Elecciones argentinas. Sergio Massa, el ministro responsable de la debacle argentina, fue el más votado.

Elecciones argentinas. Sergio Massa, el ministro responsable de la debacle argentina, fue el más votado.

Hacia la segunda vuelta, Bullrich y Milei tienden puentes. Una de las claves para sacar el kirchnerismo del Gobierno es que el líder libertario sepa moderar su discurso y formas de hacer política. No hacerlo puede ser contraproducente a sus intereses.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Argentina realizó el domingo 22 la elección nacional a la Presidencia con cinco candidatos, el oficialista Sergio Massa (Unión por la Patria), y los opositores Javier Milei (La Libertad Avanza), Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio); Juan Schiaretti (Hacemos por Nuestro País), y Miriam Bregman (Frente de Izquierda).

De los mencionados solo los tres primeros tenían chances de pasar a la segunda vuelta, y de ellos Javier Milei instaló la posibilidad de lograr los votos suficientes para vencer en la primera vuelta. Pero esto último no sucedió y con más del 98% de las mesas escrutadas (a las 1 de la mañana de hoy) Massa logró el 36,65% de los votos, Milei el 30,01% y Bullrich quedó fuera de competencia con un magro 23,83%.

A partir de hoy comienza la campaña para la definición del presidente entre Massa y Milei con una diferencia de 6 puntos, menos de 2 millones de personas.

Teniendo en cuenta que Milei y Bullrich han desarrollado un fuerte discurso cuestionando al Gobierno, cabe esperar que sus votantes se sumen para derrotar a un sorprendente Massa que salió fortalecido siendo el ministro de Economía que ha puesto al dólar, la inflación y la pobreza en las nubes.

Sin embargo, la política no es tan simple como sumar los votos de los dirigentes (Milei y Bullrich) para determinar el resultado final, porque los ciudadanos tienen criterios propios y no es seguro que sigan las indicaciones o sugerencias de sus líderes. Además, durante la campaña hubo un fuerte discurso disruptivo del líder de La Libertad Avanza, que fue quemando puentes en todas las direcciones, rompiendo puntos de unidad con sus posibles aliados, esto es Juntos por el Cambio.

La novedad del domingo, además de que Massa logró imponerse como el candidato más votado, es que tanto Milei como Bullrich tuvieron discursos conciliadores entre sí.

LOS DISCURSOS.

En la noche de ayer, la primera en hacer uso de la palabra fue la líder de Juntos por el Cambio que reconoció la derrota ante sus principales competidores y expresó que no será ella quien de continuidad a la corrupción y el populismo que arrastraron al país a la situación que se encuentra ahora. Dicho de otra forma, reafirmó su antikirchnerismo y tendió la mano a los libertarios.

Milei por su parte saludó a Jorge Macri y Rogelio Frigerio, ambos de Juntos por el Cambio. Macri quedó, con el 49,6% de votos, a un paso de ganar la jefatura porteña, pero deberá definirla en noviembre con Leandro Santoro (Unión por la Patria), en tanto que Frigerio ganó en la provincia de Entre Ríos.

“Tenemos que trabajar juntos para terminar con el kirchnerismo”, agregó dirigiéndose, sin nombrarlos, a los votantes de Junto por el Cambio.

“Sobre todas las cosas quiero que tomen conciencia que hoy quedamos ante la elección más importante de los últimos cien años. Una elección que nos va a plantear si queremos continuar con este modelo que el kirchnerismo defiende o si queremos volver a abrazar las ideas de la libertad, que son las que hicieron grande a Argentina en el siglo XIX”, enfatizó.

Massa por su parte, el gran ganador de las elecciones, fue el último en hablar y lo hizo dirigiéndose a sus votantes y a quienes no lo votaron. Lo hizo con un discurso moderado y con un guion prudente en el que no hubo alusión ni mención a nada que fuera kirchnerista. Quien lo escuchó sin conocer la interna argentina fácilmente podría caer en el engaño de que es ajeno al Gobierno, a pesar de ser su principal figura.

Además, Massa se mostró con la solvencia y estilo que lo caracterizó en los dos debates realizados el 1° y 8 de octubre.

