Cooperativas CAF se distinguieron en Conciencia Agropecuaria 2022.

Cooperativas CAF se distinguieron en Conciencia Agropecuaria 2022.

Tres cooperativas agrarias socias de CAF, dos instituciones educativas y una iniciativa de la Mesa de Ganadería sobre Campo Natural recibieron reconocimientos por su labor y buenas prácticas en Conciencia Agropecuaria.

En el marco del primer llamado a experiencias de buenas prácticas en Conciencia Agropecuaria se entregaron, el 23 de julio de 2022, en INIA Las Brujas, las menciones de reconocimientos correspondientes.

El objetivo de la iniciativa es poner en valor el trabajo que desde todos los rincones del país se realiza en la materia, buscando visibilizar la labor, camino recorrido e incentivar el aprendizaje colectivo a través de la identificación, sistematización y difusión de buenas prácticas en la temática.

El llamado fue organizado por Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) y el proyecto Conciencia Agropecuaria del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), que cuenta con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Al llamado pudieron postular todo tipo de organizaciones, instituciones, proyectos o iniciativas que hayan logrado un impacto comprobado en la promoción de la Conciencia Agropecuaria. Resultando seis seleccionadas para recibir el reconocimiento.

Las categorías en las que se podían postular fueron: comunicación, educación y estudios académicos. Las acciones debieron haber sido implementadas a partir del año 2017 (pudiendo estar en curso en la actualidad).

Con el fin de dar visibilidad a los proyectos y dar a conocer el gran trabajo que se realiza en la materia, muchas veces de forma anónima, desde el proyecto Conciencia Agropecuaria se desarrollaron videos narrando cada uno de los casos seleccionados para ser difundidos en redes sociales.

LOS RECONOCIMIENTOS.

Los reconocimientos fueron a la Escuela Agraria Minas, la Exposición itinerante sobre campo natural, Del campo al aula, el ciclo Nuestras Mujeres, mujeres que se forjaron así mismas y las Conferencias para el Desarrollo Personal, Acercándonos y Proceso de transformación social en una comunidad rural.

La ESCUELA AGRARIA MINAS, situada en el departamento de Lavalleja, es un centro de estudios de tiempo extendido, que imparte Educación Media, ciclo básico y bachillerato.

Buscando que los estudiantes visualicen que es posible producir de manera sustentable, estabilizada y en armonía con el medio ambiente, la institución ha desarrollado un plan de horticultura y avicultura sostenible, para alcanzar así, por medio de la educación, una mejor calidad de vida y contacto con las formas de producción.

Las actividades de siembra, cosecha, cuidado de los cultivos y aves, son realizadas por los estudiantes, con la guía del Profesor Agrario Nivel Superior (PANS), un Instructor Agrario (IA) y docentes agrarios. Para cerrar la cadena, la producción obtenida de ambos rubros se destina al comedor de la escuela, donde los estudiantes desayunan, almuerzan y meriendan.

La EXPOSICIÓN ITINERANTE SOBRE CAMPO NATURAL surge con el objetivo de exponer los beneficios del campo natural ante la opinión pública del país, para este fin es que desde la Mesa de Ganadería sobre Campo Natural se realizó una muestra fotográfica itinerante.

Las fotografías exponen los beneficios ecosistémicos que el campo natural brinda a la sociedad, tales como: la provisión de forraje para el ganado, el control de la erosión, la conservación de la biodiversidad y de la calidad del agua, el secuestro de carbono y la mitigación del cambio climático, el patrimonio cultural del campo, su belleza escénica, entre otros. La muestra cuenta con 40 fotografías y reúne fotografías de Marcelo Casacuberta como principal colaborador además de fotografías tomadas por integrantes y colaboradores de la MGCN.

DEL CAMPO AL AULA es una propuesta educativa apoyada y promovida por la Unión Rural de Flores. Buscando promover una mayor integración de la sociedad rural y urbana a través de la difusión, en grupos de estudiantes, conocimientos vinculados al sector agropecuario, las formas de producción y la protección del medio ambiente.

La propuesta trabaja en forma coordinada con alumnos de tercer año de liceo y sus docentes, promoviendo el trabajo en equipo y la investigación previa sobre los diferentes rubros de exportación agropecuaria del país y culmina con una recorrida de campo donde los jóvenes realmente pueden evidenciar y presenciar los sistemas productivos en acción.

El CICLO NUESTRAS MUJERES, MUJERES QUE SE FORJARON ASÍ MISMAS Y LAS CONFERENCIAS PARA EL DESARROLLO PERSONAL, busca presentar cómo la Mujer Rural se integra a la actividad agropecuaria. Desde la sociedad de fomento de Colonia Suiza se realizó este ciclo recogiendo experiencias narradas por ellas mismas a la comunidad repasando sus peripecias y sus vivencias en la actividad agropecuaria. De esta manera, se reflejan historias inspiradoras para otras mujeres del medio agropecuario.

