Ministra Arbeleche presentó los logros en políticas de empleo, salarios y baja de impuestos.

Ministra Arbeleche presentó los logros en políticas de empleo, salarios y baja de impuestos.

Arbeleche: “La consolidación del proceso de creación de empleo, la disminución de la inflación y el aumento del salario real y del consumo de los hogares resultan en una mejor calidad de vida y en más libertad para los uruguayos”.

Montevideo | Todo El Campo | La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, realizó este miércoles 21 la presentación de la situación fiscal y las perspectivas macroeconómicas del Uruguay para este año.

En la oportunidad dijo que el nivel de actividad económica en 2023 fue 3,6% mayor que en 2019. Este porcentaje es consistente con la proyección del producto interno bruto (PIB) para 2023, del 0,5%. Las exportaciones de bienes y servicios superaron en 4,5% el registro de 2019, mientras que la inversión total en obras, considerando tanto las iniciativas públicas como privadas, aumentó un 20% respecto al mismo año.

Sobre el empleo expresó que 37.000 personas accedieron a un trabajo durante el año pasado y que hubo un total de 76.100 individuos ocupados más entre 2019 y 2023.

Las cifras del empleo logradas contratan con lo ocurrido con la administración anterior, entre 2015-2019, cuando se perdieron 52.600 puestos de trabajo, por lo que el crecimiento registrado recientemente permitió superar ese perjuicio, producto del diseño de las políticas públicas. El salario real está 2% por encima de los niveles previos a la pandemia.

BAJA DE LA INFLACIÓN Y ORDEN FISCAL.

Sobre la inflación, Arbeleche enfatizó en su caída con un 2023 en que cerró en 5,1%, frente al 8,8% registrado en 2019.

La disminución de este índice, sumada a la reducción de impuestos realizada por el Gobierno, permitió un aumento del 0,5% del salario real y del 3,7% del consumo de los hogares que se incrementó un 5,4% respecto a 2019.

El Gobierno también mantuvo el orden en el manejo fiscal, bajando impuestos y mejorando el manejo del gasto.

Subrayó que la regla fiscal aprobada con la Ley de Urgente Consideración (LUC) da el marco en que se debe medir la conducta del Gobierno y se basa en tres pilares: el primero mide el resultado estructural; el segundo, el tope de gasto; y, el tercero, el tope de endeudamiento o deuda neta.

En cuanto al primer pilar (el resultado estructural) Arbeleche valoró que el resultado fiscal estructural de 2023 fue de 2,7% del PIB, en comparación con el 4,5% registrado en 2019.

El segundo (el tope del gasto) muestra un aumento de 1,5% del PIB, sin considerar los egresos relacionados a la atención y las consecuencias de la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19.

El tercero (el tope de endeudamiento o deuda neta) cerró en US$ 2.424 millones.

Explicó que después de que se votara el límite en 2.200 millones se presentó una cláusula de aumento del tope legal para atender la emergencia hídrica, por lo que se incrementó el monto total a 2.860 millones, total que no se llegó a utilizar.

Uruguay ha cumplido con la regla fiscal por cuarto año consecutivo, enfatizó Arbeleche, que añadió: “Hay un quiebre en la manera de hacer política económica”. En el pasado cada gasto se financiaba con más impuestos, pero ahora se redujo el impuesto de renta de las personas físicas (IRPF), lo que benefició al 75% de los contribuyentes, y el de asistencia a la seguridad social (IASS) para todos los pasivos, entre otras medidas que implican una resignación fiscal de US$ 150 millones anuales.

“La rebaja de impuestos también es más libertad para las personas”, definió.

LO QUE URUGUAY ESPERA PARA 2024.

Para el año que se inicia se espera que el PIB crezca 3,5%, que continúe el dinamismo del mercado laboral y que haya unas 14.000 personas ocupadas más para el final del año.

La inflación, se estimó que será del 4,9%.

