Argentina proyecta el crecimiento de la lechería local.

Argentina proyecta el crecimiento de la lechería local.

Buenos Aires, Argentina | En representación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, el director nacional de Lechería, Arturo Videla, participó del remate Rosgan de más de 500 vaquillonas Holando Argentino, de la Cooperativa Lehmann, en la muestra Rural de Palermo que se realizó del 21 al 31 de julio.

Desde el Ministerio de Agricultura se destacó que el hecho “demuestra la gran apuesta por la lechería que están haciendo los productores”.

“Que una cooperativa del interior del país como La Lehmann, con 71 años de trayectoria, se haya hecho presente en La Rural y realizado este remate virtual exitoso, donde vendieron el primer lote de vaquillonas por 480.000 pesos (equivalente a 10.000 litros de leche), habla sin dudas del crecimiento que se proyecta para la lechería argentina y de una apuesta por la excelente genética de nuestros animales”, reflexionó Videla.

Asimismo, desde la Cooperativa Lehmann manifestaron que “las Holando siempre se vendieron en el orden de los 8.000 litros y hoy la venta fue mayor a casi 10.000 litros de leche, esto demuestra que el productor está dispuesto a invertir”.

“El remate fue muy bueno, ágil y con mucha demanda. Esta modalidad de venta por streaming es muy positiva, lo vimos en las compras de hoy, que fueron realizadas desde Santiago del Estero, Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos”, concluyeron desde la entidad.

Cabe destacar que este año se realizó por primera vez un remate especial de Holando Argentino junto a la Cooperativa Guillermo Lehmann, que se destaca por tener una muy buena hacienda en esta categoría en todos los remates de Rosgan.

En esta oportunidad se ofertaron 250 vaquillonas preñadas, 300 vaquillonas para entorar y terneras de destacados establecimientos del país.

En Palermo, Rosgan logró un remate con una gran fortaleza en precios y volumen.

En Palermo, Rosgan logró un remate con una gran fortaleza en precios y volumen.

En total se comercializaron 22.000 cabezas con agilidad y gran demanda.

Buenos Aires, Argentina | Este viernes 29 de julio Rosgan volvió a destacarse en el predio de la Sociedad Rural Argentina (SRA) con un remate de una gran fortaleza en valores que superaron los remates que lo precedieron durante la semana.

Quienes consignaron hacienda lograron valores más que destacados para su producción, en un contexto comercial difícil por la volatilidad económica vivida esta semana.

El único mercado ganadero de invernada y cría de Argentina, comercializó 22.000 cabezas con agilidad y gran demanda.

El acto principal del remate fue encabezado por el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Miguel Simeoni, y el presidente de Rosgan, Walter Tombolini, ante una platea colmada de productores y compradores a lo largo de toda la jornada, cosa que llamó la atención.

El presidente de la Bolsa de Comerio de Rosario, Miguel Simeoni, en sus palabras felicitó al mercado por haber logrado un remate tan importante con un volumen muy significativo y señaló el acompañamiento de la entidad a Rosgan, poniéndose a disposición para las mesas de discusión de los temas claves de este mercado ganadero. Además, destacó la presencia en la Expo de todos los presidentes de los mercados de la Bolsa.

Por su parte, el presidente de Rosgan, Walter Tombolini, hizo anuncios importantes para el mercado, por un lado habló acerca de la construcción del espacio Estudio Rosgan que estará listo en pocos días más y será un lugar central para todo el sector ganadero ubicado en un lugar más que estratégico, el hall central de la planta baja del Edificio Torre.

PRIMER CONGRESO FEDERAL.

Por otro lado, lanzó el Primer Congreso Ganadero Federal, que hará Rosgan junto a la BCR y el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) desde las instalaciones de la Bolsa.

La fecha programada para el congreso es para los días 7, 8 y 9 de noviembre, culminando con un gran remate presencial en la BCR.

