Todos los tipos de proteína -cárnica y sus nuevas alternativas – crecerán.

Todos los tipos de proteína -cárnica y sus nuevas alternativas – crecerán.

Jaume Planella de Noel Alimentaria: “La demanda de carne va a seguir creciendo, pero en este crecimiento hay oportunidades interesantes para la proteína alternativa”.

Jaume Planella, director corporativo de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación tecnológica) de la española Noel Alimentaria dijo que “la demanda de carne va a seguir creciendo, pero parte de ese crecimiento ofrece oportunidades interesantes para la proteína alternativa”.

Noel Alimentaria es una empresa cárnica con 82 años de existencia que desde 2016 incursiona en los productos vegetales sin abandonar su producción tradicional. En su filosofía está no querer cambiar ni convencer a nadie de qué consumir, pero sí ofrecer opciones para todos los gustos.

La afirmación Planella la hizo en el Primer Foro Nacional de Proteína Alternativa realizado en Barcelona (España) bajo la organización de la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic).

Se estima que la demanda de carne siga creciendo y por tanto que todos los sectores cárnicos también continúen creciendo pero en este crecimiento hay oportunidades interesantes con gente que va a dejar de comer o va a reducir su ingesta de carne, oportunidades para las proteínas alternativas y siempre habrá quienes se pase de un sector a otro”, dijo Jaume al intervenir en el Foro, informó la revista Cárnica.

Atendiendo esos desafíos, “Noel apuesta de forma muy convincente en lo que es la innovación tanto en el tema cárnico pero también innovamos diversificando y tenemos división de pizzas, división de líquidos y semisólidos, innovamos también en comida preparada y también en proteínas alternativas”.

“LA CARNE, LOS INSECTOS, LA FERMENTACIÓN, TODAS SON PROTEÍNAS VÁLIDAS”.

Para Noel “la parte cárnica es importante y juega un papel destacado de sostenibilidad”, pero también “consideramos que los insectos, la fermentación, todas son proteínas válidas” por lo que su apuesta es la de “buscar un equilibrio y diferentes caminos para llegar a una alimentación sostenible”.

Con esa filosofía, en 2016 Noel Alimentación lanzó la primera charcutería vegetariana. En 2017, sus similares a hamburguesas pero cien por ciento veganas. En 2019 empezaron con la gama planted-based y este año comenzó a incursionar con la marca Verday, que agrupa toda la gama y donde se añaden productos curados tradicionales como chorizo, salchichón e introducen nuggets.

“Verday es una marca dentro del paraguas de Noel y no estamos renegando de nada”, subrayó.

No pretendemos cambiar a nadie. No pretendemos inducir a nadie a nuevas decisiones, lo que hacemos es ofrecer un abanico de productos donde el consumidor de carne, si quiere continuar con carne puede continuar y si quiere una opción diferente pueda encontrarla en nuestra propuesta planted-based”, concluyó. Cabe señalar que la revista Cárnica, fuente de esta nota, fue media partner del Foro.

La tecnología sin límites: empresa israelí crea producto vegetal similar a la carne con impresora 3D.

La tecnología sin límites: empresa israelí crea producto vegetal similar a la carne con impresora 3D.

¿Qué tiene de carne un producto a base de soja, arvejas, garbanzos, remolacha, levaduras nutricionales y grasa de coco, que se genera en una impresora 3D?

Hébert Dell’Onte | Las impresoras 3D hacen de todo, un reciente informe difundido por un canal de televisión de Montevideo dijo que en varios países de Europa se incrementa la incautación de armas fabricadas bajo esa modalidad.

La fábrica de armas con impresoras 3D no es nueva, pero ahora se están popularizando. Esta tecnología permite fabricar todas las piezas de un arma en menos de 40 horas, y el ensamblaje es de solo 15 minutos. Estamos hablando de pistolas, fusiles y rifles. Armas potentes.

Recientemente Islandia y España han detenido personas con este tipo de armas en su poder. Es realmente preocupante, porque si el control de armas convencionales parece ser dificultoso o imposible, mucho más lo será a partir de las impresoras 3D.

