El jueves terminó con reportes de guerra en Oriente Medio y el Brent lo sintió.

El jueves terminó con reportes de guerra en Oriente Medio y el Brent lo sintió.

Al comenzar el viernes el barril Brent se ubicó en US$ 90,11 con corrección a la baja.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Al cierre de la edición del viernes 19 de abril de Todo El Campo, el petróleo se mostró volátil debido a las tenciones en Oriente Medio, con reportes de guerra llegados desde aquella parte del mundo. Israel atacó a Irán y el barril de petróleo sintió el impacto con una primera reacción al alza: el West Texas Intermediate subió 3,66% a US$ 85,76, y el Brent (mar del Norte) lo hizo 3,44% a US$ 90,11, seguido de leve descenso.

La agencia AJN (israelí) informó que Israel confirmó el ataque a Irán en la madrugada del viernes. Según dos funcionarios de defensa israelíes y tres funcionarios iraníes, los ataques se dieron y alcanzaron una base aérea militar cerca de Isfahán., una importante ciudad iraní ubicada a 400 km de la capital Teherán.

AFP por su parte difundió que la televisión estatal iraní dio cuenta de “fuertes explosiones” escuchadas cerca de la ciudad de Isfahán, en el centro del país, y citando a la agencia iraní Mehr informó que Teherán suspendió vuelos sobre varias ciudades.

En medio de una situación muy delicada y de alta tensión, el petróleo se disparó, pero en la primera hora de del viernes tuvo un leve descenso.

A la hora 01.25 el Brent estaba en US$ 89,13 como se ve el siguiente gráfico de Investing.

Evolución del Brent hasta las 01.30 del viernes 19/04/2024.

Una hora más tarde, a las 02.30 horas, luego de algunas fluctuaciones se ubicó en US$ 89,06 (siguiente gráfico de Investing).

Evolución del Brent hasta las 02.30 del viernes 19/04/2024.

La evolución continuará en las próximas horas con una volatilidad difícil de pronosticar, pero el ataque como empezó terminó, todo según reportes de varias agencias, y el país islámico volvió a liberar el espacio aéreo, lo cual ya es una señal de cierta (y tensa) tranquilidad.

Petróleo Brent, entre la tendencia al alza y los empujes a la baja.

Petróleo Brent, entre la tendencia al alza y los empujes a la baja.

Los conflictos podrían agravarse en cualquier momento incidiendo negativamente en el precio del barril.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | Aún estamos en la primera parte de abril y es difícil saber cómo evolucionará el barril del petróleo Brent hasta fin de mes, pero la tendencia es al alza. La semana comenzó arriba de US$ 90, valor al que no llega desde octubre de 2023, y algunos observadores y operadores apuestan que con el paso de los días podría ascender a US$ 100.

La realidad es que todo es posible. Los atentados en la zona del mar Rojo son un foco caliente de empuje del precio, pero las conversaciones sobre una posible tregua en la guerra Israel-Hamas es un factor bajista. El tiempo dirá.

Un artículo de Bloomberg publicado el lunes 8 señala que los futuros del Brent han superado el umbral clave de US$ 90 por barril a medida que indicadores críticos emiten cada vez más señales alcistas.

El aumento de los precios generales (este año el Brent subió 18%) ha sido impulsado por la combinación de tres factores: oferta limitada por decisión de la OPEP+ (Organización de Países Exportadores de Petróleo ampliado), una demanda sólida y riesgos geopolíticos más amplios, especialmente en Medio Oriente.

Félix Fuentes, operador y analista, escribió en Investig.com que la razón “más importante” que explica el aumento del Brent es “el aumento de las tensiones geopolíticas” en Medio Oriente, porque desde esa región sale casi un tercio del petróleo mundial, “un botín que podría verse comprometido si el conflicto actual se extiende a otros países”.

Además, agrega Fuentes, “cada vez es más probable que se produzca una grave escalada entre Israel e Irán” por lo que “algunos bancos han elevado recientemente sus previsiones”, es el caso de JPMorgan que “afirma que el crudo de referencia, el Brent, podría alcanzar los US$ 100 el barril”.