El resultado fiscal previsto es de -3% del PIB, dado que el Estado recibirá menos ingresos por la baja de la inflación. El aumento del gasto se estima en un 2,8%, mientras que la previsión indica que el endeudamiento se mantendrá en US$ 2.300 millones.

EL GOBIERNO CUMPLIÓ.

Arbeleche entendió que el Gobierno cumplió con los compromisos de dinamizar la economía, generar empleo, mantener el salario real, bajar impuestos, ordenar las cuentas fiscales y avanzar con las reformas estructurales, como la de la seguridad social.

Finalizó señalando que “gastar más de forma focalizada, de forma eficiente, atendiendo las necesidades de las personas, y bajar impuestos no es contradictorio con tener las cuentas ordenadas”.

PRESENTACIÓN COMPLETA.

Uruguay acordó préstamo multilateral que premia cumplimientos climáticos en una ganadería sostenible.

Uruguay acordó préstamo multilateral que premia cumplimientos climáticos en una ganadería sostenible.

Se premiará con reducción de la tasa de interés el cumplimiento de objetivos climáticos, apuntalado por un programa ambicioso de producción ganadera sostenible.

Montevideo | Todo El Campo | El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó que Uruguay y el Banco Mundial acordaron, el lunes 9 de octubre, los términos de un contrato de préstamo multilateral que, por primera vez, premiará con una significativa reducción en la tasa de interés el cumplimiento de objetivos climáticos asociados a los compromisos asumidos en el Acuerdo de París. Dicho contrato se presentará en noviembre para aprobación del Directorio del organismo multilateral.

MENOS INTERÉS SI SE REDUCE LA EMISIÓN DE METANO.

Este préstamo incluye un mecanismo financiero que habilita un descuento en la tasa de interés si se sobrecumplen, en un punto porcentual, los objetivos de reducción de la intensidad de las emisiones de metano en la producción de carne vacuna, respecto a los compromisos de Uruguay ante el Acuerdo de París.

El monto de ahorro potencial en intereses será de US$ 12,5 millones durante el período del préstamo. Existe la posibilidad de que este monto aumente con aporte de recursos de países desarrollados, en caso que Uruguay alcance la meta de 2030 en forma anticipada.

Para alcanzar los objetivos planteados, se escalará la experiencia exitosa a nivel nacional del programa Ganadería y Clima, ampliándolo a diversos sistemas ganaderos, con el objetivo primordial de mejorar la eficiencia productiva, la sostenibilidad ambiental y el retorno económico de los productores.

Para financiar este programa en su etapa inicial, se logró el compromiso del Banco Mundial de otorgar recursos no reembolsables, una vez aprobado el préstamo. Asimismo, las reducciones potenciales de intereses derivados de este préstamo también se utilizarían para este programa, así como en otros proyectos ambientales.

En el diseño del instrumento de préstamo trabajaron juntos los ministerios de Economía y Finanzas, de Ganadería, Agricultura y Pesca, y de Ambiente. También fue fundamental en el diseño del instrumento la estrecha colaboración con los equipos técnicos del Banco Mundial. Asimismo, la verificación externa de los indicadores será por parte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

DECLARACIÓN CONJUNTA DE LA DIRECTORA DEL BANCO MUNDIAL Y LA MINISTRA ARBELECHE.

Ayer en Marrakech (Marruecos), el Banco Mundial divulgó la declaración de la directora gerente del Banco Mundial, Anna Bjerde, y la ministra de Economía y Finanzas de Uruguay, Azucena Arbeleche (Bjerde y Arbeleche juntas en la fotografía de portada).

El siguiente es el texto de la declaración:

“Estamos entusiasmadas de concluir la negociación de un préstamo innovador para Uruguay que incorpora, por primera vez, la posibilidad de una reducción en el pago de los intereses basada en un desempeño verificable frente a objetivos climáticos. Esto podría resultar en una reducción de intereses de hasta US$12,5 millones si Uruguay alcanza sus objetivos para reducir la intensidad de las emisiones de metano de su sector ganadero, más allá de sus compromisos bajo el Acuerdo de París. Uruguay será el primer país en beneficiarse de esta característica financiera y el Banco Mundial buscará replicar y escalar este enfoque para incentivar a los países a generar bienes públicos globales.

