La cadena arrocera generó fuentes laborales genuinas.

La cadena arrocera generó fuentes laborales genuinas.

En un año con un rendimiento destacado, el arroz generó un incremento del 19% en los puestos de trabajo “en toda la cadena”.

Terminó la cosecha de arroz 2021-22 con resultados destacados según el informe de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA).

El área dedicada al cultivo se recuperó en un 15% y fue de 163.800 hectáreas.

El rendimiento promedio por hectárea se ubicó en 9.230 kilos por hectárea (184 bolsas de arroz sano, seco y limpio).

El total producido fue el mayor de la última década.

Producción por departamento: Treinta y Tres, 36% del total; Rocha 23%; Cerro Largo 17%; Artigas 14%; Tacuarembó 4%; Rivera 2%; Lavalleja 2% y Salto 2%.

En la recta final, el arroz completó el 91% de la cosecha.

En la recta final, el arroz completó el 91% de la cosecha.

La Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) informó sobre el avance de la cosecha arrocera que está próxima a llegar a su finalización ya que el 91% del área sembrada fue rocogida.

La del norte es la zona que mantuvo una ventaja permanente frente al centro y el este, y también es la primera en completar la cosecha. El área este tiene una cosecha del 93% según el último reporte; y el centro lleva cosechado el 78% del área.

El total del área sembrada en el país fue de 163.800 hectáreas.

En la recta final “de la cosecha de arroz, en general las labores se vieron frenadas parte por días feriados y parte por las precipitaciones ocurridas en la semana” informó ACA en un comunicado.

Imagen de Arroz en fotos.

Arroz. Fue determinado el precio de la bolsa para la zafra 20/21.

Arroz. Fue determinado el precio de la bolsa para la zafra 20/21.

Es el precio para la zafra 2020/2021. ACA y los molinos arroceros acordaron el jueves 21.

La Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) informó sobre el “precio definitivo” de la bolsa de 50 kilos En US$ 12,25

“Como resultado de la negociación del precio definitivo correspondiente a la zafra 2020/2021” que llevaron a cabo ACA y los molinos arroceros resultó lo siguiente:

“Un crédito en la cuenta del productor de US$ 0,05 por bolsa de 50 kilos” del producto sano, seco y limpio para las variedades no americanes y un crédito de US$ 0,09 por bolsa para las variedades americanas, determinado por:

Precio definitivo US$ 12,25; variedad INIA Tacuarí US$ 13,29; crédito por devolución de impuesto US$ 0,54; y débito por el fondo de financiamiento y reconversión de la actividad arrocera, US$ 0,44. Todo por bolsa de 50 kilos sano, seco y limpio.

(Foto principal: Pedro Bonino).

Presidente de ACA cuestionó el aumento de la tasa de interés para combatir la inflación.

Presidente de ACA cuestionó el aumento de la tasa de interés para combatir la inflación.

La tasa aumentó hasta 8,5%, y el BCU anticipa nuevos incrementos “en la próxima sesión de mayo y se espera que en las siguientes reuniones este proceso continúe, buscando el objetivo central de alinear las expectativas de inflación al rango meta”.

Hébert Dell’Onte | La inflación es el nuevo desafío del equipo económico del Gobierno. Ese fantasma se extiende por el mundo entero por varias razones que, al ser globales, son difíciles de controlar. Por eso mismo, los ministerios de Economía y los bancos centrales no tienen muchas herramientas, pero deben hacer todo lo posible para controlarla.

Alfredo Lago, presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), escribió ayer en sus redes sociales personales algunos comentarios al respecto y destacó que con una inflación que crece por “factores exógenos” no se debería aplicar “acciones endógenas de corte tradicional, como aumentar tanto la tasa de interés”.

El productor comentó en su cuenta de Twitter que los bancos centrales deben tomar “acciones” para “incidir en la política monetaria” de sus países.

Una de las medidas “recurrentes aplicadas por estos en el mundo” es la de “aplicar subas en la tasa de interés para bajar inflación”, pero eso “pocas veces tiene el efecto buscado, lo que también es frecuente” que suceda, comentó.

La inflación en Uruguay es un problema que se arrastra desde “hace tiempo”, a un nivel “algo mayor a lo deseado”, agregó.

Cabe recordar que al momento actual la inflación de los últimos 12 meses a marzo es del 9,38%.

Ese crecimiento -escribió Lago- se da “por factores exógenos” que son “difícil” de achicar si se toman “acciones endógenas de corte tradicional, como aumentar tanto la tasa de interés”.

También advierte que “el mayor costo financiero va impactar negativamente, mayormente, en las pequeñas y medianas empresas, porque generará aumento de precios, al tener que repasar este mayor costo a lo que vende y/o produce”.

“A su vez impacta negativamente en la tasa de cambio. Lo que es igual a pérdida de competitividad de los sectores exportadores”.

LAS CAUSAS EXÓGENAS, LA SITUACIÓN LOCAL Y ANUNCIO DE NUEVO AUMENTO.

La medida endógena a la que refiere Lago es que el jueves 7 de abril el Banco Central del Uruguay decidió incrementar la tasa de interés en 125 puntos básicos hasta 8,5%.