ACERCÁNDONOS es una iniciativa que busca generar mayor integración entre los habitantes del campo y la ciudad, para esto desde Calima, se realizaron jornada sobre cooperativismo agrario, con estudiantes y maestras de las escuelas rurales de la zona de influencia de la cooperativa, en la ciudad de San Carlos, además de visitas a la cooperativa, actividades de recreación y almuerzo en la Sociedad de Fomento Rural de San Carlos, culminando la con un espectáculo cultural en la Sociedad Unión de San Carlos.

PROCESO DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL EN UNA COMUNIDAD RURAL. La iniciativa se realiza en la Escuela Nº 79 de Rincón de Pereira desde el año 2013. El objetivo principal es lograr que los niños y niñas, comprendan que cada ser humano puede aprender a producir su propio alimento, a velar por su salud y cuidar el planeta como único proveedor de bienes.

Para esto, se aborda el concepto de permacultura desde un enfoque filosófico, como forma de vida práctica, cambiando los patrones culturales de consumo y producción.

Se trata de profundizar el proceso de formación de futuros adultos críticos y comprometidos, afirmando que sin educación no hay posibilidad de innovación ni desarrollo sostenible en el tiempo. (CAF).

País agropecuario sin consciencia agropecuaria.

País agropecuario sin consciencia agropecuaria.

Si no somos conscientes de lo que somos, tampoco podremos valorarnos como tales.

Hébert Dell’Onte | El informe de Uruguay XXI como de la Unión de Exportadores del Uruguay sobre las exportaciones de abril confirmaron lo que ya sabemos: el importante papel que cumple la agropecuaria nacional en la economía del país, y por tanto también en su desarrollo. Sin la agropecuaria no seríamos lo que somos.

En abril, como en todos los meses del año, nuestros principales productos de exportación fueron carne, semillas y oleaginosas, madera, lácteos, vehículos, plásticos, cereales, gasas y aceites, animales en pie, pieles y cueros, lanas e hilados. O sea que de los principales 12 productos exportados diez tienen su origen en el campo, y para estar en ese ranking necesitaron que un agricultor o un ganadero hiciera su trabajo.

El dato anterior no sorprende a nadie que conozca mínimamente la realidad nacional. Nuestra matriz (y no sólo económica) está en la agropecuaria. Como país y sociedad necesitamos del campo y mucho de lo que somos se lo debemos a é. La pregunta es por qué una parte importante y quizá mayoritaria de nuestra sociedad vive como si no fuera así.

Hay países donde la agropecuaria es difícil de entender porque no la conocen, pero son los menos. Tal puede ser el caso de Qatar tan de moda por razones políticas y deportivas, levantado sobre la arena del desierto, pero incluso ese país que obtienen todo su potencial en el petróleo y gas natural sabe y seguramente reconoce lo importante que sería poder producir sus alimentos y ser autosustentable.

Sin embargo acá ocurre lo contrario: tenemos el campo, producimos materia prima de calidad, nos alimentamos con ella, la exportamos a países poderosos como Estados Unidos o China, también a destinos lejanos que a veces no sabemos bien donde están, y terminamos comportándonos como si todo pasara por la ciudad, principalmente por la capital.

Sabemos que el agro es importante, pero no somos conscientes de que realmente lo es. Ese es un fenómeno que nos pasa a nosotros en Uruguay, pero también se ve en Argentina y Brasil, incluso en otros continentes, y en todos es difícil revertirlo.

Tal vez sea por aquello de que las cosas se valoran cuando no se tienen, una característica humana común para todas las nacionalidades y razas, pero no debemos conformarnos con eso. Corresponde al sistema educativo comenzar a cambiarlo en el sentido más amplio posible, pero para eso la educación no puede estar en soledad, necesitará del Ministerio de Ganadería y de todas las organizaciones, instituciones rurales y demás actores del país. No estoy pidiendo mucho, apenas que tengamos conciencia de lo que somos.

Fue lanzado el seminario sobre comunicación, campo y ciudad.

Fue lanzado el seminario sobre comunicación, campo y ciudad.

Pablo Perdomo (CAF) hizo un breve repaso de las acciones que vienen realizando las cooperativas, desde hace años, para fomentar la Conciencia Agropecuaria, destacó que es un tema que entre las cooperativas hay consenso sobre el gran desafío que implica.