Tombolini también destacó que “Rosgan empieza a transformarse en algo mucho más importante que ser visto sólo como un mercado de remates; esto lo estamos logrando junto a nuestros once consignatarios y la Bolsa de Comercio de Rosario”.

“Apuntamos a ser un grupo de personas que estamos en función de transformar la comercialización y hacer crecer la ganadería”, dijo.

Por otra parte, habló acerca de que se están cumpliendo las promesas de este mandato, donde uno de los ejes es poder hacer un mercado abierto para todas las consignatarias que reúnan las condiciones que establece la Bolsa junto a los accionistas de Rosgan. En ese marco invitó al titular de la nueva consignataria que ingresa, Rigran SA de la localidad de San Justo, Santa Fe, a decir unas palabras en su ingreso al mercado.

LOS PRECIOS PROMEDIOS.

Tipo de cambio: US$ 1 = $A 137,93 (dólar oficial).

Terneros $A 420,72 (US$ 3,05).

Novillos de 1 a 2 años $A 358,98 (US$ 2,60).

Novillos de 2 a 3 años $A 342,41 (US$ 2,48).

Novillos de más de 3 años $A 303,35 (US$ 2,19).

Terneros y terneras $A 409,96 (US$ 2,97).

Ternero Holando $A 315 (US$ 2,28).

Novillos Holando $A 250 (US$ 1,81).

Terneras $A 389,39 (US$ 2,82).

Vaquillonas de 1 a 2 años $A 303,09 (US$ 2,19).

Vaca de invernada $A 212,23 (US$ 1,53).

Vacas con garantía de preñez $A 116.180,14 (US$ 842,31).

Vaquillonas con garantía de preñez $A 157.220,34 (US$ 1.139,85).

Vacas con cría al pie $A 68.840,91 (US$ 499,10).

Argentina con incertidumbre cambiaria: La hacienda nuevamente en la mira como resguardo de valor.

Argentina con incertidumbre cambiaria: La hacienda nuevamente en la mira como resguardo de valor.

El exceso de cepos y controles para la compra de dólares oficiales, hace que la depreciación real de la moneda se venga conteniendo, no así el valor libre que reflejan las diferentes cotizaciones de dólares alternativos, no regulados por el Banco Central.

Rosgan | Rosario, Argentina | En un contexto de creciente incertidumbre cambiaria y ante la falta de alternativas accesibles de protección, en los últimos años el productor ganadero ha estado recurriendo a la hacienda como “resguardo de valor” frente a la constante devaluación de la moneda y el riesgo siempre latente de correcciones abruptas en el tipo de cambio.

El exceso de cepos y controles para la compra de dólares oficiales, hace que la depreciación real de la moneda se venga conteniendo, no así el valor libre que reflejan las diferentes cotizaciones de dólares alternativos, no regulados por el Banco Central.

Si tomamos solo como referencia la cotización del dólar oficial y la cotización del dólar libre (Blue) -aun siendo este un mercado informal y de limitado volumen-, vemos cómo la brecha entre ambas cotizaciones se ha ampliado de manera más pronunciada en los últimos tres años, más precisamente a partir del segundo semestre de 2019 hasta alcanzar actualmente el punto de mayor amplitud de la serie, considerada desde enero 2011 a la fecha.

En efecto, fue a partir de finales del 2019 cuando el precio de la hacienda, especialmente la invernada, comenzó a revalorizarse, al ser demandada como un activo de refugio. Se trata de un bien de libre acceso, lo suficientemente líquido como para asegurar una rápida monetización en caso de requerirlo y que, a su vez, permite proyectar una renta en un mercado sobre el cual el productor tiene lógicamente mayor conocimiento y control del negocio. Rápidamente esta demanda como ‘bien de cobertura’ se trasladó también a la cría, donde primeramente se vio una muy fuerte revalorización de los vientres, que luego terminó derramando hacia el resto de las categorías, llegando incluso al mercado de reproductores.