Otro dato que es importante precisar es que en las internas del 13 de agosto y en la primera vuelta de ayer, Milei logró el mismo número de votos (arriba de los 7 millones), en tanto que Massa se superó con gran éxito (pasando de 5,2 millones a 9,5 millones).

HACIA EL 19 DE NOVIEMBRE.

Lo que veremos en lo que queda hasta la próxima elección del 19 de noviembre será un Massa y un Milei tratando de captar los votos de Bullrich, Schiaretti y Bregman.

Massa tiene pasta para lograr algunos de esos apoyos, habrá que ver si Milei modera sus posturas y formas radicales que asustan a muchos porque llevan implícito el concepto del salto al vacío. En este último punto está la clave.

Un momento alto de tensión en la campaña que comienza hoy será el debate del 12 de noviembre.

El sábado 2 de setiembre la Sociedad Apícola elige autoridades.

El sábado 2 de setiembre la Sociedad Apícola elige autoridades.

La Sociedad Apícola Uruguaya (SAU) convoca a votar.

Montevideo | Todo El Campo | El sábado 2 de setiembre en el Club Capurro, ubicado en Capurro 922 (Montevideo), se realizará la elección 2023 de la Sociedad Apícola Uruguaya (SAU).

Los habilitados a votar elegirán a las autoridades de esa institución que ocuparán cargos de responsabilidad en la Comisión Directiva y la Comisión Fiscal para el período 2023-2025.

Desde la SAU se explicó que la sede social fue entrega a la Asociación Rural del Uruguay (ARU) para su preparación de cara a la próxima Expo Prado 2023 que comenzará en los primeros días de setiembre (8 al 17).

La Comisión Electoral publicó el padrón de socios electores, datos actualizados para la elección del sábado, totalizando 333 habilitados.

El día 4 de setiembre, la Comisión Electoral, conformada por Henry Carrizo Vega, José Luis Maya Cabrera y Walter Pastorín Moreira, también recepcionará los votos observados que se emitan en el interior del país.

El horario de votación es de 10.00 a 18.00 horas. El lunes 4 de setiembre, en horas de la tarde, se realizará la proclama de la nueva Comisión Directiva y Comisión Fiscal.

SOCIEDAD APÍCOLA DEL URUGUAY.

La SAU es una asociación civil sin fines de lucro. Integra la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola (CHDA), forma parte de la ARU, se miembro de Apimondia y de la Federación Internacional Latinoamericana de Apicultura.

Por consultas sobre el acto eleccionario, comunicase al celular vía WhatsApp 099.180.603 o al correo sociedadapicolauruguaya@gmail.com

Detalle del padrón electoral: ELECCIONES 2023 SAU PADRÓN DE HABILITADOS – https://sociedadapicolauruguaya.uy/

Milei dio la sorpresa en Argentina y fue el candidato más votado.

Milei dio la sorpresa en Argentina y fue el candidato más votado.

El candidato liberal superó a todos sus contrincantes con amplio margen, medidos en forma individual o sumados por partido. El resultado interpela a los dirigentes políticos argentinos y reafirma su discurso contra la casta y que se vayan todos.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | El domingo 13 de agosto Argentina realizó las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) con las que dio el primer salto en su proceso eleccionario para elegir un nuevo presidente que encabece el Gobierno nacional.

Salvo por algunos problemas logísticos que en Buenos Aires generó retrasos y largas filas de ciudadanos esperando para votar, el acto eleccionario se llevó a cabo en tranquilidad. Eso contrastó con lo sucedido pocas horas antes con algunas manifestaciones y enfrentamientos con la Policía en el Obelisco que terminaron con un manifestante -exintegrante de la guerrillera Fuerzas Armadas Revolucionas de Colombia (FARC)- fallecido debido a problemas de salud que enfrentaba.

En cuanto a la votación en sí, el resultado sorprendió y rompió con las principales encuestas ya que Javier Milei resultó ser el candidato más votado, incluso superando a los dos candidatos de Junto por el Cambio, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta sumados. Milei, el solo, también superó a los candidatos oficialistas de Unión por la Patria (kirchnerismo) el actual ministro de Economía Sergio Massa y el radical Juan Grabois.

