Se contrae la zona euro, que no crecerá en el corto plazo.

Se contrae la zona euro, que no crecerá en el corto plazo.

El aumento de la tasa de interés clave del Banco Central de Europa en 450 puntos básicos está desacelerando la economía en todos los países del euro. Alemania, el motor de Europa, está empobrecida y en recesión.

Montevideo | Todo El Campo | Un sondeo realzado por la agencia Reuters y difundido el viernes 22 permite concluir a modo de adelanto, que en el tercer trimestre (julio-agosto-setiembre) del año, la economía de la zona euro se contraería y no volvería a crecer en el corto plazo, a medida que se aclara el efecto amortiguador de la larga campaña de alzas de tasas de interés de los bancos centrales.

La zona euro está conformada por los 20 estados de la Unión Europea que eliminaron sus monedas nacionales y se volcaron al euro como moneda oficial, además de tener una política monetaria común.

El Banco Comercial de Hamburgo dijo que la economía del bloque se contraería un 0,4% este trimestre.

Christoph Weil de Commerzbank, el cuarto banco más grande de Alemania, expresó: “Una recesión es cada vez más clara en la zona del euro. A diferencia del semestre de invierno de 2022/23, la debilidad económica no se concentra en Alemania, que ha sufrido particularmente por los altos precios de la energía”.

“Mientras tanto, el aumento de la tasa de interés clave del Banco Central de Europa en 450 puntos básicos está desacelerando la economía en todos los países del euro”, advirtió.

El reporte de Reuters añade que ahora el impacto se está sintiendo claramente con la contracción de la actividad empresarial en Alemania.

LA POBREZA ALEMANA.

Hace un mes France 24 divulgó un informe sobre la pobreza alemana: “En uno de los países más ricos del mundo, unos diez millones de personas aseguran que no pueden permitirse una comida balanceada de manera regular”.

El dato no es caprichoso ni meramente estimativo, corresponde a una “estadística que fue publicada tras una petición parlamentaria”, la cual “reveló que el 11% de los alemanes son demasiado pobres para comer un plato con carne, pollo, pescado o un equivalente vegetariano cada dos días”, dice el reporte de France 24.

El problema alemán es que durante mucho tiempo su poderío económico se basó en la importación de energía barata y la exportación de todo tipo de productos industriales de alto nivel.

Ahora el país sigue siendo rico, con un sistema social y político estable y un apoyo generoso para los ciudadanos, pero eso no borra la realidad de su presente económico, tampoco del futuro. Alemana entró en recesión en mayo.

LA GUERRA Y LA ENERGÍA. El Instituto Alemán para la Investigación Económica (DIW), señaló que la guerra y el aumento de los precios energéticos ya le han costado a la economía alemana unos 100.000 millones de euros o alrededor del 2,5% del producto interno bruto.

Ese costo más una industria -principal fuerza impulsora de la economía alemana- debilitada, generó un panorama difícil.

Clemens Fuest, presidente del Instituto Ifo para la Investigación Económica, concluyó que “la situación económica de Alemania está volviéndose más oscura”.

Foto de portada: Commerzbank, banco de Alemania | 5 Días.

Alemania, de poderosa a la debilidad económica.

Alemania, de poderosa a la debilidad económica.

Sin desconocer cuánto aportó Merkel a Alemania y cuánto Alemania a Europa, también hay que decir que el declive económico de ese país -que sigue siendo una potencia a pesar de todo- se debe principalmente a la política energética de la excanciller.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Alemania, país ubicado en el corazón de Europa, es la principal economía de ese continente y la cuarta en el mundo por detrás de Estados Unidos, China y Japón. Desde hace años y gracias a su potencial económico como del liderazgo continental que ha ejercido por mucho tiempo, se ganó el apodo “motor de Europa”, con toda razón.

Un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) elaborado en abril de este año, señaló que Alemania tiene un PBI de 4,31 billones de dólares, un total que para los mortales comunes cuesta imaginar. Llevar esa cifra a números resulta en US$ 4.310.000.000.000, algo a lo que no estamos acostumbrados en Uruguay.