Al comparar las variaciones interanuales a junio de cada año, para los distintos segmentos de mercado -cría, invernada y gordo- vemos que, en los últimos tres ciclos, tanto el ternero de invernada como la vaquillona preñada -tomada en este caso como referencia de precio para la cría-, han tenido una trayectoria a la suba que terminó superando la apreciación del dólar oficial. En el caso del novillito gordo, su performance no fue superadora durante el primero de los ciclos analizados puesto que su límite de suba esta más directamente condicionado por la elasticidad de compra del consumidor local.

Sin embargo, a partir del segundo período con corte a junio de 2021, la suba en este segmento terminó plasmándose por la misma presión que comenzó a ejercer el valor de la invernada sobre los márgenes de la cadena.

En los últimos doce meses medidos a junio de este año, el dólar oficial se apreció en un 31% interanual. En el mismo período, la vaquillona preñada exhibió una suba del 79% mientras que, tanto el ternero como el gordo, registraron subas del 60% y 62% interanual, respectivamente, superando incluso el incremento general de precios mayoristas (IPIM) que, a junio de este año, estaría acumulando una variación del 58% interanual.

Sin embargo, si ajustamos el análisis a estos primeros seis meses del año, está claro que el valor de la hacienda viene moderando las subas e incluso en algunas categorías comienza a perder algo de valor en términos reales. Tal es el caso del gordo que en los últimos dos meses registra una pérdida real cercana al 8% o del ternero que, presionado a su vez por el 12% desde abril a la fecha, medido también en pesos constantes ajustados por IPIM.

De todos modos, parte de esta dinámica de precios es explicada por la estacionalidad. En los próximos meses la oferta de invernada liviana empezará a escasear, lo cual pondrá nuevamente mayor presión sobre los valores de reposición que terminarán luego expresándose en subas del gordo hacia fin de año.

Los valores para la cría siguen siendo buenos, el valor del ternero a pesar de esta baja temporal sigue estado dentro de sus niveles más elevados en términos históricos y la vaca de descarte ofrece valores que permiten mantener adecuados niveles de reposición.

La rueda productiva continúa girando favorablemente para la ganadería, especialmente si nos centramos en la solidez que proyecta la demanda internacional y los muy buenos valores que está convalidando.

Bajo este marco, con fundamentos propios muy sólidos, es donde la ganadería se posiciona con mayor aplomo para transitar fases de elevada inestabilidad macroeconómica.

Localmente, el escenario político presenta un diagnóstico sumamente complejo y la incertidumbre generada en las últimas horas en torno al rumbo de la economía, vuelve a poner en valor a la hacienda como activo de resguardo, generando así un factor de sostén adicional de precios, de cara a los próximos meses.

Fuerte crecimiento de las importaciones chinas de carne en mayo

Fuerte crecimiento de las importaciones chinas de carne en mayo

Rosgan publicó datos sobre el mercado ganadero de China, Estados Unidos, Paraguay, Brasil y Argentina. En el caso de China, hay un fuerte crecimiento de las compras que carnes, con un aumento del 32% en mayo respecto a igual mes de 2021.

En mayo, China importó un 32% más de carne de vacuna que en igual mes de 2021. Las cifras publicadas por la Administración de Aduanas de China indican que durante el mes de mayo las importaciones de carne de vacuno ascendieron a 219.933 toneladas peso producto, superando en un 14,6% las 191.963 toneladas registradas en abril y en un 31,7% las 166.986 toneladas de mayo de 2021, informó Rosgan.

El precio promedio de la tonelada ingresada durante el último mes, marcó un nuevo récord de US$ 6.824, un 4,3% superior al registrado en abril y 36% superior al de mayo de 2021.

En lo que va del año, China lleva importadas 922.237 toneladas de carne vacuna, un 5% menos que lo importado en igual período del año pasado, aunque a un valor promedio 37% superior al registrado un año atrás, US$ 6.509 por tonelada vs US$ 4.749 en 2021.

ESTADOS UNIDOS.

