) por parte de terceros, que desencadenen la actuación de la Administración”.

Finaliza señalando que “el Reglamento de Deforestación va a exigir de muchos operadores económicos el llevar a cabo un análisis riguroso de su cadena de suministro para poder garantizar que los productos que introducen en el mercado o exportan no contribuyen a la deforestación o a la degradación forestal y que se obtienen y producen con pleno respeto a la normativa de los países de origen. A falta de diez meses para que estas obligaciones estén plenamente vigentes, resulta ya aconsejable comenzar a trabajar en la puesta en marcha de medidas de diligencia debida para asegurar que los productos y materias primas afectados no se encuentren con dificultades para acceder al mercado en 2025”.

En el siguiente enlace se puede leer el artículo completo, cuyo autor es Ismael Aznar Cano, socio de Medioambiente y Clima en PwC Tax & Legal: El Reglamento de Deforestación de la UE en la recta final para su implementación – Periscopio Fiscal y Legal (pwc.es)

Noticia relacionada: Paraguay. Comercio agrícola y conflictos con el Reglamento 1.115 de la Unión Europea. – Todo El Campo

Pin It on Pinterest