Esta innovación financiera está alineada con la Hoja de Ruta para la Evolución del Banco Mundial que busca crear incentivos para los países que se esfuerzan por integrar desafíos globales como la mitigación del cambio climático en sus estrategias de desarrollo, mientras trabajamos para poner fin a la pobreza en un planeta habitable.

Esta colaboración entre Uruguay y el Banco Mundial se basa en una asociación de larga data que ha producido programas replicables que no sólo benefician al país, sino que también han generado soluciones innovadoras de desarrollo que se han replicado en otros países miembros a través de actividades analíticas o proyectos de préstamos”.

LO QUE ARBELECHE, MATTOS Y BOUVIER DIJERON.

Azucena Arbeleche, ministra de Economía y Finanzas, expresó: “La aprobación de este instrumento de préstamo es otro paso innovador del país en la búsqueda de mejores condiciones de acceso al financiamiento internacional. Tan importante como ello, busca potenciar el posicionamiento de Uruguay en los mercados de exportación agropecuaria, que valoran crecientemente la producción sostenible. En ese sentido, los indicadores incluidos en este préstamo, y en el Bono Ambiental emitido en 2022, demuestran la determinación y ambición de Uruguay en seguir una senda de desarrollo que combine mayor crecimiento y productividad en el sector ganadero, parte integral de la estructura económica del país, con un compromiso de no deforestación del bosque nativo”.

El titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, comentó:  “Avanzar en herramientas económicas y financieras que premien y promuevan la adopción de tecnologías en la ganadería es una señal muy importante, por y para los productores de todo el país. La evidencia empírica fortalece la consigna que la mejora en la eficiencia en el uso de los recursos naturales trae consigo mayor sostenibilidad económica, social y ambiental. Nuevamente Uruguay reafirma su compromiso histórico con la sostenibilidad y la política de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, innovando a través de un instrumento de financiación con respaldo del Banco Mundial. Esto nos desafía, y al mismo tiempo consolida el compromiso con las políticas ambientales y su aporte para combatir los efectos del cambio climático para el beneficio global y también de los productores del país”.

Robert Bouvier, ministro de Ambiente, señaló: “El avance en las negociaciones entre Uruguay y el Banco Mundial para un préstamo vinculado a compromisos ambientales es una gran noticia. Cumpliendo con nuestros objetivos en cuanto a producción sostenible, Uruguay se beneficiará con tasas de interés más favorables. Es una herramienta que reconoce y recompensa lo que hacemos bien. Avanzamos hacia otro hito que vincula política ambiental, económica y productiva porque integra las visiones de las tres carteras a las políticas públicas en clave de sinergia. Estamos comprometidos con un enfoque que promueva la producción sostenible y reconozca a quienes lideran este esfuerzo. Este préstamo representará un paso importante en esa dirección y esperamos con entusiasmo los beneficios que traerá para Uruguay y su futuro sostenible”.

Arbeleche, Falero y Mieres expusieron en la Expo Prado: un país que avanza a pesar de la combinación de desafíos como nunca antes se dieron.

Arbeleche, Falero y Mieres expusieron en la Expo Prado: un país que avanza a pesar de la combinación de desafíos como nunca antes se dieron.

Desde 2020 hemos tenido pandemia, guerra con inflación global, sequía. Pero también más inversión, más empleo, más salario, menor inflación.

Montevideo | Todo El Campo | Se realizó en tarde del viernes 8, como una de las primeras actividades de la Expo Prado, la conferencia “Desafíos para un Uruguay con desarrollo sostenible”, en el cual participaron los ministros de Transporte y Obras Públicas (MTOP), José Luis Falero; de Economía y Fianzas (MEF), Azucena Arbeleche; y de Trabajo y Seguridad social (MTSS), Pablo Mieres. El evento fue organizado por la Confederación de Cámaras Empresariales.