Sin embargo, las señales que está dando la economía alemana a Europa y al mundo no son buenas: “Alemania, otrora potencial industrial mundial, ha dejado de crecer”, publicó Los Ángeles Times; la agencia rusa Sputnik señaló que “el país prácticamente no ha crecido en lo que va del 2023, algo sorprendente” para la fuerza que esa economía tuvo hace pocos meses atrás. Y así muchos titulares o artículos de secciones especializadas en economía.

¿Qué explica ese fenómeno adverso y tal vez inesperado? La respuesta es clara y contundente: la guerra que Europa lleva a cabo contra Rusia luego de que Vladimir Putin decidiera invadir Ucrania a comienzos de 2022.

Pero no es la guerra en sí porque ningún país europeo participa de forma directa y cruenta sino con apoyo logístico a Ucrania y sanciones económicas y financieras a Rusia, incluyendo las limitantes en las compras del gas ruso.

El parate de la economía tiene dos explicaciones, la primera su dependencia del gas ruso. El propio Robert Habeck (partido Verde), ministro de Economía alemán debió reconocerlo: “La industria alemana dependía mucho de las importaciones rusas de energía, sobre todo de gas”, cosa no sucede con otros países aliados de Ucrania como Estados Unidos (al otro lado del océano), “pero tampoco Gran Bretaña o España” que “prácticamente no tenían gas ruso”, pero Alemania debió “sustituirlo y para eso debió pagar precios más altos. Por eso tenemos precios más caros en energía. Esa es la consecuencia de la pérdida del gas ruso”, agregó.

Lo que Habeck no dice, y de hacerlo no consta en las versiones a la que accedió Todo El Campo, es que detrás de esas malas políticas energéticas que ataron el bienestar alemán a Rusia, se encuentra la excanciller Ángela Merkel (partido Unió Democrática Cristiana), que dirigió los destinos de su país con liderazgo firme por 16 años. No se trata de desconocer todo lo bueno que la dama de hierro hamburguesa (nacida en Hamburgo) hizo por su país, pero a la luz de los hechos y con una guerra de por medio se deduce que hubo un grueso error. Ningún país debería supeditar la alimentación ni la energía a terceros países.

La segunda explicación es una menor demanda de productos alemanes.

UN PIB EMPOBRECIDO.

Información oficial primaria indica que en el segundo trimestre del año (abril-mayo-junio) el producto interno bruto (PIB) fue del 0% respecto al primer trimestre. Y el FMI advirtió que Alemania será el único país con economía negativa del G7 que integra junto a Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Además, desde el Commerzbank, uno de los cinco bancos más grandes de Alemania, se ha dicho que en los últimos 4 años la economía de ese país no ha crecido casi nada.

La evolución del PIB, por trimestre, en 2019 fue la siguiente: entre enero y marzo el PIB fue de +0,7%; entre abril y junio, de -0,2%; en julio, agosto setiembre, creció 0,1%; de octubre a diciembre, +0,3%.

En 2020, en el trimestre enero marzo, -1,4%; entre abril y junio, -9 ,5%; en julio a setiembre + 9%; y de octubre a diciembre, +0,6%.

En 2021, de enero a marzo, -1,5%; en el trimestre abril junio, +1,9%; de julio a setiembre, +0,8%; y de octubre a diciembre, 0,0%.

En 2022, de enero a marzo 1%; de abril a junio, -0,1%; de julio a setiembre, +0,5%; de octubre a diciembre, +0,4%.

En el primer trimestre de 2023, el PIB fue de -0,4%; y en el segundo trimestre del 0%.

Merkel condujo Alemania desde noviembre de 2005 a diciembre de 2021.

Por objeciones de Alemania, la UE retrasa decisión de prohibir comercializar vehículos que usen motores a combustión.

Por objeciones de Alemania, la UE retrasa decisión de prohibir comercializar vehículos que usen motores a combustión.

La Unión Europa (UE) buscaba votar la prohibición desde el año 2035, de vehículos a combustión e incluso los híbridos.

Montevideo | Todo El Campo | Todo parecía encaminado para que Europa diera un paso trascendente en la sustitución de motores a combustión, pero Alemania se plantó y frena el proceso hacia un continente que quiere ser más verde.