Ahora bien, si el factor que más incide en la suba del petróleo es el aumento de las tensiones geopolíticas en Medio Oriente, cualquier paso que se de para descomprimir es una buena noticia para los países importadores.

El domingo 7, cuando se cumplieron 6 meses del atentado de Hamas, Israel anunció que retirará sus tropas del sur de Gaza. La medida no implica el fin de la guerra y hay que ver si se concreta en este mundo tan cambiante, pero lo que finalmente haga Israel incidirá en un sentido u otro sobre los indicadores internacionales.

La mala noticia es que el vínculo de Israel con Irán sigue siendo muy malo.

UCRANIA Y SU ACCIÓN SOBRE REFINERÍAS RUSAS.

Un capítulo aparte merece las acciones bélicas de Ucrania contra refinerías y oleoductos de Rusia.

Los reportes de la guerra informaron que hasta el lunes 8 Kiev había centrado sus ataques en las refinerías de Rusia resultando que “el 15% de la capacidad de refinado ruso está inoperativa”, pero “un nuevo frente de tensión” se genera en el mercado petrolero con “los ataques a los oleoductos”. De esa manera Ucrania golpea el motor de la economía y la mayor exportación rusa, el petróleo y los refinados.

Reactivar las refinerías no es sencillo. Luego del último ataque ucraniano al oleoducto de Rostov, a más de mil kilómetros de distancia del frente de combate, Elina Ribakova, directora del Programa Internacional de la Escuela de Economía de Kiev, dijo a Euronews que los daños causados “generan mucho daño, y volver a poner en marcha las refinerías será increíblemente difícil. Dependen de tecnología sofisticada y de muchos componentes importados de gran tamaño”.

De todas maneras, hay que señalar que el 1° de marzo Rusia cerró todas sus exportaciones de combustibles hasta agosto, por lo que el efecto en la economía no será inmediato, tampoco tendría nada que ver con las alzas del crudo en estos días.

¿INFLACIÓN GLOBAL?

Concluyendo, cualquiera sea la razón por la que le petróleo sube, ese incremento a valores por encima de los US$ 90 y si toca o supera los US$ 100 es otra mala noticia para todo el mundo.

En Uruguay sabemos qué sucede cuando el petróleo sube (aunque el Ejecutivo hace un importante esfuerzo por mantener el precio). Un petróleo más caro puede llevar a combustibles más caros, y cuanto mayor será la suba del barril menores las posibilidades de Ancap para absorber parte del costo. Combustibles más caros encarece la producción y genera un espiral de encarecimiento que se traslada a todas las ramas de la actividad y se traduce en inflación, además de que nos quita competitividad.

Pero ese desencadenamiento de sucesos adversos en nuestra economía local se dará también en el mundo, porque todos los países de todos los continentes usan petróleo.

No se ve una escalada inflacionaria mundial de las dimensiones que registro 2022 con el inicio de la guerra luego de la invasión rusa a Ucrania, pero con un petróleo alto sin dudas que la habrá, y un mundo con inflación elevada (o moderadamente elevada, si vale el término) no ayuda a países como Uruguay, que necesitan vender lo que producen para asegurar ingresos de divisas que hagan funcionar la economía y la sociedad.

Foto de portada de Grant Durr | Unsplash.

Brent. Acuerdo de OPEP+ sobre la producción colocaría su precio entre 80 y 90 dólares a inicios de 2024.

Brent. Acuerdo de OPEP+ sobre la producción colocaría su precio entre 80 y 90 dólares a inicios de 2024.

Los ojos del mercado petrolero están pendientes de la decisión que la OPEP+.

Montevideo | Todo El Campo | Los países productores de petróleo que conforman la OPEP+ llegaron a un acuerdo respecto a cuánto crudo pondrán en el mercado lo que colocaría el valor del barril Brent entre US$ 80 y US$ 90 en el primer trimestre de 2024, según la consultora Tempos Energía.

