Durante el Super Bowl, en EE.UU. se consumieron 1.200 millones de alitas de pollo.

Durante el Super Bowl, en EE.UU. se consumieron 1.200 millones de alitas de pollo.

¿Cuál es el vínculo de las alas de pollo con el fútbol americano?

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Es la segunda vez en 3 días que en Todo El Campo se publica una noticia titulando con el Super Bowl. Lo hicimos el lunes 12 de febrero y también hoy. No es -como alguna mente pícara podrá estar pensando- porque nos falte información, sino porque el agro genera tanto en todos los sentidos (también en información) que el mayor espectáculo deportivo de Estados Unidos y uno de los más visto en el mundo no sería lo que es si detrás de él no estuviera la producción agropecuaria. De eso trataba el artículo del día 12 titulado Sin agropecuaria, no habría Super Bowl.

Hoy vamos por una producción específica, muchas veces ninguneada por los gobernantes uruguayos, pero que desde hace unos pocos años fue puesta como una bandera a conquistar en los objetivos exportadores de Uruguay: la carne de ave.

Ayer, la cuenta de X Pollos del Uruguay (@PollosdelU) que responde a la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) publicó: “¡El pollo gana en todas las canchas! Este domingo se consumieron más de 1.200 millones de alitas en EE.UU. durante el Super Bowl”. Luego pregunta al lecto si alguna vez probó las alitas de pollo, y recomienda visitar la página web donde se muestran formas de preparar alitas y otros cortes.

¿Pero en realidad en la noche del domingo pasado, mientras millones de personas disfrutaban del espectáculo deportivo y cultural, se consumieron 1.200 millones de alitas? Estamos hablando sólo en Estados Unidos, en lo que duró el espectáculo, y de un total que es la población de Uruguay multiplicada por 400.

El sitio web del National Chicken Concil (NCC, en español Consejo Nacional del Pollo), institución que representa y defiende la industria de pollos de engorde en ese país, con sede en Washington DC, esperaba un mayor consumo. En un artículo publicado a fines de enero se afirmó que durante el Super Bowl se consumirán 1.450 millones de alitas (cantidad suficiente como para dar tres vueltas alrededor de la Tierra).

Ese total se redujo en 250 millones y resultó en 1.200 millones, un total que si no da las tres vueltas, se le aproxima mucho.

@chickencheck.in

Americans are teaming up for the BigGame by collectively eating an anticipated, whopping 1.45 BILLION chicken wings! Say, if we could line up allllll those wings, what would that look like? 🤔🍗 Check out the full 2024 Chicken Wing Report in our bio.

♬ original sound - Chicken Check In - Chicken Check In

RELACIÓN ALITAS DE POLLO CON EL FÚTBOL AMERICANO.

NCC explica la relación exitosa del ala de pollo con el fútbol americano. En su web cuanta que en los años 60 y 70 “cocinar el ave entera estaba de moda”, pero “pero en la década de 1980, los consumidores estadounidenses comenzaron a preferir la carne de pechuga deshuesada y sin piel, y las alitas se convirtieron en un subproducto económico para los productores de pollo”.

Las casas de comidas y bares entendieron que “podían cobrar precios bajos por una proteína relativamente barata y, debido a la naturaleza picante y salada de la salsa” que utilizaban, “descubrieron que las ventas de cerveza se disparaban cuando los clientes comían alitas”.

Paralelamente, “los bares deportivos con múltiples televisores y antenas parabólicas se estaban volviendo cada vez más comunes en Estados Unidos gracias al rápido desarrollo de la tecnología; y el evento deportivo más popular para ver con amigos en los bares es el fútbol. Las alitas eran fáciles de compartir y asequibles, una gran comida para compartir en grupo y poder consumir con otras personas, que además es el maridaje perfecto con una jarra de cerveza. Y así nació el vínculo”.

Imagen de portada de AvisNews.

Procesadores avícolas desmienten faltante de cortes y suba sostenida del precio del pollo.

Procesadores avícolas desmienten faltante de cortes y suba sostenida del precio del pollo.

Cupra: “Una vez más la UVC desinforma a la población en un intento de defender intereses propios y ajenos en pro de la importación de productos, y en contra de la avicultura nacional”.

Montevideo | Todo El Campo | La Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) y la Unión de Vendedores de Carnes (UVC) vuelven a enfrentarse en un debate sobre el mercado de carne de pollo.

La UVC expresó preocupación por el aumento que ha tenido la carne de pollo: de entre 3 y 5 pesos semanales y ya pasó el 10%, aseguran.

