Cuando el fútbol deja de ser un deporte, para ser política.

Cuando el fútbol deja de ser un deporte, para ser política.

La selección de fútbol es para los uruguayos un elemento de unidad. Cada vez que Uruguay juega dejamos de ser tres millones para ser un solo sentimiento como dice algún acertado eslogan. No perdamos eso.

Hébert Dell’Onte | No hay nada más democrático que el deporte. El filósofo español Fernando Savater escribió que es obvio que el deporte y el teatro nacieran en Grecia, pues ahí también nació la democracia. Es que el deporte empareja para poder competir y los resultados muchas veces sorprenden gratamente, especialmente cuando son adversos a quienes por el color de piel, poderío económico, o fanfarronadas extradeportivas se creen superiores. Hay muchos ejemplos en ese sentido.

¿Por qué creen que en Uruguay el fútbol es una pasión? Las razones son simples, primero que cualquiera puede convertirse en una estrella sin importar la humildad de sus orígenes.

Y segundo, es que somos un país pequeño y vulnerable en muchos sentidos, rodeado de dos grandes que si pudieran nos ahogarían. En lo comercial, político o bélico no incidimos, el mundo no nos toma en cuenta.

Pero en el deporte sí, y muy especialmente en el fútbol. En ese terreno hemos sabido vencer a grandes potencias económicas y políticas, a prepotentes autoritarios. Ahí tenemos un lugar seguro, hemos hecho historia con las copas levantadas, vueltas olímpicas creadas y dadas muchas veces, con nombres de futbolistas que a donde van se graban en la memora de los aficionados, e incluso imponen el termo y el mate y por eso nos conocen sin problema cuando estamos de viaje en países lejanos.

El deporte, además, impulsa valores humanos como la camaradería, el respeto por el otro, la superación personal o grupal, temas que el escritor argentino Eduardo Sacheri aborda en su recomendable novela “El funcionamiento general del mundo”.

Por todo eso y durante muchos años la selección de fútbol es para los uruguayos un elemento de unidad. Cada vez que Uruguay juega dejamos de ser tres millones para ser un solo sentimiento como dice algún acertado eslogan.

Lo vimos y sentimos infinidad de veces. Tres ejemplos me vienen ahora a la memora: En 1997 en la Copa del Mundo Sub 20 jugada en Malasia, donde Uruguay trepó hasta el segundo puesto en un campañon dirigido por Víctor Pua; el Mundial de 2010 en Sudáfrica con Washington Tabárez; y la conquista de la Copa América 2011, también con Tabárez. Afortunadamente los ejemplos son muchos más, y cada uno recordará aquel partido o final que más lo emocionó. En todos los casos la gente se volcó a la calle a festejar, incluso a abrazarse con desconocidos que coincidieron en una esquina o el mostrador de un bar. Por eso lo del comienzo, el deporte -en fútbol en Uruguay, más que cualquier otra disciplina- empareja, nos hace iguales sin que dejemos de ser diferentes y únicos.

Es importante que así continuemos siendo, y eso depende sólo de nosotros, los uruguayos.

Lamentablemente desde hace algunos meses hay señales de que eso ya no ocurre. Una señal nos la dio la salida de Tabárez de la selección. Su sustitución fue una decisión tomada a base de malos resultados y expresiones hasta inesperadas del director técnico -“no sé quién me va a sacar a mí” de la selección, dijo con inusitada soberbia-, pero no pocos quisieron hacer una lectura política ajena al mundo del fútbol.

En las redes sociales hasta se llegó a leer que algunos querían que Uruguay no ganara los partidos -léase que no clasificara al Mundial 2022- porque el maestro Tabárez ya no era técnico.

Este fin de semana recibimos otra señal muy negativa. En un partido amistoso Uruguay se despidió de sus hinchas y el presidente Luis Lacalle hizo entrega de nuestro Pabellón Nacional, algo que suele ocurrir con los deportistas que van a representar a Uruguay fuera de fronteras. El tema es que Federico Valverde en ese momento se agachó lo que fue interpretado por algunos como que no quiso estar en la misma fotografía con el presidente de la República.

Rápidamente de un lado y otro se alzaron voces felicitándolo por la supuesta “valentía” que ese acto implicaría; otros lo condenaron por su también supuesta “falta de respeto”, y el propio jugador debió salir explicar lo sucedido: “¿En serio pueden creer que me voy a exponer de esa manera? Estaba moviendo las piernas y me acomodé las medias. Yo juego al fútbol. No interpreten cosas que son ajenas a mí”, escribió en su cuenta de Twitter.

Paralelamente comenzaron a aparecer comentarios críticos a Diego Godin por su actitud con el presidente Lacalle que no fue más que la normal y natural del saludo y conversación que se da en esas instancias. No cabe esperar otra cosa, porque la grandeza no sabe de pequeñeces.

