El martes el sindicato lácteo se reunirá con el embajador cubano.

El martes el sindicato lácteo se reunirá con el embajador cubano.

El sindicado de la industria láctea continúa cumpliendo sus amenazas y avanzando en la profundización del conflicto. El martes el embajador de Cuba los recibirá y allí el gremio dará su visión.

La Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) anunció que realizarán una serie de reuniones con embajadas de los países destinatarios de productos uruguayos para informar sobre la situación que atraviesa el sector y la primera embajada será la de Cuba.

El dirigente gremial Luis Goicochea dijo que la “situación sigue incambiada” pero reconoció que dese el Ministerio de Trabajo se realizan propuestas y contactos “informales con nuestros representantes jurídicos, que negociaron en su momento el tenor de la cláusula, y también nos consta que a nivel de la dirección de Conaprole se están manteniendo reuniones con integrantes del secretariado para tratar de ver si se puede avanzar en una fórmula”.

En declaraciones a Telenoche (Canal 4) reiteró que no firmarán la cláusula de paz tal cual está.

El gremio había amenazado con afectar las exportaciones, anunció que mantenía reuniones con otros sindicatos vinculados al sector lácteo para lograr ese objetivo y este fin de semana informó que el martes tendrá una reunión con el embajador de Cuba, uno de los países destino de nuestra leche en polvo.

Las gestiones no terminan ahí, ya que se pedirán ser recibos con otros diplomáticos, dijo Goicochea: “Tenemos otras embajadas que el lunes se van a estar mandando los diferentes planteos para reunirnos”.

El conflicto lácteo empieza a romper los límites.

El conflicto lácteo empieza a romper los límites.

La industria ofrece la recuperación total del salario, que es un 4,8%; además una partida de $ 2.000 por un año; más los correctivos por inflación, pero los dirigentes sindicales lo rechazan porque se niegan a firmar una cláusula de paz.

Hébert Dell’Onte | En el primer semestre del año las ventas totales al exterior generaron casi US$ 7.000 millones. Cada dólar que llega a Uruguay gracias a las exportaciones forma parte de la riqueza genuina de la que todos los ciudadanos, de una forma u otra, nos beneficiamos.

De ese total generado por las exportaciones, el sector lácteo es responsable de US$ 403 millones. ¿Qué sería de la cadena láctea si por algún motivo los envíos al exterior se cortaran?

En Uruguay hay 3.000 tambos dispersos en todo el país, que producen 2.000 millones de litros de leche al año, de los cuales el 70% se exporta y sólo el 30% queda en el mercado local.

Respondiendo a la pregunta, si por algún motivo Uruguay se viera privado de exportar el mercado local se vería sobreofertado, el precio de los lácteos caería estrepitosamente, algo de materia prima se almacenaría pero la sobreproducción sería tanta que haría inútil el almacenamiento obligando a su desecho. Las industrias detendrían la producción, los empleados el trabajo, cientos de tambos enviarían sus vacas a faenas y se reconvertirían, otros cerrarían refugiándose en las ciudades. El panorama sería de fábricas que cierran, maquinarias que dejan de usarse, y la destrucción de una cadena productiva que genera mano de obra, arraiga la gente en el medio rural, es fuente de riqueza y que nos enorgullece por la calidad de todo lo que produce.

Sin exportaciones no hay cadena láctea posible, y reducirla a la nada es un escenario imposible de imaginar.

Sin embargo, algunos dirigentes sindicales insisten en tomar medidas extremas como forma de presión para que sus empleadores atiendan sus pedidos. Uno de esos extremos es afectar a las exportaciones para lo cual, lo anunciaron el lunes 4, ya están entablando contactos con otros sindicatos.

Lo que hace algunas semanas fue solo una amenaza, hoy amaga en convertirse en realidad.

Es difícil creer que haya personas o instituciones que se atrevan a pensar en tomar medidas para perturbar las exportaciones, y de haberlas -que ha quedado demostrado que las hay- cuesta creer que cuenten con suficiente apoyo de otras áreas de trabajo para cumplir su cometido.

Más allá del éxito o no que tengan en sus nefastas gestiones, cabe preguntarse hasta qué punto es legítimo y legal actuar de forma tal que se acaba perjudicando a todo el país, y hasta qué punto las autoridades continuarán mirando y mediando sin tomar decisiones.

