Juventud Agraria firmó convenio con Dirección de Desarrollo Rural.

Juventud Agraria firmó convenio con Dirección de Desarrollo Rural.

El convenio fortalece las acciones del MJA que realizar capacitaciones anuales de más de 10.000 personas.

La Dirección General de Desarrollo Rural del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (DGDR) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y el Movimiento Juventud Agraria (MJA) firmaron un convenio para fortalecer el trabajo que realizan con jóvenes del medio rural.

El convenio tiene en como cometido seguir impulsando el desarrollo integral de jóvenes rurales y sus familias, además de motivar a los jóvenes rurales integrantes de los Clubes Agrarios beneficiarios de MJA en distintas zonas del país y dar apoyo al área de comunicación de esa institución.

Participaron de la firma el director de Desarrollo Rural, Carlos Rydström, la subdirectora Mercedes Antía y el técnico referente de juventud, Emiliano Guedes, y por la Juventud Agraria, su presidente Oscar García, y el secretario, Raúl Enrique Carrión.

Oscar García comentó que para la institución que preside ese convenio “es muy importante porque trabajamos, y todo lo que sea fortalecimiento económico para la juventud es muy importante, nosotros no generamos recursos, pero tratamos de conseguirlos para que los jóvenes puedan quedarse en el medio rural”.

“Este tipo de acciones que surgen de la DGDR y del Ministerio, son un aporte muy importante y como institución seguir contando con ello es muy importante”, agregó, según lo informado desde el MGAP.

Los recursos se volcarán en los diferentes departamentos de acuerdos a las necesidades y demandas que desde allí surgen.

“En Canelones donde tenemos asociaciones de clubes, vamos a hacer talleres; pero en otros departamentos más grandes, en las zonas donde haya clubes agrarios, se realizarán otras actividades. Cada departamento tiene realidades diferentes, tratando de hacer rendir al máximo los fondos, para capacitar a los jóvenes en los rubros que necesiten”.

Para el MJA es importante “saber qué piensan y qué necesitan los jóvenes”, porque con su actividad “se beneficia a esos jóvenes, y también a sus familias”. En Canelones o Florida se llevan a cabo encuentros mensuales de jóvenes, donde también participan las familias. “También se apunta a fortalecer el trabajo de la mujer rural desde siempre”.

Pin It on Pinterest