Presidente de la Rural de Durazno dijo que “es una buena noticia” el protocolo para exportar sorgo a China.

Presidente de la Rural de Durazno dijo que “es una buena noticia” el protocolo para exportar sorgo a China.

“Los protocolos tienen que salir muy bien medidos de acá, es casi una certificación y todos en la cadena somos responsables”

El presidente de la Sociedad Rural de Durazno, Ing. Agr. Ignacio Russi, consideró que el protocolo “es una buena noticia” porque hasta ahora en Uruguay el sorgo “básicamente se usa como alimento animal, tanto seco como húmedo”, pero hay países que importan y le dan otros usos como bebidas o harinas. Además, China es el principal importador de sorgo en el mundo con compras por US$ 3.000 millones en 2021.

El camino para lograr la habilitación tiene 4 años, comenzó en 2018 para la exportación de sorgo con destino consumo animal, pero en 2021 se amplió para consumo humano acordando con China la lista de plagas cuarentenarias.

“Para el productor lo mejor es tener una opción más de negocio, plantar un grano que no va a terminar en el mercado local”, o sea que “es algo bueno porque empieza a conocer de antemano las condiciones” y ahora el sorgo podrá “competir con los cultivos de verano como la soja, el maíz y el girasol”, opinó Russi al ser consultado por La Mañana sobre el tema.

“Cuantos más negocios tenga el productor arriba de la mesa para poder elegir mejor, porque va a haber productores que ya vienen cuidando el suelo y necesitan hacer un maíz o una soja, y otros productores que necesitan cuidar el suelo y el sorgo va a ser una alternativa posible” ya que agronómica y productivamente también tiene ventajas permitiendo rotaciones, ayudando a conservar el suelo.

Respecto a los costos, dijo que básicamente son como el maíz pero se abarata con la semilla. La diferencia se da en el manejo porque “el maíz tiene tecnologías que el sorgo no, tanto de herbicidas o estratégicas contra insectos”.

Cuando hablamos de protocolos se trata de la calidad del grano y como debe llegar a los puertos chinos. Si al llegar a destino no tiene las condiciones el comprador no tienen por qué pagar”, pero el exportador es “el responsable de regresar ese barco” con un producto que no cumple lo estipulado”. Concluyó señalando que el protocolo “es como una marca país”, por tanto “los protocolos tienen que salir muy bien medidos de acá, es casi una certificación y todos en la cadena somos responsables desde la primera línea de producción hasta cuando llega al barco”. (En base a artículo de La Mañana).

China firmará con Uruguay protocolo para la exportación de sorgo.

China firmará con Uruguay protocolo para la exportación de sorgo.

Para Cancillería, la firma del protocolo será una contribución a la diversificación de las exportaciones uruguayas a China.

China, el principal importador mundial de sorgo con compras por US$ 3.000 millones sólo en 2021, comunicó a Uruguay su conformidad con el texto base del Protocolo de Requisitos Fitosanitarios para la exportación de sorgo desde nuestro país a ese destino.

El Ministerio de Relaciones Exteriores destacó que el paso dado “se trata de un avance significativo hacia la habilitación de las ventas nacionales de este producto al país asiático”.

Este paso es resultado de las excelentes relaciones entre ambos países y de la articulación conjunta de los ministerios de Relaciones Exteriores de Uruguay y de Ganadería, Agricultura y Pesca, también de nuestro país, con la embajada de Uruguay en China.

La firma del protocolo será una contribución a la diversificación de las exportaciones uruguayas a China.

“Una vez firmado, el protocolo fortalecerá aún más los lazos comerciales y de amistad entre Uruguay y China -destacó Cancillería- sobre la base de la cooperación, el desarrollo verde, la inocuidad y la seguridad alimentaria y el bienestar de ambas sociedades”.

La firma del protocolo llega, además, cuando Uruguay y China están en un proceso de acercamiento comercial de cara al tratado de libre comercio.

DESTINO DE LA PRODUCCIÓN NACIONAL.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca informó que la producción local de sorgo se utiliza básicamente para la elaboración de aguardiente, azúcar, y vinagre; esto se debe a que las variedades de sorgo que se cultivan son ricas en taninos.

El grano de sorgo importado por China se utiliza para la alimentación animal. Los principales países proveedores en el año 2021 fueron Estados Unidos, Argentina, Australia, Myanmar, México y Francia.

El arancel aplicado por China es bajo, alrededor de 2%.

El productor “está invirtiendo en análisis de suelo para calibrar la fertilización y no gastar de más”.

El productor “está invirtiendo en análisis de suelo para calibrar la fertilización y no gastar de más”.

Al productor le preocupa que “deba usar insumos caros en los cultivos de invierno pero luego los granos se desplomen y tenga que vender barato”.

La Ing. Agr. Marilín Banchero (foto) es técnica de Copagrán y concentra su trabajo en el departamento de Colonia: “Trabajamos principalmente soja, hubo algo de maíz de primera que fue catastrófica porque en el período crítico del maíz no llovió, maíz de segunda y sorgo que tuvo una intensión de siembra bajísima”, expresó.

El ánimo del productor es bueno, pero a diferencia de otros años no ha visto una inversión importante en maquinaria a pesar de los precios de los granos: “El problema son los fertilizantes que dispararon sus precios y el volumen que llegará a Uruguay es poco con una demanda alta, y eso generó temor por lo que puedan pasar en el invierno”.