La ministra Azucena Arbeleche se refirió a los pasos dados por el Gobierno frente a la crisis sanitaria que se planteó en el país a pocos días de que asumiera el Poder Ejecutivo. Recordó que hubo que enfrentar la pandemia y para eso se invirtieron más de US$ 2.000 millones.

El otro gran desafío se generó por la invasión rusa a Ucrania, que empujó los precios al alza en un fenómeno mundial. Para hacer frente a ese desafío que se presentó cuando el mundo se preparaba para recuperarse de la pandemia que recién finalizaba, nuestro país aumentó los ingresos de la población y bajó los impuestos de los productos básicos.

El tercer fenómeno que desafió a Uruguay fue la sequía, la peor en cien años, lo que motivó la declaración de emergencia agropecuaria y la toma de decisiones que significaron US$ 200 millones.

Mientras esas instancias adversas se daban, Uruguay supo aumentar la inversión en infraestructura, incrementó el empleo y subió el salario real mientras logró bajar la inflación a un guarismo que no se veía desde 2005.

FALERO: APOSTAR A LA OBRA PÚBLICA DE CALIDAD.

El ministro José Luis Falero destacó que para trabajar proyectándose al futuro se debe apostar a la obra pública de calidad, que sea de servicio a la producción y a los ciudadanos.

Con esa visión y meta, es que el Estado está desarrollando obras viales, ferroviarias, de conectividad fluvial y aérea. Ahí está la inversión de US$ 3.600 millones en un plan de infraestructura.

MIERES: HUBO RECUPERACIÓN DEL TRABAJO.

Por último, el ministro Pablo Mieres, dijo que entre 2021 y julio de 2023 se crearon 120.000 puestos de trabajo.

Entre enero y julio de este año, aumentó la actividad (62,9%), el empleo (57,6%); y en julio el desempleo fue de 7,8%.

Mieres aseguró que la aprobación de la reforma de la seguridad social fue el mayor desafío del Gobierno; y que es “una reforma necesaria, que construye futuro de sostenibilidad de las prestaciones previsionales para los próximos años”.

La preocupación ambiental llega a todos los sectores de la actividad humana.

La preocupación ambiental llega a todos los sectores de la actividad humana.

Arbeleche en la presentación del libro de INIA: El ambiente es un bien público global, y por eso los factores ambientales están en la normativa uruguaya, y cuando se integran a la producción económica traen mayor crecimiento y empleo a Uruguay.

Montevideo | Todo El Campo | La ministra de Economía Azucena Arbeleche participó este jueves 4 de mayo de la presentación del libro “Aportes científicos y tecnológicos del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) del Uruguay a las trayectorias agroecológicas”. Con Arbeleche participaron de la mesa su par interno de Ganadería Agricultura y Pesca, Ignacio Buffa; el de Ambiente, Robert Bouvier; y el director del INIA, José Bonica.

La publicación presentada recoge algunas de las contribuciones de INIA junto a otras instituciones a la generación de conocimiento y tecnologías que aportan a las transiciones agroecológicas en distintos sistemas de producción nacional, como el ganadero, el agrícola, el vegetal intensivo, el agrícola-ganadero, el forestal, el lechero, el arrocero y el familiar.

Arbeleche expresó que en el mundo actual “hay un enfoque holístico de lo económico, de lo social y de lo ambiental” y que prueba de ello es la presencia del Ministerio de Economía y Finanzas, cosa que anteriormente no ocurría.

Explicó que “en el mundo está habiendo un cambio de paradigma en la forma en que los países y las empresas comercializan e invierten”. Ese cambio de paradigma conlleva mayor conciencia “de los aspectos sociales y de los aspectos ambientales”.

Es decir, “de la sostenibilidad social y ambiental, pero básicamente el cambio de paradigma más acelerado en este mundo de los negocios está en el tema ambiental y cada vez más la huella de carbono de un producto, de un bien, de un servicio -o lo que es el tratamiento que en esa producción tuvo de los recursos naturales, el uso o abuso que se haga de nuestros recursos naturales-, cada vez se va a mirar más”, sostuvo.