El jueves 7 de abril se realizó el lanzamiento del Seminario “Comunicación, campo y ciudad”. La actividad estuvo destinada a comunicadores relacionados con el mundo agropecuario y fue organizada en el marco de un acuerdo entre Cooperativas Agrarias Federadas (CAF) y el proyecto Conciencia Agropecuaria de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

El seminario busca consolidar una red de comunicadores que desarrollan sus actividades en el marco de las instituciones agropecuarias del sector público y privado, para trabajar en la promoción de la Conciencia Agropecuaria. En esa línea, se propone generar un espacio de formación e intercambio de buenas prácticas y lecciones aprendidas en la temática, e identificar desafíos persistentes y posibles estrategias de abordaje, a través de tres instancias que se realizarán de forma concatenada, dos virtuales y una presencial.

En la mesa de autoridades participaron Fernanda Maldonado directora general del MGAP, Tito Díaz representante adjunto de FAO en Uruguay, Pablo Perdomo presidente de CAF y Gustavo Garibotto coordinador del proyecto Conciencia Agropecuaria. También, desde Roma y de forma virtual hizo una exposición sobre comunicación para el desarrollo Mario Acunzo, oficial técnico de FAO asignado al proyecto Conciencia Agropecuaria.

Durante la actividad, Fernanda Maldonado, hizo hincapié en la importancia que tiene la Conciencia Agropecuaria para el desarrollo del país con una visión de triple impacto, económico, social y ambiental. En este sentido, destacó que “es un concepto dinámico y hay elementos que día a día se van incorporando, lo ambiental, el cambio climático, mostrar como producimos, cuáles son las prácticas o el bienestar animal, hay un sin número de factores que debemos tener en cuenta a la hora de trabajar en la generación de Conciencia Agropecuaria y el desafío permanente que tenemos es el tema de la comunicación, hacia adentro de los actores de la agropecuaria y la comunicación hacia afuera con aquellos actores que no tienen un vínculo tan estrecho con la agropecuaria”. Para culminar la directora felicitó el esfuerzo que se está realizando, trabajando entre la institucionalidad pública y privada para abordar la temática.

Por su parte, Tito Díaz felicitó la iniciativa y destacó al Uruguay como un ejemplo “Uruguay es un país de referencia con relación al valor que le dan al campo, eso no se da en muchos países, en los que el sector agropecuario sigue siendo secundario y aquí en Uruguay es claramente una prioridad como sector” además agregó que con relación al enfoque de comunicación para el desarrollo que tiene el proyecto “el papel de los comunicadores y periodistas manteniendo el contacto con el agricultor, el ganadero o quien esté produciendo es fundamental”.

También resaltó el rol que desempeñan las cooperativas en nuestro país. “Uruguay tiene una tradición y un reconocimiento en sus cooperativas, lo cual genera un impacto grande en las políticas públicas. El hecho de que las organizaciones de productores tengan ese respaldo es muy importante porque les permite llegar a las políticas públicas y acceder a los mercados y los consumidores”, dijo.

Por otro lado, Pablo Perdomo hizo un breve repaso de las acciones que vienen realizando las cooperativas, desde hace años, para fomentar la Conciencia Agropecuaria, destacó que es un tema que entre las cooperativas hay consenso sobre el gran desafío que implica y que es necesario trabajar de forma consistente y en conjunto. “Se requiere un trabajo sostenido y de puertas abiertas para con todos, apostamos a que este seminario contribuya a generar un espacio de trabajo colaborativo y permanente entre los comunicadores y el sector agropecuario, por lo tanto, insisto en que este es un trabajo que debemos hacerlo entre todos”.

Para terminar Gustavo Garibotto, enfatizó en la importancia de que este tema se venga abordando hace años y en el aporte que cada etapa va generando en un acumulado, un proceso de largo plazo como política de Estado, además recalcó que es un tema que nos involucra a todos los uruguayos. “Esto en definitiva es un proyecto de comunicación, en el sentido más amplio del término y por tanto no es solo una cuestión de comunicadores, que si son actores fundamentales pero es una cuestión que nos involucra a todos como sociedad, en la cual podamos identificarnos con lo agropecuario pero también con la ruralidad y que es un poco la seña de identidad que tiene el país, el Uruguay es un país agropecuario, lo ha sido, lo es y lo será, y eso no implica negar otras actividades económicas, por el contrario implica la retroalimentación constante”.

Además, agregó el concepto de los sistemas agroalimentarios sostenibles como fundamental para el desarrollo del país. “Y yendo al concepto de los sistemas agroalimentarios entendemos que esto es una cadena que nace en un productor y que termina en un consumidor y la disposición final de los residuos de ese proceso y entre medio están todos esos actores que formamos parte íntimamente y si uno se detuviera un minuto a pensar que cada mañana consumimos productos de origen agropecuario y que esos producto implican una enorme cadena que hay para atrás, que estamos garantizando como país la inocuidad de nuestros alimentos, la sustentabilidad ambiental y de la cual depende la riqueza de nuestro país, vamos a advertir que la Conciencia Agropecuaria está”.

Fuente CAF.

Pin It on Pinterest