La selección es todos y por ser de todos no debería tener ningún atisbo de política y menos partidaria, y si ese principio fundamental no se respeta el punto de unión que el deporte debe ser y es, se pierde.

No sé ni es el caso saber cuál es la simpatía política de Valverde -tampoco debería interesarnos-, pero sí sabemos cuál es la Oscar Tabárez. No obstante cabe recordar para los que buscan lecturas políticas en todas partes, que “el maestro” dirigió la selección por primera vez en 1990 cuando el presidente era el Dr. Lacalle Herrera.

Hacer del deporte un tema de debate ideológico, político o partidario es desnaturalizar su esencia y perder lo que nos une.

Un arreglador para una buena melodía.

Un arreglador para una buena melodía.

El gremialismo ahora es de propuesta. Se necesitan gremios fuertes, que piensen, que ayuden a encontrar las soluciones, para eso deben revisar hasta su propio funcionamiento.

Horacio Jaume | El gremialismo rural sufre igual que los países y los gobiernos a los cambios que se ven sometidos. Porque hoy las exigencias son otras, porque el mundo se ha globalizado, porque las noticias corren más rápido y los mercados también son más sensibles.

La Federación Rural cumplió sus 105 congresos, con ello está demostrando primero que todo, su condición para soportar cambios, que no quiere decir que no los sufra de igual manera.

De aquel gremialismo contestatario de un país cerrado al mundo, tomando como ejemplo sólo a la carne, el consumo interno muchas veces estaba por encima de lo que se exportaba. Hoy se va el 80%.

El gremialismo ahora es de propuesta. Se necesitan gremios fuertes, que piensen, que ayuden a encontrar las soluciones, para eso deben revisar hasta su propio funcionamiento.

La Federación llegaba con problemas internos que exigen cambios y no siempre se está de acuerdo, además su presidenta Mónica Silva, faltando un año de mandato, renunció a su cargo.

Frente a este primer hecho hubo una lista única y en ella prácticamente están todos los departamentos representados. A nivel nacional, con el Gobierno, tienen una misma partitura. El hecho que el Gobierno reconozca que es un país agropecuario facilita la situación.

Políticamente, en los hechos, el triunfo de la actual Administración en las elecciones Nacionales, se lo debe al ruralismo; lo que se ratificó en el último plebiscito. La presencia fuerte del Gobierno en Tacuarembó, hasta la asistencia del propio presidente de la República, Luis Lacalle, así lo demuestra.

Dijo el nuevo presidente de la Federación Rural, Martín Uría, “estamos en el mismo camino, pero no de la mano, pero sí en el mismo camino”.

Las diferencias no están en los temas, sino en la velocidad.

En el discurso de la expresidenta Mónica Silva, le sugiere al presidente apurar el tranco, y este le replica inmediatamente diciéndole “con galopito”. Es la misma partitura, un “arreglador” puede afinar los instrumentos para que salga una buena melodía, no nos podemos olvidar de otros sectores pero hoy el campo es nuestra mayor riqueza.

Cuando en plena pandemia se sostuvo por parte del Gobierno que no se podían parar los motores y que estos debían seguir funcionando, la respuesta está a la vista: La exportación de carne, las buenas cosechas de cultivos de verano, todo se puede apreciar en las producciones. Ni que tal vez que Dios les dio una mano, pero que el campo cumplió, cumplió.

Se lanzó en Colonia el acuerdo interinstitucional desarrollar la quesería artesanal.

Se lanzó en Colonia el acuerdo interinstitucional desarrollar la quesería artesanal.

El proyecto finalizará el 31 de enero de 2025.

Colonia | Colonia fue sede del lanzamiento del acuerdo interinstitucional para el desarrollo de la quesería artesanal.

El evento se realzó en Colonia, contó con la presencia del presidente de la República, Luis Lacalle; el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado; el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca Fernando Mattos; el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie; y el presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Juan Daniel Vago, entre otras autoridades e intendentes entre los que se encontraba el anfitrión Carlos Moreira.

Las intendencias de Colonia, San José, Soriano, Flores, Florida, Canelones y Rio Negro junto a la OPP, el Inale, MGAP, MIEM, Mides y la Asociación de Queseros Artesanales llevan adelante este proyecto cuyo objetivo general es aportar a la permanencia y desarrollo sustentable de la quesería artesanal, a través de la inclusión en cadenas comerciales, la mejora de los sistemas de producción, el fortalecimiento de su organización, el cumplimiento de la normativa de inocuidad y formalización empresarial, y el incremento de los parámetros de calidad de vida desde un enfoque de género y juventud, informó la Intendencia de Colonia.

Se prevé que el proyecto finalice el 31 de enero de 2025.