Continuó apuntando que esa preocupación ya la estamos viendo “hoy en los mercados financieros. Cuando una empresa o cuando un país se financia, el inversor que pone su dinero en esa empresa o en ese país, va a considerar diferente y va a demandar más los títulos de deuda de la empresa o del país que tiene un comportamiento ambiental más responsable”.

“En el caso uruguayo cada vez más las calificadoras de riesgo en su metodología explicitan más y más estos factores, básicamente se llaman ESG (ambientales, sociales y de gobernanza) y 0donde está cambiando más y donde el foco se está poniendo más -que era algo que no se había hecho hasta ahora con esta intensidad- es en lo ambiental. Uruguay está muy bien parado en los mercados financieros y claramente la nota crediticia de las calificadoras de riesgo que Uruguay tiene hoy, que es la más alta en la historia de nuestro país, tiene que ver con esto”, señaló.

Arbeleche recordó que “hace unos días la calificadora Standard and Poor’s aumentó la nota a la más alta que ha tenido Uruguay y explicitó que eso tenía relación con el manejo fiscal prudente, con la reforma de seguridad social aprobada, pero también sin duda que ahí atrás está este enfoque responsable en lo ambiental y en lo social”.

“En materia de producción y de comercio, la manera en que comercialicen los países, las relaciones diplomáticas, van a estar muy marcadas por esta huella de carbono que tengan los bienes”, explicó.

El bien que entra a la Unión Europea cada vez más se va a mirar cuánto carbono emitió y se está implementando lo que se llama el mecanismo de ajuste de carbono en frontera, no para todos los bienes, pero ya hay bienes que lo tienen y ya hay precio para ese carbono que se que se emitió en la producción de ese bien. Y así como hace años tenemos el sello de exportación de carne libre de aftosa, los inversores que dialogan con el MEF cada vez más están pidiendo, o van a pedir, que esa carne también sea libre de deforestación”, analizó la ministra.

Recordó que “esto lo vimos claramente cuando fueron los propios inversores que demandaban los bonos uruguayos que pidieron ‘pongan como indicador importante en la responsabilidad ambiental el mantenimiento del bosque nativo”.

Arbeleche subrayó que “todos estos elementos podemos resumirlos en varias medidas de lo que se llaman los factores ambientales sociales y de gobernanza”. Y remarcó que “está claro es que Uruguay se posiciona muy bien en este aspecto y por lo tanto tenemos una enorme oportunidad como país de estar a la vanguardia de estos temas y de avanzar en este desarrollo sostenible en todos estos aspectos”.

La ministra explicó luego cómo concibe el Gobierno y el equipo económico: “Al menos en lo que refiere al MEF, se puso un mojón sumamente importante en esta Administración. En la Ley de Presupuesto vigente el artículo 533 explicita que la política económica va a incorporar la política ambiental”.

Además, por la Ley de Urgente Consideración, “se creó el Ministerio de Ambiente, pero no es Ministerio de Ambiente por un lado y Ministerio de Economía por otro, ministerios sectoriales, Ganadería e Industria por otro. Es todo de forma conjunta; explícitamente la norma dice: la reducción de los gases de efecto invernadero y la adaptación y la mitigación al cambio climático van a estar en la política económica y eso es algo este sumamente fuerte que se ha traducido luego en acciones concretas”.

El concepto “es incorporar el costo de financiamiento de un país, en el caso de nuestro país hemos incorporado el costo de financiamiento, cuánto nos sale endeudarnos, el costo que tiene para Uruguay el endeudarse, con la conducta ambiental que tenemos. Es la primera vez que nos atamos de manos y decimos: si nos portamos mejor ambientalmente vamos a tener un premio; si por el contrario no cumplimos con determinados objetivos ambientales, vamos a tener una penalización. El concepto general es que el ambiente es un bien público global”, explicó.

