Últimos días para las preinscripciones al curso: Idóneo en Manejo Post Cosecha de Granos – edición 2024

Últimos días para las preinscripciones al curso: Idóneo en Manejo Post Cosecha de Granos – edición 2024

Organizan el MGAP y CAF.

Montevideo | Todo El Campo | El 24 de mayo cierran las preinscripciones para el Módulo I “Introducción” del curso “Idóneo en Manejo Post Cosechas de Granos”.

Curso organizado en conjunto por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), con el objetivo de capacitar y actualizar el conocimiento en Buenas Prácticas de Postcosecha de los técnicos del sector.

El curso está compuesto por cuatro módulos (Introducción, Técnicas de Laboratorio, Recibo y Almacenamiento, y Control y Manejo de Plagas) y este año se dictará en modalidad presencial.

El Módulo I, obligatorio y previo a cualquier otro, se cursará del lunes 10 al viernes 14 de junio, en Montevideo.

Pueden participar personas con ciclo básico aprobado (3° año de liceo o su equivalente en UTU), así como técnicos y operadores que ya trabajen en el área post cosecha de granos y quieran profesionalizar su gestión.

Actividad con costo y cupos limitados.

Por consultas, pueden contactarse con secretaria@caf.org.uy o al teléfono 2900 00 12.

FECHAS Y FORMATO DE LOS SIGUIENTES MÓDULOS DEL CURSO

Los módulos siguientes del curso se realizarán entre julio y octubre de 2024, en formato presencial. Próximamente se difundirá información detallada de los módulos II a IV.

Formulario de PRE INSCRIPCIÓN- Módulo I «Introducción» del curso Idóneo en manejo post cosecha de granos 2024 (google.com)

¿Qué estamos haciendo para que los jóvenes valoren el trabajo agropecuario?

¿Qué estamos haciendo para que los jóvenes valoren el trabajo agropecuario?

Con el libro “Nuestro Campo” la agropecuaria ingresó a la currícula escolar. Es un buen comienzo, y es de esperar que no haya vuelta atrás.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | El domingo 14 de abril, el último día de la Expo Melilla, se llevó a cabo una actividad organizada por la Asociación Rural de Jóvenes del Uruguay (ARJU) y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) denominada “Transición Campo Ciudad: Preparándote para regresar fortalecido”, a cargo de los ingenieros agrónomos Jesús Castillo y Martín Jaurena, y la presencia del presidente de INIA, Jorge Bonica.

Jesús Castillo es investigador de INIA Treinta y Tres, pero quizá por su juventud o algún rasgo de su personalidad, parece tener un perfil de fácil acceso a los más jóvenes, y en aquella charla contó que cuando a los jóvenes se les explica la importancia que tiene la agropecuaria para el país, “la respuesta que se recibe es positiva”.

Agregó que esa conducta se observa a todo nivel, desde los liceales hasta los más avanzados, lo que comprobó por sí mismo en las charlas que mantiene con las generaciones en formación.

Una de las experiencias que relató con más emoción es que con los años se ha encontrado a jóvenes profesionales, la mayoría ingenieros agrónomos, que le han expresado que eligieron esa carrera luego de haberlo escuchado a él, en algún centro de estudio, explicar y exponer sobre lo importante que es la agropecuaria. “Eso es algo que a uno lo llena”, dijo.

Los dichos de Castillo en la actividad de la ARJU e INIA merecen ser pensados y deberían servir para lanzar la pregunta básica y fundamental: ¿Cuál es la opinión que los jóvenes tienen del campo?, que nos lleva a otra quizá más urgente: ¿Qué estamos haciendo para que los jóvenes valoren el trabajo agropecuario?

Recuerdo que en el marco de la 39ª Asamblea Ordinaria de las Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), el presidente de esa institución, Pablo Perdomo, se refirió a la importancia de trasladar la ruralidad a los centros educativos como forma de avanzar en la formación de una mayor conciencia agropecuaria.

Ante autoridades de la educación dijo que las cooperativas agrarias seguirán “dispuestas a tender puentes entre el campo y la ciudad, poniendo en práctica la empatía”.

“Se requiere un trabajo sostenido, comprometido y de puertas abiertas con todas las partes involucradas para lograr un Uruguay integrado”, apuntó. Agregó que “Uruguay es un país productor de alimentos, y los productores lo hacen cuidando el ambiente”.

“El cooperativismo agrario, con sus principios y valores, y el sector agropecuario deben formar parte de la currícula escolar”, reclamó.

En ese sentido, el viernes 19 de abril fue presentado el libro “Nuestro Campo”, un trabajo que se incluirá en el programa oficial de octavo año.

No hay dudas de que poner en manos de los estudiantes la posibilidad de que se informen, enteren y aprendan qué significa el campo para el país, es un paso clave, pero llega con varias generaciones de retraso. No se entiende por qué, siendo el motor de la economía la educación se ha hecho la desentendida.

Afortunadamente eso comenzó a cambiar, el desafío ahora es continuar el camino iniciado y que no haya marcha atrás.