La preocupación está en que “deban usar insumos caros en los cultivos de invierno pero luego los granos se desplomen y tengan que vender barato lo que implicó una inversión alta”. Como forma de prevención el productor optó por “acopiar fertilizantes, comprar adelantándose al invierno”, dijo en declaraciones al semanario La Mañana.

También “están invirtiendo en análisis de suelo para calibrar mejor la fertilización y no gastar de más, están comprando algo de maquinaria como fertilizadoras variables para poder fertilizar en zonas puntuales” de manera diferenciada.

Todo eso implica una actitud de precaución que se vincula a lo que está pasando en el mundo. “Lo que veo es un panorama de productores cautelosos”, definió.

EL SORGO EN SU PEOR MOMENTO.

Sobre el estado del sorgo, Banchero dijo que “los productores no quisieron sembrar porque el año pasado se instaló el pulgón amarillo que hizo estragos y no hay una forma de control, es una plaga de la que no se conoce mucho, y todo el mundo desistió de sembrar”.

Consultada sobre las investigaciones dijo que instituciones como INIA o la Facultad de Agronomía no se están dedicando al tema. “Lo que hemos hecho en el ámbito agronómico es probar distintos principios activos para ver qué funciona, pero el porcentaje de control no es bueno y a los días se reestablece la población inicial liquidando la planta”. “El sorgo está teniendo un punto de quiebre, la coyuntura no ayuda porque los precios de los demás commodities están tentando por lo que no hay dudas que en el futuro el área va disminuir”.

Olivera destacó la importancia del protocolo para la colocación de sorgo a China.

Olivera destacó la importancia del protocolo para la colocación de sorgo a China.

“Si se le dedica la chacra adecuada, el paquete tecnológico adecuado y un área importante, se va a poder hacer sorgo en muchísimo volumen”. Eso también tendrá impacto “en la descentralización de la agricultura” porque habrá campos que podrán trabajar este cultivo “con lo que eso trae para todo el país en acopio, mano de obra, fletes. Estaría muy bueno que eso ocurriera”.

Leonardo Olivera, director de Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), dijo que las conversaciones sobre el protocolo de China para el sorgo comenzaron hace un tiempo con la intención de Uruguay de abrir ese mercado.

En ese sentido se enviaron notas, volvieron propuestas por parte de China con referencias a plagas que no hay en Uruguay lo que generó que se volviera a responder, a su vez hubo discusiones por Zoom sobre sorgo y otros temas, expresó. Pero este tema del sorgo quedó como prioridad y sí fue tomado por los chinos.

Sobre el impacto en Uruguay, Olivera dijo que “va a depender de cómo se de la demanda internacional”. “Si logramos la apertura ahora y en los próximos años la demanda de China por sorgo es importante, yo creo que va a tener un impacto muy fuerte”.

“Si se le dedica la chacra adecuada, el paquete tecnológico adecuado y un área importante, se va a poder hacer sorgo en muchísimo volumen”. Eso también tendrá impacto “en la descentralización de la agricultura” porque habrá campos que podrán trabajar este cultivo “con lo que eso trae para todo el país en acopio, mano de obra, fletes. Estaría muy bueno que eso ocurriera”.

Pero si por la demanda internacional los precios del sorgo no suben demasiado, va a ser como el mercado del maíz que lo tenemos abierto para China pero no se exporta porque las condiciones comerciales no son favorables. Entonces va a depender de las condiciones” que haya, sin embargo “creo que en algún momento habrá oportunidad” para acceder a ese mercado.

Olivera mencionó la potencialidad del sorgo: “Es un cultivo muy guapo frente a la seca y los tipos de suelo, tiene ventajas en la incorporación de carbono al ambiente, su raíz es agresiva y hace su trabajo en el suelo, deja rastrojo y cobertura muy importante, y lo que sea excedente el mercado interno también lo podrá usar”, indicó.

AUDIO DE LA ENTREVISTA.

Leonardo Olivera.
Recomendaciones de INIA sobre cómo transformar en producción animal el rebrote de los sorgos forrajeros.

Recomendaciones de INIA sobre cómo transformar en producción animal el rebrote de los sorgos forrajeros.

El Ing. Agr. Fabio Montossi, investigador del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) realizó algunas recomendaciones y consideraciones para transformar en producción animal el rebrote de los sorgos forrajeros.

El video dura menos de 6 minutos y corresponde a la serie de mensajes que INIA realiza en el marco de la situación de déficit hídrico y emergencia agropecuaria 2021-2022.

“Después de las ultimas precipitaciones destacamos la oportunidad de aprovechar el buen rebrote que estamos observado en la mayoría de los sorgos forrajeros sembrados el año pasado en Uruguay”, dijo Montossi.

Es un cultivo que cumple con un “rol estratégico en los predios ganaderos ya que se destaca por su alta producción y capacidad de carga animal en el período estival e inicio de otoño, permitiendo el cuidado de la base forrajera, principalmente las pastuars sembradas, y en particular destacamos sus condiciones de permitirnos ser un puente hacia el inicio del invierno”.

El ganado se puede beneficiar con el sorgo forrajero.

También expresa que “es clave disponer de agua y sombra de calidad, y se recomienda el uso de herramientas de previsión de estrés calórico”.

Por más información ver el siguiente video en la cual el técnico explica y abunda en el tema.

Pin It on Pinterest