En Estados Unidos la faena de vacas supera en un 15% al total faenado en igual período del año pasado. Algunas zonas mejoraron los campos, pero la sequía continúa causando daño.

En 2021 ese país aumentó un 9% la faena de vacas de carne, producto de una sequía que comenzó a nivel regional en 2020, pero que luego se amplió y aceleró la liquidación del rebaño al año siguiente, dice el reporte de Rosgan.

En 2021, la caída del stock de vacas de carne fue del 2,33% anual, pasando de un pico de 31,69 millones en 2019 a 30,13 millones de cabezas actuales.

PARAGUAY.

En el país guaraní el stock de novillos disminuyó a un promedio de 84.000 cabezas anuales en los últimos cinco años mientras que este año, la caída asciende a casi 100.000 cabezas, registrando una existencia final de 656.213 machos castrados.

En 2020, el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), José Carlos Martin, había asegurado que la menor disponibilidad de machos castrados respondía a la no diferenciación del precio de macho castrado y del entero en las industrias frigoríficas, publicó Valor Agro. Hace dos semanas, una nueva norma de clasificación y tipificación de canales fue aprobada por los productores, la industria y el sector público para corregir esta tendencia, ubicando al novillo como la única categoría que ingresa dentro del sello carne premium.

BRASIL.

En Brasil las exportaciones de carne de vacuno de mayo suman 153.000 toneladas. Según datos de la Secretaría de Comercio Exterior (Secex), el volumen exportado registró un incremento del 20,84% frente al mismo período del año pasado cuando se embarcaron 126.700 toneladas.

Si bien, en la comparación mensual, el volumen exportado tuvo un descenso del 2,73% frente a los despachos de abril, según el analista de Safras & Mercado, Fernando Henrique Iglesias, el resultado de las exportaciones sigue siendo positivo con buenos volúmenes de exportación e ingresos.

ARGENTINA.

Respecto a Argentina, Rosgan informó que la ocupación promedio de los feedlots, según la Cámara Argentina de Feedlots, es del 65%, lo que representa una suba de 3 puntos respecto a igual fecha de 2021.

El índice de reposición (IRF) -la cantidad de ingresos sobre egresos de animales- se ubicó en 1,34, aunque levemente inferior al registrado el mes previo (1,47) sigue reflejando un claro proceso de llenado en contraposición con lo registrado un año atrás, cuando el IRF era de tan solo 0,85.

Sobre los fertilizantes, el reporte señalo que la importación de fertilizantes cayó 12% en lo que del año, según los datos informados por Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa), pasando de los 5,6 millones de toneladas que los productores usaron en 2021, este año solo se importaron 4,4 millones de toneladas.

Según destacan, entre los principales factores que explican esta caída se cita la suba en los precios internacionales, impulsada por el conflicto bélico en la región del mar Negro. Medido en dólares, de enero a mayo, el valor de las importaciones fue de US$ 2.180 millones, un 101% más que el año pasado durante igual período. Con datos de Rosgan.

Retención de hembras en Argentina. ¿Qué muestran los movimientos de animales en el año?

Retención de hembras en Argentina. ¿Qué muestran los movimientos de animales en el año?

Análisis de Rosgan: Uno de los primeros indicadores que se observa al momento de determinar si nos encontramos en una fase de retención o de liquidación, es la proporción de hembras que componen la faena en la extracción general.

Rosgan | Rosario, Argentina | Analizando los movimientos de animales informados por el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria de Argentina) en los primeros cinco meses del año, es posible inferir algunas de las decisiones que se están tomando a nivel productor en estos momentos de alto impacto en la evolución del stock y la capacidad de producción futura.

Uno de los primeros indicadores que se observa al momento de determinar si nos encontramos en una fase de retención o de liquidación, es la proporción de hembras que componen la faena, siempre que se mantengan estables las tasas de extracción general. Cuando este indicador supera por varios meses límites del 47% a 49% -sin mediar cambios en el nivel de extracción general- comenzamos a hablar de procesos de liquidación. Por el contrario, cuando ese porcentaje resulta inferior al 42% a 44%, podemos inferir que lo que está primando es una decisión de retención.

