Las proteínas del pollo son equiparables a las de la carne de vacuno.

Las proteínas del pollo son equiparables a las de la carne de vacuno.

Sobre las grasas, el pollo también tiene noticas positivas: En comparación con la carne vacuna se da una mayor presencia de grasas insaturadas, beneficiosas para la salud.

Cupra, la Cámara Uruguaya de Productores Avícolas, destacó en su página web las “propiedades nutricionales de la carne de pollo”, haciendo un breve análisis de las proteínas, grasas, minerales y vitaminas que implica su consumo.

Al respecto señala que “el valor de las proteínas presentes en la carne de pollo es equiparable al de la carne bovina”.

“Se trata en ambos casos de proteínas de alto valor biológico. La presencia de proteínas es mayor en la pechuga que en el muslo”, detalla, y aclara que “el método de cocción también influye en la cantidad de proteínas”, por ejemplo “el pollo frito tiene menor concentración de proteínas que el pollo cocido en preparaciones de olla”.

Sobre las grasas, el pollo también tiene noticas positivas: “En comparación con la carne bovina, en el pollo se da una mayor presencia de grasas insaturadas, beneficiosas para la salud”.

“La pechuga tiene menos grasa que los muslos, y la piel es donde hay una mayor concentración de grasa, por lo que se suele recomendar quitarla, ya sea antes o después de cocinar la pieza”, señala.

Los minerales no están ausentes, con buena presencia de fósforo y potasio, también hierro y zinc, “aunque en menor cantidad que en la carne roja”.

En cuanto a las vitaminas, Cupra recuerda que “la carne de pollo tiene una importante presencia de vitaminas como la B3, también llamada niacina, que ha demostrado ser beneficiosa en la prevención y mejora de algunas dolencias, como trastornos de la piel, diabetes o problemas relacionados con la mala circulación sanguínea”.

“Otra de las vitaminas a destacar es el ácido fólico que resulta de vital importancia para el mantenimiento de una buena salud, ya que interviene en la producción de células. Además, el consumo de ácido fólico previene la anemia”.

A lo anterior se suman otras vitaminas como son la A, la C y la B12.

Pin It on Pinterest