Pero que sea la sociedad la que decida sobre la legitimidad del accionar sindical, y que juzgue sobre el papel que el PIT-CNT juega en todo ese asunto como central sindical a la que pertenecen los trabajadores lácteos. Que sean los abogados los que decidan sobre la legalidad o ilegalidad de la medida. Y que sea el Ministerio de Trabajo quien determine cuándo actuar.

Por lo pronto, y desde este medio, sólo cabe recordar que ese mismo grupo de trabajadores que tan rápidamente plantea sus reclamos, desconformidades y anuncia entorpecer las exportaciones, omite decirle a la opinión pública que la industria les ha propuesto la recuperación salarial, asegurar la inflación anual futura y en 2025 otorgar una partida mensual de $ 2.000.

En contrapartida pide que se firme una cláusula de paz para asegurarse un período sin conflictos, pero los trabajadores se niegan a firmar porque quieren tener las manos libres para iniciar nuevos conflictos en cualquier momento y bajo cualquier excusa.

Parece que estamos llegando a límite, donde hay que parar con el todo vale y con la tolerancia que de tan tolerantes nos perjudicamos todos.

En Conaprole el sindicato ha cometido un error estratégico.

En Conaprole el sindicato ha cometido un error estratégico.

Zavala: Hay un cambio de actitud por parte del Directorio de Conaprole, vemos una actitud muy firme que pasa por definir las líneas en las cuales uno quiere moverse y el sindicato tiene que entender eso para empezar un cambo en el relacionamiento.

Desde hace meses se escucha y se lee sobre el conflicto en el sector lácteo. Sobre el caso concreto de la empresa Conaprole, Justino Zavala lo explicó -sintéticamente- de la siguiente manera: La situación de conflicto está estancada, hace meses se llegó a un acuerdo económico pero persiste la diferencia en la clausula de paz, que en realidad no es la clausula en sí sino la actitud de acordar en determinados aspectos, como por ejemplo la recuperación económica, a cambo de tener paz para trabajar por determinado tiempo. Eso es lo que el sindicato no quiere acordar y la posición de la asamblea fue de respaldó al Directorio de la cooperativa, lo que fue señalado en una declaración que se publica al pie de esta nota.

Zavala es productor y activo dirigente gremial, consultado sobre el largo y hasta ahora estancado conflicto en la lechería, dijo que es “una película que ya hemos visto” y “queremos que tenga un final diferente”, destacó que hay un “cambio de actitud por parte del Directorio” de Conaprole sin que eso implique un juicio sobre el accionar de las directivas anteriores.

Vemos “una actitud muy firme de la Gerencia y el Directorio” que pasa por “definir las líneas en las cuales uno quiere moverse y el sindicato tiene que entender eso para empezar un cambo en el relacionamiento”. Por eso “nos fuimos de la asamblea conformes con la actitud y esperanzados en que habrá un cambio en las relaciones laborales en Conaprole”.

Además, agregó que “las declaraciones del ministro (de Trabajo, Pablo) Mieres en ADM también son un cambio de actitud bien importante”.

Sobre la evaluación del daño que causa un conflicto permanente, Zavala dijo que “ahora miramos más el daño a futuro que el coyuntural de perder alguna venta o de otro tipo, pero la decisión de Conaprole la cláusula de paz no es negociable y no hay muchas alternativas”.

Consideró que “el sindicato cometió un error estratégico porque decretar un conflicto por ese motivo y esa dureza no está bien ni va a tener el apoyo de los funcionarios de las distintas industrias, porque son los funcionarios los que están perdiendo mucha plata por los paros, las sanciones, la perdida de horas extras y de incentivos”.

“Como dijo Martín Fierro, disparar no es cobardía cuando es para evitar un mal”, citó, y llamó al sindicato a razonar: “Tiene que razonar por el lado de los ingresos”, porque “han anunciado afectar las exportaciones aunque ese tema ya no se menciona porque fue un planteo muy equivocado y los mismos funcionarios van a tener que razonar que están en un terreno en el cual van a perder”.

DENUNCIA.

Consultado sobre la posibilidad de denunciar a los trabajadores, Zavala dijo que en esta etapa eso no se ha valorado pero sí si hay pérdidas como las que pasaron en otros conflictos ajenos a Conaprole.

En cuanto a las pérdidas sufridas por los productores, dijo que no se han registrado aunque “en algún caso hubo retrasos en los camiones” que van a buscar la leche a los tamos. Agregó que estamos en un momento del año en que no hay mucha leche y por eso “no hay una presión muy importante y cuando se dio se solucionó”.