Durante los últimos dos años, el porcentaje de faena de hembras se mantuvo en línea con niveles que permitirían mantener en equilibrio el stock nacional, que, a su vez, el año pasado se sumó a una baja sustancial en el nivel de faena general, al pasar de 14,2 millones de animales faenados en 2020 a menos de 13 millones en 2021. Es por ello que el stock a fines del último año mostró números ligeramente estabilizados.

No obstante, la faena de vacas contiene un componente estacional muy marcado que suele disparar picos puntuales de extracción que resulta interesante a analizar en estos primeros meses del año, como indicador de la capacidad de producción de terneros que dispondremos durante el segundo semestre del año.

En abril los números de faena reportados por el RUCA (Registro único de Operadores de la Cadena Agroindustrial) marcaban un 47,3% de faena de hembras, exactamente el mismo nivel registrado un año atrás, previo a la intervención de las exportaciones. En mayo, aun sin datos finales de faena, la cantidad de hembras trasladadas a establecimientos de faena arroja como indicador preliminar un 48,1%. Si bien este porcentaje comienza a alejarse de las bandas de equilibrio, en parte puede atribuirse a la fuerte liquidación anticipada de que debieron hacer productores del norte por cuestiones climáticas.

En efecto, si analizamos la salida de vacas de los campos, vemos que en lo que va del año provincias como Corrientes, Formosa, Chaco y Santiago del Estero duplicaron el envío de vacas a faena, pasando de unas 80.000 cabezas el año pasado a más de 167.000 este año, un 110% de incremento. Sumado a esto, unas 240.000 vacas fueron expulsadas de los campos (+22% que en 2021) por falta de pasto hacia otras zonas ganaderas.

A nivel país, el movimiento general de vacas en los primeros cinco meses resulta un 8% superior al año pasado, lo que denota la necesidad de reacomodar los campos, involucrando tanto liquidación como traslado. Los datos de faena revelan que durante el primer cuatrimestre de este año se registró un mayor sacrificio de vacas, 2 puntos porcentuales más que lo registrado en 2021 e incluso en 2020.

En vaquillonas, por el contrario, la faena de los primeros cuatro meses muestra números inferiores, 5% menos que en 2021 y 15% menos que en 2020 lo que, a priori, podría estar indicando una tendencia a la retención de vientres jóvenes. Sin embargo, si analizamos el movimiento de vaquillonas hacia otros establecimientos hasta el momento no observan cambios significativos respecto del nivel de traslado visto un año atrás. De acuerdo a los datos del Senasa, de enero a mayo de este año un total de 2.358.717 vaquillonas fueron trasladadas hacia otros destinos, apenas un 1,2% menos que lo movido en igual período del año previo.

Por tanto, analizando ambos indicadores vemos que esta menor cantidad de vaquillonas que están llegando a faena en los primeros meses del año, en principio, no responde a una mayor retención de hembras en los campos de cría sino, posiblemente al alargamiento de los ciclos de invernada y engorde, cuya salida debería verse plasmada más tarde en el año.

Bajo el mismo razonamiento, si analizamos la salida de terneras de los campos en estos primeros cinco meses del año, vemos incluso un crecimiento en relación al año pasado. Según los números del Senasa, de enero a mayo de este año, salieron de los campos de cría 2.215.651 de terneras, esto es un 7,2% más que en igual período de 2021 cuando, por datos de stock, apenas se contó un 0,9% más de un año otro.

En concreto, el aparente equilibrio que reflejan las cifras de stock del último año con 53,4 millones de cabezas, empieza a mostrar ciertos signos de vulnerabilidad ante algunos de estos indicadores que, como suele suceder en ganadería, resultan silenciosos al inicio, pero luego terminan resonando en los números de producción futuros.

Gráficas de Rosgan. Foto principal Elizalde & Riffel.

Pin It on Pinterest