También observaron el faltante de la suprema en el mercado, cuando se vienen las fiestas por Navidad y Año Nuevo, fechas de mucho consumo de este tipo de carnes.

Los vendedores sostienen que importar pollo contiene los precios haciéndolos más competitivos y accesibles al consumidor final. Por el contrario, si no hay importación, el precio del pollo se dispara.

DURA RESPUESTA DE CUPRA: LA UVC VA “EN CONTRA DE LA PRODUCCIÓN NACIONAL”.

En respuesta a lo planteado por la UVC, Cupra sostuvo en un comunicado fechado el martes 19 que “al contrario de lo que indican desde la UVC, en las últimas 5 semanas la faena de pollo fue un 8,2% mayor que las 5 semanas anteriores, una clara señal de que las empresas aumentaron su producción para prever el aumento de demanda de fin de año”.

Agrega que al comparar la faena de las últimas 5 semanas contra el promedio de todo 2023, “el aumento fue del 10%”, y si la tendencia continúa “es esperable que este aumento importante de producción se consolide en diciembre, cerrando el año al alza”.

Si se realiza una comparación interanual “el aumento se confirma”, asegura Cupra que añade: “Según los últimos datos publicados por INAC, correspondientes a los meses de octubre y noviembre de 2023, la producción vendida por las empresas en ese período es 6% mayor que en los mismos meses del 2022. Salvando los tres primeros meses del año corriente, en los que hubo una leve tendencia a la baja en el consumo (2% de descenso), el resto del período tuvo un comportamiento similar al año 2022, con un crecimiento compensatorio en los últimos meses de este año”.

Cupra dice lamentar que “una vez más la UVC desinforma a la población en un intento de defender intereses propios y ajenos en pro de la importación de productos, y en contra de la avicultura nacional”.

EL RECIO NO HA SUBIDO.

En cuanto al precio del productor, Cupra recuerda que en noviembre “el IPC subió 0,34% y la carne aviar en su conjunto subió 0,01%, por lo que se podría decir que, en los hechos, no subió, y si vemos el último trimestre, el IPC subió 1,59% y la carne aviar en su conjunto bajó 0,77.

Anualmente, el IPC subió 5,22% en el acumulado de 11 meses, y la carne aviar en su conjunto subió 2,15%, o sea que en lo que va del 2023 subió por debajo de la inflación. Es destacable que a pesar de encontrarnos en un año con inflación a la baja, el precio del pollo logró mantenerse, en promedio, por debajo de los aumentos del IPC.

CRECE EL CONSUMO EN URUGUAY.

Cupra finaliza indicando que en Uruguay la carne de pollo ha aumentado. “En los últimos 3 años tuvo un aumento de consumo per cápita del 30%”.

Foto de portada de El Sitio Avícola.

Foro internacional sobre avicultura. Presidente de Cupra: “Debemos definir un plan estratégico, o cuál es la avicultura que queremos”.

Foro internacional sobre avicultura. Presidente de Cupra: “Debemos definir un plan estratégico, o cuál es la avicultura que queremos”.

«Ha sido muy valioso el aporte de otros países, cada uno con sus características».

Gustavo Clavijo | Montevideo | Todo El Campo | El martes 26 se realizó en la Torre Ejecutiva el primer foro internacional “Desafíos para la exportación de carne aviar uruguaya”, en el cual participaron representantes y exponentes del sector de varios países.

Domingo Estévez, presidente de Cámara de Procesadores Avícolas (Cupra) destacó el nivel, los aportes y las experiencias de quienes participaron y expusieron en el foro. Es el caso de Marcelo Secco que se refirió a lo que ha sido “el camino de la inserción internacional de la carne bovina uruguaya, que es un ejemplo a seguir para nosotros”.

También ha sido muy valioso el aporte de otros países, cada uno con sus características, expresó, por ejemplo “Brasil es un gran exportador, es el primer exportador mundial en productos avícolas y coloca en el exterior entre US$ 6.000 y US$ 7.000 millones por año; Argentina bastante menos también ha sido un país muy exitoso y compite a gran nivel mundial”. “Chile tiene un modelo distinto y quizá un poco más modesto en cuanto a volúmenes, pero con una estrategia para acceder a mercados de excelencia”, agregó.

Viendo todo esto “tenemos que analizar y pensar junto con las autoridades” porque Uruguay tiene que “definir un modelo, una estrategia, un plan estratégico de inserción internacional” de la avicultura.