Al momento de cerrar esta edición de Todo El Campo los conteos de votos continuaban, y si bien los porcentajes de votos pueden tener variaciones mientras avance el conteo, el resultado no cambiaría.

Con 86% de las mesas escrutadas a las 00.14 horas del lunes 14, el resultado parcial es el siguiente: La Libertad Avanza, con Milei como único candidato: 30,66% de los votos.

Juntos por Cambio, 28,14% de los votos (Bullrich 17%, Rodríguez Larreta 11,14%).

Unión por la Patria, 26,84% de los votos (Massa 21,20%, Juan Grabois 5,64%).

LECTURAS DEL RESULTADO.

Las primeras lecturas del resultado de las elecciones indican que Argentina despertó a la política de los tercios con Libertad Avanza, Juntos por el Cambio y Unión por la Patria dividiéndose el electorado en porciones similares.

En segundo lugar, el triunfo del centro derecha y derecha sobre el oficialismo, lo que dibuja una nueva Argentina ideológica.

Tercero, el discurso disruptivo de Milei fue el que generó mayor convencimiento en la ciudadanía con lo cual pone en entredicho a sistema político en general. ¿Estaremos ante una versión argentina de Donald Trump o Jair Bolsonaro? Hace unos días, Bolsonaro envió un saludo a Milei deseándole suerte en la elección, con quien dijo tener “muchas cosas en común”.

Cuarto, y esto es muy curioso, Juntos por el Cambio y Unión por la Patria lograron resultados parecidos. Lo curioso es que el fuerte discurso opositor de Bullrich y Rodríguez Larreta apenas superaron a Unión por la Patria, cuyo candidato representa a quienes llevaron el país a una fuerte crisis económica.

Quinto, los candidatos de Juntos por el Cambio priorizaron sus disputas internas con críticas entre sí, lo que debilitó ese frente opositor y fortaleció las críticas de Milei al sistema. Ahora, conocido el resultado de las elecciones, Bullrich como Rodríguez Larreta se preocuparon por dar una imagen de unidad y fortaleza conjunta, pero ese mensaje llegó tarde, debió haber sido previo a la votación.

Sexta y última observación, la votación de los opositores Milei, Bullrich y Rodríguez Larreta superaron ampliamente al oficialismo. Será responsabilidad de los dirigentes mencionados, especialmente Milei y Bullrich construir una opción seria y valedera que se convierta en una verdadera opción al kirchnerismo.

Dicho eso, qué ocurrirá de aquí en más es algo que pocos se animan a precisar, dado que encabezando la oposición quedó un candidato que critica fuertemente a los políticos tradicionales y sus seguidores apuestan y cantan “que se vayan todos” en relación a los políticos de larga trayectoria.

El propio Milei en su discurso reiteró que estamos ante “el fin del modelo de la casta” política, y reavivó sus conceptos liberales.

Otras de sus propuestas pasan por dolarizar la economía y suprimir el Banco Central.

Un dato más, en una nota del semanario Búsqueda que tuvo repercusión en Argentina, Milei dijo que “eliminaría” el Mercosur. “Nada de flexibilidad como reclama el Gobierno uruguayo. Eliminarlo. Porque en el fondo es comercio administrado por los Estados en el Mercosur. ¿Por qué el Gobierno tiene que estar regulando nuestras transacciones comerciales?, ¿a título de qué?”, planteó.

Foto portada: redes sociales de Javier Milei.

Elecciones en España y la carne de laboratorio.

Elecciones en España y la carne de laboratorio.

¿Qué tiene que ver el Partido Popular español y Vox con la carne cultivada?

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | El domingo 23 de julio serán las elecciones en España, donde los ciudadanos de ese país deberán elegir entre continuar con el mandato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que gobierna desde 2018 o cambiar para el Partido Popular (PP). Según las encuestas esto último será lo que sucederá, por lo que habrá un giro en la dirección de Gobierno del país.

Los analistas políticos españoles explicaron que cualquiera que gane deberá tender alianzas con otros partidos de menor tamaño, pero fundamentales para lograr mayorías.