En este acto de lanzamiento que se desarrolló en el Centro Cultural Bastión del Carmen de Colonia del Sacramento. Además de la parte oratoria que fue cerrada por el presidente Lacalle, se mostró un video institucional sobre este programa y se escuchó el testimonio que realizaron en sala dos jóvenes mujeres productoras de queso artesanal, Pamela Pérez de Barrancas (de Canelones) y Yesica Hernández (de Cerro de San José).

Esta actividad cerró con mesas con quesos de productores de este programa, preparadas por las Escuelas del Hogar del departamento.

Fotos: Intendencia de Colonia.

Un arreglador para una buena melodía.

Lacalle a la Federación Rural: “Reafirmamos el compromiso con la vida rural, con la ruralidad”.

“Este es un Gobierno que no ha separado lo urbano de lo rural, el país es uno solo”, dijo Lacalle.

Tacuarembó | El presidente Luis Lacalle asistió a la clausura del 105° Congreso de la Federación Rural que este año se realizó en Tacuarembó: ““Vinimos a reafirmar un compromiso no solo con la producción rural, es mucho más profundo, un compromiso con la vida rural, con la ruralidad”, expresó.

El mandatario repasó algunas de las acciones que lleva adelante el Gobierno en el interior del país y mencionó en materia de salud a ASSE, en viviendas Mevir y la conectividad mejorada por parte de Antel. En seguridad dijo que hay apertura de destacamentos policiales en varios puntos del país y que se ha incrementado el patrullaje de la Dirección Nacional de Seguridad Rural.

 y reafirmó el compromiso de mejorar la conectividad a través de Antel. «El sueño es que un chiquilín, en cualquier lugar del país, pueda, con su computadora, estar conectado al mundo. Esa es la gran bendición de la globalización, que afecta positivamente a la ruralidad”, aseguró.

Sobre la infraestructura vial subrayó que en ese sentido el año será récord en inversión pública. Adelantó que la ruta 1 será doble vía en su totalidad y que se realizarán trabajos de doble calzada en las rutas 9 y 5. Otras rutas a las que hizo referencia son las 14, 15, 20 y 27.

Destaco el rol que jugará el nuevo puente de La Charqueada que beneficiará al sector arrocero del este; asimismo, con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) se tratan los temas de caminería vecinal rural.

UN SOLO PAÍS

Este “es un Gobierno que no ha separado lo urbano de lo rural, el país es uno solo”, remarcó, y destacó el patrullaje del Ministerio de Defensa en diferentes puntos del territorio.

Expresó que, cuando viaja al exterior, lo primero que citan de Uruguay son las materias primas. “Salimos convencidos de que nuestros productores tienen para ofrecer la mejor calidad del mundo”, afirmó.

En 1897, en puerto Sauce desembarcó Diego Lamas.

En 1897, en puerto Sauce desembarcó Diego Lamas.

El sábado 28, en puerto Sauce, está anunciado el comienzo del funcionamiento de un barco que puede transportar hasta 56 camiones con zorra con la condición de poder cargar y descargar al mismo tiempo.

Horacio Jaume | Desde que los españoles pisaron esta tierra nunca dudaron que el puerto tenía que ser en ese lugar que después se llamaría Montevideo.

La Real Armada Española ancló en él y dicen algunos que le imprimió hasta una forma de ser. Después la política y los intereses trajo la guerra de puertos que llega hasta nuestros días, ya que Buenos Aires no coincide con esa opinión, aunque tiene poco éxito porque la propia naturaleza se encarga de demostrare lo contrario con la rotación de la tierra que hace que el barro vaya hacia Buenos Aires.

El tema de las vías fluviales ha estado reiteradamente en los discursos del presidente Luis Lacalle, la mayor actividad del Paraná y el Uruguay ha sido una constante a través de sus puertos. Como es lógico, encontró inmediatamente el apoyo de las provincias argentinas que se verán afectadas por eso.

Se necesitan algunas obras de infraestructura que ya han sido evaluadas, como por ejemplo la represa de Salto Grande. Mientras tanto puertos como el de Nueva Palmira no dejan de crecer.

Para el sábado 28 de mayo está anunciado el comienzo del funcionamiento de un barco que puede transportar hasta 56 camiones con zorra con la condición de poder cargar y descargar al mismo tiempo.

Dicho barco hará la frecuencia Buenos Aires puerto Sauce, y está en condiciones de mover unos 22.000 camines al año.

Si le agregamos a estos puertos el de Tacuarí que va a permitir la producción en el norte del país a través de la laguna Merín del Uruguay de Los Patos de Brasil, ese abaratamiento de los fletes permitirá plantar en esos suelos arroz, soja maíz, sorgo, etc. ya que saldrán por los puertos oceánicos brasileros.

Por lo pronto el sábado 28 el presidente estará en el viaje inaugural del barco desde puerto Sauce.

Simplemente como dato, en 1897 desembarcó en puerto Sauce y comenzó la revolución Diego Lamas y posteriormente se unió a Aparicio Saravia.

(Foto de puerto Sauce | ANP).

Pin It on Pinterest