“Además debemos tener un plan para el mercado interno, porque por más que Brasil sea el principal exportador mundial, -como diera Ricardo Santín, el presidente de la Asociación Brasilera de Proteína Animal- el mercado más importante que tiene Brasil es el mercado interno, con el 70% de la producción y sólo exporta el 30%”.

HAY QUE ADAPTARSE A LO QUE PIDE EL CONSUMIDOR.

Sobre la avicultura uruguaya consideró que “se tiene que cambiar” porque “cada vez más, lo que quiere el consumidor no es un pollo entero, sino un pollo trozado, y si no se lo dan las empresas alguien lo va a hacer en su lugar”.

Hoy las familias son más chicas, las mujeres trabajan y disponen de menos tiempo para estar en sus casas cocinando como por ejemplo sí estaban nuestras madres, y por eso necesitan soluciones más rápidas para llegar y hacer la comida. Eso pasa no solo con las mujeres, los hombres también”, precisó.

“AL PRESIDENTE LE IMPORTA ESTE SECTOR”.

Consultado sobre cómo ve a las autoridades del Gobierno con respecto a la avicultura, Estévez dijo que hay un compromiso mayor: “Se han comprometido bastante más que otras administraciones, pero también nosotros como sector y como gremial hemos madurado y estamos trabajando en otra forma, y hemos visto sí medidas pero faltan otras, como definir un plan estratégico, o cuál es la avicultura que se quiere y se puede tener en Uruguay. Con esas bases debemos desarrollar un plan, no podemos estar expuesto a los distintos vaivenes”.

En cuanto a la presencia del presidente Luis Lacalle en el foro, Estévez dijo que “no hay ninguna duda” que la asistencia del mandatario es importante. También observó como positiva la presencia del subsecretario cumpliendo funciones como ministro interino: Que haya estado en la apertura y luego como expositor el subsecretario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ignacio Buffa, y que para el cierre tengamos la presencia del presidente de la República, ¡vaya si es importante! Eso quiere decir que al presidente le importa este sector”, concluyó.

No se puede desinformar anunciando falta de producción o disparadas de precios, dijo Federico Stanham.

No se puede desinformar anunciando falta de producción o disparadas de precios, dijo Federico Stanham.

“De aquí a fin de año no va a faltar producción nacional en el mercado”

Gustavo Clavijo | Montevideo | Todo El Campo | Federico Stanham, director ejecutivo de Cupra dijo a Todo El Campo que es correcto que los importadores y vendedores “defiendan su negocio, es legítimo y nosotros hacemos lo mismo, per no nos parece bien que se maneje desinformación o información que no es totalmente correcta”.

Decir que va a faltar carne aviar no es verdad, no está faltando ni va a faltar, y eso hay que dejarlo muy claro a la población. Losnúmero de INAC (Instituto Nacional de Carnes) indican que no habrá faltante y habrá carne más que suficiente”, subrayó.

Sobre los precios se dijeron dos cosas, una que estamos en una suba constante de los pollos y no es así porque es un producto que tiene oscilaciones cada 3 o 4 meses porque tenemos un mercado cerrado, entonces cuando la producción aumenta el precio baja y cuando eso pasa la rentabilidad también baja. Como ocurre en cualquier actividad en una situación así todas las empresas ajustan su producción. Al bajar la producción el precio se recupera. Y ese es el asunto, porque se habla de una suba de precios como si fuera algo abusivo de las empresas, pero lo que está haciendo el precio es subir y bajar, pero al subir recupera el nivel que habían perdido en la baja anterior, no es que se dispare”.

“No se puede alarmar a la población” diciendo que habrá o hay subas importantes, son “subas dentro de lo normal”.

Otra cosa que se ha dicho es que la suprema subió de 250 a 500 pesos. Pero “vamos a los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en agosto de 2022 la suprema valía $ 367, en agosto de este año $ 405, esos son datos de la realidad”.

Claro que “puede haber supremas a $ 500 en determinados supermercados, como se puede encontrar asado a $ 800 porque son productos de marca y presentación especial en un punto especial, pero no se pude decir que ese es el precio de la suprema. El precio informado por INE es de $ 405”.

“No se puede dar desinformación y generar alarma”, enfatizó.

Hoy el pollo en planchada (en la puerta del frigorífico para distribución) está a distribuidor con impuesto $ 110 el kilo, y el pollo al abasto (al punto de venta) está a $ 113 el kilo, dantos a agosto que son los últimos publicados.

En las mismas condiciones, “en marzo (2023), el pollo valía $ 99, en diciembre (2022) $ 107. Es lo que decíamos, el precio oscila y luego de bajar recupera el precio anterior, por eso en diciembre estaba en $ 107, en marzo bajó a $ 99 y en agosto subió a $ 110, un valor similar a diciembre de 2023”.