Los tres párrafos anteriores eran para referenciar que el avance de la tecnología no tiene límites, todos sabemos eso, pero es bueno recordarlo con ejemplos concretos.

Hay más ejemplos. Igual o más increíbles que el anterior, por ejemplo, las impresoras 3D también son capaces de reproducir un producto para consumo humano, similar a la carne.

Una empresa de origen israelí trabaja en eso y ya ha vendido cortes impresos. Parece increíble, pero es real.

¿Probarías un bife hecho en una impresora 3D?, se preguntó el sitio web Bichos de Campo en un artículo publicado el 17 de octubre a partir de un reporte de Reuters.

¿Es posible imprimir alimentos?, y ¿con qué propiedades, con qué sabores, con qué textura, con qué aroma? Las preguntas que surgen son muchas, todas válidas y solo el tiempo podrá responderlas.

“Quizás solo sea cuestión de comenzar a ver estos productos en las góndolas de nuestros supermercados de barrio, algo que los consumidores europeos ya están experimentando de la mano de una startup israelí”, explica dice el artículo de Bichos de Campo, y agrega que “se trata de Redefine Meat, una empresa que en 2021 comenzó a fabricar cortes enteros” de productos imitación carne “a base de plantas, producidos a partir de impresoras 3D”.

FALACIAS DE UN PRODUCTO VEGETAL GENERADO EN UNA IMPRESORA.

Citando a Reuters agrega: “La mezcla base de esta ‘carne’ está hecha a partir de proteína de soja y arvejas, además de garbanzos, remolacha, levaduras nutricionales y grasa de coco, que a través de las boquillas de la impresora forma la pieza en cuestión, imitando la apariencia de un bife tradicional”.

Como se ve, de carne no tiene nada, es bueno establecerlo categóricamente. Sin embargo, el cofundador y presidente ejecutivo de Redefini Meat, Eshchar Ben-Shitrit, dijo a Reuters que lo que ellos imprimen es carne: “Nuestro producto es carne, tiene los mismos atributos, solo que se fabrica de una manera diferente”.

En fin, habría que preguntarle a qué atributos refiere y dónde está el origen animal. No sabrá responder, aunque seguramente insistirá en el engaño.

Eshchar Ben-Shitrit argumentó: “El hecho de que nuestros productos ahora los venda Giraudi Meats, las mismas personas que venden carne de alta calidad, demuestra que no se trata de productos veganos de compromiso”.

La afirmación anterior carece de sustento y no resiste el menor análisis. No porque algo se venda donde hay carne, tiene que ser carne. La biología no encontrará rastro alguno que pueda dar a una mezcla de vegetales la condición, ni las propiedades de la carne, aunque la fabricación adquiera su aspecto y se venda en prestigiosas tiendas europeas.

EXPANSIÓN EUROPEA.

Redefine Meat y el importador cárnico Giraudi Meats llegaron a un convenio por el cual esos productos ya están en Alemania, Países Bajos y Gran Bretaña, con planes de llegar a Francia, Italia, Grecia y Suecia.

Está bien que expandan sus productos, pero es inmoral engañar al consumidor diciendo que venden algo que en realidad no es.

ROBOT HUMANOIDE.

No quiero dejar de mencionar, también como avance tecnológico y al pasar, que en Dubai se está exhibiendo un robot humanoide con cara y gestos humanos. No tengan duda de que, en poco tiempo, en algunos años quizá, a alguien se le ocurrirá humanizarlos y legislar en defensa de sus derechos, equiparándolos con las personas de carne y hueso.

Foto de Reuters.

Brasil busca reglamentar y prohibir el uso del término carne en productos que no lo son.

Brasil busca reglamentar y prohibir el uso del término carne en productos que no lo son.

Dado que estamos viendo un ataque contra la proteína animal (carne), es bueno recordar que los productos vegetales (¿carne?) pasan por varios procesamientos que lo hacen dañino para la salud.