En referencia a la reunión que mantendrán este jueves los países que componen la OPEP+, el director general de Tempos Energía, Antonio Aceituno, dijo que “lo natural” sería que Arabia Saudí “prolongase su recorte unilateral de un millar de barriles diarios hasta principios de 2024, junto con la merma de 300.000 barriles diarios en las exportaciones de Rusia”.

En este sentido, Aceituno ha dibujado un segundo escenario de cara a 2024, “menos probable” y en donde “Arabia Saudí se despreocuparía de los recortes, como ya hizo en 2020”.

En tal caso, las cotizaciones darían una respuesta contundente, con “una importante bajada llegando a tocar con los dedos los US$ 60 y US$ 65 por barril”.

LOS OJOS DEL MERCADO PETROLERO ATENTO A LA OPEP+.

Para el responsable de la consultora estratégica, los ojos del mercado petrolero están pendientes de la decisión que la OPEP+ tome de cara al próximo año y, en este sentido, ha recordado que la propia Agencia Internacional de la Energía prevé que los mercados mundiales volverán a tener un excedente de oferta en el primer semestre de 2024, “en medio de una dramática desaceleración del 60% en el ritmo de crecimiento de la demanda”.

Además, el experto ha apuntado que el consumo “aumentará sólo 930.000 barriles por día el próximo año, una vez agotado el rebote post pandemia y mediante la generalización de un uso de la energía cada vez más eficiente”.

No obstante, Rusia ha presupuestado el precio del Ural, su petróleo insignia, en 53,36 dólares por barril este año, “lo que tenderá a favorecer los actuales objetivos de producción de petróleo de la OPEP+ mientras que este se mantenga entre 75 y 90 dólares”, ha añadido Aceituno.

Desde la consultora energética han apuntado a varios ‘players’ del mercado del crudo internacional que condicionarán las variaciones en el precio de esta materia prima a corto plazo, destacando las perspectivas a largo plazo de China, “las cuales siguen siendo tibias”.

“Los mercados del gigante asiático revelan que el crecimiento de la demanda de petróleo podría debilitarse alrededor del 4 por ciento en el primer semestre de 2024, ya que la crisis del sector inmobiliario pesa sobre el uso de diésel”, ha subrayado.

Por otro lado, la consultora energética ha señalado la “irrupción” de Estados Unidos, cuya producción de crudo se mantuvo estable cerca de un máximo histórico de 13,2 millares de barriles diarios, habiendo aumentado este año entre 700.000 y 800.000 barriles diarios más de lo esperado inicialmente.

“Un panorama en el que, además, los suministros iraníes se han recuperado a medida que Estados Unidos ha relajado la aplicación de sanciones, esperando aumentar la producción a 3,6 millares de barriles diarios en 2024 y 4 millones en 2025, a partir del bombeo actual de 3,10 millares de barriles diarios”, han matizado.

Por último, desde Tempos Energía han incidido en que, “en este panorama internacional, cobra especial importancia la situación de Rusia, país que inició los recortes voluntarios y que ya ha dado marcha atrás a parte de su último recorte de suministro, teniendo en cuenta que su producción de crudo aumentó en 20.000 barriles diarios en octubre intermensual, hasta 9,45 millares de barriles diarios”.

 Artículo de World Energy Trade.

Medio Oriente. Los desafíos geopolíticos ponen el vilo al mercado mundial del petróleo.

Medio Oriente. Los desafíos geopolíticos ponen el vilo al mercado mundial del petróleo.

Lo que sucederá de ahora en más, luego del ataque terrorista de Hamás a Israel, sigue siendo muy incierto.

Montevideo | Todo El Campo | El fuerte aumento del riesgo geopolítico en Medio Oriente pone en vilo a los mercados petroleros estrechamente equilibrados, señala Agencia Internacional de Energía (AIE) en su último boletín.

El documento que llegó a la redacción de Todo El Campo se hace eco de la delicada situación en esa zona del mundo, con una “repentina escalada del riesgo geopolítico”, en una zona “que representa más de un tercio del comercio marítimo de petróleo del mundo”.

Lo que sucederá de ahora en más, luego del ataque terrorista de Hamás a Israel, “sigue siendo muy incierto”.