En el caso de salir ganador el PSOE, ese partido continuará en el Gobierno, y el presidente seguirá siendo Pedro Sánchez, con el apoyo de Podemos, un partido ubicado más a la izquierda que los socialistas cuya candidata a la Presidencia es Yolanda Díaz.

Pero si el triunfador es el PP, el nuevo presidente será Alberto Núñez Feijóo, y necesitará de Vox, partido que está más a la derecha, para asegurar mayorías parlamentarias. El candidato de Vox es Santiago Abascal.

LAS ENCUESTAS.

Según las últimas encuestas, todo apunta a que el PP desplazará al PSOE. Pero solo son encuestas, y los españoles saben que no pueden confiar en ellas, sobre todo los candidatos, militantes y simpatizantes del PP que en 2004 debieron dejar el Gobierno por un vuelco inesperado que tuvieron los votantes españoles.

El diario El País (Madrid) publicó el lunes 17: “El PP y Vox rozan la mayoría absoluta con un PSOE que repunta”, y se agregaba en la bajada: “La última encuesta antes del apagón demoscópico consolida el liderazgo del PP, da un respiro a los socialistas y vaticina una apretada pugna por el tercer puesto entre Vox y Sumar”.

LO DEL TÍTULO: LAS ELECCIONES Y LA CARNE DE LABORATORIO.

Vamos a lo del título. El lunes 17 de julio, Santiago Abascal dijo a través de sus redes sociales que se había reunido con el ministro de Agricultura de Italia, Francesco Lollobrigida, y que el objeto de ese encuentro fue enterarse y profundizar de primera mano sobre el proyecto de ley en el que trabaja Italia con el fin de prohibir la producción, comercialización e importación de la carne cultivada.

Giorgia Meloni, primera ministra italiana, ha expresado que la carne de laboratorio es contraria a los intereses de los productores de su país y tiene firmes intenciones de avanzar en su prohibición.  El texto legislativo en estudio prevé importantes multas hasta 60.000 euros para quienes incumplan la disposición, y se incluye el cierre de plantas hasta por tres años.

Luego de la reunión con Lollobrigida, Abascal escribió en Twitter: “Ayer (por el domingo 16), el ministro de Agricultura y Soberanía Alimentaria italiano Lollobrigida me estuvo informando sobre la ley que su Gobierno prepara para defender a agricultores, ganaderos, pescadores y consumidores de la avalancha de alimentos sintéticos producidos en laboratorios”.

Agregó que la prohibición es una “iniciativa necesaria para proteger al sector primario, para frenar la desertización y la despoblación y para atajar el enorme negocio que multinacionales, gigantes de la alta tecnología y lobbies verdes quieren hacer a costa de la salud de los ciudadanos”.

En el párrafo final aseguró que trasladará esa iniciativa a su país: “Intentaremos replicar dicha ley en gobiernos autonómicos y a nivel nacional si Vox es clave a partir del 23 de julio”.

“Está en juego la salud de nuestro pueblo, las economías locales, el futuro del campo, la protección de la biodiversidad y la prosperidad de un sector estratégico para los españoles”, enfatizó.

A modo de conclusión: si el Partido Popular llegara a ganar las elecciones y requiere de Vox para desarrollar su plan de Gobierno sin sobresaltos, seguramente el partido de Abascal pondrá en agenda esa temática y seguirá los pasos de su vecina Italia. Considerando el peso que tiene el sector agropecuario, no parece una idea de difícil cumplimiento.

En la foto Abascal con Lollobrigida.

El triunfo de Lula y lo que verdaderamente le debe importar a Uruguay.

El triunfo de Lula y lo que verdaderamente le debe importar a Uruguay.

Lo verdaderamente importante para Uruguay no es que gane la llamada derecha o izquierda, sino que gane aquel que tenga la misma visión y necesidad integral que nosotros. Y si no es la misma que sea lo más cercana posible.

Hébert Dell’Onte | El domingo 30 de octubre se realizó en Brasil la elección entre los candidatos Jair Bolsonaro que iba por la reelección y Luiz Lula da Silva que se postuló a nuevo mandato, resultando ganador éste último por un mínimo margen, mucho más ajustado que el anunciado por las encuestas.