Hébert Dell’Onte | Brasil trabaja en una propuesta de regulación del mercado de productos de origen vegetal en el que se ha producido una reestructuración después de que el actual ministro de Agricultura, Marcos Montes, haya pedido la prohibición del uso de términos como “carne, leche, hamburguesa y queso” para aquellos alimentos que no son de origen animal.

En agosto de 2022, Montes envió documentación a los ministerios de Sanidad y Justicia en las que solicitaba la “restricción urgente de las etiquetas y marcas que utilizan indebidamente el nombre de productos tradicionales de origen animal en productos de origen vegetal”.

El texto dice que “utilizar los mismos nombres para designar productos vegetales, que tienen características diferentes y valores nutricionales distintos, induce a error al consumidor”.

Ministro Marcos Montes | Brasil.

Para el ministro, el consumidor puede “pensar que está adquiriendo un producto conocido con las mismas características, lo que no es cierto”, publicó el diario Valor.

A su vez, el Ministerio de Agricultura brasileño elaboró un documento técnico en el que destaca la necesidad de restringir el uso de términos tradicionales en los productos de origen vegetal, aunque vayan acompañados de las expresiones como “a base de plantas” o “producto vegano”. Se critican denominaciones como “crema de arroz”, “queso vegano” o “manteca de coco”.

LA CARNE TRAJO A LA RAZA HUMANA HASTA 2022, CON MÁS INTELIGENCIA Y ESPERANA DE VIDA.

El sábado 15 de octubre, radio Itatatia (Belo Horizonte, estado de Minas Gerais) difundió un reporte en el que refiere al “enfrentamiento” o “nuevo choque” entre el sector de producción de carne de vacuno y el sector de productos que imitan la carne a base de vegetales.

“El crecimiento de este segmento (productos vegetales) es vertiginoso y merece apoyo y respeto como cualquier producto de calidad que llega al mercado, ya sea alimentario o de utilidad pública en general”, expresó la emisora, y continuó: “El mercado es libre, pero el respeto en el marketing, la publicidad y el marketing se hace necesario. Hay espacio para todos, ¡olvídate del sello! (carne o carne vegetal)”.

“Dado que estamos viendo un ataque democrático contra la proteína animal (carne), es bueno recordar que la proteína vegetal (¿carne?) pasa por varios procesamientos. Por lo tanto, es interesante leer su composición y origen con mucho cuidado. Generalmente, tienen la adición de azúcar, sal, aditivos químicos y sintetizados para su conservación y sabor, totalmente a diferencia de la carne fresca”, advirtió.

En otro pasaje agrega: “El comportamiento del mercado que aparece a velocidad y muchas veces matizado, puede no querer descalificar lo que la gente ya consumía desde el período anterior a Cristo: los productos de origen animal que alimentaron y fortalecieron a miles y miles de millones de personas nos traen al año 2022, cada vez más con inteligencia, salud y cada vez más a largo plazo”.

Y no es sólo lo que se consumía desde antes de Cristo, sino que “el hombre nunca ha vivido tanto y con tanta calidad de vida como ahora en comparación con nuestros antepasados”.

Una observación obvia de radio belohorizontina es que “la carne son los músculos que forman parte del cuerpo animal, y que no se puede confundir con la proteína vegetal” porque “el tronco de un árbol o las hojas no tienen carne”.

Sin embargo “la mayoría de los productores veganos llaman a la proteína vegetal carne vegana, queso vegano, huevo vegano, etc. Simplemente no entiendo por qué no dar la denominación correcta si el producto que viene es para combatir la carne” sobre la cual algunos hablan muy mal.

El planteo de radio Itatatia es básico y obvio: Si los productos vegetales llegaron para salvarnos de la carne que dicen es dañina, ¿no sería mejor tener un nombre alternativo en lugar de confundirse con él?

Comisión de Agricultura de Chile: Solo se llaman “carne” los productos de origen animal.

Comisión de Agricultura de Chile: Solo se llaman “carne” los productos de origen animal.

La Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de Chile aprobó una iniciativa que define la utilización del término carne para productos de origen animal, sean hamburguesas, chorizos o salchichas.