El último informe mensual sobre el mercado petrolero de AIE señala que el conflicto en rápido desarrollo “se produce en un contexto de mercados petroleros estrechamente equilibrados”, algo respecto a lo cual la Agencia ha advertido durante muchos meses.

En setiembre el precio del barril había subido a casi US$ 98, luego de que Arabia Saudita y Rusia confirmaran los recortes productivos hasta fin de año, y cuando los inventarios de petróleo crudo y destilados cayeron a niveles excepcionalmente bajos.

Al comenzar octubre los futuros del Brent cayeron más de US$ 12 el barril, cosa que Todo El Campo informó.

La AIE añade: “El golpe a la demanda fue aún más sustancial en muchas economías emergentes y en desarrollo, donde el aumento de los precios del combustible se vio amplificado por el fortalecimiento del dólar estadounidense y la eliminación de subsidios”. “Sin embargo, el crecimiento de la demanda ha continuado a buen ritmo en China, India y Brasil, lo que respalda nuestro pronóstico de que la demanda mundial de petróleo aumentará en alrededor de 2,3 millones de barriles por día este año”, finaliza.

Foto: Transparente.

Ataque terrorista de Hamas genera temor en el mercado e impulsa los valores del Brent.

Ataque terrorista de Hamas genera temor en el mercado e impulsa los valores del Brent.

Analistas internacionales piden cautela a la hora de analizar e informar, porque aún no se sabe que rumbo tomará el petróleo; en realidad nadie sabe qué sucederá en la Franja de Gaza.

Hébert Dell’Onte Larrosa | Montevideo | Todo El Campo | El sábado 7 escribíamos en Todo El Campo que en los primeros días del mes el petróleo Brent había tenido una importante baja en sus valores, la mayor caída de precios desde marzo pasado, cerrando en el entorno de los US$ 84 el barril luego de llegar a los US$ 96.

La baja se debió a la dinámica del mercado y una encadenada red de hechos internacionales, aparentemente inconexos. Pero lo que parecía un alivio para las economías de los países importadores de ese commoditie rápidamente cambió luego del ataque terrorista de Hamas a Israel y el valor saltó acercándose a los US$ 90.

Analistas internacionales piden cautela a la hora de analizar e informar, porque aún no se sabe que rumbo tomará el petróleo porque en realidad nadie sabe qué sucederá en la Franja de Gaza.

Ipek Ozkardeskaya, analista del grupo bancario suizo Swissquote Bank, dijo que “es difícil predecir la magnitud de la acción de precios en respuesta a los choques políticos”.

Agregó que “la escalada de las tensiones ha generado una ola de pánico en los mercados financieros”, y comentó el “temor” de “una posible represalia contra Irán” lo que constituiría una amenaza para los buques petroleros “a través del Estrecho de Ormuz”, cambiando “la retórica del mercado de una potencial desaceleración de la demanda mundial de petróleo a una oferta mundial ajustada”.

Mientras tanto, el lunes llegaron a Israel las primeras ayudas de Estados Unidos, lo que se debe no solo a la amistad entre ambos países, sino porque como el propio presidente Joe Biden lo dijo este lunes, al menos hay once estadounidenses muertos y otros pueden estar secuestrados.

Cabe aclarar, que el Estrecho de Ormuz mencionado por Ozkardeskaya está controlado por Omán, Emiratos Árabes e Irán, y que es un pasaje clave para buena parte del petróleo global.

¿ESCALDA INTERNACIONAL?

La presencia de Estados Unidos no es un dato menor, dado que la zona de conflicto tiene muchos actores antioccidentales, y particularmente antiestadounidenses. Es el caso de Irán, de quien se ha informado que apoya el accionar de Hamas, aunque negara su participación.

“No hay que olvidar que Teherán ha apoyado a grupos islamistas que se oponen a Israel” dice un artículo publicado en la cadena alemana Deutsche Welle (DW), y si bien negó haber participado en el ataque de “forma directa, el rol de Irán podría crear un conflicto regional de mayor alcance y más peligroso”.

Pin It on Pinterest