“Entonces hay que diferenciar el aporte que cada país hace a la contribución a ese bien público global y esa diferenciación solicitamos, y es lo que hemos hecho, que se traduzca en tasas de interés de costo de financiamiento diferentes. También estamos proponiendo a nivel de la Organización Mundial de Comercio que se trate distinto comercialmente, que se pueda acceder a más mercados y en mejores condiciones a quienes tenemos un comportamiento ambiental más responsable”.

Finalizando, dijo que “los aspectos de cambio climático y la conservación de nuestros recursos naturales desde el punto de vista del MEF va mucho más allá del cuidado de nuestro planeta y del bienestar de nuestros ciudadanos. Aquí hay también un enfoque que es el cuidado para que esto sea sostenible y para que las próximas generaciones lo puedan seguir este llevando adelante”, dijo Arbeleche.

La secretaria de Estado subrayó que “acá también hay un enfoque económico que nos obliga a que esta tendencia a hacia la descarbonización, hacia la producción agroganadera                      sostenible y hacia el mantenimiento de los recursos naturales tenga que ver con cómo se lleva adelante la producción económica en Uruguay”.

“Hoy ya tenemos que adelantarnos a que la inversión va a exigir esta responsabilidad ambiental, que la producción va a exigir esta responsabilidad ambiental, que lo que se comercie va a estar mirando y exigiendo estos certificados ambientales y por lo tanto no solamente se trata de gestionar los riesgos que hoy enfrentamos con el cambio climático, sino que se trata también de una enorme oportunidad como país de posicionarnos en este tema. Y en ese posicionamiento y en ese aprovechar la oportunidad que tenemos como país finalizo con lo que decía el presidente del INIA (José Bonica), esto no es una tarea solo de un sector. Esto es una tarea conjunta del sector privado, del sector público y sin duda que el INIA tiene un rol fundamental en esta transición de este desarrollo sostenible en lo económico y en lo ambiental. Estamos frente a una enorme oportunidad como país y podemos en este trabajo mancomunado hacer frente a un salto en términos de crecimiento y por lo tanto generar mayores empleos que impliquen mayor bienestar para nuestra sociedad”, concluyó.

Uruguay y Brasil con metas comunes: aeropuerto binacional, hidrovía, y puente sobre el Yaguarón.

Uruguay y Brasil con metas comunes: aeropuerto binacional, hidrovía, y puente sobre el Yaguarón.

Este martes, la delegación uruguaya regresó de Brasil con la noticia del trabajo conjunto, de ambos países: el aeropuerto de Rivera, la hidrovía Uruguay-Brasil y se construirá un puente nuevo sobre el río Yaguarón. También se conversó sobre la modernización del Mercosur, otro tema de primera línea para Uruguay.

Hébert Dell’Onte | Montevideo | Todo El Campo | El año recién comienza y en medio de una situación climática angustiante hemos recibió una noticia trascendente e importantísima para el futuro del país en general y para la zona noreste en particular.

Los ministros de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo; Transporte y Obras Públicas; y de Economía, Azucena Arbeleche; viajaron esta semana a Brasilia, Brasil, por tan solo 24 horas, jornada en la que se reuniones con los ministros brasileños, el canciller Mauro Vieira; de Hacienda, Fernando Haddad; de Transportes, Renan Filho; de Puertos y Aeropuertos, Marcio França; y el secretario ejecutivo de Desarrollo, Industria y Comercio, Marcio Rosa.

El resultado fue altamente favorable a los intereses de Uruguay, que como ocurre en estos casos no fue solo nuestro país el que logró objetivos positivos, sino también Brasil de acuerdo a sus intereses que comparte con nuestro país. Es que “los intereses de Uruguay y Brasil confluyen”, dijo el canciller Bustillo en conferencia de prensa celebrada el miércoles 8 de marzo.

Este martes, la delegación uruguaya regresó de Brasil con la noticia del trabajo conjunto, de ambos países: el aeropuerto de Rivera será binacional, además se desarrollará la hidrovía Uruguay-Brasil y en tercer lugar se construirá un puente nuevo sobre el río Yaguarón. Paralelamente se conversó sobre la modernización del Mercosur, otro tema de primera línea para Uruguay.