El tema se iba a votar a comienzos de mes, prohibiendo de forma definitiva la venta de vehículos con motores de combustión a partir de 2035 en toda la Unión Europea, sin lugar a dudas un cambio radical, pero es claro que aún quedan asuntos por ajustar y acordar.

La Unión Europa (UE) buscaba votar la prohibición desde el año 2035, de vehículos a combustión e incluso los híbridos, con la excepción de las marcas de lujo, ya que éstas tienen una producción muy reducida. En esta decisión, permitir los vehículos de lujo, ha tenido un rol preponderante Italia.

Alemania no es contrario al proceso de energías no contaminantes, pero reclama garantías de que existirá la posibilidad de dejar fuera de la prohibición a los coches que usen soluciones libres de CO2, como los combustibles sintéticos o e-fuels, obtenidos a partir de energías renovables y no combustibles fósiles.

Dar esa garantía no es fácil, han respondido los críticos de la posición germana, porque la Comisión Europea puede lanzar una propuesta pero luego debe seguir un proceso muy largo y complicado que tiene varios capítulos de estudio y debate a diferentes instancias.

El canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que a su país le alcanza un compromiso público, una declaración política o algún tipo de documento de intenciones.

Hoy las cosas: Europa continuará comercializando vehículo con motores tradicionales.

RUSIA SIGUE VENDIENDO COMBUSTIBLES FÓSILES.

Por otra parte, estimaciones del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (Centre for Research on Energy and Clean Air – CREA), indican que desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, Rusia ha obtenido más de US$ 315.000 millones en ingresos por exportaciones de combustibles fósiles a todo el mundo, de los que casi la mitad (149.000 millones) proceden de países de la Unión Europea.

El mayor comprador de combustibles fósiles rusos desde el inicio de la invasión es China con más del 80% de sus importaciones por un total de más de US$ 55.000 millones desde el inicio de la invasión.

Alemania es el principal comprador de combustibles a Rusia de la UE, y el segundo mayor comprador detrás de China. Esto se explica por las importaciones de gas natural por valor de más de US$ 12.000 millones.

Turquía, miembro de la OTAN pero no de la UE, es el tercer mayor importador de combustibles fósiles rusos desde la invasión; se estima como probable que el país supere pronto a Alemania, ya que al no formar parte de la UE no se ve afectado por las prohibiciones de importación de Rusia impuestas por el bloque en el último año.

Cabe puntualizar que más de la mitad de los 20 principales países importadores de combustibles fósiles son de la UE, pero los países del bloque y del resto de Europa han ido reduciendo sus importaciones a medida que entraban en vigor las prohibiciones y los topes de precios a las importaciones rusas de carbón, los envíos marítimos de crudo y las importaciones de productos petrolíferos.

DISMINUCIÓN DE LOS INGRESOS DE RUSIA POR COMBUSTIBLES FÓSILES.

Las prohibiciones y los precios máximos de la UE hicieron caer los ingresos a Rusia por la exportación de combustibles, la caída fue de casi el 85%, pasando de los US$ 772 millones en marzo a US$ 1119 millones en febrero de 2023.

En base a información de El Mundo de España y World Energy Trade | Foto PxHere.

La recesión en Alemania será más moderada de lo previsto.

La recesión en Alemania será más moderada de lo previsto.

La mayor economía europea dejará los capítulos recesivos para entrar en un estancamiento que se extenderá por 2023 cuando las medidas gubernamentales hagan efecto, y en 2024 el país crecería 1,6%.

Alemania | Todo El Campo | La recesión en Alemania será más moderada de lo previsto, y la mayor economía de Europa más bien podría prácticamente estancarse en 2023, según una previsión actualizada del instituto de investigación económica de Múnich (Ifo) divulgado este miércoles.

Según sus pronósticos, el Producto Interno Bruto (PIB) alemán debería contraerse 0,1% en 2023, una reducción menor al 0,3% previsto originalmente.

Los crecientes precios de la energía tras la invasión rusa a Ucrania llevaron a una aceleración inflacionaria que golpeó a los consumidores y las industrias alemanas, dependientes de las exportaciones e importaciones.