Por tanto “no se puede decir que el pollo subió $ 20” como se afirmó.

Cupra desmiente que falte carne de pollo y que suba el precio.

Cupra desmiente que falte carne de pollo y que suba el precio.

En respuesta a importadores y vendedores, Cupra aseguró que hay abastecimiento suficiente de pollo en el mercado local y que el precio no tiene variaciones anormales a las habituales.

Montevideo | Todo El Campo | La Asociación de Distribuidores e Importadores de Carne de Uruguay (Adicu) y la Unión de Vendedores de Carne (UVC) advirtieron sobre “la falta de pollo en el mercado”, con “un constante e ininterrumpido aumento del precio y una baja del consumo de este producto”, sin embargo, la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) desmintió que haya desabastecimiento y suba del precio.

La advertencia de Adicu y UVC se vincula a la limitación de importación de pollo y señalan que si el Gobierno continúa con esa política el consumidor uruguayo se verá perjudicado.

Los importadores argumentan que la cuota para importación impuesta por el Poder Ejecutivo “es muy baja”, lo que lleva a que el producto falte en los comercios y el precio tienda a subir. Además, señalan que bajó el consumo de carne de pollo.

Ante las advertencias de Adicu y la UVC (ambas instituciones van en el mismo sentido), Cupra emitió un comunicado desmintiendo lo afirmado por esas instituciones.

El debate se da horas antes de que comience, hoy martes, el primer Foro Internacional Desafíos de la Exportación de Carne Aviar Uruguaya, evento que organiza Cupra y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), y del cual participarán destacados expertos nacionales y regionales.

CUPRA DESMIENTE DESABASTECIMIENTO Y SUBA DESMEDIDA DE LA SUPREMA DE POLLO.

En respuesta, Cupra -la gremial que nuclea a las principales industrias procesadoras de pollo del país- aseguró que hay abastecimiento suficiente de pollo en el mercado local y que el precio no tiene variaciones anormales a las habituales cercanas al IPC.

Este lunes Cupra emitió un comunicado en el que señala que “nuevamente desmiente” afirmaciones como las expresadas “y remarca que no hay desabastecimiento de pollo en el mercado local”.

Federico Stanham, director ejecutivo de Cupra, expresó: “Una vez más debemos salir a aclarar la información distorsionada que desde la UVC y Adicu deciden difundir entre los medios de comunicación”.

“Tajantemente debemos decir que no hay faltante de producto en el mercado nacional y menos aún una suba sostenida del precio del pollo en los últimos meses, como declaran carniceros y distribuidores”, aseguró.

Los datos objetivos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Instituto Nacional de Carnes (INAC) demuestran que tanto la faena como los precios se mantuvieron acordes al comportamiento habitual de este producto en el mercado.

“Todos los involucrados en este sector saben que el precio del pollo está asociado a las oscilaciones naturales de la producción nacional que aumenta y disminuye en ciclos habituales de 3-4 meses” explicó Stanham, y aseguró: “El precio del pollo no tiene subas sostenidas sino que baja durante algunos meses del año y luego recupera su valor habitual, pero cuando los precios de la industria bajan, y mucho, eso no se ve reflejado en los valores en mostrador” (ver siguiente gráfica de Cupra en base a datos de INAC).

Se aclara también que tampoco es correcto afirmar que la suprema de pollo haya tenido una suba del 100% como indica el comunicado de la UVC y Adicu.

“Nuevamente se toma como referencia de precio determinados productos con marca y presentación especial, en un punto de venta específico, como si fuera el promedio de toda la industria, cuando los datos objetivos del INE indican que el precio promedio de la suprema de pollo estaba en $ 367 en agosto de 2022 y se ubicó en $ 401 en agosto de 2023” detalló Stanham.

Respecto a la faena, Cupra asegura que “también es falso que la producción nacional haya disminuido para generar una suba de precio”, y explica: “Según los datos de carne volcada al abasto publicados por INAC, entre los meses de abril y julio (que fue cuando se limitó la importación) la producción nacional volcada al abasto es más que en el mismo período del año anterior. La menor producción de los primeros 7 meses de este año comparada con el mismo período del 2022, corresponde a un aumento de producción excepcional en los primeros meses del año pasado.

Para Stanham, “proyectar ese 2,3% y decir que va a faltar un 4% de pollo de aquí a fin de año también es una desinformación ya que si uno va a los datos recientes aumentó la producción volcada al abasto por las empresas nacionales”.

Pin It on Pinterest