LO QUE IMPORTA ES LA MANCOMUNIDAD E INTERESES COMPARTIDOS CON BRASIL.

Bustillo dijo que “más allá de las obras” que se realizarán, “lo importante es lo que significa este encuentro en mancomunidad e intereses con Brasil”, porque como dice el presidente Luis Lacalle, “en términos internacionales los países no tienen amigos permanentes sino intereses permanentes, pero hoy podemos decir que los intereses de Uruguay y Brasil confluyen y este es un buen ejemplo”.

Además de las iniciativas mencionadas, los ministros de Uruguay y Brasil abordaron “el desafío de concretar el acuerdo con la Unión Europea, y la inserción internacional con lo cual estamos en el mismo camino que Brasil”.

Son temas para felicitarnos, pero “la verdadera integración” es la de “las obras físicas”, porque todo lo demás como “aranceles, restricciones, etc., va y viene, pero lo que queda y se mantiene en el tiempo son las obras de infraestructura, las obras físicas”.

AEROPUERTO BINACIONAL.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, José Luis Falero, aportó detalles de lo acordado.

Dijo que respecto al aeropuerto de Rivera y su condición de binacional “quedó definido que en un plazo de 30 días se va a estar cerrando un proceso en el que Brasil finalmente se interesa por participar” en una iniciativa que “va a permitir mejor conectividad para nuestro país, desde y hacia Uruguay”. Ese proceso no se extiende indefinidamente en el tiempo, sino que “lo vamos a ver en unos 30 días” como “quedó establecido en la declaración”.

HIDROVÍA.

En cuanto a la hidrovía y la navegabilidad, Falero señaló: “Ha quedado claro la decisión del Gobierno de Brasil de comenzar el proceso este año” con una permanente “articulación entre el Ministerio de Transporte y el de Puertos y Aeropuertos”, de Uruguay y Brasil, respectivamente.

PUENTE SOBRE EL RÍO YAGUARÓN.

Destacó como “vieja aspiración de Uruguay” que se remontan a comienzos de siglo lo relacionado al puente sobre el río Yaguarón. Hay “interés” en los dos países, “ahora quedó establecido un programa claro”. “Se nos transmitió la decisión de que el Gobierno brasileño va a tomar ese proyecto ejecutivo y se va a separar en dos”: el puente nuevo y la reparación de puente ya existente.

“Por una parte, sobre el puente nuevo con el nuevo trazado, Brasil se compromete en un plazo de 60 días a licitar la obra con 30 días más de plazo. Eso hace pensar que antes de fin de año estaríamos definiendo un contrato que permitiría iniciar la obra”, explicó el jerarca.

Por otro lado agregó: “Sobre los accesos a este puente Uruguay asumió el compromiso de hacerse cargo del acceso del lado uruguayo, y Brasil hizo lo propio con los accesos de su lado. La licitación va a ser financiada en su totalidad por Brasil y una vez que se construya del puente nuevo nosotros nos vamos a hacer cargo de la reparación del actual puente”.

INVERSIÓN Y FUENTE LABORAL.

Falero explicó que el puente nuevo tiene una estimación de inversión de US$ 20 millones, que como se señaló los asume Brasil, pero ese total aún no está establecido ya que aún no se ha realizado la licitación.

La reparación del puente actual, se estima en unos US$ 8 millones. Los accesos del lado uruguayo son otros US$ 8 millones. En todos los casos “falta tener un proyecto ejecutivo más preciso, y del lado de Brasil la inversión es mayor porque el tramo requiere una mayor extensión del acceso”.

En el marco de las obras de infraestructura vial, “las que más generan empleo son las obras de puentes, por eso estimamos que habrá un impacto favorable” en lo laboral.

La ministra Arbeleche añadió que “al empleo directo de las obras” se suma “el impacto económico en términos de mayor crecimiento y mayor empleo en el país”; por lo tanto “habrá un impacto positivo”, subrayó la ministra de Economía.

Pin It on Pinterest