Pero la inflación debería caer de 7,8% en 2022 a 6,4% en 2023 al tomar efecto las medidas gubernamentales para contener los precios.

Asimismo, la demanda de bienes en el sector manufacturero continúa fuerte, apuntó Ifo.

Timo Wollermershaeuser, jefe de previsiones de Ifo, señaló que la producción alemana creció 0,4% en el tercer trimestre, por encima de lo esperado.

CRECIMIENTO DE 1,6% EN 2024.

Los dos próximos trimestres podrían mostrar contracciones, pero «después de eso comenzará a recuperarse», indicó Wollermershaeuser, al vaticinar un crecimiento de 1,6% en 2024.

PAQUETE DEL GOBIERNO ALEMÁN: US$ 210 MILLONES.

El gobierno alemán presentó un paquete de apoyo de 200.000 millones de euros (unos 210 millones de dólares) para mitigar el impacto de la crisis energética, incluyendo un tope a los precios del gas para negocios y hogares.

(En base a El Economista).

Economía mundial. 2023 no será mejor que 2022.

Economía mundial. 2023 no será mejor que 2022.

Según el FMI, el mundo está “en el perfil de crecimiento más flojo desde 2001”, con una desaceleración que será “del 6,0% en 2021 a 3,2% en 2022 y 2,7% en 2023”.

Hébert Dell’Onte | Todo indicar que 2023 no será un buen año. Las perspectivas económicas globales no son buenas: China, el motor del mundo; Alemania, el motor de Europa; y Estados Unidos, la economía más importante del planeta, más los pronósticos del FMI, todo nos muestran una realidad preocupante y nuestro país, pequeño e insignificante en el concierto internacional, debería estar preparado para soportar lo que se viene.

CHINA VA A DEJAR DE SER LA FÁBRICA DEL MUNDO.

Santiago Rubio director de estrategia de inversión de CaixaBank dijo que China “ha perdido dos de sus motores clásicos de crecimiento, que eran la inversión inmobiliaria residencial y el gran beneficio que le aportaba la globalización como fábrica del mundo”.

Al ser entrevistado por El Economista, Rubio explicó hace algunas semanas que “en el primer caso, la burbuja se está desinflando y no es previsible que vuelva a liderar el crecimiento”. En el segundo caso, “el proceso de desglobalización, con la invasión de Rusia a Ucrania, va a ser un catalizador y va a ser negativo para China, porque nadie va a querer tener componentes importantes de su cadena de producción en un país que en un momento determinado puede hacer algo como ha hecho Rusia”.

Agregó que China “no va a poder crecer como antes de la invasión de Ucrania”, pero eso aún “no ha calado en el mercado”. No obstante, “el proceso de desglobalización va a ser duradero, al igual que lo fue el de la globalización. Es un tema que nos va a acompañar durante años y va a tardar tiempo en incorporarse plenamente en nuestra visión del mundo. China va a perder esa capacidad de ser la fábrica del mundo”, aseguro.

Para ese país “la desaceleración está ahí”, y “volverá a crecer cuando se reduzca la política de Covid cero”, de todas formas, “no será como antes”.

ALEMANIA ENTRARÁ EN RECESIÓN.

La guerra iniciada con la invasión de Rusia a Ucrania desató en Europa una fuerte crisis energética que en el caso de Alemania significaría, en 2023, una recesión con la economía cayendo 0,4% y la inflación trepando al 7%, según los pronósticos del Gobierno difundidos el jueves 13 de octubre.

Robert Habeck, ministro de Economía alemán dijo que la crisis energética no es fácil y que está dejando de ser solo energética para convertirse en “una crisis económica y social”.

La causante de este nuevo quiebre económico y social es la restricción del gas ruso y los precios elevados de las energías que empujan la inflación afectando la producción industrial. Cabe esperar un menor consumo, dijo el Ministerio de Economía.

Habeck considera que el presidente ruso, Vladimir Putin, busca desestabilizar Europa, y en ese objetivo desestabilizar Alemania sería clave. Para lograrlo Rusia comenzó a recortar el suministro de gas natural por el mar Báltico en junio, y en setiembre lo detuvo por completo, informó La Vanguardia. Si bien las reservas alemanas están al 95%, ese país deberá ahorrar gas para llegar al invierno europeo.