Chile | Los diputados de la Comisión de Agricultura aprobaron el proyecto que regula la utilización del término carne. Se pretende prohibir catalogar bajo dicha denominación a un producto comestible que no sea de origen a animal.

El texto había ingresado en abril de 2019 y recién se aprobó a nivel de comisión. La norma propuesta establece que con la denominación de “carne” se entiende la parte comestible de los músculos de los animales de abasto como vacunos, ovinos, porcinos, equinos, caprinos, camélidos y de otras especies aptas para el consumo humano, según un comunicado de Diputados.

La sesión parlamentaria aprobó una indicación que limita el uso de otros conceptos alimenticios. Las palabras hamburguesas, chorizos, salchichas, entre otros, no pueden ser utilizadas para productos que tengan mayor proporción de productos de origen vegetal que cárnica.

NO A LA “CARNE VEGETAL”.

La aprobación significó desechar otra propuesta que autorizaba a catalogar como carne a productos de origen vegetal que especifiquen claramente su origen y composición. Este proyecto señalaba que el etiquetado debía precisar que el producto no era de origen animal.

La diputada Consuelo Veloso, autora de este segundo proyecto en minoría lamentó no tener los votos y reconoció que la mayoría de la población chilena no es vegetariana.

Tras la votación de la propuesta, el proyecto pasa de la Comisión de Agricultura a la Sala de Diputados para ser debatido y votado en el plenario. En la foto Cámara de Diputados de Chile.

JBS cierra su startup de proteínas alternativas.

JBS cierra su startup de proteínas alternativas.

Otras compañías de proteínas tradicionales se han aventurado en la categoría alternativa en los últimos años, pero algunas ahora están reconsiderando su posición.

JBS USA anunció que cerrará su filial de la unidad de negocio de proteína alternativa apenas dos años después de su lanzamiento. La noticia fue reportada por Denver Business Journal el sábado 1° de octubre.

La unidad Planterra Foods es fabricante de proteínas de origen vegetal que lanzó la marca “OZO” en Kroger durante el verano de 2020. El cierre de la startup dejará inactiva una planta industrial de más de 17.000 metros cuadrados, ubicada en Denver.

En una declaración a Food Navigator (sitio web de noticias y análisis sobre el desarrollo de alimentos y bebidas) la responsable de comunicaciones de JBS, Nikki Richardson, dijo que la compañía sigue creyendo en los alimentos vegetales: “Seguimos creyendo en el potencial de las opciones basadas en plantas para los consumidores y seguimos comprometidos con el mercado de proteínas alternativas”.

Además aseguró que “JBS se centrará en sus esfuerzos en sus operaciones basadas en plantas en Brasil y Europa, que continúan ganando cuota de mercado y expandiendo sus respectivas bases de clientes”.

Respecto a los empleados que trabajan en la planta que cerrará sus operaciones y que suman 120, Richardson comentó que se está negociando “con la fuerza laboral para darle oportunidades de empleo en otras ubicaciones de JBS”.

CAÍDA DE VENTAS DE PRODUCTOS ALTERNATIVOS A LA CARNE.

Farm Journal publicó que durante 2021 las ventas de proteínas alternativas se han desacelerado significativamente, y los analistas del mercado notaron disminuciones considerables en dólares y volumen en el segmento refrigerado.

Al segmento de congelados le ha ido mejor, pero Food Navigator informó que los productos frescos a base de plantas no ofrecían los mismos tipos de giros o rentabilidad para los minoristas que la carne convencional.

Otras compañías de proteínas tradicionales se han aventurado en la categoría alternativa en los últimos años, pero algunas ahora están reconsiderando su posición.

En ese sentido, después de una disminución del 18,2% en las ventas basadas en plantas en el segundo trimestre de 2022, el CEO de Maple Leaf Food, Michael McCain, dijo se esperaban resultados positivos, pero “eso no se materializó… y ya no creemos que se materialice”. McCain y otros ejecutivos de la compañía creen que las proyecciones para las alternativas de las carnes eran demasiado ambiciosas.

Pin It on Pinterest