Para cuando la producción aumente sobre la primavera “estamos seguros que el conflicto va a estar resuelto” porque no se puede seguir de esa forma. “Tiene que haber una solución antes”, subrayó.

Esa expresión no es sólo de deseo, se sustenta en que “hay muchas razones para pensar que el relacionamiento de los funcionarios y la cooperativa cambió. Esa es una lectura que el sindicato tiene que hacer y cambiar esa forma de trabajar”.

ENTREVISTA COMPLETA Y COMUNICADO DE LOS PRODUCTORES.

FTIL amenazó otra vez con afectar exportaciones, y elevó la apuesta anunciando entrevistas con embajadas de países destino

FTIL amenazó otra vez con afectar exportaciones, y elevó la apuesta anunciando entrevistas con embajadas de países destino

Se amenazó nuevamente con afectar las exportaciones y anunció que solicitará entrevistas con las embajadas de países a los que Uruguay exporta, lo que, sin duda, afectará la totalidad de la cadena láctea como los intereses del país.

La Cámara de la Industria Láctea del Uruguay (CILU) expresó en un comunicado que el lunes 20 de junio, en el marco del Consejo de Salarios, el Poder Ejecutivo formuló una nueva propuesta de cláusula de paz que también fue rechazada por la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL).

Es la segunda cláusula de paz, y fue rechazada “en forma inmediata por la dirigencia de la FTIL”, precisa en el comunicado fechado el martes 21 de junio. Además la Federación “reiteró las amenazas de afectar las exportaciones”, agrega.

La CILU aclaró que por parte de la industria “se mantiene la propuesta económica que es significativamente mejor que los lineamientos del Poder Ejecutivo (recuperación de 1,6% en 18 meses) y de la mayoría de los convenios firmados en otras ramas de actividad y la CILU estaba dispuesta a aceptarla (se recupera en 24 meses el período puente generado por la pandemia, de 4,82%, asegura la inflación anual futura, y durante 2025 se otorga partida mensual de $ 2.000)”.

EXCEPCIONES A LA CLAUSULA DE PAZ PROPUESTA Y RECHAZADA POR LA FTIL.

La nueva cláusula de paz propuesta por el Ministerio de Trabajo disponía que “el compromiso de paz no alcanza las siguientes situaciones: Reivindicaciones salariales originadas por actualizaciones tecnológicas futuras y ya concretadas, en cuanto no hayan sido puesta en funcionamiento”; “reestructuras operativas o funcionales”; la “afectación de condiciones de trabajo no vinculadas a aspectos salariales”; la “afectación de fuentes laborales”, “o cualquier acto o decisión de similar tenor no vinculado directamente con aspectos salariales”.

A su vez establecía a texto expreso que “en ningún caso se restringirá de ninguna forma las instancias bipartitas o tripartitas en la que pueda plantearse o negociar sobre cualquier asunto que las partes entiendan pertinente”.

NUEVA AMENAZA A LAS EXPORTACIONES.

La CILU señala que FTIL “desestimó, sin ningún análisis, la nueva cláusula de paz”, pero además “amenazó nuevamente y en forma irresponsable afectar las exportaciones y anunciando la solicitud de entrevistas con las embajadas de aquellos países a los que Uruguay exporta, lo que, sin duda, afectará no solo a la totalidad de la cadena láctea, sino también a los intereses del país”.

Por último, la Cámara llama “a la reflexión de todos los trabajadores, autoridades, partidos políticos y organizaciones sindicales porque se está poniendo en riesgo la credibilidad y futuro del país con serias e irresponsables amenazas”.

Foica anuncia paro de 24 horas.

Foica anuncia paro de 24 horas.

La convocatoria al paro es a través de una plataforma que incluye “contra el hambre, contra la reforma de la seguridad social” y “en apoyo a todos los gremios”, entre otras.

La Federación de Obreros de la Industria de la Carne y Afines (Foica) anunció un paro de 24 horas el que realizará el 7 de julio. En sus redes sociales se establece que la medida es “contra las intenciones de reformas regresivas para los trabajadores, contra los ataques a las organizaciones sindicales damos el paso al frente como organización histórica en el movimiento sindical”.

En el comunicado firmado por Martín Cardozo, presidente de Foica, se expresan los fundamentos del paro: “Contra el hambre y la desigualdad, contra la reforma de la seguridad social, en defensa de la ley de negociación colectiva, en apoyo a todos los gremios públicos y privados en conflicto por diferentes motivos, contra el ataque a las organizaciones sociales” .

 

Pin It on Pinterest