Como la propia entidad bancaria lo explica, esa decisión se tomó por causas exógenas como “el conflicto Rusia-Ucrania que ha profundizado las presiones inflacionarias con una significativa suba en el precio de los commodities, que constituyen un impacto adicional a la inflación mundial más alta de los últimos 40 años”. También señala que “la FED inició un ciclo al alza de su tasa referencial ante el persistente aumento de expectativas de inflación en 2022”.

En lo local “la economía se expandió 4,4% en comparación al año previo”, con un empleo que “se mantiene relativamente estable en el nivel previo a la pandemia y la tasa de desempleo en niveles reducidos”.

Con ese panorama, todo indica “las expectativas de los agentes (sobre la inflación) continúan fuera del rango meta. La incertidumbre respecto a la duración del shock externo es importante. Las expectativas de los analistas y de los mercados financieros a 24 meses se ubican en torno a 7%, mientras que las expectativas de empresarios continúan en 8%”.

Ante ese paquete de situaciones, el BCU optó por lo que Lago define como “acciones de corte tradicional” como aumentar la tasa de política monetaria en 125 puntos básicos hasta 8,5%.

A su vez “se anticipa un nuevo aumento de la tasa de interés en la próxima sesión de mayo y se espera que en las siguientes reuniones este proceso continúe, buscando el objetivo central de alinear las expectativas de inflación al rango meta”.

Como lo expresan los rostros en la fotografía oficial difundida por el BCU, el panorama no es fácil. Nunca es sencillo controlar la inflación, menos cuando las tensiones se generan en todo el mundo y nosotros estamos metido en él.

En la fotografía del BCU (de izquierda a derecha): Washington Ribeiro (vicepresidente), Diego Labat (presidente), Ignacio Berti (director), Gerardo Licandro (gerente de la Asesoría Económica), Débora Sztarcsevszky (gerenta del Área Secretaría General), Leonardo Vicente (gerente de Política Monetaria), Adolfo Sarmiento (gerente de Política Económica y Mercados) y Juan Pedro Cantera (superintendente de Servicios Financieros).​

En 75 años de historia, “ACA nunca claudicó en buscar lo mejor para el sector, el producto y los productores».

En 75 años de historia, “ACA nunca claudicó en buscar lo mejor para el sector, el producto y los productores».

Lago: “ACA siempre llevó adelante sus cometidos, con mayor o menor dificultades, con gobiernos que entienden la actividad del sector primario y con gobiernos que no la entendieron nunca. Pero ACA nunca claudicó en buscar lo mejor para el sector, el producto y los productores”.

Hébert Dell’Onte | El 8 de febrero de 1947 se escribió la primer acta de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA). Con cuidada letra, como si supieran que estaban construyendo para la posteridad y marcando los primeros pasos de una institución protagonista del agro, se dejó estampado el comienzo de una historia que el martes pasado (8) cumplió 75 años, y que todos sentimos que hay mucho más camino para transitar.

Este martes, la institución realizó una celebración, en la que el presidente, Alfredo Lago, recordó a aquellos visionarios y pioneros que conformaron la primera comisión responsable de dirigir sus inicios.

Eugenio Topolanski fue el primer presidente, que desempeñó su tarea junto con Francisco Gigena, Alberto Morelli, Armando Laxalde, Ricardo León Martínez y Federico Radunz. Lago observó que “más de la mitad de estos apellidos pertenecen a familias que siguen en la actividad arrocera”.

Aunque redactado el mismo año de su fundación, el estatuto de ACA se aprobó dos años después, en 1949, con la firma de Luis Batlle Berres, entonces presidente, y Oscar Secco Ellauri que se desempeñaba al frente del Ministerio de Educación.

Ese estatuto fue modificado dos veces, y ahora se trabaja para una tercera actualización que “tiene que ver con la realidad virtual”, anunció.

LA FORTALEZA DE ACA.

Lago dijo que ACA es una “agremiación única” y tiene como asociados a “casi la totalidad” de los productores, lo que le da fortaleza. Pero eso no se da casualmente, sino que es consecuencia de “la amplitud de la representatividad que ha tenido la Asociación, que ha sabido interpretar las diferencias de los productores”.

A su vez, la Asociación “lleva adelante su tarea en base negociación, articulación y proposición. Somos una entidad históricamente proactiva (…), somos netamente buscadores de la hermandad y la integración” que incluye lo comercial, la investigación y lo financiero.

Más adelante mencionó algunos de los logros alcanzados en estos años: “El primero es el sistema de fijación de precios” de arroz, con un sistema único en el agro. En segundo lugar hizo referencia al relacionamiento con los gobernantes de todos los partidos y con todos los sistemas de gobierno que han pasado por el país. “ACA siempre llevó adelante sus cometidos, con mayor o menor dificultades, con gobiernos que entienden la actividad del sector primario y con gobiernos que no la entendieron nunca. Pero ACA nunca claudicó en buscar lo mejor para el sector, el producto y los productores”.

El desarrollo estructural del riego en el arroz “es envidiable para cualquier otro país agropecuario”, enfatizó, y en “la investigación somos un sector altamente eficiente en los niveles técnicos, agronómicos y productivos”.

INAUGURACIÓN DE LA COSECHA.

Por otra parte, ACA realizará la inauguración de la cosecha los primeros días de marzo, posiblemente en algún establecimiento de la zona de Río Branco.

Pin It on Pinterest