Al celebrar sus 40 años, CAF planteó los riesgos del atraso cambiario y pidió incluir las cooperativas en la Comap.

Al celebrar sus 40 años, CAF planteó los riesgos del atraso cambiario y pidió incluir las cooperativas en la Comap.

El presidente de CAF realizó varias reflexiones y planteamientos, entre éstos últimos el costo del atraso cambiario. Advirtió que es “fundamental buscar soluciones creativas y efectivas, o lamentablemente en el futuro estaremos diseñando políticas sociales para la ruralidad”.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Con la declaración de interés ministerial por parte de los ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y de Educación y Cultura (MEC), las Cooperativas Agrarias Federadas celebraron 40 años. El acto se realizó en el Palacio Legislativo con la participación del presidente Luis Lacalle, la vicepresidenta Beatriz Argimón y la presidenta de la Cámara de Diputados, Ana Olivera.

Entre los presentes se encontraban productores rurales, representantes de la institucionalidad agropecuaria de todo el país, y referentes políticos de todos los partidos.

Apoyaron el Banco de la República (BROU), el Instituto Nacional de Carnes (INAC) y del Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop).

El presidente de CAF, Pablo Perdomo dijo que celebrar 40 años “es un hito significativo en la historia de nuestra querida institución, es un momento de emoción, también de reflexión, en el que miramos hacia atrás con gratitud por todo lo que hemos logrado juntos, y hacia adelante con determinación para enfrentar los desafíos que el futuro nos depara”.

En esas cuatro décadas “hemos enfrentado desafíos y momentos difíciles que pusieron a prueba nuestra fortaleza y capacidad de adaptación”, y siempre “lo que nos distingue como cooperativas es nuestra capacidad de unirnos para buscar soluciones conjuntas y encontrar oportunidades, incluso en medio de la adversidad”.

Solidaridad, compromiso y ayuda mutua son valores que están en nuestro ADN”, y sin perder la esencia aprendimos “adaptarnos a las circunstancias cambiantes, a innovar y diversificar nuestras actividades, a fortalecer nuestras alianzas y desarrollar nuevas estrategias para asegurar la viabilidad y sostenibilidad de nuestras cooperativas en el largo plazo”.

RECLAMOS AL GOBIERNO.

Perdomo no perdió la oportunidad de plantear ante el presidente de la República sus reivindicaciones más importantes, entre ellas el valor del dólar y el atraso cambiario que “está impactando negativamente en el poder adquisitivo de los productores, afectando directamente los ingresos de quienes trabajan la tierra, poniendo en riesgo su sustento y el desarrollo de las cooperativas”. “Es fundamental que busquemos soluciones creativas y efectivas, o lamentablemente en el futuro estaremos diseñando políticas sociales para la ruralidad”, agregó.

Valoró el cuidado ambiental, pero realizó cuestionamientos a posibles efectos negativos que puede tener el mal o equivocado manejo del tema: “La normativa para el cuidado y la preservación ambiental, si bien busca proteger nuestro entorno natural, muchas veces desconoce la realidad del sector productivo”. Ese desconocimiento generara normas que “pueden imponer restricciones y costos adicionales”. Para evitar eso, reclamó: “Es fundamental que una gremial como CAF sea escuchada y tomada en cuenta en la elaboración de esas leyes. Ejemplo de eso son los avances o retrocesos para legislar sobre el monte nativo o el campo natural”.

Lamentó -y este es un viejo reclamo de CAF- que las cooperativas agrarias “no pueden verse beneficiadas por la ley de inversiones si presentan proyectos de inversión a la Comap”, la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones. “Las cooperativas necesitan y quieren invertir”, y por eso es “fundamental poder avanzar con los incentivos necesarios para que las cooperativas puedan seguir creciendo y generando empleo de calidad en nuestras comunidades”.

Otro asunto “pendiente” es “la instrumentación del acto cooperativo en las cooperativas agrarias”; y requirió facilidad en el cumplimiento de las exigencias: “Precisamos que las normas nos faciliten, entre otras cosas, la certificación, la trazabilidad, la inocuidad y que no se nos complique con la burocracia del Estado que a veces traban en vez de facilitar”.

Los temas a los que refirió Perdomo, junto a otros, integrarán un texto más desarrollado que CAF entregará a los candidatos en julio, para que todos conozcan sus propuestas para el próximo Gobierno, y entendiendo que “las cooperativas son socias estratégicas y aliadas para llevar adelante políticas públicas en la administración del Gobierno de turno”.

COOPSUR.

Sobre el final de su exposición, Perdomo dijo que el lunes pasado se conformó Coopsur y que CAF integra junto a otras cooperativas agrarias de Argentina, Brasil, Paraguay.

El trabajo que desarrollará Coopsur fue estampado en “una hoja de ruta”, tendiente a unir el trabajo cooperativo tras “un horizonte” que puede tener objetivos diversos como de capacitación, aperturas de mercados, etc.

Lacalle: Las cooperativas son como la red para los trapecistas.

Lacalle: Las cooperativas son como la red para los trapecistas.