Habeck aclaró que la contracción económica es grave pero no tanto como esperaban algunos expertos.

Agregó -y anunció- que Alemania superará la dependencia de la energía rusa, pero en tanto eso no se logre el Gobierno estableció una protección de 200.000 millones de euros para asistir los precios de la energía que consuman las empresas y hogares, hasta 2024.

ESTADOS UNIDOS TAMBIÉN SUFRIRÁ RECESIÓN.

Sobre Estados Unidos, Santiago Rubio dijo que la recesión “es algo relativo” porque ese país “tiene una economía con un vigor enorme. El problema que tiene la Reserva Federal es que su manera de enfriar la demanda es a través de los segmentos más sensibles a la subida de tipos, que es la inversión residencial, pero no es uno de los sectores pujantes, con lo cual la capacidad de enfriar la economía americana es más limitada así que en EE.UU. a lo mejor no empezamos a ver signos de debilidad económica hasta el segundo trimestre” de 2023.

Por otra parte, el miércoles 12, el presidente estadounidense Joe Biden admitió que en 2023 ese país sufrirá una recesión, aunque será “muy leve”, vaticinó. Pero recesión al fin.

En declaraciones a CNN expresó: “No creo que haya una recesión. Si es así, será una recesión muy leve. Es decir, bajaremos un poco”.

El diario Ámbito, en su sección económica, informó que Bank of America dijo esta semana que la batalla de la Reserva Federal para aplastar la inflación al continuar aumentando agresivamente las tasas de interés hará que la economía estadounidense comience a perder decenas de miles de empleos al mes a partir de principios del próximo año.

Añadió que las preocupaciones sobre la inflación, y la mayor probabilidad de aumentos todavía mayores de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, han estado asustando a Wall Street nuevamente y elevando los rendimientos de los bonos a largo plazo. Y aunque puede que no dure mucho, los precios de la gasolina continúan aumentando nuevamente en la mayor parte de EE.UU.

EL FMI ADVIRTIÓ ENLENTECIMIENTO DE LAS ECONOMÍA MÁS IMPORTANTES.

Para coronar el panorama que ya es muy poco alentador, la directora del Fondo Monetario Internaciol (FMI), Kristalina Georgieva, dijo que todas las economías importantes del mundo se están desacelerando.

El FMI publicó en su web el documento “Perspectivas de la Economía Mundial”, en cuya introducción señala: “La actividad económica mundial está experimentando una desaceleración generalizada y más acentuada de lo previsto, con la inflación más alta registrada en varios decenios”.

“La crisis del costo de vida, el endurecimiento de las condiciones financieras en la mayoría de las regiones, la invasión rusa de Ucrania y la persistencia de la pandemia de Covid-19 inciden notablemente en las perspectivas”.

Los pronósticos indican un “crecimiento mundial que se desacelerará de 6,0% en 2021 a 3,2% en 2022 y 2,7% en 2023. Exceptuando la crisis financiera mundial y la fase aguda de la pandemia de Covid-19, este es el perfil de crecimiento más flojo desde 2001”.

La inflación mundial pronosticada por el FMI pasará del 4,7% (en 2021) a 8,8% en 2022, para luego descender a 6,5% (en 2023) y 4,1% (en 2024).

FMI MEJORA PREVISIÓN SOBRE AMÉRICA LATINA A 3,5%.

Debo aclarar que lo anterior son pronósticos globales. Para la región -América Latina y el Caribe- el FMI espera que en 2022 el crecimiento sea del 3,5%; y para 2023 de 1,7%.

La mejora de 2022 se explica por “los precios favorables de las materias primas, las condiciones de financiamiento externo aún ventajosas, y la normalización de las actividades en los sectores de contacto (humano) intensivo”. Se entiende por sectores de contacto humano intensivo a restaurantes, transporte, tiendas.

Foto de peatonal Sarandí de Montevideo | Fotografía de René García, Twitter @garciarene1212

Pin It on Pinterest