Al momento de escribir esta columna, con el 99% de los votos escrutados Lula da Silva (Partido de los Trabajadores) lleva 60.345.825 votos (50,9%) frente a 58.206.322 (49,1%) de Jair Bolsonaro (Partido Liberal). Votos anulados 5.700.440.

El resultado, con festejos y desánimos para los simpatizantes de uno u otro, nos dejan varias lecciones que los politólogos y analistas deberán considerar, pero hay dos datos obvios y duros que van a condicionar al próximo Gobierno brasileño: el más obvio es que el triunfo de Lula se dio en un país claramente dividido en dos bloques iguales, solo un puñado de votos marcó la diferencia entre el ganador y el perdedor.

Lo segundo, que el nuevo presidente deberá gobernar sin mayorías parlamentarias, con un Bolsonaro que perdió pero se va fortalecido, lo que anuncia ásperos debates parlamentarios y duras negociaciones políticas para que el país logre avanzar.

La división en dos bloques electorales como la composición parlamentaria es sin dudas un tema de preocupación para Lula da Silva. Por eso, en su primer discurso, apeló a la unidad: “No hay dos brasiles. Somos un solo país, un solo pueblo, una gran nación”, expresó, de esa manera el próximo presidente de Brasil comenzó a marcar lo que seguramente intentará que sea la impronta del Gobierno que se viene, la unión en la diferencia por encima de la división, porque sabido es que ésta no conduce a nada, en tanto que la unidad es aceptada como fórmula universal correcta.

El analista político Mario Roda, haciendo referencia a lo ajustado de los resultados y la situación en que queda Brasil luego de las elecciones, comentó que en el primer discurso de Lula “no puede faltar ni sobrar una palabra”, dicho de otro modo, todo debe ser muy medido y cuidado. O sea, diplomacia política puesta en marcha a la hora siguiente de conocerse los resultados.

En Uruguay, Argentina, Venezuela, Cuba y otros países de la región, los partidarios ideológicos de Lula festejaron, y celebraron que los gobiernos de perfil izquierdista, con distintas tonalidades de izquierda (aunque el etiquetado izquierda y derecha es cada vez más ambiguo), se impongan en un continente donde solo hay tres países con posiciones diferentes, Ecuador, Paraguay y Uruguay.

Sin embargo, lo verdaderamente importante para Uruguay no es que gane la llamada derecha o izquierda, sino que gane aquel que tenga la misma visión y necesidad integral que nosotros. Y si no es la misma que sea lo más cercana posible.

No hay que olvidarse que fue una Argentina con Gobierno kirchnerista la que nos cortó los puentes cuando en Uruguay gobernaba el Frente Amplio; y fue el Gobierno de Mauricio Macri el que los desbloqueó cuando aquí seguía gobernado por la izquierda.

Fue el Brasil de Lula el que miró para otro lado, cuando Argentina nos patoteaba; y fue el de Bolsonaro el que se acomodó con una postura propia cuando Argentina nos dijo que si el Mercosur no nos gustaba que tomemos otro barco (“Si somos un lastre, que tomen otro barco”, dijo el presidente Alberto Fernández al presidente Luis Lacalle).

LA HIDROVÍA Y EL MERCOSUR.

Es evidente que las afinidades ideológicas, supuestas o reales, no son señal de nada. Por lo tanto, lo importante para Uruguay es que el presidente electo en Brasil no corte ni frene los avances que hemos hecho con los temas de la hidrovía, tan beneficiosos para la región desde el punto de vista integrador como económico.

Y lo otro es que cumpla con su anuncio sobre el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea. En setiembre de este año Lula da Silva dijo que si era electo trabajaría para desbloquear el acuerdo y se impuso un plazo de seis meses.

Sobre esos dos asuntos se refirió el presidente Luis Lacalle al saludar a mandatario electo: “Saludamos al presidente electo de Brasil @LulaOficial. Confiamos en trabajar para un Mercosur moderno y abierto al mundo. Así mismo esperemos continuar y mejorar las muy buenas relaciones bilaterales”.

Las negociaciones para el acuerdo con la UE se completaron en 2019, pero están congeladas. Observemos qué pasa, y esperemos que el resultado final sea lo mejor para nuestro Uruguay.

Pin It on Pinterest