En una cooperativa hay integración, porque el éxito individual está condicionado al éxito del común denominador.

Montevideo | Todo El Campo | El presidente Luis Lacalle dijo que Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) es una institución que “propone, critica y hace docencia”. La afirmación la hizo en la celebración de los 40 años de la institución.

En el acto que se realizó el martes 9 en Palacio Legislativo, el mandatario observó que “el espectro de las cooperativas en enorme”, y que “a veces no sabemos muy bien qué quiere decir cooperativa”, aunque es concepto que “sabemos que es entre muchos y que más o menos sociabiliza mucho, pero ahí nos quedamos”. En el caso de CAF “son cooperativas agrarias y además son federadas”.

Las cooperativas “no aseguran subsistir, sí asegura resistir en los malos momentos”, agregó, comparando su papel con “la red de los trapecistas que evita que el impacto sea demoledor”.

Por otro lado, en una cooperativa hay integración, porque “el éxito individual está condicionado al éxito del común denominador”, subrayó.

Fotos del MGAP y Parlamento.

Cambios, resistencia y CAF.

Cambios, resistencia y CAF.

Pablo Perdomo: “Aunque han cambiado muchas cosas, nuestro compromiso con los principios y valores cooperativos sigue siendo el mismo”. Ahí está el secreto de éxito.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Hace exactamente 40 años, el 9 de abril de 1984, nació CAF, Cooperativas Agrarias Federadas. Los de 55 años o más recordarán las características especiales de aquel año.

El propio Pablo Perdomo, presidente de CAF, lo recordó este martes 9 de abril al celebrar el cuadragésimo aniversario en el acto realizado en el Palacio Legislativo en presencia del presidente Luis Lacalle y legisladores de todos los partidos políticos.

Dijo que sus impulsores comenzaron a pensar en CAF mucho antes, durante la dictadura, pero la fundación y los primeros años coincidieron con el período en que “la democracia se fue rehaciendo”.

RECORDANDO LOS AÑOS 82-84.

Efectivamente, política y socialmente era un Uruguay y un mundo muy diferentes. Además de la dictadura que estaba en sus instancias finales, años antes -cuando los fundadores de CAF comenzaron a pensarla- se rompió la tablita (en 1982) con una devaluación superior al 50% y se impuso el concepto de “la década perdida”, como alguna vez dijera Enrique Iglesias.

Otro hecho relevante de ese año fue que en noviembre se realizaron las elecciones internas con candidatos y partidos políticos proscriptos. El camino hacia la recuperación democrática no estaba asegurado, pero se avanza a pasos significativos.

A nivel internacional, la región sur se estremeció con la guerra de las Malvinas y el mundo comenzó a hablar de El Niño como fenómeno climático.

En 1983, lo más importante sin duda fue el acto en el Obelisco, las negociaciones en el Parque Hotel y el Club Naval; además de los primeros caceroleos contra la dictadura, por ciudadanos que comenzaban a animarse a manifestarse contra lo que no les gustaba.

En el mundo, el líder sindical polaco Lech Walesa gana el premio Nobel de la Paz y en América Latina avanza la recuperación democrática.

Llegó por fin 1984, año en que se funda CAF. También fue el de las elecciones por primera vez luego de 11 años. Wilson Ferreira regresó al país e inmediatamente fue enviado a prisión, se arriba al pacto de Club Naval, la ciudadanía le da el triunfo a Julio Sanguinetti, Ferreira es liberado y se compromete a dar gobernabilidad sin rencores. El referente principal del Frente Amplio, Líber Seregni mientras regresaban Alfredo Zitarrosa y Los Olimareños.

“EL QUE RESISTE GANA”.

Desde entonces el mundo cambió. Podríamos hacer una cronología de los acontecimientos más importantes, pero excedería los límites lógicos de un artículo periodístico que apenas se propone mostrar el contexto social y político en que CAF irrumpió en el mundo rural.

También la ciencia y la tecnología han evolucionado increíblemente. La autonomía de las máquinas era cosa de ciencia ficción, internet no llegó hasta 1995 y la biotecnología hasta 1996. Y CAF se ha adaptado, y esa adaptación es lo que le da permanencia y sentido a su existencia. Pero que esos cambios no lleven a olvidar los valores pioneros y fundamentales por los que CAF fue creada.

En un pasaje de su discurso Perdomo lo dijo con claridad: “Aunque han cambiado muchas cosas, nuestro compromiso con los principios y valores cooperativos sigue siendo el mismo”. Ahí está el secreto de éxito.

En relación con eso cae recordar una frase del presidente Luis Lacalle del acto de ayer. Dijo que las cooperativas “no aseguran subsistir, sí asegura resistir”. Lo que el mandatario no dijo, pero que quizá hizo recordar a muchos, fue aquella afirmación del escritor y periodista español Camilo José Cela: “El que resiste gana”, que, dato al margen, esas palabras de Cela fueron las que inspiraron la letra del poema mil veces hecho canción mundialmente famosa, Resistiré, de Carlos Toro.

Pin It on Pinterest